ENERGÍA SEXUAL FEMENINA

ENERGÍA SEXUAL FEMENINA

Según el Tantra es “Santa la mujer en el acto carnal; ella debe hallarse en situación de transformar igualmente el fuego de su potencia sexual y poderla conducir a superiores centros del cuerpo”.
El hombre por lo tanto debe aprender a “ver” a la sacerdotisa para poder comprender la unión de Shiva-Shakti, los textos tántricos nos dicen que ella es “extremadamente sutil, la que despierta el conocimiento puro, la corporización de toda bienaventuranza”.
También el sadhaka la contempla como la “inmaculada morada del tesoro de la belleza, el protoplasma brillante, la engendradora de todo lo que es, que inescrutablemente se transforma, muere y vuelve a nacer”.
En el Lalita Vistara leemos que es aquella “cuya delgada cintura, doblada bajo el peso de la fruta madura de sus senos, se hincha en enjoyadas caderas, cargada con la promesa de infinitas maternidades”.
Según la Sexualidad Sagrada la mujer es la corporización de las fuerzas del universo, de la Madre Naturaleza y de D’s mismo, es la manifestación física de la Diosa.
“La Mujer inicia mediante el mismo yoni a través del cual nació el hombre, en una vida anterior. La Mujer inicia mediante los mismos senos que alimentaron al hombre, en una vida anterior. La Mujer inicia con la misma boca que, en alguna ocasión, calmó al hombre. La Mujer es la iniciadora suprema del Tantra”
Kaularahasyamujerluz
“Aquel que está bien versado en el Yoga, honrará a la madre y a la hermana, así como a la danzarina, la lavandera, la mujer humilde, y la mujer noble por igual. Combinará el Cetro de sus Medios con el Loto de la Sabiduría. Con ese rito se obtiene la liberación.”
“A la Gnosis se le llama “Madre” porque da nacimiento al mundo; de manera similar se le designa “hermana”, por la constancia de su cariño, “danzarina” por su naturaleza trémula, “lavandera” ya que tiñe a todos los seres, “mujer de baja casta o paria” porque su esencia interior es intocable.”
Hevajra Tantra
Existen en la India una cantidad de deidades femeninas que representan el principio cósmico universal, Tara, Shakti, Parvati, Kali, etc. El tema de porqué la mujer es la iniciadora resulta para muchos un enigma. Sin embargo lo femenino encierra la capacidad de dar vida, ya sea física como espiritualmente, por eso la mujer es la que transmite las enseñanzas, a partir de un adecuado manejo de las energías. De aquí concluimos que hay enseñanzas que solo se aprenden a través de la unión sexual.
La mujer debe también mantener la pureza en su mundo interior, ya que si está contaminada con celos, envidias, codicias, apego material y demás pasiones, no será una mujer tántrica, y en definitiva en vez de iniciar al hombre lo estará enterrando con su propia energía. Cuando digo mujer tántrica me refiero a esa sacerdotisa sagrada que con su amor se expande a sí misma y a su amante.
El tántrico tiene la cualidad de ver en la mujer la encarnación de Shakti, la Divina Vestal, de ahí que algunos maestros dicen que antes de enamorarse de la mujer el hombre debe enamorarse de Shakti y que la mujer antes de enamorarse del hombre debe hacerlo de Shiva, una vez cumplido esto tienen casi asegurado el éxito en la relación.
En la unión sexual el hombre reencuentra su parte femenina con los efluvios que la mujer le da; ella al buscar la transformación, la comprensión y la vida pura, tiene el poder de otorgar al hombre dichas cualidades, el cual al hacerse receptivo puede reconocerlas en sí mismo. Es la intención de la mujer la que también moldea al hombre, de ahí que se diga que una mujer levanta o hunde a un hombre.
De Shakti surge todo, es la creadora y cada cosa creada contiene en sí misma el poder de Shakti. Esa Shakti que está en todo se llama en el hombre Kundalini Shakti, el poder de la serpiente, el poder del fuego. La tendencia de nuestra Shakti es la de unirse a la Shakti del Universo entero, por eso cuando el hombre reconoce los llamados del Ser Supremo, su propia Shakti comienza a despertar, cuando siente los llamados del Absoluto, Kundalini despierta.
La mujer inicia al hombre en los misterios sexuales no porque conozca técnicas específicas o grandes posturas gimnasticas en cuanto al acto sexual, sino porque espiritualmente tiene un caudal energético que le permite realizar esa iniciación.
En este texto tomado de los textos hindúes tenemos tres elementos a destacar, el Yoni, los senos y la boca. El Yoni se traduce normalmente como “vagina”, aunque su significación global abarca a todo el ser femenino y no solo a la vagina. En este caso se refiere a la zona del vientre, que es donde se encuentra la concentración del fuego sexual. A esta zona se le llama en la mística celta “el salón de la Dama de los Bosques”, es al asiento de las fuerzas de la Divina Madre Naturaleza, el vientre cósmico que es capaz de iniciar al varón en los misterios ancestrales.
Para aquellas mujeres que deseen trabajar energéticamente esta zona pueden concentrarse en el chakra sexual y vocalizar la letra M en cada exhalación. Pueden ir al mar y orarle a Stella Maris, mientras se bañan en las aguas del mar y vocalizan la letra M.
El segundo elemento a destacar en el texto son los senos, que son parte del sistema sexual femenino y que esotéricamente están en una parte del cuerpo donde se concentra mucha energía, el centro del corazón cuyo lugar específico es exactamente entre los dos pezones, en la línea media del cuerpo. Tiene que ver con la parte emocional y la elevación de la energía sexual desde el vientre al corazón.
El tercer elemento es la boca y específicamente el intercambio de saliva que se va a realizar en el acto sexual como mágica alquimia de sales divinas, lo cual constituye un alimento espiritual muy importante para ambos partícipes ya que en el aura de la saliva también encontramos parte de nuestra esencia. La saliva de la mujer excitada sexualmente es un ingrediente mágico en la Alquimia Sexual. Corresponde al centro de la cabeza.
Cuando la mujer tiene el orgasmo, si practica alquimia, va impregnando al hombre con sus efluvios, los cuales se irradian desde su aura sobre él permitiéndole que pueda despertar sus fuegos, de ahí el porqué la mujer enciende el fuego, porque es ella la que inicia y despierta al hombre.
Los antiguos chinos le atribuían a la mujer un poder mágico que se liberaba precisamente en el momento del orgasmo.

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA LA BRUJA VERDE

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

 

Gracias por tu comentario