LOS MENSAJEROS DE LUZ GUIAS

LOS MENSAJEROS DE LUZ GUIAS

¿Sabes guiarte por tu intuición o necesitas que los mensajes del Espíritu se anuncien con bombos y platillos?
En nuestra vida suele haber momentos en que aparecen ángeles físicos. Algunas veces son gente “extraña” que aparece providencialmente en el momento justo en que la necesitas y luego desaparece dejándote el recuerdo de su ayuda o de su palabra oportuna. Otras veces, la ayuda que llega es invisible a través de ángeles o de guías espirituales no angélicos. Es muy necesario el aprender a reconocer su voz entre las muchas voces que hay en nuestra mente.

El Espíritu nos ve perfectos, plenos de Luz y no con nuestros conflictos del Aquí y el Ahora. El Padre sabe adónde vamos a llegar y nos ve allí, y no en nuestro momento en que las culpas y los miedos activados nos hacen retroceder. Todo el Universo sabe siempre de nuestras elecciones, y de lo que somos capaces de hacer en cada espacio-tiempo en el cual nuestra Alma Colectiva se proyecta en una imagen tridimensional para actuar el Juego del Laberinto.

Todo esta codificado. Nuestros nombres, nuestros números, nuestros domicilios, números de seguros, de documentos, etc., hablan al Espíritu sobre nuestros aprendizajes pendientes, nuestras capacidades y la forma en que saldremos del Juego cuando despertemos. ¿Por que? ¿Como es posible? Porque el pasado y el futuro no existen y para nuestro “futuro” el Juego ya término, simplemente, en nuestro Ahora, estamos soñando nuestro pasado.
Así como una estrella supernova se la ve en el cielo pero ya no existe, asi es nuestra existencia en este plano, un sueño de otra realidad donde creemos ser pero ya nos convertimos en luz.
Por eso es que los mensajeros de la Luz, nuestros guías, no nos escuchan en determinado nivel de nuestros aprendizajes karmicos porque hay tanta vibración inarmónica producto de la “basura psíquica 4D”, tenemos tantas cosas en nuestra mente, que si no nos hacemos amos de ella y nuestra intención se hace una, ellos no nos escuchan porque no damos señales contundentes. Es por eso que es necesario hablarles a nuestros guías con voz audible. Si lo hacemos mentalmente, nuestro pensamiento modifica nuestro campo energético, pero al estar siempre convulsionado si se quiere, esta modificación pasa inadvertida por ellos y decimos que “Dios no nos escucha”. Entonces tal vez hagamos una peregrinación a un lugar sagrado y al llegar, con el Ego Físico cansado, nuestro Ego Emocional que se fue limpiando en el camino, nuestro Ego Mental diga por indicación de nuestro Ego Espiritual, “Dios mío ayúdame”. En ese momento, nuestro campo energético, blanqueado por el esfuerzo, hizo la conexión por vibración con lo Superior.hqdefault

Si esto no ocurre así, si todos los Egos intervienen dando su opinión a mi pedido de auxilio, desde “el otro lado” piensan:”Esta como siempre”, y no se dan cuenta de que estamos pidiendo ayuda.
Debemos pensar que nuestro cerebro 3D decodifica la imagen de nuestro cuerpo físico pero fuera de este plano solo somos vistos como luz con distintas tonalidades.

Si no somos uno en intención, no pedimos en voz alta a nuestros guías ¿quiénes son los que nos escuchan? Pues nuestros “ayudantes de abajo”. Algunos con mejores intenciones que otros, pero su evolución no nos permite salir del juego donde ellos mismos están atrapados cuarta dimensionalmente.
Eso si, estos “auxiliares” no tienen los mismos inconvenientes de decodificación de nuestra realidad que los “ayudantes de arriba” porque nos ven como nosotros nos vemos, tal vez con nuestros campos energéticos, pero seguramente, no nos ven como una nova, porque vibran cuarta dimensionalmente.
Y ni hablar cuando la persona considera “su ángel particular o guía” a su familiar fallecido porque era una excelente persona y la amaba. Allí el apego trascendió a la ilusión de la muerte física y ninguna de las dos Almas evoluciona.
Hay veces que en esa frecuencia son seres que no conoció en este espacio tiempo, “pero que la conocen” en otro espacio-tiempo y existen de por medio pactos y contratos. Entonces la intención de estas energías es karmicamente interesada porque ellos pueden estar ligados a nosotros en distintos lados del velo de la ilusión del Juego del Laberinto, distintos espacios tiempo, y si nosotros elevamos nuestra frecuencia, ellos quedaran solos y ya no podrán utilizar nuestra energía de conexión con Dios de la cual viven, por su desconexión de la Fuente. Por eso están muy interesados en que no avancemos. Este fenómeno se llama subyugación. Se caracteriza en que la energía seduce, subyuga, a su objetivo de forma tal de alimentar en el su Ego Espiritual a fin de que la iluminación no se produzca y la situación se mantenga hasta la terminación del ciclo.

Pero ¿Quienes son los mensajeros que el Padre Madre Dios envía en nuestro auxilio?
Algunas veces son seres que vibran en nuestra misma armónica pero con una evolución superior y por lo tanto, asistiéndonos, ellos también ascienden, porque elevan la frecuencia de su propia escala vibratoria.
Nosotros le llamamos Maestros.
Ellos pueden ayudarnos una vez que nosotros hayamos atravesado un Alfa y un Omega que los Elohims construyen constantemente para dar a la Humanidad en evolución la posibilidad de aprender. No antes.
Cuando estamos atravesando lo que en Ciencias Sagradas se denomina “la noche oscura” o que en los términos empleados aquí, significa que ingresamos en una etapa de movilización de las energías 4D negativas de nuestra rueda karmica con el propósito de ascenderlas, renunciando a seguir al Ego/Niño Interior para decir a Dios “Hágase tu Voluntad y no la mía”. Cuando lo hacemos, cuando nos vencemos a nosotros mismos, trascendemos un Alfa y un Omega y la ayuda llega. Los enviados, nuestros guías nunca pueden trascender nuestro libre albedrio.

Pero la mayoría de las veces somos nosotros mismos que venimos en nuestro auxilio desde dimensiones superiores, mundos paralelos con mayor evolución, etc. (No olvidemos que el Universo es económico).
¿Como es eso?
¿Como que nosotros mismos en dimensiones superiores?
Bueno, si no lo saben les doy una noticia, también somos multidimensionales fuera de la esfera karmica. No todos los seres de este planeta, solo los que son semillas galácticas o estelares.
Una vez que superamos gran parte de los aprendizajes karmicos de este espacio-tiempo, estamos en condiciones de conectarnos con nuestra frecuencia galáctica la cual espera nuestro despertar para ayudarnos a trabajar multidimensionalmente en la esfera karmica, en el Experimento Terra.

Escucho preguntas:
¿Como si soy una semilla galáctica? Es simple. No hubieras llegado nunca a este capítulo. Y si no eres una semilla galáctica y eres una semilla de la Tierra, has despertado y vibras como si fueras una, y esto se basa en vibración no en títulos adquiridos ni otorgados por nadie. Así que considérate una y comienza a trabajar por el Plan. Comienza a conectar con tus guías, los mensajeros de Luz que te corresponden por vibración. Ábrales y empezaras a escuchar que te responden. Ellos te ayudaran a poder dar el salto cuántico para ganar el Juego y hacerte cargo de lo que has venido a hacer a este plano.

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA LA BRUJA VERDE

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

 

Gracias por tu comentario