LA ENERGÍA SEXUAL

La conciencia aprende de sí misma a todos los niveles. A lo largo del recorrido que realiza vuestro sistema solar por nuevas áreas del cosmos, se va encontrando con patrones de conciencias que bailan en aquella zona del gran mar celestial. Las partículas cósmicas son inteligencia viva que llevan patrones y códigos de conciencia que estimulan una tremenda actividad en los ciclos. A nivel personal, entrar en contacto con estos códigos hará que aparezca un profundo anhelo en vuestra mente subconsciente para sanarse y volver a la unidad, alineándose con el conocimiento de que la vida es un sagrado viaje de vuestra elección que os conduce a las profundidades del baile de la creación.

Conforme vayan pasando los años, muchos cambios sorprendentes ocurrirán en la Tierra para mejorar la evolución de la conciencia humana. Actualmente estáis aprendiendo los aspectos de la realidad que. de alguna manera, mejorarán vuestros planes personales para la futura expresión de vuestra creatividad. Vuestro acercamiento siempre se basa en decisiones.

Si intencionadamente elegís la recuperación del poder, vuestra decisión notificará al campo de la existencia que estáis pidiendo una oportunidad para adquirir un uso perfeccionado de la energía con el fin de asumir las riendas de vuestra vida. Recordad que vuestras creencias establecen las condiciones para participaren esta realidad; ellas son el fundamento de las ideas sobre el que construís vuestra vida.

Esas creencias están interrelacionadas con capas de decisiones y acuerdos multidimensionales que habéis designado para explorar un aspecto específico de la existencia en la tercera dimensión que realzará vuestro ser espiritual con una visión creativa y única.La energía sexual con respecto a lo que es y cómo la utilizáis puede contribuir a restaurar todo aquello que es sagrado y que falta en vuestra vida.

Parte del aprendizaje multidimensional está relacionado con las capacidades emocionales. Cuando tiene lugar el baile sutil de las emociones, invariablemente revela vuestras creencias. Las emociones son expresiones individuales y únicas de interpretación de las percepciones de la realidad. La inteligencia emocional, que puede ser uno de los aspectos más difíciles de la realidad física que deben dominarse, se aprende y se desarrolla gracias a la responsabilidad y la fiabilidad.

El mayor reto para un equilibrio emocional es la energía sexual, tal vez la energía más difícil y más peligrosa para entender, porque el poder del sexo puede crear vida, pero también puede destruirla. Como contribución a la sanación a lo largo de las líneas del tiempo, una exploración abierta y honesta de la energía sexual con respeto a lo que es y cómo la utilizáis puede contribuir a restaurar lodo aquello que es sagrado y que falta en vuestra vida.

Os pedimos que consideréis lo que habéis aprendido sobre vosotros mismos y la vida en general gracias a las experiencias sexuales y, más aún. ¿qué nuevas revelaciones os esperan en el horizonte de vuestra mente despierta? Cuando aprendéis a manejar vuestro cuerpo con confianza y elegancia, especialmente con respecto a vuestra sexualidad, alcanzáis mayor placer, creatividad, satisfacción y alegría en el propósito y el sentido de la vida.

El sexo es un baile de energías; es vuestro punto de contacto con la fuerza vital de la creación, además de una declaración de identidad en la realidad tísica. La sexualidad es un aspecto esencial de vuestra creatividad; cuando se basa en valores correctos, vuestra experiencia os ofrece romanticismo, pasión y confianza, compartir, intimar, placer, diversión, exuberancia, cuidado, amor y autoestima.

El territorio sexual es como un gran bosque lleno de misterios. El sexo es vida; sois sexuales y no podéis evitar vuestros genitales; sin embargo, vuestras creencias con respecto a la sexualidad pueden ser el origen de muchos conflictos internos y dar como resultando un bloqueo en lo que se refiere a la autentica comprensión de la misma. Creencias subyacentes sobre el amor y vuestro cuerpo pueden ser la causa principal que os evite el placer.Vuestra expresión sexual está condicionada por lo que creéis que sois, además de por lo que creéis que valéis.

Las relaciones sexuales no ocurren al azar; existen momentos en los que los encuentros sexuales pueden establecer un puente con las líneas del tiempo y aparecer relaciones amorosas simultáneas, u otras situaciones que necesitan soluciones de otras dimensiones. ¿Os ha ocurrido alguna vez que durante el acto sexual habéis creído «conocer» a vuestra pareja de otro tiempo, de otro lugar y con otro aspecto físico?

La energía sexual también es una apertura kármica a vuestra personal línea del tiempo y especialmente durante estos tiempos de aceleración (en los que parece que se viven cientos de vidas a la vez), puede que atraigáis gente de las vidas pasadas para crear una experiencia especifica con el único propósito de cercar algún tema pendiente.

Al entrar en otro nivel de conciencia podéis reinterpretar eventos con mayor claridad y liberar bloqueos de la energía victima/verdugo que os mantiene a vosotros y a otros en un patrón que gira incesantemente en torno al mismo tema, pero sin llegar jamás a un perdón que os podría nutrir. Abrazad vuestro poder para sanar vuestra identidad sexual.

 

Durante este nanosegundo, ha llegado el momento de verlo lodo con mayor claridad. El final de la realidad está presente y lo mismo sucede con vuestras experiencias sexuales.

En la sociedad de hoy en día, los medios de comunicación más duros incluso utilizan el sexo como una mercancía para dirigir vuestra atención diciendo que vais a ser más atractivos sexualmente si compráis o hacéis aquello que se os sugiere en ese momento; sin embargo, el sexo sigue siendo una elección privada y muy personal.

Antes de que aprendáis sobre el sexo y lo experimentéis, debéis saber que es uno de los misterios más importantes de la vida; sin embargo, una vez encontrado el misterio, puede hacer que aparentemente os perdáis en la energía psíquica que aparece inevitablemente con la sexualidad. El territorio sexual puede abarcar desde una parte de vuestra identidad fragmentada. aislada y llena de dolor a una parte extática, evolucionada, con una oportunidad de integración de la conciencia mental, física, emocional y espiritual.

En esencia, la energía sexual es una expresión personal de la energía primaria bruta que está almacenada en vuestro cuerpo; es la energia más vital que tenéis a vuestra disposición debido a que es la expresión creativa más importante para vivir y vitalizar vuestra vida. Durante estos tiempos de transformación. el sexo es una versión extremadamente devaluada con la que se está comerciando en un intento nada sutil de apartar las masas de los aspectos sanos, vigorosos, amorosos y edificantes de una unión sexual.

Mucha gente está actualmente muy asustada con respecto a sus genitales y/o obsesionada, y por ello se distancia de una de las experiencias espirituales mayores que puede vivir un ser biológico. Esto evita que tanto vosotros como el propio planeta disfrute de una verdadera abundancia de salud, riqueza. felicidad y paz mundial.

En algún nivel de la realidad estructuráis vuestros parámetros de disponibilidad (para qué estáis disponibles y para qué cosas no estáis disponibles en esta vida).

Sin embargo, en la realidad física, como bien sabéis, en la mayoría de los casos no tenéis ni idea de lo que habéis puesto en marcha antes de venir aquí. De acuerdo con la alianza colectiva de la realidad de la tercera dimensión, todas las formas de vida que habitan en la naturaleza están programadas para procrear. Crear vida a través de la expresión sexual imprime el código del ADN con una experiencia de percepción de cada generación, lo que construye y renueva los registros de la biblioteca viviente de la Tierra. Estáis compuestos de capas de energía conectadas con el ser espiritual que viaja por las diferentes realidades.

Cuando venís a la Tierra, os adaptáis a una serie de acuerdos colectivos y aceptáis expresamente un cuerpo con la identidad de un sexo u otro como vehículo que os permita vivir la realidad física. Vuestro ser espiritual se conforma con cualquier marco del tiempo gracias a la impronta celeste que recibe vuestro cuerpo a la hora de nacer, lo que incluye también un sistema de creencias colectivas de vuestra cultura en particular, además de las creencias genéticas de vuestra familia y de la comunidad local.

Aceptar vuestra expresión sexual es un acuerdo colectivo que esencialmente sirve a la continuidad del experimento energético que es la tercera dimensión. Cuando engendráis, creáis vida y contribuís con datos a la biblioteca viviente, asegurando de este modo la continuidad de esta versión del juego de la conciencia.

Aunque el sexo es importante para la continuidad de vuestra especie, siempre podéis

elegir si os apetece expresar vuestra energía sexual o no con el propósito de crear vida, y, si procrear forma parte de vuestro plan, podéis elaborar un acuerdo específico que os ayude a seguir adelante con vuestras intenciones.

El sexo está relacionado con atraer a una pareja dispuesta a trabajar con vosotros en un tema en concreto que es prioritario para vuestro crecimiento y vuestra transformación.

El poder y el uso de la energía sexual son mucho más complejos que una atracción física que se basa en la buena apariencia y un estatus social. La energía sexual es como el dinero; la base de vuestra riqueza personal y autovaloración está relacionada con cómo manejáis vuestra energía sexual y el valor que dais a vuestra experiencia.

Cuando se produce una atracción sexual entre dos personas, éstas responden a un intercambio telepático de energía y al reconocimiento de la disponibilidad de la otra persona. La identidad sexual tiene su propia frecuencia, y vuestros valores respecto al sexo se transmiten al campo de la existencia, normalmente sin que vosotros o la otra persona seáis conscientes de este proceso. Encontraréis vuestra pareja cuando sigáis vuestros intereses e impulsos.

Debido a que el pensamiento y los deseos siembran vuestras intenciones en el campo de la existencia, os daréis cuenta y os sentiréis atraídos por alguna persona con la que tenéis algo en común. El sexo está relacionado con la atracción de una relación de pareja; las relaciones enriquecen el crecimiento personal y el desarrollo; por ello, atraeréis a una persona que esté dispuesta de algún modo a trabajar con vosotros con respecto a determinado tema que sea primordial para vuestro crecimiento personal y vuestra transformación.

Aunque las relaciones personales pueden estar repletas de retos, tenéis que valoraros lo suficiente para atraer a alguien que os valore a vosotros y a aquello que tenéis que ofrecer. La calidad del amor que recibís hace patente el valor que os dais a vosotros mismos.

Gracias a la intimidad de la unión sexual empezaréis a «conoceros el uno al otro», y, con gran honestidad y buenas intenciones de explorar los asuntos no resueltos, éstos se podrán solventar debido al intercambio de energía que tiene lugar. El riesgo presente en una relación personal consiste en permitirse ser vulnerable y menos centrado en «hacer», sino en «recibir», en lugar de controlar; actuar de esta forma hará que encontréis una mayor conexión espiritual gracias a la entrega sexual.

El sexo estimula los chakras para que se abran y proporcionen una alineación con la nueva corriente energética que representa vuestra pareja. Juntos compartís y os fusionáis en el campo energético gracias al acto íntimo de compartir vuestros genitales y, con cada orgasmo, penetráis más en la psique de vuestra pareja.

Vuestras creencias con respecto al cuerpo, conscientes o no. determinan la naturaleza de vuestra experiencia sexual. Sensaciones de miedo o vergüenza constituyen un indicio de que existen memorias dolorosas no resueltas que energetizan vuestro campo de intenciones y califican las condiciones de vuestra disponibilidad.

La energía sexual amplifica vuestra frecuencia en el campo de la existencia. Si mantenéis una relación personal que os deja exhaustos energéticamente y/o las peleas son continuas, lo mejor que podéis hacer es intentar identificar conjuntamente el problema y resolverlo desde la raíz, después de reconocerlo como símbolos y señales de bloqueos energéticos. Recordad que el miedo es la causa principal de que la energía se bloquee, y vuestro poder termina donde empieza el miedo.

A veces vale la pena dedicarse a resolver un asunto y, otras veces, es conveniente seguir avanzando con elegancia. Debéis tener ganas de reconocer y ver lo que funciona y lo que no funciona.Vuestros asuntos tienen muchas capas de significado, pero, al final, todo se reduce a cómo manejáis la energía.

Cuando confiáis en vuestra naturaleza sexual, os abrís a explorar un territorio rico en placeres sensuales y atraéis a una persona que piensa lo mismo; además, los dos emitís una frecuencia que refleja vuestras energías combinadas. Si vosotros y vuestra pareja consideráis que una vida sexual satisfactoria forma parte de una relación personal exitosa, entonces la exploración de la energía sexual aportará todas las lecciones y pruebas necesarias para que comprendáis que el sexo abre las puertas de la conciencia espiritual, donde las cualidades del amor, de la confianza, del respeto, de la autonomía y de la admiración mutua se ven incrementadas.Reír juntos es una señal de que la relación va bien.

Desde la perspectiva del poder recuperado, el sexo es una diversión sagrada y maravillosamente divina; es una actividad natural que aporta vigor, estimula y ofrece placer mental, físico y emocional y. además, favorece una conexión con la mente cósmica. La expresión sexual es esencial para una salud radiante y para el bienestar. sobre todo cuando existe autenticidad, confianza y amor, ya que supone una conexión personal con el cosmos, puesto que se abren puertas que permiten vislumbrar los misterios sagrados del multiverso.Vuestros genitales son la versión corporal de un lugar sagrado.

La mejor manera de acercarse a la energía sexual es ser consciente y darse cuenta de que se trata de un acuerdo entre dos personas para crear placer dentro de las fronteras de la integridad personal (con respeto hacia vuestros propios valores morales, pero también hacia los de la sociedad).

¿Os habéis fijado si vuestras expresiones sexuales respetan la honestidad. la integridad y vuestra privacidad y la de los demás? ¿Habéis comprobado si vuestras experiencias incluyen más que tan sólo el deseo?

La energía sexual es una energía psíquica y, cuando practicáis el sexo con alguien, adoptáis literalmente el campo energético de vuestra pareja. Cuando dos personas se unen y siguen juntas durante cierto periodo de tiempo, puede que se tornen muy telepáticos; a veces incluso pueden leer la mente del otro. En la confianza y la familiaridad de una relación a largo plazo, la intimidad sexual crea una estructura psíquica poderosa; es como limpiar los caminos que se adentran cada vez más en un bosque mágico.

Vuestros genitales son la versión corporal de un lugar sagrado y, cuando exploráis la sexualidad, abrís las puertas de un parque que alberga el sendero del poder dentro de vuestro propio terreno personal sagrado. La Tierra tiene un tesoro de zonas que se consideran sagradas debido a la confluencia de energías que ocurren de forma natural.

A lo largo de los tiempos, el campo fue amado y honrado por aquellos que podían ver y sentir el poder de estas energías y se enseñaban los unos a los otros cómo vivir en armonía y con respeto hacia las fuerzas de la creación.

La energía sexual es igualmente sagrada porque es el poder de la creación y, dentro de vuestro cuerpo, es la fuente de la fuerza más poderosa que debéis dominar. Cuando establecéis fuertes fronteras y adoptáis vuestra sexualidad con un claro intento consciente basado en diversos valores, la experiencia de vuestro lugar sagrado será muy importante.

No obstante, el sexo también puede ser una navaja de doble filo. Conforme os vais adentrando en el estado del amor sexual, se pueden estimular sentimientos extraordinarios que os maravillarán debido a las increíbles capacidades de vuestro cuerpo para producir respuestas químicas que alteran el estado de conciencia.

Las hormonas de la felicidad celebran un rito para que mantengáis una vibración de gozo amoroso. El amor y el éxtasis que experimentáis con otra persona crean una química sexual importante y. si no se produjera esta seducción de hormonas geniales. resultaría mucho más fácil dar la espalda a cualquier relación personal con todas las complejidades que supone.

En astrología, la pareja y el matrimonio son gobernados por el equilibrio y la belleza de Libra, mientras que la energía sexual con sus aspectos profundos de transformación se adjudica a Escorpio y Plutón. con toda la razón del mundo (la energía sexual hurga en la psique para rebuscar viejos temas no resueltos). La actividad sexual arranca secretos y temas relacionados con el poder y puede que existan tiempos en los que los descubrimientos parecen oscuros y amenazantes.

El sexo puede hacer que aparezcan todos vuestros miedos, pero, si lo entendéis como una oportunidad para trabajar con ellos, y esto implica escuchar y hablar con honestidad y confianza, seréis capaces de experimentar experiencias mucho más extáticas con vuestra pareja. Cuanto más compartís, más bella y más intensa será la relación.

 

Abrir vuestro lugar sagrado para la actividad sexual es un acto de entrega a vuestra vulnerabilidad, porque puede abrir antiguos dolores emocionales, creencias limitantes y bloqueos energéticos (resumiendo, cualquier cosa que obstruya y enmarañe la elegante belleza de vuestro lugar os evita funcionar como un ser humano integrado).

La expresión emocional es esencial para el desarrollo de vuestra inteligencia; por ello, parece claro que los temas emocionales surgirán antes, durante y después de hacer el amor. Las emociones proporcionan el aliciente a vuestros pensamientos, y. mientras estéis ocupados con una actividad sexual, vuestros pensamientos serán amplificados.

La telepatía está muy presente en el dormitorio y no importa si su existencia es conocida o no. Recordad que podéis engañaros a vosotros mismos, pero no podréis engañar a los demás con vuestra frecuencia y. mientras la energía sigue acelerándose, el «saber» compartido entre dos personas es especialmente elevado. Aunque vuestra vida sexual sea «tórrida bajo las sábanas», no hay duda de que tendréis que enfrentaros a los temas emocionales que el sexo provoca y esto es así porque no se puede mantener una relación sin involucrarse emocional y psíquicamente.

Los sentimientos deben sentirse, y aceptar la responsabilidad de cómo os encontráis no sólo os pondrá en contacto con vuestras creencias, sino que también posiciona vuestro poder. Puede que existieran tiempos en los que realmente os divertíais a nivel físico, de modo semejante una ola gigantesca de emociones tan rápida y volátil como una tormenta de verano durante una tarde calurosa y opresiva.

Los temas emocionales deben solucionarse: de lo contrario, os alejaréis de vuestra pareja, o proyectaréis fuera vuestras historias, haciendo responsable a la pareja de vuestros sentimientos y creando un ciclo infinito de un baile de víctima/verdugo debido a una total inconsciencia de vuestro poder. La actividad sexual es la verdadera razón por la que se remueven las cosas.

La energía sexual siempre hará aparecer emociones reprimidas, porque activar el segundo chakra evidentemente creará actividad en el tercer chakra.

Recordad que atraeréis a otra persona por buenas razones y, si podéis elaborar las dificultades con la intención de convertiros en mejor persona y hay terreno común para construir, el sexo creará una unión muy fuerte con vuestra pareja, una unión que puede restaurar y revitalizar vuestra identidad, sanando el cuerpo, la mente y el espíritu.

Vuestra expresión sexual es parte del aprendizaje de cómo manejar vuestra computadora biológica: cómo se debe guiar y con qué se la debe alimentar.
Veríais la vida mucho más clara si fueseis más amables en el análisis de vuestras experiencias sexuales. Si sois demasiado críticos con respecto a vuestra actividad sexual, os perdéis el aprendizaje de que algunas actuaciones conducen a resultados placenteros y elevados, mientras que otras tienen como consecuencia un estado de confusión y negación, pues entroncan con la traición, la falta de respeto, la manipulación, la violación y la destrucción.

Debéis valorar vuestras experiencias sexuales, aunque algunas pueden ser difíciles de aceptar. Estas experiencias os ayudan a saber quiénes sois verdaderamente.

Vuestra expresión sexual es parte del aprendizaje de cómo manejar vuestra computadora biológica: cómo se debe guiar y con qué se la debe alimentar, qué le proporciona placer y qué os hace sentiros miserables.

Cuando activáis la energía sexual,

  • ¿En qué pensáis?
  • ¿Sois conscientes de lo que pasa en vuestro cuerpo a nivel celular?
  • ¿Qué siente vuestro corazón y qué sensación tenéis en vuestros genitales?
  • ¿Qué más ocurre, además de los aspectos obvios, externos y físicos de la experiencia sexual?
  • ¿Cómo os sentís en los días posteriores a la actividad sexual?
  • ¿Vuestras emociones son estables o fluctuantes?
  • ¿Voláis más alto que una cometa u os sentís como si os hubierais metido en un cubo de basura y flotarais sin rumbo?
  • ¿Qué estáis pensando?
  • ¿Os atraen cienos pensamientos cotidianos?
  • ¿Cómo está vuestra energía uno o dos días antes de un encuentro sexual?

Gracias a la energía sexual liberáis ligeramente vuestros sentidos con respecto a la realidad 3D, ya que el tiempo parece estar suspendido y vuestros sentidos psíquicos se activan y leñéis una mayor conciencia de vuestras habilidades precognitivas.

En un estado de clarividencia, y con todos los sentidos agudizados, podéis sintonizar con diversas versiones de la realidad o, incluso, vislumbrar esbozos de vidas simultáneas. Puede que veáis gente que conocéis y os deis cuenta de lo que están haciendo. Cuando leñéis una experiencia sexual, el vórtice energético que se crea puede abrir puertas a visiones multimensionales de la realidad, y catapultaros a memorias anteriores a esta vida o a otras líneas del tiempo.

Tenéis que aprender a prestar atención a cómo el sexo altera vuestra frecuencia y cómo afecta a vuestro personal campo energético. Pero lo más importante de todo es que debéis preguntaros acerca del sentido y el propósito de las cosas con las que sintonizáis.

La atracción sexual crea muchísima energía entre dos personas: sin embargo, para construir verdaderamente una unión sólida, la confianza entre las parejas sexuales es importante para apreciar más aún la intimidad. Incluso un suave tacto o un intenso contacto visual, crea un campo de alto voltaje eléctrico y energía psíquica que estimula niveles de excitación que culminarán en un mejor sexo.

Los rituales íntimos (tocarse, explorarse, besarse. frotarse, hacerse cosquillas, lamerse, acariciarse, abrazarse y cuidar el uno al otro) estimulan la excitación a nivel celular, que enciende y apaga los genes. En el estado de excitación sexual, cuando la relajación es cada vez más profunda, desconectáis vuestra mente y vuestro cuerpo relajando vuestro apego consciente a la realidad física y permitiendo a las células acceder a códigos de conciencia que expresan más de lo que realmente sois.

Durante una experiencia sexual estáis imbuidos, abrazados, ocupados y cautivados. La próxima vez, intentad observar qué más está ocurriendo energéticamente. Junios, podéis alargar la sensación de placer y adecuarla para prolongar el orgasmo. y, mientras estáis en medio de este gozo, podéis aprender a focalizar vuestra atención en la sensibilidad agudizada.

Entre dos personas siempre ocurren muchas más cosas a un nivel no físico de lo que tiene lugar en la realidad 3D; sin embargo, traducir y comprender estas sensaciones efímeras puede resultar difícil porque vuestro cuerpo físico y vuestra respuesta emocional con frecuencia ocupan el primer plano alejando las sensibilidades dimensionales.

Con la misma atención que usáis para recordar sueños, centraros en captar la experiencia de las múltiples capas inherentes a una experiencia sexual. Después de un encuentro sexual se suele tener una mayor profundidad psíquica con la pareja y también con el enlomo, hecho que aumentará cuantas más veces practiquéis el sexo. La energía sexual-psíquica os permite la experiencia de la realidad desde un punto de vista más amplio.

Puede que a veces tengáis la sensación de salir de vuestro cuerpo durante algunos momentos y convertiros en otra persona. La comodidad familiar del dormitorio puede desaparecer de repente y encontrarnos tumbados en el suelo, observando el cielo desde la cima de una montaña cubierta de hierba corta y suave.

Puede que estéis tumbados bajo un cielo nocturno con miles de luces centelleantes (las partículas cósmicas pueden transmitir códigos de conciencia que exciten a vuestras células) y os sintáis uno con el baile de la energía cósmica inteligente.

Cuando aparezca una fuerte impresión sobre algo, compartidla con vuestra pareja: charlas de alcoba, risas espontáneas y amables chistes abren la puerta a la intuición psíquica. Cuando verdaderamente valoráis la energía producida gracias al sexo inteligente, progresáis con mayor rapidez en la comprensión de quiénes sois y cómo la energía sexual agudiza vuestros sentidos para funcionar más allá de los confines del tiempo lineal.

Recordad que la comprensión y la conciencia basada en la aceptación de la responsabilidad de vuestra vida puede extenderse a muchas realidades en forma de frecuencia de recuperación del poder personal para contribuir a la sanación a lo largo de las líneas del tiempo.

También es posible desarrollar un gran entendimiento de los matices energéticos a través de los ciclos de la Luna. La fase creciente, desde la Luna nueva hasta la Luna llena. está repleta de energía (que magnifica, alarga, aumenta. extiende, distribuye y acelera) y, en la fase menguante. desde la Luna llena hasta la Luna nueva, se produce una caída energética, uno se siente cansado y agotado y pretiere retirarse a lo etéreo. La Luna completa pasa por los 12 signos del zodíaco cada 29,5 días y cambia de signo cada 2,5 días.

La Luna con sus ciclos rápidos de órbita alrededor del zodiaco envía patrones específicos de energía cada mes, y esto tiene mucho que ver con vuestro humor y vuestra conducta. En algún nivel de la conciencia siempre respondéis a los efectos de los ciclos lunares y planetarios; dependiendo de cómo interpretéis estas influencias ejercerá un importante impacto con respecto a vuestras experiencias sexuales.

 

La Luna ejerce gran influencia sobre vuestras emociones; por ejemplo, cuando está en Cáncer, os apetece quedaros en casa, acomodados en el sofá y seguros; cuando está en Leo, es la hora del romanticismo y los juegos, acompañados de una sensación de excitación. En Virgo, es el momento de la gran limpieza y de estar totalmente presente; pueden aparecer quejas o perfeccionismo.

 

Cuando la Luna está en Libra, os sentís equilibrados, pero unos días después, cuando entra en Escorpio, vuestras emociones pueden ser más intensas, ya que la energía mueve los aspectos secretos de vuestra identidad, y, cuando llega a Sagitario, se desarrollan sensaciones que permiten comprender el cuadro más amplio y la sensación de responsabilidad se abraza cuando la Luna está en Capricornio.

El sexo puede hacer que aparezca toda clase de energías, y que surja un abanico de respuestas emocionales al acceder y establecer contacto con vuestras emociones como si se tratara de las teclas de un piano. Los colores blanco y negro también son símbolos que representan al hombre y a la mujer y. al igual que las teclas del piano, los colores son la clave para comprender la chispa de la vida que la polaridad de la energía sexual aporta.

La experiencia orgásmica os conecta con vuestro espíritu y reorganiza y revitaliza vuestras células.

El sexo es una de las expresiones más poderosas de vuestra biología, y el aspecto de más poder personal es la experiencia orgásmica, El orgasmo excita 3 todo el cuerpo a todos los niveles.

Las células del cuerpo responden como si se tratase de un poderoso gong que alinea el cuerpo y rellena los espacios con energía radiante. A veces se habla del orgasmo como «la pequeña muerte», ya que el orgasmo libera vuestra mente consciente de su rígida unión al cuerpo y, durante un corto período de tiempo, permanecéis flotando, suspendidos en un espacio entre la vigilia y el sueño; aquí es cuando vuestras células y partículas subatómicas experimentan libremente, junto con las capas de vuestra conciencia, un estado de exquisita sanación.

Gracias al sexo vuestras células se acuerdan de su propia vitalidad. La energía sexual está pensada para manteneros alerta; forma parte de lo que sana vuestro cuerpo. La experiencia orgásmica os conecta con vuestro espíritu y reorganiza y revitaliza vuestras células. Las hormonas que se liberan durante el acto sexual modifican el patrón de vuestras ondas cerebrales equilibrándolas e integrándolas para activar de esta manera la mente cósmica despierta.

La experiencia orgásmica puede ser una experiencia genital que implique a todo el cuerpo o una experiencia multicorporal y, al abrirse todos los chainas, os puede hacer viajar por el multiverso.

El orgasmo sirve para sanar el cuerpo; durante un orgasmo, refrescáis y revitalizáis todo a nivel celular y conectáis con la esencia de vuestro ser espiritual. Estáis suspendidos entre probabilidades con los diversos niveles de vuestro cuerpo (mental, físico, emocional y espiritual) elevados y alineados. En la cresta de la ola orgásmica, vuestro cuerpo late con tanta vitalidad que explota en la atmósfera, diseminando en el campo de la existencia lo que queréis y lo que pensáis de vosotros mismos.

Podéis aprender a focalizar vuestra atención para dirigir la energía del orgasmo mediante la sincronización de la respiración con la de vuestra pareja, y también podéis dirigir la energía con vuestra imaginación. Al igual que un surfero se monta en la gran ola que se agita en el océano, vosotros podéis pasar esa energía por los 7 chakras del cuerpo haciendo que salga por el chakra corona y se mueva hacia arriba. entrando y saliendo por las aperturas de los chakras cósmicos. mientras estáis totalmente presentes.

Enraizados firmemente y conectados el uno con el otro gracias a los 7 chakras corporales, podréis dirigir la energía que pasa por el octavo, el noveno, el décimo, el undécimo, el duodécimo y el decimotercer chakra hasta los misterios del multiverso.

Durante mucho tiempo, la gente ha utilizado el sexo para producir energía psíquica con el fin de traspasar las fronteras de la realidad física; con la pareja adecuada y en armonía con la ley cósmica, la energía sexual se puede utilizar para viajar a cualquier parte que deseéis.

Los elementos básicos para mantener una relación sexual sana y bien equilibrada son la confianza, la comodidad y la compatibilidad, además de la honestidad y la integridad.

Cuando os permitís amar y aceptar vuestro cuerpo y el placer almacenado en su interior, vuestra salud mejora. El orgasmo hace que tenga lugar una sanación a nivel celular, y la gente más sana tiene experiencias sexuales de manera regular. El acto sexual provoca una respiración intensa que oxigena et cuerpo y expande su energía vital. Un aumento de oxígeno en la sangre mejora la sensación de estar presente y de la claridad mental. El hacer el amor aporta un buen empuje al sistema inmunológico; durante el orgasmo se liberan endorfinas que alivian el dolor, el estrés y la tensión.

El amor y una relación sexual satisfactoria van de la mano cuando existe una salud vigorosa y una vida más larga. Recordad que vuestro estado mental durante un orgasmo, junto con las creencias adoptadas, os permitirán viajar por los misterios sexuales. Cuando compartís un orgasmo en una relación amorosa y cuando hay confianza, se puede poner en marcha la sanación del cuerpo; una sana expresión sexual y una apropiada práctica con la persona adecuada puede reorganizar el cuerpo a todos los niveles.

La confianza crea una zona de comodidad en la que podéis conectar verdaderamente el uno con el otro. El sexo sana. ya que cuando estáis relajados y os encontráis en esta zona de comodidad y estáis abiertos al placer, podéis sentir verdaderamente las vibraciones de amor entre vosotros y vuestra pareja.

Cuando está presente la energía del chakra corazón, la energía nutritiva, sustentadora y regeneradora estimula las células para que respondan con un gran «¡Sí! ¡Esto es la creación! ¡Esta es la naturaleza primordial de la existencia! ¡Sí, eso es!» Esta sensación entre dos personas es la energía sanadora del sexo.

Recordad que el estado orgásmico crea una suspensión a nivel celular; os halláis ligeramente por encima de la gravedad y flotáis gracias a una profunda relajación.

Las personas que no tienen orgasmos nunca se relajan completamente y, si uno no se puede relajar por completo, se pierden los placeres multisensoriales de la vida. Nadie os debe un orgasmo si habéis sido incapaces de descubrir personalmente el placer orgásmico del propio cuerpo. Es una experiencia que os debéis a vosotros mismos; debéis entender lo que es un orgasmo aprendiendo cómo complaceros a vosotros mismos.

La sociedad ha creado tabúes con respecto al cuerpo; sin embargo, una cosa es que alguien te ate los cordones de los zapatos y otra totalmente distinta es hacerlo uno mismo.

Debéis conocer vuestro cuerpo; es vuestro. La idea de que el sexo es algo pecaminoso o que hay algo que no funciona bien en vuestro cuerpo es un ejemplo de los programas sociales sedimentados y de las creencias limitadoras. No obstante, os sentiréis bien, siempre y cuando sigáis a vuestro cuerpo con integridad.

El sexo es como un cohete; conectado a una intención consciente os puede proporcionar aspectos de la realidad que enriquezcan vuestra vida.
Lo más intenso que puede ofrecer la sexualidad es transportaros a las estrellas para vivir una experiencia remota.

Hace mucho tiempo, los hombres y las mujeres sabían cómo entrelazar sus seres espirituales con sus formas físicas para explorar la Tierra, la Luna y los planetas; sabían observar los patrones del clima y las actividades celestes o explorar una zona nueva y adecuada para vivir. Querían conocer a quienes ocupaban este plano de la realidad junto a ellos.

Sabían cómo conectar con familiares y amigos lejanos o ya fallecidos porque estaban conectados con el baile secreto y lo entendían. Los animales se movían con facilidad entre las dimensiones y se observaron, e incluso a veces se consultaron, ya que su sabiduría se conocía entre las diversas capas de la realidad.

El sexo es como un cohete; conectado a una intención consciente os puede proporcionar aspectos de la realidad que enriquezcan vuestra vida. Practicar el sexo con una persona amada es como subirse a una alfombra mágica y viajar donde os apetezca.

Cuando tenéis sexo, despertáis la energía kundalini de la fuerza vital que se encuentra enroscada al final de la columna, y la invitáis a que salga de su cueva y que os enseñe a bailar con la vida. La responsabilidad de conocer y entender vuestro cuerpo es vuestra; debéis conocer las maneras de tocarlo y colocarlo donde os aporte mayor placer, para permitir que esa energía suba por la columna vertebral y penetre como una espiral en la realidad.

Activar la energía kundalini mediante el placer sexual puede crear una apertura completa a dimensiones simultáneas que tienen una relación directa con la vida que estáis viviendo actualmente.

Un orgasmo con gozo extático localizado en los genitales puede hacer que la kundalini ascienda hasta el segundo chakra. Elevar la energía más arriba en el cuerpo se consigue ampliando el tiempo de placer, respirando profundamente, relajándose, entregándose a la alegría del proceso y utilizando la imaginación para ascender a la ola de energía.

Pensamientos que producen ansiedad debido a determinadas actividades reducirán el proceso. Cuando os relajéis y permitáis que vuestras sensaciones se desplieguen en el tiempo, lograréis producir más energía. Sed creativos con vuestra pareja y condicionad esa energía, con vuestra exploración del cuerpo y vuestro éxtasis sexual, a metas e intenciones en la vida.

También podéis enviar vuestra energía de amor para que los miembros de vuestra familia, así como los amigos y toda la humanidad, disfruten de paz en el mundo. La experiencia del segundo chakra puede ofrecer un gran orgasmo genital, pero no un orgasmo a nivel de todo el cuerpo, un orgasmo multicorporal, un orgasmo que abra todos los chakras ni tampoco un orgasmo multiversal; cuando la energía sube al tercer chakra, ambos notaréis las sensaciones de la zona abdominal y reconoceréis claramente el estado emocional del otro.En una relación sana y a largo plazo, la energía subirá más allá del abdomen y alcanzará el cuarto chakra o chakra corazón, donde se encuentra el amor, la confianza y la admiración mutua entre la pareja.

Cuando el chakra corazón está abierto, dos personas pueden permanecer juntas toda una vida. Muchas parejas construirán una familia y se amarán de manera auténtica el uno al otro al haber establecido comodidad y honestidad en el quehacer diario. Si la energía no llega hasta el chakra de la garganta, nunca mencionarán sus verdades más profundas, ni escucharán las del otro.

Cuando hay energía en el quinto centro o cuando la kundalini ha subido hasta ahí, dos personas pueden comunicar verdaderamente lo que piensan y expresar sus miedos, alegrías, memorias y opiniones. Con este logro absolutamente importante, la energía kundalini puede moverse más allá del chakra garganta para activar el sexto y el séptimo centro energético de la mente superior.

Conforme la energía circula por vuestro cerebro. la fuerza del orgasmo (luye por todo el cuerpo produciendo intensas olas y sensaciones placenteras sucesivas.No se puede experimentar un orgasmo de todo el cuerpo o un orgasmo que abra todos los chakras en el caso de sexo no consensuado. La violación, el incesto y los rituales de culto que implican a niños y animales producen una frecuencia de energía sexual muy baja.

Los que participan en semejantes prácticas son. en la mayoría de los casos, poseídos por entidades que dirigen al humano para que lleve a cabo las actividades que desean los ocupantes. Puede que algunas personas obtengan gran placer con semejantes prácticas, aunque estén violando a otra persona. El placer combinado con el sexo depende de vuestros valores; no obstante, perseguir el placer no os da permiso de hacer lo que queráis.

El propósito de la aceleración implica el aprendizaje de cómo manejar la energía y, en la cuenta atrás hasta el año 2012, lo que se pone en movimiento regresa cada vez más deprisa al campo de la existencia. ofreciendo un feedback rápido con respecto a lo que estáis creando. Actuaciones negativas crean consecuencias negativas.

En estos tiempos, parte de la soñación de la humanidad implica reconocer y liberar los patrones disfuncionales que han pasado de una generación a otra.
Sois un producto de tendencias y, en estos tiempos, parte de la sanación de la humanidad implica reconocer y liberar los patrones disfuncionales que han pasado de una generación a otra. Estáis destinados a utilizar vuestra toma de conciencia para comprender el significado de estos patrones para luego sustituirlos por nuevas creencias que sean fieles a vuestra intención positiva.

Si venís de un linaje de personas que reprimían su sexualidad, estos códigos están almacenados dentro de vosotros, lo que no implica que tengáis que seguirlos. No estáis totalmente condicionados por las pautas de vuestros genes; no obstante, la programación de cómo explorar la vida y, sobre todo, la sexualidad, existe.

La energía sexual está profundamente codificada en vuestro cuerpo; es la energía bruta primaria. Las mujeres, en particular, han heredado un patrón de percepción que ha restringido sus capacidades y deseos de tener un orgasmo; de hecho, hay muchas mujeres que no han tenido jamás un orgasmo.

Algunas mujeres han aprendido a simular un orgasmo sin que nadie se diera cuenta porque sus parejas están demasiado ocupadas en satisfacer sus propias necesidades para prestar atención. Una mujer sabe que debe suceder algo y a veces finge gemidos y gritos, imitando los sonidos sin jamás sentir la excitación y pasión.

Una mujer simulará tener un orgasmo porque no conoce ni acepta a su cuerpo ni tampoco entiende lo que se está perdiendo. Los hombres disponen de una muestra externa de su excitación, y emiten su energía sagrada durante la eyaculación, que suele acompañar a un orgasmo. El contacto de la mujer con la parte sexual sagrada de su ser es un camino hacia dentro, hacia las oscuras profundidades misteriosas.

Debido a estas razones básicas, las dos identidades sexuales diferentes se han utilizado como base para entender el poder de la energía almacenada en vuestro cuerpo.

Para utilizar el cuerpo para una satisfacción óptima y, especialmente la satisfacción sexual, tenéis que estar presentes en vuestro cuerpo y ocupar cada una de las partículas de vuestro ser.

Aunque resulte evidente el sexo al cual pertenecéis, tenéis tanto una vibración femenina como masculina:

  • el lado izquierdo de vuestro cuerpo es regido por el hemisferio derecho
  • el lado derecho por el hemisferio izquierdo de vuestro cerebro

De acuerdo con la biología, vuestros genitales deciden la identidad que aprendéis a adoptar, aunque el grado de energía masculina y femenina puede variar. No hay errores en la biología ni tampoco hay en quiénes sois ni en la identidad que habéis elegido.

No os quedasteis en la última línea de una lista sin tener la posibilidad de elegir.

Cada una de vuestras vidas está entrelazada con las capas de propósitos y planes que están relacionados con una visión mucho más amplia de la realidad. Habéis sido hombres y mujeres a lo largo de vuestro viaje multidimensional a través de la forma humana y. aunque no recordáis conscientemente vuestras diferentes identidades, vuestros registros de las líneas personales del tiempo están guardados en las diversas capas de la mente subconsciente e inconsciente.

 

 

A veces, determinados talentos y habilidades crean en una mujer unas cualidades más bien masculinas y en un hombre características femeninas. Aceptarse a sí mismo no sólo es una clave importante para comprender vuestra identidad; también es una señal de una mente que despierta. Sois una expresión que vosotros mismos habéis elegido desde una forma más amplia de la conciencia que aprende de sí misma, gracias a las intrincadas maravillas del juego de la existencia.

En algún nivel, estáis predispuestos a vivir vuestra vida como un hombre o una mujer. pero cómo manejáis la energía a lo largo de vuestras apariciones en la realidad física y más allá definitivamente determina y os califica para lo que estáis disponibles.

La sexualidad y la sensibilidad psíquica se entrelazan de manera natural y. con la aceleración energética que activa un despertar espiritual en toda la humanidad, tanto hombres como mujeres en el mundo entero están rompiendo sus fronteras de creencias limitantes y patrones de pensamientos que habían atrapado y ahogado la mente creativa.

En general, las mujeres tienen una mayor tendencia a pasar su atención de una realidad a otra, y la mayoría de las mujeres lo hacen sin darse cuenta. Esa habilidad es inherente a la forma humana. Las mujeres también tienden a establecer una conexión más profunda con su estructura biológica y son psíquicas de forma natural debido a su ciclo de menstruación mensual, que suele comenzar en torno a los doce o trece años, y que finaliza a los cuarenta, cincuenta incluso sesenta años.

Cuando las niñas comienzan a ser mujeres, la aparición de la primera menstruación crea un vórtice energético psico-espiritual, un portal de poder personal relacionado con los ciclos de la Luna.

La gestación y el parto pueden modificar más aún la conexión que tienen las mujeres con su cuerpo. Desafortunadamente, a muchas mujeres se les han negado los placeres del cuerpo porque tanto a hombres como a mujeres se les ha enseñado durante amplios periodos de tiempo a considerar su menstruación de manera extremadamente negativa (y a aceptar irónicamente la sangre llena de dolor de la guerra).

Cuando las mujeres condenan su cuerpo por sus funciones naturales, no hacen otra cosa que atraer problemas físicos porque sus células siguen sus órdenes. Este desprecio y esa ignorancia de este proceso que proporciona la vida se han convertido en diversos malestares de la vida moderna. El ciclo menstrual es algo muy característico del cuerpo femenino y potencia la fertilidad, la energía de la diosa madre y, durante periodos especiales de cada mes, cuando aparece la menstruación, las puertas para traspasar la realidad 3D están abiertas de par en par.

Hace mucho tiempo, el conocimiento de la menstruación fue apreciado y respetado.

Durante los últimos 2.000 años, el poder del cuerpo femenino y su ciclo de menstruación han sido ridiculizados y ninguneados; sin embargo, hace mucho tiempo, el conocimiento de la menstruación fue apreciado y respetado. En el ritmo de vida de una mujer, la aparición de la menstruación determina cuándo v cómo establece contacto con los misterios de la naturaleza.

Ésa es la grandeza de su magia (ser capaz de guiar el camino de la humanidad con elegancia y compasión según la naturaleza, es decir, ser capaz de traer vida). La presencia de la menstruación, o sangre lunar, produce diferentes grados de sensibilidad dependiendo de la individualidad. El éter siempre está rebosante de actividad y, cuando las mujeres se abren psíquicamente una vez al mes, se puede crear el caos si ellas no entienden lo que está pasando.

A veces las mujeres quieren retirarse, encerrarse y esconderse durante unos días para protegerse del importante número de frecuencias que sienten, pero que. bastante a menudo, no entienden.

La vibración masculina es una fuerza de enraizamiento para esta apertura psíquica y. por ello, los hombres deben honrar y respetar su propia parte equilibrando el poder del ciclo menstrual.

A lo largo de la historia, los hombres han demostrado ciertamente sus propias habilidades psíquicas grandiosas y sus famosas hazañas. No obstante, al igual que con las mujeres, los últimos 2.000 años de sufrimiento mental, físico, emocional y espiritual (debido a guerras y la persecución de las mágicas prácticas psíquicas) han producido una impronta de tremendos registros de miedo y dolor en los genes, sobre todo en la vibración masculina.

Los hombres están aprendiendo que su sensibilidad y su vulnerabilidad en realidad son su fuerza interna, y que la honestidad es la clave tanto para una conciencia clara como para la paz mental. También se está retando a los hombres para que acepten la responsabilidad de su poder sexual, que tiene una carga energética completamente diferente a la de las mujeres.

Los hombres deben entender que su poder personal reside en activar y abrazar sus sentimientos, una parte de si mismos que no han considerado debidamente. Cuando los sentimientos de un hombre se unen a su energía sexual, éste puede experimentar nuevos niveles de intimidad. Aunque es importante tener un cuerpo bien estructurado. la fuerza real está relacionada con la capacidad de confiar en uno mismo, en la familia, en la pareja y en otros hombres y mujeres.

La tarea de los hombres consiste en confiar en los demás con sus verdades para reconocer la ignorancia arrogante y la estupidez de la guerra, así como para honrar y respetar cualquier forma de vida.

Vuestra biología os empuja a procrear para que podáis aprender de primera mano cómo manejar la energía de la creación. La gestación es el símbolo del crecimiento. una promesa de renovación y responsabilidad. Cuando un hombre y una mujer tienen una buena relación sexual terrenal (que ocupe sus cuerpos por completo y con el disfrute de las alegrías que les proporcionan sus cuerpos, riéndose y buscando amorosamente el camino hacia la experiencia cósmica) enriquecen enormemente su conexión con el otro y con el cosmos.

Un niño concebido en semejante entorno será un inerte miembro de la raza humana, especialmente cuando se añade la energía sensual de la naturaleza para enriquecer el esfuerzo (hacer el amor en un entorno privado bajo la plateada luz de la Luna o bajo el calor de los rayos del Sol). Hacer el amor con el propósito de crear vida es mejor cuando se está embargado por el placer y el gozo, ya que esto condiciona la relación entre el hombre y la mujer y el niño.

Durante el proceso de la concepción, el óvulo y el espermatozoide canturrean y se susurran el uno al otro cuando el esperma va corriendo para ofrecer su himno a la diosa. El óvulo emite cierto sonido, una llamada al emparejamiento.

El esperma. que aportará las mejores condiciones para el ser no físico, que quiere nacer a través de la unión, resonará con el canto y se ajustará a la vibración del óvulo. El esperma será atraído por la resonancia y ganará la carrera hacia el óvulo. Si sólo ganara el espermatozoide más fuerte, tendríais bebes físicamente perfectos, pero no alineados espiritualmente.

 

Recordad que vosotros elegís vuestra genealogía y el momento del nac
imiento, de modo que la gestación y el parto implican muchos acuerdos. Si queréis engendrar, entonces lo mejor es establecer primero contacto con el futuro bebé durante el sueño; antes de dormir, focalizad vuestra atención para encontrar y comunicaros con las energías espirituales que se convertirán en el futuro bebe (llamadlos y dadles la bienvenida a esta vida).

Practicar el sexo os mantiene jóvenes y fuertes y, gracias a la intimidad sexual con otra persona, establecéis contacto con vuestro espíritu.

Aunque podéis pasar años sin tener relaciones sexuales, la actividad sexual es una necesidad para el bienestar físico en general. Practicar el sexo os mantiene jóvenes y fuertes y, gracias a la intimidad sexual con otra persona, establecéis contacto con vuestro espíritu. Cuando la gente envejece, aunque siga estando casada o tenga algún tipo de pareja, deja de practicar el sexo por una razón u otra.

En estos casos, las personas se pueden complacer a sí mismas. Los profesionales de la salud se están dando cuenta de que la masturbación y otras formas de buscar el placer resultan favorables para el crecimiento personal y el bienestar en general. La gente que no practica el sexo durante mucho tiempo acaba padeciendo una serie de males físicos.

Estimular el cuerpo físico es esencial y. sin duda, es más divertido y productivo con una pareja que sin ella.

Cuando envejecéis os volvéis mas selectivos, tenéis una mayor capacidad de sintonizar con vuestra pareja porque sois más psíquicos y tenéis la sabiduría que aporta la experiencia. Vuestro lugar sagrado ha sido visitado más de una vez y habéis viajado muchas veces alrededor del Sol para reclamar el conocimiento del cosmos.

Entonces, el sexo se convierte en algo más que una mera experiencia genital o física, pues con la edad todo va mejorando; tenéis la sabiduría, habéis construido caminos en el bosque y habéis, en el mejor de los casos, llegado a un punto en el que aceptáis vuestro cuerpo y habéis pasado la fase de incómoda fijación corporal de los jóvenes. Ahora estáis haciendo el amor con una persona; no estáis simplemente utilizando vuestro cuerpo para la estimulación propia, de modo que un abdomen más blandito y un trasero menos firme no suponen gran diferencia.

En cualquier relación a largo plazo, permanecéis en una montaña rusa respecto a vuestra vida sexual. Si siempre escalarais el monte Everest, sería realmente agotador; pasar por las cumbres y valles forma parte de una relación madura. No obstante, conforme os vayáis conociendo cada vez mejor, os daréis cuenta de que hay mucha energía después del sexo. La expresión sexual es vuestro contacto con el creador, y el sexo está relacionado con cómo utilizáis este poder sagrado.

Si tenéis una vida sexual secreta o tenéis que manipular la energía (la propia y la de otros) para tener sexo, entonces estáis utilizando de una manera nada adecuada vuestra integridad y responsabilidad como ser humano; semejantes actividades vibran a un nivel inferior del espectro de la conciencia. Vosotros y nadie más que vosotros sois responsables de elevar el estándar; gracias a ello descubriréis la versión selecta de la energía sexual.

El lado oscuro y peligroso del poder de la energía sexual está relacionado con posesiones por parte de entidades no físicas.

Con respecto al manejo de la energía, os debéis preguntar:

«¿Estoy ocupando mi cuerpo completamente y estoy haciendo el amor por deseo propio? ¿Son mis encuentros sexuales con mi pareja consensuados, alegres y una auténtica expresión de amor basada en la intimidad, la confianza y la honestidad?»

Si tenéis un fuerte impulso sexual, pero falta la intimidad, la confianza y la honestidad, el aburrimiento puede atrapar la relación y conducirla a exploraciones cada vez más peligrosas (a veces relacionadas con el dolor y la humillación para conseguir una excitación genital).

El deseo de este tipo tan extremo de estimulación os aparta más y más del respeto por vosotros mismos, y puede llevaros cada vez más a las profundidades de agujeros oscuros de una posesión por alguna entidad Recordad que, cuando abrís vuestros vórtices sexuales, estáis jugando con el poder primario y bruto de la creación, y entidades de otras dimensiones se sienten muy atraídas por la energía sexual y la fuerza vital generada.

Con la presencia de intimidad y amor, energías dinámicas de vibración más alta establecen contactos sutiles con vosotros durante el acto sexual con el propósito de volver a conectar vuestro cuerpo físico con las dimensiones superiores de vuestra identidad espiritual y esto os protege de posesiones.

Cuando se teme la intimidad y el auténtico valor y respeto a la hora de compartir la energía sagrada, el sexo se convierte en una mera satisfacción de un deseo pasajero.

Este tipo de relación es propensa a atraer entidades de vibraciones más bajas que buscan una manera de entrar en la realidad física sin tener que asumir las responsabilidades de ocupar plenamente el cuerpo, sin poseerlo en todas sus facetas y sin cuidarlo. La posesión por entidades es como una plaga invisible, y mucha gente no puede romper ese ciclo vicioso porque han menospreciado el acto sexual y tienen entidades adheridas a sus campos energéticos.

En el mundo en el que vivimos actualmente, el sexo ha sido degradado y pervertido porque millones de personas han permitido que su segundo chakra sea ocupado por seres que utilizan a los humanos para satisfacer sus perversos deseos sexuales. El verdadero impulso que hay detrás de una adicción a la perversión es una posesión.

En la mayoría de los casos en los que la persona se «engancha» a prácticas sexuales no consensuadas y/o a sexo indiscriminado, como puede ser la violación y tener sexo con niños o animales, esa persona está atrapada en un engaño sexual que lleva el sello de entidades no físicas. Las personas tienen el derecho en este programa de explorar las cumbres y valles de la vida de acuerdo con su propia elección y no estamos aquí para juzgar esas exploraciones.

No obstante. para aquellos que buscan un nivel superior de conciencia, sus valores morales y su grado de conciencia durante cualquier actividad determina el tipo de experiencia que atraerán.

Si existen asuntos sexuales dolorosos y no resueltos de anteriores excursiones a la realidad sexual, vuestras creencias en torno a esas experiencias pueden aparecer cuando practicáis el sexo.

El lado más oscuro del sexo es doloroso, temible, violento, controlador, abusivo, degradante, destructivo y humillante. Recordad que el sexo abre de forma natural las puertas al conocimiento psíquico, os guste o no. Experiencias sexuales intensas, particularmente aquellas relacionadas con la infancia, con frecuencia proceden de asuntos o acuerdos de otras líneas del tiempo.

El abuso sexual puede crear traumas severos en un individuo, que dan como resultado una fragmentación, desorientación, disociación de la personalidad y, en muchos casos una amnesia con respecto al suceso que ha causado el trauma. Uno no pierde el raciocinio sin ningún motivo. En un caso extremo, la traumática experiencia de un abuso puede provocar demencia en una persona, o el desarrollo de desórdenes de identidad que le lleven a perder o rechazar aparentemente el contacto con su propio centro porque el hecho resulta demasiado doloroso.

En cualquier caso, un trauma, sea del tipo que sea, puede provocar una mayor y dramática sensibilidad física y psíquica y activar la respuesta natural de aumentar el estado de vigilancia.

Si el sexo se considerara un acto sagrado, el mundo no estaría en el estado de caos en el que se encuentra actualmente. El mercado de esclavos sexuales constituye una operación de muchos billones de dólares o euros y sus tentáculos se extienden a todos los continentes. Hombres. mujeres y niños son comprados y vendidos como si fuesen objetos sexuales.

Distintos grupos absolutamente nefastos organizan el abuso sexual y utilizan la energía sexual para mostrar control sobre otros; incluso a veces los emplean en rituales como ofrendas de fuerza vital para atraer a entidades oscuras y demoníacas, que son invitadas a esta realidad física.

La energía sexual es la fuerza más vital que poseéis y, por esta razón, aquellos que se dedican a controlar la mente utilizan la energía sexual para controlar y dirigir a sus esclavos. El sexo produce una enorme cantidad de energía y, al igual que la energía atómica, explosiona provocando agujeros en otras realidades. Es por ello que las personas que tienen sexo sin consenso y/o indiscriminadamente atraen a entidades de frecuencias bajas que encajarán en sus formas de pensamiento fantasiosas. Los pensamientos y deseos se ven reforzados por la energía sexual.

Es entonces cuando las entidades ocupan el cuerpo gobernando la sexualidad de la persona. Es muy fácil que una entidad no física aborde vuestros genitales cuando no valoráis adecuadamente vuestra sexualidad. Si os atrae la pornografía y buscáis versiones oscuras del sexo, sois más vulnerables para ser utilizados por estas fuerzas que desvirtúan el sexo. Es posible ser poseído cuando no hay fronteras, ni emocionales, ni mentales, ni físicas.

Si vivís en un mar de confusiones y os atenéis difícilmente a cualquier decisión en vuestra vida o funcionáis sin amor tanto vosotros mismos como vuestro cuerpo, estáis colgando un letrero que dice «libre» en vuestro campo energético.

A veces, las heridas de está realidad infringen simultáneamente otras experiencias y con otra versión de vosotros en otras líneas del tiempo. Debéis estar más atentos a los eventos que cruzan el tiempo lineal hacia otros tiempos más allá del multidimensional y aunar vuestra inteligencia emocional con vuestra intuición y tener una mente clara que os permita reconocer la naturaleza de las sincronicidades de los eventos de la vida.

Una versión superior de vosotros mismos siempre está trabajando con vosotros para ayudaros con la integración espiritual. Recordad que las oportunidades para las conexiones espirituales son tan enormes en estos tiempos que lo que sanáis amplía las vibraciones y frecuencias, que penetran la red de la existencia (vuestra contribución creativa al movimiento del baile).

Es importante saber que vuestra conciencia siempre está trabajando para integrar y sanar, así como para obtener vislumbrar y conocer los «porqués» y «para qué» de vuestras experiencias.

El abuso sexual puede ser interpretado como una experiencia de poder personal si os preguntáis por el verdadero propósito de vuestra herida y si buscáis el significado de múltiples capas concernientes a la sanación.

 

¿Qué aprendisteis sobre vosotros mismos y aquellos que jugaron con vuestra energía sexual?

La respuesta os dará la oportunidad de enfrentaros con vuestro ser, gracias al contacto íntimo con otros seres humanos que pueden reflejaros aspectos escondidos de vosotros mismos, al igual que conexiones kármicas.

Estilos de vida y estilos de sexo que se han hecho populares en los medios de comunicación, como pueden ser las relaciones múltiples con diferentes parejas, no representan una vida sana y buena; a nivel energético, la relación con varias parejas se vuelve muy confusa y agotadora para todos los individuos involucrados. Cuando hay demasiadas personas involucradas en una relación, los niveles de honestidad, profundidad e integridad se ven muy comprometidos. Vuestras células saben cuándo no son valoradas.

Si vais a formar parte de una relación, ya sea homosexual o heterosexual, os debéis comprometer. Explorad los sutiles matices de lo romántico y permitid que los misterios de la sensualidad florezcan.

Debéis estar seguros si tenéis una relación sexual de que sentís amor, aprecio y confianza. Si tenéis sexo con alguien en el que no confiáis, ¡corred! El sexo sano y saludable tiene como fundamento la honestidad y la veracidad. Cuando podéis construir una relación íntima basada en la confianza, la integridad y la diversión sana, podéis comenzar a activar todo tipo de códigos de conciencia en el ADN, y mejorar vuestra vida gracias al conocimiento obtenido.

Una vecindad con fuertes lazos familiares basada en el amor y el sexo sano mejorará cualquier comunidad.

La sexualidad vivida, adecuada y apreciada atrae entidades vibracionales que engendran el acto del amor con una experiencia de conocimiento cósmico. Esto ya se sabía desde hace mucho tiempo en vuestro planeta, cuando el mejor regalo para equilibrar una comunidad era el amor. Una experiencia buena y amorosa entre dos personas, que crea un orgasmo sano, honesto y amoroso, se extendía a toda la vecindad.

La energía no conoce paredes.

Una vecindad con fuertes lazos familiares basada en el amor y el sexo sano mejorará cualquier comunidad, y aportará paz y prosperidad a todo el país. Imaginad ciudades enteras en las que habiten personas que aprecien sus exploraciones sexuales, parejas que se amen, que rían y se valoren el uno al otro en la privacidad de sus descubrimientos.

Cuando se honra la expresión sexual y se comprende como una puerta a la energía creativa de la existencia, el mundo ente

ro vibra con una conciencia mucho más amplia con respecto al propósito espiritual de la vida.

El sexo es una energía vibrante y creativa y, si se usa sabiamente, puede cambiar el mundo. Cuando, durante un orgasmo, estáis entre dos mundos, experimentáis la energía sanadora de la creación, y estas frecuencias energéticas son una contribución de vibraciones a cualquier comunidad y a la Tierra en general.

Practicar sexo sano es un buen negocio para todos. Contribuís al gran baile de energía cuando os aceptáis a vosotros mismos como seres sexuales y reexamináis vuestras experiencias sexuales bajo un nuevo prisma, entendiéndolo como una gran enseñanza para manejar mejor la energía. Las estrellas de las Pléyades se han ocupado durante mucho tiempo del crecimiento espiritual mediante el sexo. dando lugar a una frecuencia energética que aporta riqueza y belleza al mundo material. Nuestro hogar, en el signo de Tauro, el toro, es conocido por su energía vigorosa, fértil y en gran medida espiritual.

Varios alineamientos planetarios, lunares y solares aportan nuevos códigos de dignidad sexual, cuyos efectos mejorarán vuestra comprensión del placer sexual. Lazos fuertes de amor y confianza entre una pareja son imprescindibles para una profunda exploración de las realidades multidimensionales gracias a la energía del sexo. Una relación personal os enraíza en esta realidad para que podáis viajar a las estrellas y recordar quiénes sois y de dónde venís.

Hay muchas más maneras de usar vuestro cuerpo y vosotros ni siquiera lo sabéis todavía: cuando cambiéis vuestras creencias con respecto al sexo y al cuerpo, seréis el recipiente de recompensas hasta ahora no expresadas.

El nanosegundo ofrecerá la oportunidad para comprender la energía de la recuperación del poder gracias al desarrollo de diferentes perspectivas de la realidad. Es importante saber que las situaciones difíciles tienen lugar para iniciar el cambio; la resolución de antiguos asuntos (y no hay ningún asunto más importante que los temas sexuales) os liberará para experimentar conexiones con la vida más significativas y emocionalmente más satisfactorias.

Utilizad vuestro cuerpo como un vehículo sexual respetado y honrado para explorar vuestra identidad y para recibir las enseñanzas de conocimiento en forma de códigos maduros. La sexualidad se ha practicado desde hace mucho tiempo como una forma de recibir y transmitir energía, de modo que si estáis ocupados en hacer el amor, disfrutad sobre todo de quienes sois.

Pero también podéis aprovechar la inmediatez de vuestro placer físico estando presentes en el momento y tener plena conciencia de los otros «añoras».

Recordad que la energía sexual es algo muy potente; crea el impulso necesario para abrir las ventanas a otras dimensiones y, además, es sanadora y rejuvenecedora. la llave de contacto para encender vuestra creatividad. Una gran pasión tiene un propósito aún más importante y os pedimos, por favor, que seáis conscientes del poder con el que estáis jugando.

Recordad bien que la cualidad y la claridad de vuestra intención determinará la frecuencia de lo que experimentéis, algo que se puede aplicar a cualquier empresa. Una vez más. la confianza plena y la honestidad que debe existir en una relación personal enraizará la energía sexual en vuestro cuerpo para permitiros un viaje mucho más placentero.

Las nuevas fronteras de una vida multidimensional y de sanación atraerán a pioneros muy fuertes.

Muchos de vosotros habéis establecido acuerdos para aprender las lecciones para sanar, para establecer conexiones y puentes de una realidad a otra, maneras que son ajenas al sistema de creencias de la sociedad actual. En el viaje hacia la conciencia no importa tanto cómo os ganáis la vida, sino cómo manejáis la energía.Ahora, la oportunidad en la que estáis imbuidos es tan inmensa como sutil.

Todo está ocurriendo muy rápidamente y vuestro reto consiste en integrar muchas enseñanzas, incluidas las trasmisiones de los Pleyadianos y de aquellos que proceden del centro de la galaxia. Abriros a las virtudes y pujanzas del cuerpo humano. Entended que es venerable y que la actividad sexual debe ser valorada como una forma de arte admirable de la creación. Recordad que debéis prestar mucha atención a lo que vuestro cuerpo os quiere decir.

¿En qué medida la actividad sexual ha mejorado vuestro crecimiento espiritual y qué habéis aprendido sobre vosotros mismos gracias a las experiencias sexuales?

El contacto sexual puede estimular las células para convertirse en una biblioteca sensual de conocimiento (un tributo a la belleza, al placer y al amor). Permitiros sentir el poder y la vitalidad que os pertenecen por naturaleza y vivid para expresarlos.

Queridos amigos, es vuestra responsabilidad buscar el placer sexual y ser conscientes de que se trata de un camino sagrado (como un ser honorable, con respeto hacia vuestro cuerpo y vuestra pareja y con reverencia ante el conocimiento que también vosotros podéis mejorar en ese baile cósmico).

 

SIGUEME EN FACEBOOK

 

TANTRA Y EL ALMA GEMELA

No eres media naranja, eres una naranja entera. No busques afuera lo que ya existe dentro de ti. El ALMA GEMELA es tu contra parte interior. El hombre tiene una mujer interior. La mujer tiene un hombre interior. Cuando el ser humano despierta su contra parte interior el Principio de Correspondencia que esta activo en la vida continuamente produce que podamos encontrarnos con una pareja idéntica al despertar de nuestra contra parte. Cuando el hombre despierta armoniosa y equilibradamente su mujer interior, por Principio de Correspondencia encuentra una mujer idéntica al despertar de su mujer interior. Cuando una mujer despierta armoniosa y equilibradamente su hombre interior, por Principio de Correspondencia encuentra un hombre idéntico al despertar de su hombre interior. El problema surge cuando nuestra contra parte interior esta dormida, cuando nuestro hombre interior en caso de las mujeres, o nuestra mujer interior en el caso de los hombre, esta profundamente dormida. Un hombre que tenga su mujer interior despierta podrá tener mayor o total empatía con las mujeres. Una mujer que tenga su hombre interior despierto podrá entenderse perfectamente con los hombres. El ALMA GEMELA esta dentro de ti, no la busques afuera. *He conocido personas que se han encontrado en varias ocasiones con que alguien le afirma solemnemente: ERES… MI ALMA GEMELA! Por ende tienen quizá 5 almas gemelas (?). 1390725_641207379250536_300524141_nEl lado de ti que aun no comprendes, que es desconocido, aquel lado que buscas fuera, en tus parejas… ese lado dentro de ti es tu ALMA GEMELA. La biblia dice que Eva salió del costado de Adán. En realidad ella no salió del costado de el, ni el del costado de ella, simplemente un ser andrógino (andros masculino, gin femenino) se dividió en dos. Ese es el simbolismo correcto de esa imagen. La solución para poder dar con una pareja armoniosa, empática, con la cual puedas construir un vínculo divino, integrando armoniosamente todos los aspectos del ser (físico, mental, emocional y espiritual) y amar desde el Ser, es primeramente despertar tu contra parte. SER UNA CONCIENCIA COMPLETA Y ARMONIOSA INTERIORMENTE, LA CUAL POR REFLEJO SE MANIFESTARA EN EXTERIOR. No somos dos… somos UNO (ANDRÓGINO). Dios no nos creo con necesidades. La única necesidad si es que existe una es despertar. El autoconocimiento siempre será el camino… siempre. ¨Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera¨. Despierta y serás amado en la plenitud de un reflejo exquisito y divino. Dios en ti, en mi, en nosotros… JnanaPrem

SIGUEME EN FACEBOOK  

EN EL TANTRA

EN EL TANTRA
En el Tantra, Shiva representa la esencia masculina, y Shakti la femenina, y cuando éstas se encuentran se produce una interacción armoniosa, vital y amorosa.
Como hombres y mujeres, cuanto más incorporamos, en nuestra relación, lo masculino o lo femenino, creamos una energía fascinante y mágica, así como profunda y poderosa, que genera la danza Universal de ambos sexos (Shiva y Shakti), infinita y eterna.
De hecho, la palabra Tantra (entretejido de energías complementarias, de origen sánscrito) ya nos indica que lo que se pretende es aprender a vivir (esta energía masculina y femenina) en cada momento del día y así experimentar y vivir más intensamente cada momento presente.1891209_640444145993526_472221583_n
En el Tantra se busca compartir y explorar esta danza de las energías masculina y femenina utilizando todos los aspectos de nuestro ser: el cuerpo (sexo incluido), nuestra energía, nuestra capacidad de amar, los sentimientos y emociones, los pensamientos, la consciencia y, finalmente, el espíritu y el alma.
En este sentido, en el Tantra no se niega nada, ni se evita, ni se esconde; muy por el contrario, todo forma parte de esta interacción, y cada aspecto de nosotros mismos es invitado a participar en esta celebración, incluyendo nuestros aspectos menos evolucionados.
De ahí que el camino del Tantra es el camino de la aceptación de todo, y se busca incorporar y amar todas nuestras partes, dándoles espacio a la expresión y a la integración de lo humano con lo sublime.
Otro aspecto fascinante y maravilloso de la relación sagrada o tántrica es ver cómo, cuando la mujer potencia su diosa femenina (Shakti), está invitando al hombre a polarizarse en lo masculino, y, en la medida en que él incorpora su dios (Shiva) y ofrece su esencia masculina en la relación, va despertando a la diosa que hay en ella. Esta aportación mutua genera cada vez más alegría y más amor en la relación.
Esto crea resultados inmediatos en la manera de relacionarnos no sólo con la pareja sino con la vida en todas sus áreas, con el mundo en general, permitiéndonos desarrollar así los dones especiales que todos tenemos como hombres y como mujeres.
Experimentar y profundizar en el Tantra, el arte del Amor y la Relación Sagrada, y zambullirse en la consciencia que éste propone, puede ser la respuesta a muchas de las insatisfacciones, no sólo sexuales, que estamos viviendo en la actualidad.

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

RENDICIÓN TOTAL

RENDICIÓN TOTAL

En muchas filosofías orientales y, más en concreto, en el Tantra, el concepto rendición y entrega es muy antiguo y muy sagrado; no es un tema fácil para nosotros los occidentales, hechos para la competitividad y las victorias, ya que, para muchos de nosotros, rendición es igual a fracaso, a tirar la toalla. Fue la escasa comprensión de estas palabras, las que me han llevado a escribir este post, esperando humildemente poder aclarar un poco la grandeza de esta actitud. Pido a mis lectores que se olviden de los conceptos lingüística y socialmente aceptados sobre este término y que se abran a una nueva forma de entender la vida, incluso en el terreno sexual. Puede que a mí la vida me haya hecho un regalo muy especial, con las dificultades, sobre todo de salud, que he vivido en estos últimos años y que me están permitiendo entender mejor el concepto de “rendición”. Cuando estás a merced de los demás, de médicos, enfermeras, aparatos, tratamientos complejos y de la ayuda y compañía de familiares y algunos amigos, estás en la actitud total de recibir, de pedir sin poder ofrecer nada a cambio, más que a ti mismo y sobre todo en la actitud de ser y de sentir, sin pensar ni juzgar. Esta actitud no pone condiciones, no tiene expectativas, no espera, ni ofrece nada a cambio, no opina, ni juzga, ni programa, ni ordena… simplemente es, se deja sentir, se vive; sería el equivalente a la desnudez total, sin protección, sin defensas, sin corazas, vulnerable… tal cual, como un bebé recién nacido y al total amparo de los que le acogen. Dicen que esta actitud es muy Zen, muy Yin… lo único que sé es que a mi me está ayudando a descubrir el profundo sentido tántrico de rendirse, entregarse, honrar, adorar al ser amado/a, al dios/diosa que hay en mi/su interior, al eterno masculino/femenino… a mi mismo, al Uno, al Todo. Puedo sentirlo y vivirlo en mis momentos de maravillosa soledad, pero lo más hermoso es sentirlo cuando estás con tu amado/a: viviendo y sintiendo el momento presente, el aquí y ahora, gozando de los dones del momento, de los besos, caricias, palabras, música, olores, sabores, gozando y agradeciendo al máximo lo que siento y vivo en el preciso instante de aquel placer que, al no contraerse, al no tener ninguna resistencia, se agranda y prolonga mucho más allá de los genitales, lejos del cuerpo, cerca de las emociones y muy dentro del alma. Los grandes placeres del Tantra se empiezan a descubrir a partir de esta mágica actitud, muy poco occidental, del no oponer resistencia, ni tener expectativas sobre lo que recibimos y no esperar nada a cambio de lo que damos. Es entregarse al momento, al otro/a, a nuestra profunda grandeza, al placer del alma.

En el terreno de la sexualidad, hace pocos años, las prácticas de dominio y sumisión se han vuelto a poner de moda; siguen siendo ancestrales pero parece que las hayamos descubierto a raíz de los últimos libros de moda. Lo cierto es que estas antiguas prácticas, cuando se hacen con la consciencia más profunda, abren el corazón y los sentimientos de la persona que está dominando y también de la que voluntaria y libremente se está sometiendo. Pueden convertirse en actitudes sanadoras que nos lleven al sentir más profundo de una libertad de entrega al amado/a en el caso de sumisión, o de honra, como dominador, sometiendo la humildad de la persona ya que se nos entrega totalmente y sin condiciones. Juzgar sin conocer es fácil, respetar lo desconocido es de sabios, y es por ello que uno avanza, poco a poco, por la vida, descubriendo grandeza y profundidad, donde aparentemente solo había dominio, bajeza y perversión. Aprendiendo a honrar algunas “parafilias” que en nuestra ignorancia estaban fuera de contexto y que ahora nos abren ventanales a comprender la grandeza de una sexualidad que, no por oculta, era mala, sino que era sólo para unos pocos que podían comprenderla y amarla. “… cuando la vi, arrodillada ante mi, humilde, sumisa y diciéndome: quiero que me ates y domines, sentí el inmenso deseo de abrazarla, besarla y darle todo mi amor; cuando levanté su cara para besarla y ella, bajando los ojos, me dijo: por favor… no quise hacerme preguntas y entendí que hoy mi amor debía ser distinto. Me armé de valor y atándola a la cama de brazos y piernas, le vendé los ojos y le dije: mi niña, que tu dolor sea tu placer, te amo hasta el infinito…y empezamos el juego o la sanación o como queráis llamarlo. Mis pequeñas torturas aparentemente la humillaban pero yo, ahora su amo, la veía crecer y hacerse grande, era una diosa entregada a mi para sanar su vergüenza, su alma, su femenino. Suerte que no me vio, porque más de un cachete, pellizco o actitud posesiva iban acompañados de suaves lágrimas de amor que resbalaban por mis mejillas, adorando su pequeñez, sintiendo su grandeza… viendo a su diosa manifestarse” Que la profundidad de estos pensamientos alcance a muchos y empecemos a rendirnos a vivir una vida más libre, incondicional y sin barreras ni prejuicios.

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

TANTRA BENEFICIOS

 TANTRA BENEFICIOS
Algo importante de destacar: TANTRA ES UNA CIENCIA ESPIRITUAL. No es una religión. Esto hace a Tantra una línea de orientación espiritual integradora.
La meta del Ta…Ver más
TANTRA BENEFICIOS
Taller de Tantra Yoga – Escuela Círculos de Conciencia
Algo importante de destacar: TANTRA ES UNA CIENCIA ESPIRITUAL. No es una religión. Esto hace a Tantra una línea de orientación espiritual integradora.
La meta del Tantra es la realización espiritual absoluta, la comunión total y absoluta con el TODOSUBLIME, o DIOS (como expresión común a todas las orientaciones espirituales).
Individualmente Tantra nos ofrece un camino de elevación de la frecuencia vibratoria.
Elevar la frecuencia vibratoria permite que la vida como reflejo, espejo, sea más elevada.
Tantra es un camino intenso de autoconocimiento.
Si estamos solos, la practica enseñada elevará nuestra frecuencia vibratoria individualmente – lo cual traerá mejoría en nuestra calidad de vida en todos los planos de conciencia-, cuando se sincronice la experiencia de una pareja, dicha pareja tendrá una vibración mas elevada y similar a nuestra vibración actual, pues la ley de correspondencia funciona a la perfección en el universo.
Si estamos en pareja, la comunicación en la pareja adquirirá nuevas herramientas. La comunicación se profundiza en todos los planos: físico, emocional, mental y sutil.
Muchos problemas de pareja se resuelven con la práctica de Tantra.
La practica de Tantra genera en el ser humano confianza en si mismo, fuerza de voluntad, desarrollo de capacidades mentales, memoria, inteligencia desarrollada, atención, focalización, lucidez, discernimiento. Mejoramiento del desarrollo afectivo, empatía, amor incondicional, servicio desinteresado en amor en relación a nuestro entorno y nuestro propio ser.
La práctica profunda de Tantra despierta naturalmente todos los cuerpos sutiles, chakras y aura bioenergética. ¨Nos permite hacer uso de nuestros chakras con la misma naturalidad con que usamos nuestras manos¨
 Nos dará acceso a un entendimiento pleno y practico de la simbología del universo, pudiendo aplicar así muy conscientemente la ley de resonancia, así como otras leyes universales, desde adentro hacia afuera, para beneficio de nuestro entorno y propio ser.
Tantra lleva a la pareja a niveles de fusión amorosa profunda y multi- orgásmica. Ambos, hombre y mujer, re aprenderán este proceso de experiencia físico energético consciente. De esta forma la pareja puede compartir estados intensos de orgasmos sublimes, vitales, amorosos, profundos, envueltos de percepciones energéticas encantadoras.
Tantra es un camino de auto-sanación en los cuatro planos de conciencia (físico, mental, emocional y espiritual). Profundiza también en la sanación a nivel del plano de la sexualidad, tanto individual como en pareja.
Lamentablemente se ha relacionado falsamente al Tantra con el sexo, al punto de llamarle erróneamente ¨sexo tantriko¨; tal concepto en realidad no existe. Hablar del sexo es hablar de un acto relativo a lo físico. Hablar de la sexualidad es hablar de la naturaleza humana y Divina del Ser en relación a su capacidad de amar desde lo físico y lo sutil fusionados. El sexo puede ser solo mecánico, pero la Sexualidad es un universo infinito, un misterio encantador y profundo…
Tantra no es ¨ sexo tantriko¨, Tantra incluye el conocimiento profundo de la Sexualidad Sagrada, la sexualidad como un camino de despertar de la conciencia. Así como también Tantra abarca otros aspectos profundos del ser.
La sexualidad no es una meta, sino un aspecto del camino Tantriko. Lo que diferencia a Tantra de otras orientaciones es que en vez de negar la sexualidad, la integra y la estudia como un aspecto más de todo lo aquello sagrado que nos hace Humanos. Muchas orientaciones espirituales o religiosas niegan o desatienden el aspecto de la sexualidad del ser humano. Pero cuando algo no se comprende bien se produce ignorancia. La sexualidad es como una espada, si ignoramos su esencia puede volverse un arma de doble filo y lastimarnos. Tantra, sabia e inteligentemente, atesora la sexualidad y la energía sexual, como camino de sanación y forma de potencializar la práctica espiritual en el proceso de Alquimia.
Si somos a imagen y semejanza, y la sexualidad es objetivamente un proceso trascendente en nuestra existencia, incluso en plano físico – gracias a la sexualidad nos reproducimos y perpetuamos como especie -, ignorar la sexualidad es ignorar a Dios, es ignorar la energía creativa de Dios en nuestro propio Ser.
Estos son algunos de los beneficios que ofrece el Conocimiento Tantriko. En muchos casos la explicación teórica es limitada frente a la experiencia, especialmente cuando nos referimos a experiencia energética. Por esto durante el taller realizaremos individualmente muchos ejercicios de despertar de los cuerpos energéticos. Luego todo el conocimiento que les ofrece el taller de Tantra es aplicable a la vida cotidiana tanto individual como en pareja, percibiéndose como una fuente de luz fresca y cálida, que renueva nuestra energía de una manera exquisita, sublime…
Finalmente les recordamos: No requiere experiencia previa. No es necesario concurrir en pareja, ni estar en pareja. No incluye prácticas sexuales ni nudistas. El taller está dirigido tanto a personas que concurran solas así como a parejas.
Un cálido abrazo sutil,
Orai Shakta.
SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

LA TENTACIÓN LUCIFERINA Y LA INICIACIÓN TÁNTRICA HIPERBÓREA

LA TENTACIÓN LUCIFERINA Y LA INICIACIÓN TÁNTRICA HIPERBÓREA

Dentro de la mercadotecnia de la New Age ha tenido gran predicamento durante los últimos años la búsqueda de la iluminación kundalínica, el samadhi o satori tántrico por medio del ejercitamiento del maithuna oriental, que no es sino el uso de la energía sexual de acuerdo con determinadas normas y disciplinas, en las que mediante la unión sexual sin orgasmo del sadhaka con la sacerdotisa tántrica, la representante de la diosa Kali o de la originaria Lilith, se pretende la ascensión de la energía kundalínica, chacra a chacra, desde el inferior, muladhara, hasta agna y finalmente hasta el chacra coronario, sahasrara o brahmachacra, que dará lugar, presuntamente, si el practicante no equivoca su actuación que podría derivar en tremendos perjuicios físicos y mentales, a la fusión con lo divino, lo búdico, la unidad esencial. Para los gnósticos hiperbóreos la disyuntiva espiritual es clara y terminante, el hombre tiene ante sí dos caminos y deberá elegir uno de ellos: el camino del Espíritu o el camino del alma, agrandar el Yo o renunciar a él, reflejar al Incognoscible o reflejar al Demiurgo. Quien elija el camino del alma, afirman, será disuelto en el Demiurgo. Quien elija el camino del Espíritu deberá enfrentar al Demiurgo y luchar contra él cara a cara, única manera de liberar su Espíritu. Y en este sentido un peligro para el aspirante hiperbóreo, si elige el camino tántrico, es que, como sea que la iniciación yoguística tántrica procura trasmutar al microcosmos humano en un plazo muy breve y conseguir, de ese modo, la identificacion del sujeto con el principio, es decir, con el arquetipo universal y, a través de éste, con el Uno, el Demiurgo, en tal caso el logos kundalini fagocitaría al sujeto anímico y lo refundiría en su esencia cósmica: el samadhi, o los estados nirvanicos, indican que el sujeto animico, el Alma, se ha identificado con el Uno, y que de este modo el sujeto, impulsado por el logos kundalini, ha dado el “gran salto” desde el brahmachakra y se ha situado en un “nivel de conciencia macrocósmico”; el “gran salto” significa que el sujeto ha cruzado el puente metafisico que conduce al plano arquetípico y allí se ha expandido sobre los planos cósmicos por difusion en el aspecto “belleza” o “inteligencia activa” del Demiurgo Creador. En esta lucha final, el Demiurgo será la gran fuerza disolvente, también llamada kundalini, el Demiurgo en el hombre. El Logos kundalini es el aspecto Logos del Demiurgo y, como tal, es el Verbo de el Uno manifestado en el microcosmos. Kundalini es, en el cuerpo humano, el Logos “creador” o “plasmador de formas”, expresión análoga del Logos Solar o Logos Cósmico. Está “dormido” porque el microcosmos ya fue creado, y evoluciona, siguiendo el proceso del Arquetipo Manú de su raza. Si el guerrero fracasa no tendrá una segunda oportunidad en ese manvantara. Su yo podrá ser desintegrado en mil pedazos, morirá o se volverá loco. En los manicomios hay muchos de estos casos: “guerreros” vencidos por la fuerza kundalini del Demiurgo. Y, advierten los Hiperbóreos, en el mejor de los casos el sadhaka que experimenta con la consecución por esta vía, la denominada “vía húmeda”, se convertirá en un adorador permanente del Creador, o en un “maestro” de la logia blanca. Por el contrario, si el yo del Espíritu es lo suficientemente fuerte, podrá vencer al demiurgo-kundalini y liberar al Espíritu para siempre. Perderá su conciencia por breve tiempo y resucitará luego como Espíritu. El guerrero podrá apoderarse, además, de la fuerza kundalini y usarla contra el mismo Demiurgo. En esta guerra final, tan esencial y definitiva, el guerrero podrá perderlo todo durante ese manvantara o ganarlo todo por toda la eternidad. Mediante esta iniciación tántrica, el Espíritu triunfante puede llegar a arrebatar al Demiurgo parte de su creación, un cuerpo y un alma, transformándolos en Espíritu y en materia divina sobre la que aquel ya no tiene control.

El objetivo exotérico declarado de toda yoga es despertar a Kundalini y hacerla subir por el canal shushumna, de chakra en chakra, hasta el centro superior ajna chakra. Desde allí, la fuerza de Kundalini permitirá extender la conciencia a los otros cuerpos sutiles del hombre y llegar al sahasrara o loto de los mil pétalos, adonde se logra la fusión con el Demiurgo Brahma, mediante un “salto de conciencia” hacia la inmanencia absoluta. Con la conciencia en el sahasrara se consigue un éxtasis que consiste, paradójicamente, en la disolución de la conciencia individual, luego de su fusión o identificación con la “conciencia cósmica” o sea: con el Demiurgo. Para el Tantra Hiperbóreo este objetivo exotérico, el estado de trance o samadhi y la fusión con El Uno o nirvana, en el sahasrara, es simplemente un suicidio. La casta Kshatriya hindú, origen en ciertos aspectos del gnosticismo nirvánico hindú, después de la catástrofe atlante había conservado como herencia de sus antepasados gran parte de la Sabiduría Hiperbórea: en especial, la casta guerrera conocía el Misterio de A-mort, el secreto de la caída original del Espíritu Hiperbóreo; tal secreto permitía la práctica de una iniciación nupcial durante la cual se aprovechaba el poder plasmador del logos kundalini en beneficio de una vía secreta de liberación de la Sabiduría Hiperbórea: éste era el llamado “Yoga Occidental” del cual se derivaría, luego de una tremenda degradación cultural, el Tantra yoga, del cual conocemos actualmente algunas variantes exotéricas. El objetivo hiperboreo del tantra yoga consiste en remontar la memoria de la sangre hasta el momento del encadenamiento espiritual, hasta dar con el primer recuerdo asentado en el simbolo del origen; este recuerdo corresponde, como es natural, al gran antepasado hiperboreo. Y dicho yoga occidental se basa en dos principios activos fundamentales: la presencia volitiva del yo, la colaboracion de una mujer hiperborea, la mujer Kaly o Lilith, con el fin de conseguir un “reencuentro” con el espiritu, anhelado durante millones de años. La mujer hiperborea sera quien, en el curso del acto sexual, o maithuna, proyecte sobre el sadhaka la forma de “Lillith”, la compañera guerrera del espiritu hiperboreo; de esa “trasmutacion” el sadhaka no resultara convertido en Manu demiúrgico sino en guerrero hiperboreo, en siddha inmortal, pues para el Tantra yoga, como para cualquier otra vía gnóstica hiperbórea de liberación, el objetivo declarado es el regreso al Origen, el desencadenamiento del Espíritu, su reorientación estratégica, su reversión, y la libertad absoluta de la eternidad. Ello lo hará el sadhaka, desde luego, no identificando el microcosmos con el principio del arquetipo Manú demiúrgico, sino plasmando la forma del logos plasmador, de kundalini, con la imagen de Lillith y consumando en la sangre la boda mágica del gran antepasado hiperboreo. Transmutando el cuerpo físico del sadhaka e inmortalizándolo durante la práctica del maithuna, el acto sexual, el guerrero hiperbóreo tántrico logrará su ansiado objetivo. Quedará así liberado de las cadenas Kármicas, permitiendo que se manifieste en él la conciencia del espíritu hiperbóreo. Llegado a tal estado, con su cuerpo de vraja y su conciencia gnóstica despierta, se es ya un Siddha, un ser capaz de aplicar la posibilidad pura que brinda el Vril y abandonar, si lo prefiere, el Universo material. El maithuna o unión sexual es, en el Tantra, la culminación de un ritual y a este ritual se llega luego de una larga preparación filosófica y práctica. Especialmente se aprende a controlar la respiración y el ritmo cardíaco a voluntad y luego a distinguir los nadis, o canales
internos de energía y los chakras, o vórtices de energía. Si el sadhaka tántrico lo llega a conseguir sin perderse en la locura por una desviación de la delicadísima energía o impulso del logos kundalini, el Espíritu, le dice el Lucifer interno al aspirante, se hará una sola entidad divina con su cuerpo y su alma. A partir de entonces, asegura la promesa luciférica, será para siempre un Espíritu-Alma-Cuerpo, por toda la eternidad. Esta entidad tendrá los mismos rasgos físicos que tenía el guerrero en el momento de su transformación, de su transmutación en materia divina de vajra indestructible. El cuerpo y el alma, divinizados e incorporados por el Espíritu, serán el trofeo que ostentará eternamente como recuerdo de su paso triunfante por el mundo perverso de la materia creada. Un hombre así, que se habrá liberado del Demiurgo y de su cadena de reencarnaciones, ha roto definitivamente con todo lo creado, con todo lo que para él era impuro, y producirá siempre una inmensa conmoción y desequilibrio en el universo creado. En su consecuencia, el objetivo esotérico del Tantra gnóstico, hiperboreo o luciférico, es el mismo de toda estrategia hiperbórea y de todas esas prácticas que vienen a constituir los ofrecimientos al aspirante espiritual de la ficción y la tentación luciféricas: la mutación de la naturaleza animal del hombre de a pié por la presuntamente divina e inmortal del Siddha luciférico. Y es por eso precisamente que debe tenerse bien en claro que el virya hiperboreo, por medio del tantra, no busca ninguna fusión con el Cristo sino, por el contrario, persigue aislarse totalmente de El para ganar la individualidad absoluta que otorga el “Vril”. Es evidente por tanto que la técnica iniciática que promueven y fomentan los Hiperbóreos, en el sentido más oriental, constituye un atajo más en el orden de las mancias, las magias y los chamanismos de los tiempos antiguos, al margen del único fin justificativo de la existencia humana, según el Plan divino. Solo la consciencia y la consecución de una individualidad madura, asentada y libre, permitirá, con la asistencia y trascendencia de la componente luciférica anímica (nos da igual que se le llame Espíritu o Alma), una verdadera emancipación de este mundo de sufrimiento y dolor, para que eventualmente la Humanidad logre liberarse de las cadenas de la materia, por el propio esfuerzo y constante sacrificio consciente, hasta constituirse en su día en una Jerarquía Divina y Espiritual, como Décima Jerarquía de Libertad y Compasión. Ninguna Entidad Espiritual de las que hasta ahora componen todas las Jerarquías Angélicas contiene esa característica, que en su día, si prospera el plan divino, constituirá el rasgo esencial guardado para el ser humano: la Libertad, que tanto añoran los Hiperbóreos Luciféricos.

 

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

SEXO TANTRICO

SEXO TANTRICO

BUEN SEXO SALUD PARA EL CUERPO Y EL ALMÄ Muchos de vosotros os habréis preguntado algunas veces si es verdad todo esto que se dice de que el sexo es saludable, que el semen es bueno para la piel, que previene el cáncer, que prolonga la juventud, que los que practican el sexo con cierta asiduidad y entusiasmo, viven más, mejor y son más felices, que practicarlo en la vejez reduce medicamentos, alivia dolores, da más calidad de vida, etc. Al buen sexo se le atribuyen muchos milagros, la ciencia últimamente no cesa de hacer estudios de todo tipo para demostrarnos lo sano, natural y placentero que resulta. Buscad en Internet (sexo y salud) y encontraréis cientos de trabajos, conclusiones, encuestas e incluso tesis doctorales que hablan del tema. Entonces ¿Porqué a pesar de todo esto, nos cuesta tanto creer dónde radica la fuente de la eterna juventud que tanto buscaban los antiguos alquimistas? ¿porqué hemos dejado que los prejuicios, viejos patrones, creencias, resistencias, tabúes, historias, leyendas, falsas doctrinas, miedos… nos alejasen del camino de la felicidad, de la salud y del placer? La buena sexualidad, la que los Nuevos Tiempos empiezan a vislumbrar, y que algunos, más avanzados, ya están descubriendo, es una forma de ser y de vivir donde al placer de los sentidos, se une el de la convivencia, donde el sexo es una consecuencia-manifestada de este bienestar, la creatividad y la fantasía una fuente constante de inspiración y la alegría y las ganas de jugar como niños nuestra forma de vida. Esta forma de vivir el buen sexo nos genera una gran cantidad de hormonas que nos devuelven la ilusión, enaltecen la pasión, nos dan ganas de vivir, de superar dificultades, nos ayudan a encontrar respuestas más fáciles, a seguir la vida por un camino más corto, a sentir la alegría y la paz en nuestro interior y nos permiten encontrarnos a nosotros mismos desde un punto distinto, el punto del amor, entendido en toda su amplitud: física, psíquica y emocional. “Los orgasmos frecuentes, estimulación de ondas cerebrales, alterarán la química del cuerpo. La depresión y el estrés desaparecen. La salud sexual de la mujer mejorará muchísimo. Los dolores de cabeza, calambres menstruales, problemas urinarios, la debilidad de la función inmune, incontinencia, etc., prácticamente pasarán a formar parte del pasado.

En el sexo tántrico, la química del cerebro se ve afectada al potenciar la actividad de las glándulas endocrinas que producirán más hGH, la serotonina, la DHEA y testosterona. Los estudios científicos y médicos demuestran que la salud sexual mejora drásticamente … se estimula la circulación sanguínea, la desintoxicación del cuerpo a través de la respiración, el fortalecimiento de las funciones cardiovasculares, sistemas endocrino/inmunológico y nervioso, lo que mejora la salud sexual, el rejuvenecimiento y la longevidad.” (Amrita Tantra) A nivel emocional, el buen sexo puede ser liberador y sanador de antiguos abusos, de maltratos, culpas, miedos, patrones y viejas creencias que han hecho que muchas mujeres, dolidas, se hayan alejado del hombre y de alguna forma le estén pasando cuentas de un pasado donde el machismo dominó, esclavizó e incluso mató, a muchísimas mujeres. Hoy en día se ha descubierto que algunos juegos de rol sexuales, la plasmación de algunas fantasías eróticas y, por descontado, técnicas de sanación y masajes especiales, pueden sanar grandes y viejas heridas sexuales. A nivel más profundo, más espiritual, hay corrientes que a esta nueva sexualidad la llaman “el regalo de los dioses” y que relacionan los orgasmos tántricos de alto voltaje con los éxtasis místicos. El Tantra nos enseña a desarrollar nuestra energía masculina y femenina para incluirla en la danza del sexo y elevar el nivel de consciencia de nuestra experiencia sexual hasta límites insospechados. Este siglo XXI está rompiendo viejos esquemas, recolocando sistemas y haciendo brotar nuevas formas de vivir, donde se rompen los límites impuestos por las anteriores jerarquías políticas, científicas y religiosas y donde lo nuevo (muchas veces por demostrar) ofrece nuevas vías de solución. Cada vez hay más Hombres y Mujeres que anhelamos reconocernos y aprender a mirarnos a los ojos y al corazón, y a saber disfrutar, al fin, de una auténtica sensualidad y de una sexualidad integral, más natural, juguetona y creativa, así como divina y sagrada; así, reconciliados y unidos de la mano, crearemos una nueva forma de vivir y disfrutar de la unión del cuerpo, el sexo y el alma, sentir la entrega y la honra entre el masculino y el femenino y respirar juntos la danza sutil del Tantra. Esta sexualidad más abierta, que hasta hace poco no habíamos ni imaginado, y mucho menos, sentido y vivido de forma tan sublime, es la que nos ayudará a entrar en los secretos más ocultos de la Humanidad: la Salud, la Abundancia, la Felicidad y el Amor Infinitos.

 

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

LA DANZA EROTICA DE LA KUNDALINI

LA DANZA EROTICA DE LA KUNDALINI

Danza tántrica para sanar tu sexualidad y tus emociones La danza es utilizada en el Tantra como un ritual sanador para conectarte contigo mismo y con tu pareja. Esta danza te puede ayudar a movilizar tu energía sexual liberando posibles bloqueos, traumas o inhibiciones aprendidas. Danzar puede ser también muy divertido porque te conecta con la alegría de tu niño interior. La danza Kundalini es una forma de meditación en movimiento creada por Osho, místico y líder espiritual de nuestros tiempos nacido en la India. Es una práctica saludable porque revitaliza tus energías, integrando cuerpo y mente. Te ayudará liberar tensiones y bloqueos físicos, emocionales y mentales. Al finalizar la meditación notarás como tu mente y tu cuerpo se aquietan, al entrar en un profundo silencio interior. Aunque no fue creada como una danza erótica en si misma, uno de sus beneficios es que mejorará también tu vida sexual. Según el yoga, esto se debe a que moviliza suavemente la energía Kundalini, que es la energía vital y espiritual de cada persona, alojada en la base de nuestra columna en la zona del perineo. Con la danza, esta energía se mueve y sube con fluidez hacia el segundo chakra (centro energético ubicado un poco más abajo del ombligo), relacionado con la sexualidad, el placer, la creatividad y la procreación. Te sentirás más sensual y vibrante, con más alegría de vivir y aumentará tu capacidad para experimentar placer sexual. ¡Baila hacia el gozo y el éxtasis! Danza Kundalini paso a paso El mejor momento para realizar esta danza es al atardecer, cuando el sol se haya ocultado. Te ayudará a relajar tensiones del día y aquietar tus pensamientos y emociones. Danzar es buena manera de arraigarte y de hacer contacto con la Madre Tierra. Cuando dances puedes imaginar que estás acariciándola con tus pies, una hermosa expresión que utilizan quienes practican danzas sagradas en países del lejano Oriente. Puedes utilizar cualquier música que sea vibrante y alegre, pero sin letra para que no evoque ningún recuerdo o emoción en particular. También puedes escuchar la música original de esta meditación: Música para danza/meditación Kundalini de Osho

La danza Kundalini consta de 4 etapas de 15 minutos cada una (1 hora en total): Etapa 1: Sacude tu cuerpo sin forzarlo (15 minutos) Sacude tu cuerpo soltándolo por completo y permitiendo que poco a poco se vaya disolviendo la rigidez en el cuerpo. Para ello, separa un poco las piernas, dobla ligeramente las rodillas y haz movimientos que sacudan tu cuerpo partiendo desde los pies hacia arriba. Balancea tus caderas y pelvis de lado a lado, hacia delante y atrás, soltando cualquier rigidez en la zona lumbar. Suelta también los brazos y hombros, deja que la cabeza se mueva suavemente al unísono. No fuerces los movimientos de sacudida, simplemente deja que sucedan. Transfórmate en ese movimiento de sacudida y siente la dicha de liberar tu cuerpo. Imagina que tu ser se disuelve y se transforma en líquido mientras te sacudes. Puedes cerrar tus ojos si lo deseas. Esta etapa es como un suave calentamiento para la danza. Etapa 2: Baila libre y espontáneamente (15 minutos) Deja que tu cuerpo se mueva como lo desee, según sus propios impulsos y necesidades. Baila libremente y como lo sientas, sin necesidad de demostrar nada, sin enjuiciar, conectándote con la expresión más auténtica de ti mismo. Deja atrás cualquier pensamiento limitante, pretensión o necesidad de demostrar que lo estás haciendo bien. Mueve todo tu cuerpo y relaja tu cintura, caderas y pelvis, conectándote con tu corazón. Haz suaves movimientos sensuales – nada forzado ni provocativo – liberando posibles energías negativas y bloqueos para liberar la radiante expresión de tu sexualidad. Entrégate por completo a la danza, fúndete con la música y baila alegremente. Tus ojos pueden estar abiertos o cerrados. Danza a solas las primeras veces, en conexión contigo mismo, atento a tus necesidades, expandiendo poco a poco los movimientos, mientras sientes que el cuerpo y la mente se flexibilizan. Más adelante puedes realizar la danza en pareja, moviendo juntos sus pelvis con suavidad y al unísono, mientras fluyen en el océano de la alegría y el placer de vivir. Etapa 3: Detén los movimientos y observa (15 minutos) Cierra tus ojos y deja quieto tu cuerpo. Puedes estar sentado o parado. Observa lo que ocurre en tu interior y fuera de ti. Observa tu respiración, tus pensamientos y emociones, sin hacer ningún juicio, sin rechazar nada, sino aceptando con amor lo que vaya surgiendo. Permite que el silencio de la meditación se haga presente y te abrace. Etapa 4: Permanece quieto y entrégate (15 minutos) Con los ojos aún cerrados, recuéstate en el piso boca arriba. Mientras la relajación y el silencio se vuelven más profundos, entrégate por completo a la Madre Tierra, dejando caer todo el peso de tu cuerpo sobre el piso. Permite que la quietud interior llene todos los espacios de tu ser. Al finalizar los 15 minutos abre poco a poco tus ojos y sonrie para cerrar esta maravillosa experiencia. Con la práctica es posible que observes cambios positivos en tu estado de ánimo y en tu sexualidad, incluido tu nivel de deseo y tu capacidad para experimentar orgasmos.

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

LOS SECRETOS DEL SEXO TANTRICO

LOS SECRETOS DEL SEXO TANTRICO

Claves para entender la sexualidad tántrica El Tantra es una filosofía espiritual que surgió alrededor del siglo VI a. C. en la India y fue adoptada por diversas culturas de Oriente. En sánscrito – el antiguo lenguaje literario y religioso de la India – la palabra tantra tiene relación con las palabras red, expansión y transformación. Esta filosofía nos enseña a aceptar nuestro ser como un todo, por ello, es posible la coexistencia armónica del cuerpo, la mente y la esencia divina inmortal en cada ser humano. De esta manera, la persona puede lograr todo su potencial y la iluminación interior. Actualmente, existen distintas formas de tantrismo en países como China, India, Corea, Bután, Indonesia, Nepal y Japón. Al no existir oposición o conflicto entre cuerpo y espíritu, la filosofía tántrica acepta como herramientas de desenvolvimiento espiritual el placer y la sexualidad. Sugiere prácticas específicas para manejar la energía sexual – que es una manifestación de la energía espiritual – y alcanzar estados de placer y éxtasis, más allá del orgasmo en la zona genital. A continuación te explicamos los principales fundamentos y claves para comprender de qué se trata el sexo tántrico: El sexo es una experiencia espiritual La filosofía tántrica afirma que se puede alcanzar y descubrir lo divino a través de la experiencia de todos los días, incluyendo los sentidos. A diferencia de otras filosofías y religiones, los placeres sensoriales y la sexualidad no constituyen un impedimento o barrera para acercarnos al espíritu. Por el contrario, la energía y el deseo sexual son sagrados, ya que forman parte de la misma energía espiritual que nos da vida. Cuando nos conectarnos con nuestra sexualidad, nuestro cuerpo y alma vibran en sintonía con esta energía de amor que fluye de manera constante, poderosa y sutil en cada uno de nosotros. Si la recibimos con agradecimiento, como un regalo de la vida, y la compartimos con respeto hacia nosotros mismos y nuestra pareja, podremos alcanzar estados de gozo, éxtasis y unión espiritual a través de la sexualidad. Unión de las energías femenina y masculina

Cuando una pareja se une durante el acto sexual, se produce una unión entre los principios femenino y masculino del Universo, es decir, entre la energía yin y yang, entre la Diosa (Shakti) y Dios (Shiva), según la religión hinduista. Al integrarse ambas energías se libera energía creativa, a semejanza de la que se liberó durante el Big Bang, cuando se inició el universo. Esta energía es la misma que da origen a otro ser humano (acto reproductivo), a las obras creativas y a la experiencia de unión e iluminación espiritual. De este modo, la unión sexual simboliza la fusión de dos poderosas energías universales que son complementarias. Manejo de la energía sexual como práctica espiritual La energía sexual que se genera durante la excitación y el orgasmo puede ser canalizada hacia los chakras superiores a través de ejercicios de respiración, visualización y meditación. Estos ejercicios producen una transformación interior que ayudan a experimentar estados como el amor incondicional, la compasión, la intuición y la plenitud interior. También suele activarse la creatividad y el cuerpo físico se vuelve más vibrante y saludable. Como en toda práctica espiritual que maneje energías, es importante que la persona tenga una intención amorosa. Sólo de esta manera evitará caer en el egoísmo y la arrogancia. Expansión del placer y estados de éxtasis En el sexo tántrico no existe la prioridad de alcanzar el orgasmo. A través del manejo consciente de la energía sexual se puede aprender a expandir el placer desde los genitales hacia todo el cuerpo, en especial hacia el chakra del corazón y así experimentar estados de gozo y éxtasis. Esto generalmente requiere que la persona esté dispuesta a postergar un orgasmo fuerte pero breve, por un estado orgásmico que puede sentirse como menos físico, pero que suele durar mucho más tiempo y dejar una sensación interna de inmensa plenitud y felicidad. Reconocer al Dios y la Diosa en tu pareja Cuando reconocemos que la presencia divina se encuentra en la persona amada, el acto sexual adquiere también una cualidad trascendente. Así, la pareja puede navegar junta por las olas del placer cósmico – más profundo y sublime que el sexo convencional – creando y recreando la pasión y el éxtasis, a imagen de los dioses Shiva y Shakti, cuando se unen para hacer el amor. Como la experiencia espiritual pide dejar atrás el ego, la pareja es capaz de conectarse con autenticidad, cada quien libre para mostrarse vulnerable y tal como es, con verdadera capacidad de amar. Entonces, cuando ambos se miran a los ojos, sus cuerpos unidos estrechamente en el fuego sagrado, saben y se reconocen como seres de luz en constante aprendizaje y evolución.

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069