LA MISTERIOSA CIENCIA DE HERMES

la misteriosa ciencia de Hermes

La historia de la alquimia, tal como su sustancia, se encuentra difuminada entre los velos mistéricos del máximo conocimiento, sólo asequible a los más nobles; tomemos en cuenta que en un inicio el conocimiento no se diferenciaba de la religión, y es a través del inicio de la astrología que el hombre, al voltear los ojos al cielo,  comienza a intuir que hay un influjo sutil que relaciona lo que está sucediendo arriba, con lo que está sucediendo abajo, es decir, en su entorno; de esta observación, surge en él un intento de controlar o comprender estos influjos, en busca de algo más grande, que le supera y a lo que está sometido, mediante dos vertientes: una que busca la conexión con lo trascendente, que es la espiritualidad; otra que busca cuantificar el conocimiento para prever acontecimientos relacionados con la vida cotidiana, como los cambios estacionales y por último, una tercera que es el intento de manejar los influjos sutiles a través de rituales, que más tarde, se convierten en religión, a la que nos atrevemos a calificar como una espiritualidad tóxica, pues al ser conocidos estos procesos sólo por una élite con poder se «esclaviza» el espíritu de los hombres.

Leer más

LAS ANTIGUAS RUINAS DE MOHENJO-DARO

EL GRIAL DEL TAROT OS TRAE ESTA INFORMACIÓN LAS ANTIGUAS RUINAS DE MOHENJO-DARO

Mohenjo-Daro fue una importante ciudad de la antigua Cultura del Valle del Indo (entre el 3300 AEC al 1300 AEC), junto con Harappa fue uno de los primeros y más importantes asentamientos urbanos del mundo. 1Sus ruinas se encuentran en territorio del actual Pakistán. A pesar de que se desconoce su nombre antiguo, su nombre actual significa literalmente “montículo de la muerte“. Se piensa que fue construida durante el tercer milenio antes de nuestra era (entre el 2600 AEC y el 1800 AEC) a orillas del río Indo. Fue uno de los primeros y más importantes asentamientos urbanos del mundo, existente al mismo tiempo que las civilizaciones del Antiguo Egipto, Mesopotamia y Creta.

Las ruinas urbanas fueron encontradas entre 1920 y 1922 por sir John Marshall, el primer arqueólogo que describió la cultura del valle del Indo. Sus estudios fueron completados por otros investigadores como Wheeler, Marshall Mackay y Sahni, además de arqueólogos indios y pakistaníes a partir de 1960. En 1980 la Unesco declaró las ruinas de Mohenjo-Daro como Patrimonio de la Humanidad.

Ruinas arqueológicas de Mohenjo-Daro

Se estima que en su momento de mayor ocupación, Mohenjo-Daro contaba con 30.000 o 40.000 habitantes, algunos investigadores han llegado a los 200.000. La ciudad se encontraba cercada por murallas defensivas de ladrillo cocido, abarcaba 1 kilómetro cuadrado de extensión y comprendía 2 zonas: la ciudadela, que estaba sobre un montículo y en donde se encontraba el centro administrativo y quizás religioso; la “ciudad baja”, donde se agrupaban los barrios de artesanos, zonas residenciales, graneros y almacenes. Esta organización parece que es el resultado de una planificación urbana.

Civilización del valle del Indo

Las primeras excavaciones fueron realizadas en 1922 y es cuando se le logra dar importancia a esta civilización desde el punto de vista de perfección urbanista, como una sociedad perfectamente constituida. 2Fue la ciudad más desarrollada y avanzada del sur de Asia en su época, mostrando una ingeniería (con pozos, avanzados sistemas de desagüe y baños en las casas) y planificación urbana muy sofisticado para su época.

Mohenjo-Daro es es considerada junto con Harappa, como capitales gemelas de la civilización del Indo, en épocas anteriores a las invasiones arias en la región. Al igual que la cultura Sumeria, la cultura del Valle del Indo al parecer también surgió de repente, no se conoce lo que podrían ser huellas de una previa evolución antes de Mojenho-Daro y Harappa. La aparición de esta civilización sigue siendo un auténtico misterio pero también lo es su desaparición, atribuida inicialmente a la presencia de pueblos invasores de origen indoeuropeo.

Algunos estudiosos opinan que los sumerios (origen de la cultura Sumeria, extracto), establecidos en Mesopotamia, no tendrían un origen autóctono, sino que provendrían de Mohenjo-Daro. Esto resulta más que interesante, el hecho de que de alguna forma, Mohenjo-Daro y Sumeria estén relacionados, podría aclarar algunos aspectos de nuestros inicios como civilización en el planeta, claro está que también complicaría más las cosas, ya que los escritos Sumerios han provocado una “Alarma” mundial por su contenido, y los de Mohenjo-Daro no se quedan atrás.

Entre los muchos hallazgos realizados en Mohenjo-Daro uno de los más sorprendente fue la evidencia de un sistema de escritura, denominado proto-índico, que no ha podido ser descifrado. 3Naturalmente ese sistema de escritura representa una lengua, que tampoco ha podido ser descifrada. Aparentemente es de tipo ideográfica y silábica, pero no se corresponde con ninguna otra escritura de las mismas características exceptuando una sola, la que aparece en las tabillas rongo-rongo de la Isla de Pascua, distanciada tanto por miles de kilómetros geográficamente como por miles de años históricamente.

Leer más

LA HISTORIA SECRETA DE LOS SUMERIOS

LA HISTORIA SECRETA DE LOS SUMERIOS

Los Sumerios fueron habitantes de Sumeria, antigua región del Oriente Medio que formaba la parte sur de la antigua Mesopotamia, entre las planicies aluviales de los ríos Éufrates Tigris. La región de Mesopotamia, nombre griego que significa “Entre los ríos”, comprendía distintas regiones como Sumeria al sur, Acad en el centro y Asiria en el norte. De acuerdo a las investigaciones, en la Baja Mesopotamia existieron asentamientos humanos desde el período Neolítico (6700- 6500 AEC) y Calcolítico (5500 – 5000 AEC),  El Obeid (5000 – 4000 AEC), Uruk (4000 – 3200 AEC) y Yemdet Nasr (3200 – 3000 AEC). En muchas ciudades de esta civilización, se han hallado muchos objetos y documentos antiguos que testimonian las huellas de un pasado remoto sorprendente. La civilización sumeria está considerada como la primera y más antigua civilización del mundo, aceptado así por la arqueología moderna y oficial. Sin embargo, la procedencia de sus habitantes, los sumerios, es incierta y existen numerosas hipótesis. El término “sumerio” también se aplica a todos los hablantes de la lengua sumeria. En la lengua sumeria esta región era denominada Kengi (ki), equivalente al acadio mat Sumeri, esto es, la «tierra de Súmer».sumerios

El nombre “sumerio” fue dado por los semitas acadios quienes serían los sucesores en términos históricos de los Sumerios, pero aún se desconoce porque los Acadios llamaron a estas tierras Shumeru.  Los Sumerios se hacían llamar a sí mismos sag-giga que significa literalmente “el pueblo de cabezas negras”. De acuerdo al historiador babilonio Beroso, los sumerios fueron “extranjeros de caras negras”; al emplear el término “extranjero”, Beroso bien nos podría estar sugiriendo que los sumerios provenían de alguna otra parte.

La lengua sumeria no tuvo parentesco con ninguna otra de su época, no ha habido ningún vocabulario en el mundo que se le pareciera. Era una lengua de tipo aglutinante (como el turco o finlandés), es decir, una palabra consta de una raíz que expresa un concepto y una partícula anexa que le da el significado. También se formaban palabras con dos raíces, por ejemplo: lu=hombre, gal=grande; lugal=hombre grande=rey.

Con los sumerios apareció lo que llamamos Civilización, con ellos aparecieron los rasgos tanto positivos como negativos de nuestra especie en sociedad. Cerca del año 3.000 AEC también aparecieron otras civilizaciones renombradas como la egipcia, la china o la cultura del Indo.

Toda la historia de Sumeria está embebida en el misterio, en este artículo trataremos de analizarla haciendo un repaso a sus leyendas y secretos, mostrando coincidencias con las religiones y costumbres actuales, algunos videos y entrevistas, imágenes y demás material que puede servir como evidencia a hipótesis sobre el verdadero origen de la raza humana.5380982_69e004c775_l

Nos encontramos unas primeras culturas preurbanas hacia el 7.000 antes de la era común (AEC), que ya tenían artesanía y cerámica. El origen étnico de los sumerios es verdaderamente intrigante pues no corresponde con las tribus semitas que poblaban esas tierras. Las explicaciones más creíbles nos indican que seguramente fueran una evolución de las poblaciones autóctonas, otras teorías hablan que llegaron de la zona del mar Caspio y otros de la India.

Algunos estudios proponen que los sumerios provenían de la cultura que fundo la ciudad de Mohenjo-Daro. Esta antigua ciudad es considerada capital de la civilización del Indo. De acuerdo a la arqueología oficial, Mohenjo-Daro existió al rededor del 2600, sin embargo, nuevas investigaciones han llegado a los sorprendentes resultados de datación de unos 13.000 años AEC de antigüedad. Parte de las evidencias que apoyan esta hipótesis, son los restos de esqueletos encontrados en las excavaciones en 1960 que datan de 8.000 a 12.000 años AEC, pero lo que más impactó a los estudiosos de este hallazgo fue que los esqueletos estaban radiactivos. Pero de este tema hablamos más en detalle en nuestro artículo las antiguas ruinas de Mohenjo-Daro.

Estudios arqueológicos más resientes han demostrado que en toda esta zona de Mesopotamia existieron importantes migraciones, así que no sería ilógico pensar que por diferentes motivos, estos antiguos pueblos fundaron asentamientos en toda la región.

Tenemos la cultura llamada Obeid (hacia el 4.500 AEC), que se desarrolló en lo que se podría llamar el primer asentamiento urbano, Eridu, la cual se sabe por restos arqueológicos que tenía gobernante y templos, así como una gran cerámica, también construyeron canales.

Más tarde apareció la cultura de la ciudad de Uruk, auténtico precedente de la civilización sumeria. A Uruk se la puede considerar como la primera ciudad-estado ( 3.500-3.000), además es en donde se han encontrado los restos de escritura más antiguos, sin duda como respuesta a la complejidad de la organización urbana, estos primeros escritos están relacionados con la organización de los almacenes de los templos.

Así pues nos encontramos con el principio de una nueva cultura que sobrepasará a las anteriores y que ante esta nueva organización social pasará a llamarse Civilización.

Hacia el año 3500 AEC, y sobre este vastísimo fondo de cultura antigua, común a todo el Próximo Oriente, en el sur de la Mesopotamia, y en las orillas del golfo Pérsico, surgen, de golpe, según parece, los sumerios. ¿Quiénes eran los sumerios? ¿De dónde venían? ¿Cómo llegaron? No se ha podido responder todavía a estas preguntas: las «pruebas» arqueológicas e históricas son, a menudo, difíciles de establecer y además muy delicadas. La luz es, de momento, tan endeble sobre estas cuestiones, que ciertos especialistas han juzgado inútil plantear estos problemas y están dispuestos a considerar a los sumerios como los primeros y más antiguos habitantes de la zona. Sin embargo, actualmente parece más probable que los sumerios hayan venido de otra parte, como conquistadores o como masa de emigrantes y es muy posible que hubieran adoptado y asimilado rápidamente la cultura de sus predecesores con los que seguramente se integraron más o menos profundamente hasta transformarla totalmente a la medida de su propio genio, pero su origen concreto, oficialmente es desconocido. Esto es lo que se ha venido denominando desde el siglo XX como el “problema sumerio.” En cualquier caso, es durante el período del Obeid cuando se producen avances que cristalizan en Uruk, y que sirven para considerar este momento como el inicio de la civilización sumeria.2

Esta época de la instalación de los sumerios en la Baja Mesopotamia ha sido llamada por los arqueólogos época de Uruk.

La cultura de Uruk fue imponiéndose poco a poco, sin embargo no llegó a crearse un gran reino sino que era un país formado por varias ciudades-estado. Toda ciudad tenía un Zigurat (pirámide escalonada para observar los astros y hogar del Dios de la ciudad), un Palacio del rey, un Templo y asentamientos agrícolas en las afueras.

Existen indicios que demuestran que la historia retrocede mucho más en el tiempo de lo que siempre se ha creído, en una época remota en la que todavía no existían ni los seres humanos. Pero sí habitaban y reinaban en la Tierra otros seres. Una época remota enterrada por la arena del paso del tiempo, pero de la que conservamos algunos recuerdos.

Hasta finales del siglo XVIII, las fuentes de la Historia Antigua del Próximo Oriente se limitaban a las noticias transmitidas por el Antiguo Testamento y la tradición clásica antigua. El paso decisivo para acceder a los documentos originales se dio en 1802 al descifrar Grotefend algunas inscripciones cuneiformes persas. Su interpretación no se terminó hasta 1857, pero su conclusión tuvo importantes consecuencias, pues en esas lenguas (llamada hoy acadia) esta redactada la mayor parte de los documentos orientales de la antigüedad. Ya en 1821, Champollion en Egipto había descifrado también la escritura jeroglífica.3

Desde mediados del siglo XIX el interés despertado por estas interpretaciones dio lugar a que casi todos los países cultos enviasen “misiones culturales” a Oriente para realizar prospecciones a fondo. En ellas, encontrarían textos escritos y restos de materiales de estas civilizaciones. Por ello, en su estudio, la arqueología ha tenido un papel importante sobre todo en los primeros periodos.

Hacia la segunda mitad del siglo XIX se excava Nínive y Khorsabad y descubren monumentales palacios, templos y sobre todo, la biblioteca de Asurbanipal, el último gran rey asirio, que había coleccionado todas las obras literarias y reliquias de babilonios, asirios y sumerios. Después se trabajar en las ruinas de Babilonia, y las ciudades sumerias de Ur, Uruk, Nippur, etc, así como Egipto. A comienzos del siglo XX son notables las excavaciones de Ur realizadas sacando a la luz la necrópolis real.4

Zigurat de la ciudad de Ur que se ha conservado hasta nuestros días

Como ya se comentó en párrafos anteriores, en la Baja Mesopotamia existían asentamientos humanos desde el 6700 AEC – 6500 AEC aproximadamente, sin embargo no existen registros escritos de esa etapa para conocer el origen del pueblo sumerio, y tampoco los cráneos hallados en los enterramientos aclaran el problema de su origen, debido a que están representadas tanto la dolicocefalia como la braquicefalia, con algunos testimonios del tipo armenoide.

Leer más

CIVILIZACIONES DESAPARECIDAS: ATLÁNTIDA, LEMURIA Y MU

La Atlántida, Lemuria y Mu, son de los más grandes misterios de nuestra historia humana. Se cuenta que  existieron otros continentes (se apunta a cuatro, como ya veremos más adelante), uno de ellos ubicado en medio del océano Pacífico y que en las leyendas es conocido como “Tierra de Mu” y que quizás su más confiable prueba sea la enigmática Isla de Pascua (o Rapa Nui) en las costas chilenas; el otro, ubicado en el océano Atlántico en el hemisferio norte y que correspondería a la legendaria Atlántida y finalmente en el océano Índico a Lemuria. Se cuenta que en cada uno de esos continentes habitaba una raza de “seres” pensantes con una civilización muy avanzada y que su poderío abarcaba todo el planeta.

En éste artículo se busca explorar las más conocidas hipótesis de estas culturas que posiblemente pudieron haber existido en tiempos muy remotos, y que hoy en día se han mitificado. Haremos algunos análisis y comparaciones y claro está, las conclusiones serán de cada quien.

La Atlántidaatlantida3_small

Es el nombre de una isla legendaria desaparecida en el mar, mencionada y descrita por primera vez en los diálogos Timeo y Critias, textos del filósofo griego Platón. Cuando Platón describió la existencia de la Atlántida en sus diálogos, algunos autores clásicos, coetáneos de filósofo, comenzaron a interesarse por el mítico continente. Plutarco, Estrabón, Plinio el Viejo y Diodoro de Sicilia, entre otros, tratan este asunto en algunos de sus escritos. Desde entonces, se han planteado infinidad de hipótesis para demostrar la existencia de un continente, que con el paso del tiempo, ha llegado a convertirse en arquetipo de una civilización ideal. La Atlántida siempre resuena en nuestros oídos como un viaje épico hacia el descubrimiento de nuestros orígenes.

La precisa descripción de los textos de Platón y el hecho que en ellos se afirme que se trata de una historia verdadera, ha llevado a que, especialmente a partir de la segunda mitad del siglo XIX, durante el Romanticismo, se hayan propuesto numerosas conjeturas sobre su ubicación. No obstante, en la actualidad, se sabe que el relato presenta anacronismos y datos imposibles, lo que descartaría su verosimilitud literal; sin embargo, se admite la posibilidad de que la leyenda haya sido inspirada en un fondo de realidad histórica vinculado a alguna catástrofe natural, como podría ser una inundación, un gran terremoto o una erupción volcánica.

Aquí ya podemos sacar algunas pistas. Si admitimos la posibilidad de que haya existido la Atlántida y que como se especula esta fue víctima de alguna catástrofe natural, y teniendo como base las traducciones de las antiguas tablillas Sumerias (tenemos un artículo completo de la cultura Sumeria) podemos pensar que en efecto la Atlántida existió, y así como mencionan las traducciones Sumerias, ésta fue devastada por una gran inundación.158px-Plato_Pio-Clemetino_Inv305

En el relato de Platón, Critias, discípulo de Sócrates, cuenta una historia que de niño escuchó de su abuelo y que este, a su vez, supo de Solón(638 a.E.C.–558 a.E.C), venerado legislador ateniense y uno de los 7 sabios de grecia, a quien se la habían contado sacerdotes egipcios en Sais, ciudad del delta del Nilo. La historia que Critias narra como verdadera, se remonta en el tiempo a 9.000 años antes de la época de Solón, para narrar cómo los atenienses detuvieron el avance del imperio de los atlantes, belicosos habitantes de una gran isla llamada Atlántida, situada más allá de las Columnas de Hércules y que, al poco tiempo de la victoria ateniense, desapareció en el mar a causa de un terremoto y de una gran inundación.

En el Timeo, Critias habla de la Atlántida en el contexto de un debate acerca de la sociedad ideal; cuenta cómo llegó a enterarse de la historia y cómo fue que Solón la escuchó de los sacerdotes egipcios; refiere la ubicación de la isla y la extensión de sus dominios en el mar Mediterráneo; la heroica victoria de los atenienses y finalmente, cómo fue que el país de los atlantes se perdió en el mar. En el Critias, el relato se centra en la historia, geografía, organización y gobierno de la Atlántida, para luego comenzar a narrar cómo fue que los dioses decidieron castigar a los atlantes por su soberbia. Este relato se interrumpe abruptamente, quedando la historia inconclusa.

La Atlántida: Realidad o Ficción 1/5

¿De que va todo esto de Timeo y Critias?

El Timeo es un diálogo escrito por Platón entorno al año 360 a.E.C. Precede al Critias o La Atlántida, y es considerado como el más influyente en toda la filosofía y ciencia posteriores; aquí podemos aseverar que no se trata de una obra que carezca de importancia, estamos recalcando que es una obra influyente en la filosofía y la ciencia. Su contenido profundiza esencialmente en tres problemas:

  • El cosmogónico, sobre el origen del universo
  • el físico, sobre la estructura de la materia
  • y el antropológico, sobre la naturaleza humana.

Los tres argumentos hallan correspondencia con otras partes en las que es posible subdividir la obra, y a las que se les añade el prólogo.

Pues bien, con esto queda claro que el Timeo es una obra de mucha relevancia. Pero si es así, ¿porqué descartar las detalladas explicaciones de la Atlántida?

Recordando en todo momento la elección del diálogo como instrumento de exposición, y a modo de anticipación en la estructuración de la comunicación humana, Platón hace alusión a una triple causación derivada en todo momento de una única base de carácter ontológico (parte de la metafísica que estudia lo que hay, es decir qué entidades existen y cuáles no): nuestra condición de seres limitados que a modo del mito de Sísifo nos vemos circularmente impelidos a recordar aquello que olvidamos trasladando para ello la pesada carga de la ignorancia desde la hondonada del Mundo sensible al encumbramiento del Mundo de las Ideas, intento vano para una mayoría que volverá a descender o que jamás alcanzará la cima.

Critias o La Atlántida es uno de los últimos diálogos de Platón. Parece ser una continuación de La República y el Timeo, es de carácter inconcluso y su contenido describe la guerra entre la Atenas prehelénica y la Atlántida. El sofista sostiene que la Atlántida existió en una época muy remota, y la sitúa más allá de las columnas de Heracles. Debido a la estrecha unión del Critias con el Timeo, su autenticidad no se ha puesto en duda.

El contenido del diálogo inconcluso remite a la geografía y organización política de las fuerzas enfrentadas, siendo evidente en el caso de Atenas, no así la Atlántida, objeto de múltiples hipótesis a lo largo de la historia. Pero ¿porqué se deja por fuera a la Atlántida y solo se incluye a Atenas si ambas están descritas en los diálogos de Platón?

Si vemos los mapas preservados por marinos como Piri Reis, con la Antártica cartografiada sin hielo hace unos 11.500 años, podremos ver, que nos muestran como si de una bofetada se tratara, como han cambiado las placas tectónicas del planeta, dando paso a lo que hoy es nuestro mapa mundi. No resulta descabellado pensar que en tiempos remotos la distribución de tierra a lo largo del planeta era diferente. Y de hecho, mirando los mapas que han existido lo podremos comprobar.480px-Piri_Reis_map_interpretation

Según el Critias, Evenor, quien era uno de los hombres que había nacido de la tierra, en el entonces territorio inhabitado de la Atlántida tuvo una hija con su mujer Leucipe, a quien llamaron Clito. Cuenta este escrito que Poseidón era el amo y señor de las tierras atlantes, puesto que, cuando los dioses se habían repartido el mundo, la suerte había querido que a Poseidón le correspondiera, entre otros lugares, la Atlántida. He aquí la razón de su gran influencia en esta isla. Este dios se enamoró de Clito y para protegerla, o mantenerla cautiva, creó tres anillos de agua en torno de la montaña que habitaba su amada. La pareja tuvo diez hijos, para los cuales el dios dividió la isla en respectivos diez reinos.

La Atlántida: Mundos perdidos

Leer más

ADÁN, EVA, EL PARAÍSO Y EL EDÉN

De acuerdo al relato bíblico que nos narra el génesis, dios habría puesto al hombre en un lugar llamado Edén luego de haberlo creado del polvo de la tierra. Dentro de éste lugar (presumiblemente una ubicación geográfica) se encontraba lo que hoy se conoce como “el paraíso” o “el jardín del edén”, que de acuerdo a los relatos, formaba parte de la región oriental del edén.

Y Dios plantó un huerto en Edén, al oriente; y puso ahí al hombre que había formado

Leer más

EL GRAN ENIGMA DEL ANTIGUO EGIPTO

Thot (Hermes). El hombre actual sustenta su existencia en un conjunto heterogéneo de bases y lineamientos morales, intelectuales, científicos y éticos que le dan un aspecto frágil y peligrante.
Este ser, habitante milenario de la faz terrestre, a común persigue logros y contempla los medios, ignorando si son causas o efectos y su naturaleza y magnitud. Concreta un hecho, pudiendo ser este efecto de una causa no atendida, o concreta otro, que es una potencial causa e ignora su efecto. Todo fluye y refluye.
Cada acto acarrea un movimiento consecuencial. Un efecto se convierte en causa y una causa en efecto de otra anterior.

Ignorando la naturaleza de los hechos, como excelentemente lo hace el hombre, se confunde si sus esencias son básicas e imperecederas o si son bamboleantes y caducas, entonces el hombre si no contempla las Causas Primeras y su verdadera magnitud, todo lo que hará, ya sea que actúe o piense, tendrá una existencia efímera, cuyos límites estarán determinados por la naturaleza de sus actos y pensamientos y el Ritmo que estos lleven.
Las Causas Primeras, adecuadamente atendidas brindan efectos Imperecederos y éstas constituyen un Poder ESTÁTICO Y DINÁMICO, inmutable e inalterable, que engendra a los hechos o efectos espirituales, mentales, morales y existenciales NO CADUCOS, NO EFÍMEROS, sino ETERNOS Y DE VALIDEZ UNIVERSAL.
Tenemos conocimiento de que en todas las épocas existieron mentes de hombres sabios que supieron observar todo lo que tiene valor universal y supieron destacar todo aquello que es efímero, sin sustancia y apoyado sobre bases frágiles.
Grandes pensadores, maestros e iniciados ordenaron su conocimiento y fundaron escuelas, doctrinas y filosofías que llegan hasta nuestros días como signo de que la sabiduría mantiene su valor como siempre y para siempre. Hubo pueblos que se destacaron entre las ciencias, las artes y la magia: el egipcio, el chino, el hindú, el griego, el romano, etc., algunos de ellos posibles herederos de la sabiduría atlante, algunos milenios antes desaparecida. Nos preocupa en esta oportunidad la cultura egipcia. De su seno nacieron las bases fundamentales de las doctrinas ocultistas. El Hermetismo es la doctrina central de este trabajo.

Leer más

Civilizaciones ancestrales con tecnología avanzada en la tierra

Como un verdadero Indiana Jones, el arqueólogo David Hatcher Childress ha realizado innumerables e increíbles viajes a algunos de los lugares más antiguos y remotos de la Tierra. Ha escrito prolíficamente acerca de ciudades perdidas y de civilizaciones antiguas, produciendo no menos de seis extensoslibros ( la serie «Lost Cities» ), donde hace un recuento de la gloria olvidada de sitios hoy poco conocidos, desde el desierto de Gobi hasta Puma Punku en Bolivia, desde Mohenjo Daro hasta Ba»albek. Estas son las diez principales civilizaciones antiguas con tecnología avanzada que Él estuvo de acuerdo en resumir de sus archivos, brindándonos así la siguiente historia.

MU o LEMURIA

Según varias fuentes esotéricas, la primera civilización se presentó hace 78,000 años en un continente gigante conocido como Mu o Lemuria, el cual perduró 52,000 asombrosos años. Se dice que este continente fue destruido en los terremotos generados por el cambio de ubicación de los Polos, suceso que algunos estiman ocurrió hace unos 26,000 años, es decir hace aproximadamente 24,000 AC.

lemuria_mapa

Mientras que Mu no alcanzó, supuestamente, una tecnología tan avanzada como lo hicieron otras civilizaciones más tarde, se dice que lograron una cierta tecnología avanzada particularmente en la construcción de edificios megalíticos duraderos, que podían soportar terremotos. Sin embargo, fue la ciencia de gobernar lo que se considera a menudo como el logro más grande de Mu.

Supuestamente existía un lenguaje y un gobierno. La educación era la nota clave del éxito del imperio, y debido a que cada ciudadano estaba versado en los leyes del Universo, además de que era entrenado cuidadosamente en alguna profesión o comercio, resultó una magnífica prosperidad. La educación de un niño era obligatoria hasta la edad de 21 años, cuando entonces era elegible para asistir a la escuela de la ciudadanía. Este período de entrenamiento duraba siete años; por lo cual la edad más temprana en la cual una persona se convertía en un ciudadano del imperio era a los 28 años.

Leer más

Salomón : el misterio del anillo del arcángel san Miguel

La leyenda del Rey Salomón, bastante conocida en las culturas judeocristianas, mencionan que era un rey omnipotente, un hombre sabio y además, el mago más poderoso de entonces. Estos poderes se explicaban por la posesión de un anillo que corrompe a aquél que lo lleva.

Se dice que el arcángel Miguel fue quien lo dotó de tal tesoro, El cual le dijo que sería capaz de dominar a todos los demonios de la tierra, y con su ayuda, construiría Jerusalén. Con el anillo sería capaz de conocer la lengua de las aves, los animales y los peces, y nada en la tierra le estaría oculto. Este anillo, se cree, fue guardado en el Santo Santuario, en el Arca de la Alianza.untitled

Existen varias leyendas muy conocidas sobre el anillo del Rey Salomón.

La tradición judía cuenta que cuando el rey David se encontraba en los umbrales de la muerte, llamó a su hijo y sucesor, Salomón, para despedirse de él.

Leer más

Historia Oculta de la Raza Humana

En el libro mítico de Michael Cremo y Richard Thompson titulado “Forbidden History” (Historia Prohibida) que tan dificil resulta conseguir en la versión original y ahora podemos leer en inglés en una versión condensada titulada “The Hidden History of the Human Race” (La historia oculta de la Raza Humana) hay una compilación absolutamente alucinante de evidencias anómalas relacionadas con la verdadera edad de la humanidad.1-2346-2-50

Esferas metálicas en el precambriano (2800 millones de años), vasos metálicos hace 600 millones de años, marcas de zapatos en el Cambriano (500 millones de años), cuentas de oro en el Carbonífero hace 350 millones de años, esqueletos humanos hace 300 millones de años, marcas de zapatos humanos hace 300 millones de años, objetos de plata decorativos hace 300 millones de años, cadenas de oro hace 300 millones de años, huellas de pie humano en el Jurásico hace 150 millones de años, eolitos de piedra instrumentales para preparar la piel de los animales exactamente iguales que los utilizados hace 30.000 años en el Eoceno hace 50 millones de años y así podemos seguir hasta el Pleistoceno hace menos de un millón de años con cráneos humanos y miles de objetos más.

Leer más

El tonal y el nahual de los brujos mexicanos

Aquí hablaremos sobre el tonal y el nahual, conceptos que introdujo el antropólogo Carlos Castaneda al hablar de su experiencia con los brujos mexicanos.

EL tonal y el nahual: dos mundos

Los brujos dividían a las energías del mundo en dos: unas referidas al tonal y otras al nahual. El tonal era todo lo que estaba arraigado en el mundo como materia y como estructura, el nahual todo lo referido al mundo invisible.

Sin embargo esta es una torpe manera de explicarlo. Trataremos de ser más claros.13151834_969323926516224_4673567736471573604_n

Para los brujos de México el mundo es un sistema energético sin forma. La raza humana por medio de su educación fue dándole forma a cada cosa. Es así que el humano para poder desenvolverse en la vida cotidiana tuvo que focalizar la atención en un sitio de su cuerpo energético. De esta manera el mundo ya no fue un cumulo de energías con múltiples posibilidades sino un entramado fijo que exigía de las personas esa atención focal.

Leer más