EL GRAN ENIGMA DEL ANTIGUO EGIPTO

Thot (Hermes). El hombre actual sustenta su existencia en un conjunto heterogéneo de bases y lineamientos morales, intelectuales, científicos y éticos que le dan un aspecto frágil y peligrante.
Este ser, habitante milenario de la faz terrestre, a común persigue logros y contempla los medios, ignorando si son causas o efectos y su naturaleza y magnitud. Concreta un hecho, pudiendo ser este efecto de una causa no atendida, o concreta otro, que es una potencial causa e ignora su efecto. Todo fluye y refluye.
Cada acto acarrea un movimiento consecuencial. Un efecto se convierte en causa y una causa en efecto de otra anterior.

Ignorando la naturaleza de los hechos, como excelentemente lo hace el hombre, se confunde si sus esencias son básicas e imperecederas o si son bamboleantes y caducas, entonces el hombre si no contempla las Causas Primeras y su verdadera magnitud, todo lo que hará, ya sea que actúe o piense, tendrá una existencia efímera, cuyos límites estarán determinados por la naturaleza de sus actos y pensamientos y el Ritmo que estos lleven.
Las Causas Primeras, adecuadamente atendidas brindan efectos Imperecederos y éstas constituyen un Poder ESTÁTICO Y DINÁMICO, inmutable e inalterable, que engendra a los hechos o efectos espirituales, mentales, morales y existenciales NO CADUCOS, NO EFÍMEROS, sino ETERNOS Y DE VALIDEZ UNIVERSAL.
Tenemos conocimiento de que en todas las épocas existieron mentes de hombres sabios que supieron observar todo lo que tiene valor universal y supieron destacar todo aquello que es efímero, sin sustancia y apoyado sobre bases frágiles.
Grandes pensadores, maestros e iniciados ordenaron su conocimiento y fundaron escuelas, doctrinas y filosofías que llegan hasta nuestros días como signo de que la sabiduría mantiene su valor como siempre y para siempre. Hubo pueblos que se destacaron entre las ciencias, las artes y la magia: el egipcio, el chino, el hindú, el griego, el romano, etc., algunos de ellos posibles herederos de la sabiduría atlante, algunos milenios antes desaparecida. Nos preocupa en esta oportunidad la cultura egipcia. De su seno nacieron las bases fundamentales de las doctrinas ocultistas. El Hermetismo es la doctrina central de este trabajo.
Los estudiosos tenemos que considerar a Egipto como la tierra gloriosa, bendecida por el conocimiento de la Inmortalidad del Alma. Y así nos retrotraemos a la legendaria ATLANTIDA, por la sensatísima razón de que las escuelas de los Misterios, con su iniciación filosófica, debieron tener un origen anterior al de Egipto, y se ve reafirmada esta teoría en unas informaciones secretas que, maestros de la escuela de Heliópolis, dieron al joven y serio investigador griego PLATÓN. Estas entre otras cosas, decían que: la veneración a la luz y a su agente el Sol, fue el principal dogma de la religión atlante, y lo fue también de la primitiva religión egipcia. “RA”, el dios Sol, fue el primero, el hacedor de todas las cosas, el UNO, engendrado de sí mismo, padre y creador de todos los demás dioses. Los Atlantes tuvieron un largo período de civilización muy elevada y noble, para luego desaparecer, hundida en las aguas del mar, mucho antes de que Babilonia se corrompiese, convirtiéndose en la ciudad más degenerada del mundo antiguo.El-gran-enigma-del-antiguo-egipto
La esfinge de Gizeh, con sus ojos sin vista, fijos en un punto exacto del horizonte donde el sol hace su reaparición diurna, y la gran pirámide, ambas construidas en la era atlántica, con señales visibles del misterioso continente, mundos legados de una raza de hombres que fueron nuestros ancestros, y que la tallaron para que fuera su estatua máxima, su imagen conmemorativa más sublime y la dedicaron al Sol, el dios Luz. Este fue el venerado emblema de piedra, de una civilización para la que, en este mundo denso y material, la luz era lo que más se aproximaba a Dios.
En el libro del Génesis, el primer elemento creado fue la luz, sin la cual no podría haberse creado, Dios dijo: “Sea la luz; y fue la luz”… La verdad es inmutable en sí misma, solo ella sobrevive a todo y resiste el paso de los milenios, como la Esfinge, semienterrada en las arenas del desierto, por tranquila y correcta, encarnando la fuerza del león, la inteligencia del hombre y la serenidad espiritual de los Dioses. La Esfinge nos predica desde la piedra un silencioso mensaje a todos los que tengan oídos para percibirlo. Su figura se encuentra en la entrada de los templos, en diversas partes de Egipto, como señal de protección de lo que allí se guarda, es por eso que se la considera un ser o un objeto de la naturaleza divina.

SITUACION GENERAL DE EGIPTO
Hacia el año 2000 a.C., Egipto sufrió la crisis más atormentadora, que un pueblo puede atravesar: una invasión extranjera y una semiconquista. Conducida por reyes-pastores llamados HICSOS, dicha invasión se lanzó sobre la nación y fundó en el Delta la ciudad de AVARIS. Según los textos de MAMETON, los Hicsos habían sido fenicios, JOSEFO los consideraba árabes. En realidad la invasión de estos extranjeros debe relacionarse con un movimiento de emigración, en el que los Hititas se establecen en Anatolia, los Kasitas fundan una dinastía en Babilonia, los Semitas trataron de establecerse en Canaán y son seguidos por bandos de Arios. Y finalmente esta oleada fue a morir en Egipto, y, según cita textual de Mametón: “Durante su reinado, sopló contra nosotros la cólera divina; yo no sé por que, de improviso estos hombres, tuvieron la audacia de invadir nuestro país y, por la fuerza, se apoderaron de él. Estas gentes se adueñaron de los jefes, incendiaron salvajemente las ciudades, arrasaron los templos de los dioses y trataron a los pobladores con extrema crueldad…”.
Para estos momentos la existencia nacional de Egipto estaba comprometida, por su conocimiento en peligro y su misión universal amenazada.
Pero tenían Un Alma Vital, es decir, un cuerpo organizado de iniciados, depositarios de las antiguas creencias herméticas, que se retiraron al fondo de los santuarios, se replegaron en sí mismos para resistir mejor al enemigo. En apariencia el sacerdocio se había doblegado ante la invasión y había reconocido sus tradiciones religiosas. Sin embargo, escondidos por los templos se guardaron como un tesoro sagrado: las ciencias, las tradiciones y la antigua y pura religión egipcia, con la esperanza de una restauración de la dinastía nacional.
EL GRAN MAESTRO DE LA INICIACIÓN ANTIGUA
La iniciación antigua reposaba sobre una concepción del hombre más sana y más elevada que la nuestra. Nosotros hemos disociado la educación del cuerpo, de la mente, del espíritu y del alma y podemos afirmar que los verdaderos buscadores de conocimiento, los que se convirtieron en sacerdotes e iniciados, buscaron el desarrollo espiritual hasta alcanzar la Conciencia del Alma (que significa el conocimiento consciente y Cósmico de la Naturaleza DIVINA del Alma).
En la iniciación, el hierofante se acercaba al recién llegado y le formulaba un breve y penetrante examen, en el que era aceptado o no para traspasar la puerta del templo. Este tenía dos columnas: la roja significaba la ascensión del espíritu de la Luz de Osiris; la negra representaba su cautiverio en la materia y esa caída podía conducirlo al aniquilamiento. Para el que abordara la doctrina secreta, había dos caminos, nada más, la locura y la muerte para el débil, la vida y la inmortalidad para el fuerte y justo.
Llegada la noche, dos asistentes conducían al aspirante al portal del Santuario oculto y lo introducían en una galería aterradora con estatuas de hombres con cabezas de animales, iluminada por la luz de una antorcha. Al final de este corredor debía entrar sin pronunciar palabra, por un agujero en la pared delante de él (aún tenía tiempo el estudiante de retornar, porque una vez cerrada la puerta del templo, debería continuar inexorablemente). Este era tan bajo que solo arrastrándose podía entran en él. Se le entregaba una muy pequeña antorcha y se lo dejaba solo. Arrodillado, avanzaba por el corredor mientras escuchaba desde el fondo del subterráneo una tétrica voz que decía: “Aquí perecen los locos que han codiciado la ciencia y el poder”.
En su marcha notaba que el corredor se ensanchaba, pero descendía en pendiente cada vez más rápida, que terminaba en un embudo que desembocaba en una noche horrorosa. En su desesperación, el estudiante percibía una grieta a su izquierda, extendía su lámpara y veía una escalera que subía en espiral en la roca, era la salvación del abismo. Finalmente se encontraba frente a una reja de bronce que daba a una ancha galería sostenida por hermosas cariátides, en los laterales estaban grabados y pintados innumerables símbolos.
Un mago llamado PASTAFORO, guardián de los símbolos sagrados le abría la reja y lo felicitaba por haber atravesado con fortuna la primera prueba y le explicaba los símbolos.
Los 22 símbolos representaban los primeros 22 de los 78 arcanos y constituían el alfabeto de la ciencia oculta, es decir los principios absolutos, los cuales eran las condiciones del Mago, la Sacerdotisa y el Jereca, el Triunfo, la Justicia, el Apostolado, la Inmortalidad, la Inspiración, la Resurrección, el Regreso, etc. eran las claves universales que, se convertirían en la fuente de toda sabiduría y poder. Cada letra y cada número expresan en esa lengua, una ley ternaria que tiene repercusión en el mundo divino, en el mundo intelectual y en el mundo físico.
Así como la “A” corresponde a la letra Nº 1, representada en el mundo divino al Ser Absoluto, de donde emanan todos los seres, en el mundo intelectual la unidad, fuente de síntesis de los números, en el mundo físico el hombre, cumbre de los seres relativos, que por la expansión de sus facultades se eleva en las esferas concéntricas de lo infinito.Thoth-Hermes-Trismegistus
Las explicaciones del mago seguían y a su término venían la prueba de fuego, que significaba la muerte del novicio. Una vez que reunía todo su valor y se decidía a atravesar el horno, advertía que era solo una ilusión óptica. Luego venía la prueba del agua y de la liberación de los sentidos. Si no lograba la altura del Espíritu y del Conocimiento adecuados, cayendo en el abismo de la materia, salvaba la vida, pero perdía la libertad, quedando como esclavo del templo. Si, por el contrario, el aspirante había vencido, doce neócoros provistos de antorchas venían a rodearlo para conducirlo triunfalmente hasta el Santuario de ISIS, donde los magos alineados en semicírculo y vestidos de blanco, lo esperaban en la asamblea planetaria.
Y, sin embargo, apenas estaba admitido en su umbral, porque ahora comenzaban largos años de estudio y aprendizaje.
Estos pocos elegidos, estos escasos, que contaban con una moral suficientemente alta como para alcanzar ser admitidos, tenían una fuente de sabiduría encarnada por un “Maestro de maestros”: HERMES, contemporáneo de Abraham, primer patriarca bíblico, hacia 1990 a.C. Este Gran Iniciado que, según “El Kybalión” vivió 300 años y tuvo en Hermes su última encarnación en la Tierra. A su muerte fue elevado a la categoría de Dios, bajo el nombre de THOT. “Señor de las letras, las artes y las ciencias…, enseñando a los hombres la escritura y la división del tiempo y revelándoles los misterios cifrados en las medidas. Fue llamado ‘DOS VECES GRANDE’ por los primitivos egipcios, en razón de que sus enseñanzas se referían a dos mundos –el oculto y el manifestado–, Hermes Trismegisto, ‘EL TRES VECES GRANDE’ por los comunicadores de su obra, en razón que esas enseñanzas se relacionan con los tres planos en que se mueve el pensamiento del hombre y éste identifica y expresa cuanto su naturaleza es capaz de percibir y discernir.
Su nombre es genérico y designa a la vez un hombre, una casta y un dios. Como hombre es el primero, el gran iniciador de Egipto; como casta es el sacerdocio, depositario de las tradiciones ocultas; como dios, el planeta Mercurio, asimilado con su esfera a la categoría de “Iniciadores Divinos”.
Hermes, el aludido personaje divino e histórico egipcio, fue más bien legendario en Grecia y en Roma. En la mitología Helénica fue uno de los doce (12) dioses mayores, hijo de Zeus o Júpiter y la ninfa Maya, una de las siete Pléyades o siete hijas del Dios Atlas. Fue conocido con el nombre de Mercurio. Luego de nacer en el monte CILENO en Arcadia, fue criado y educado por las CUATRO ESTACIONES DEL AÑO, las que derramaron sobre él los dones de sus mejores primicias: la Primavera le dio su florida y convincente elocuencia; el Verano, su potencialidad fecundante; el Otoño, la madurez de sus reflexiones y su experiencia y el Invierno su rigor y frialdad.
Para los griegos, Hermes o Mercurio, es un INVENTOR. Se le atribuían las invenciones del fuego, de las letras, de los números, de la música y de los ejercicios gimnásticos. Hermes era el Heraldo, mensajero de los dioses y conductor de las almas a su último destino. Era el dios pastor, protector de los caminos, del comercio y bienhechor de la humanidad.
A pesar de las variantes introducidas por los griegos y romanos respecto a la naturaleza oculta de Hermes Trismegisto, las más acertadas informaciones nos las han dado las Escuelas de Sabiduría del Antiguo Egipto, aquellas escuelas que aún existen y las obras literarias que atravesaron triunfantes la historia hasta el día de hoy.
Kircher afirma que muchos de los fragmentos de las obras de Hermes eran pergaminos salvados de la maravillosa biblioteca de Alejandría, destruida por romanos y por árabes. Aquella maravilla fundada por Tolomeo Filadelfo, poseía, según Josefo y Estrabón, CIEN MIL volúmenes, sin contar otras tantas copias manuscritas de los antiguos pergaminos caldeos, fenicios y persas.
Los egipcios atribuían a Hermes 42 libros sobre ciencias ocultas, y el libro griego conocido con su mismo nombre, encierra, efectivamente, relatos alternados, que es como el “fiat lux” de donde recibieron Moisés y Orfeo sus primeros rayos. En la actualidad nos es dable encontrar algunos libros valiosos de filosofía hermética, pero la mayor parte de ellos se ha perdido, en una época en que las persecuciones a los teólogos de Edad Media, eran a sangre y fuego, a ultranza, contra la doctrina secreta.
Según cita clemente de Alejandría, los 42 libros sagrados de los egipcios eran una parte de los libros de Hermes. Clemente y Abamón le atribuyen 1.220 libros a Hermes y Mametón le atribuye 36.000.
Las primeras obras herméticas, según Bunsen y Diógenes Laercio, durante decenas de miles de años atrás culminando la cumbre de su obra con la aparición física de Hermes, de 300 años de duración, 19 siglos antes de Cristo.
Todo esto y la extraordinaria importancia que la sabiduría ocultista de Hermes ha tenido siempre en la actualidad, pasando por las derivaciones herméticas del medioevo de la Cábala, la Astrología y la Alquimia, y la aplicación en el día de hoy por parte de los esotéricos y espiritualistas de los Principios Básicos de su Doctrina, hacen pensar seriamente en la magnitud y jerarquía espiritual de este Gran Iniciado y Maestro, llamado Hermes Trismegisto.
En reconocimiento a su sabiduría legada a los hombres de todos los tiempos, estudiaremos brevemente el significado de las Siete Leyendas o Principios Universales del Hermetismo.
1º. EL PRINCIPIO DE MENTALISMO.
Dice el Kybalión: “EL TODO es mente; el universo es mental”.
Este aforismo se refiere a que todo cuanto existe, visible o invisible, es una creación mental del Todo, en cuya mente vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Como toda la materia en sus distintos estados, es ENERGIA, y la energía esta controlada por la mente, por lo tanto la materia también lo esta y es entonces mental.
Este principio, al establecer la naturaleza mental del universo, explica fácilmente los varios fenómenos mentales y psíquicos que tanto preocupan al ser humano y que sin esta explicación son incomprensibles y desafían toda hipótesis científica. La comprensión de este principio hermético del mentalismo habilita al individuo para realizar y conocer la ley que rige al Universo Mental, aplicándola a su bienestar y desarrollo. El estudiante de metafísica puede emplear conscientemente las leyes mentales, usándolas a su favor en lugar de ser usado por ellas.
Cuando pensamos, de nosotros emana una corriente energética, similar a un rayo de luz que llega hasta el alma de las demás personas, ejerciendo sobre ellas su influencia, aún si los individuos están separados por largas distancias.
El Pensamiento Primero nace en la Consciencia Divina y luego va descendiendo todos los planos y jerarquías hasta llegar a nosotros y toma forma en nuestras mentes o conciencias. Las formas mentales se llaman EGREGORES y estos tendrán polaridad positiva o negativa. El uso consciente y correcto de esta Ley nos abre las puertas hacia el dominio de la vida.
2º. EL PRINCIPIO DE LA CORRESPONDENCIA.
Dice el Kybalión: “Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba”.
Esta ley encierra la verdad de que entre los diferentes planos en que se manifiesta la vida existe una concordancia o correspondencia que los unifica. Este principio es de aplicación universal, por lo tanto es válido para los planos mental, material y espiritual del Cosmos.
Estos planos existen según la vibración. El plano material es de menor grado de vibración; el espiritual es de mayor grado. O sea, que lo que está abajo es como lo de arriba, solo que tienen distintos grados. Con el concepto de grado vibratorio aparece el concepto de las dimensiones. La 3ª dimensión es en la que nosotros nos movemos físicamente. Luego aparecen a mayor grado de vibración, la 4ª y la 5ª dimensión, etc.
Así el concepto de riqueza o pobreza, por ejemplo en el plano físico, tendrá su correspondencia en el plano mental y en el plano espiritual.
Es, en realidad, uno de los principios más importantes para el auxilio de la mente, pues gracias a ella, pueden comprenderse y verse lo que se oculta a nuestra vista en otros planos o dimensiones.
3º. EL PRINCIPIO DE VIBRACION.thot_iir_abydos_hlp
Dice el Kybalión: “Nada está inmóvil, todo se mueve; todo vibra”.
Todo lo que existe, visible o invisible, que está en movimiento o en reposo aparente, se mueve, y cada partícula que lo compone, esta dotada de cinética o movimiento oscilatorio, vibratorio. Según el grado de vibración de la materia esta será más densa o más sutil. Lo que no vibra no existe. Si la materia no vibrara, dejaría de existir, y esto no es posible, pues a lo sumo puede transformarse, Dios es vibración, altísima, infinita. La más grosera forma material es vibración, pero en bajo grado. El espíritu es materia en alto grado vibratorio. O sea, que este principio nos ayuda a diferenciar las distintas manifestaciones de la Naturaleza, del Cosmos: Dios, espíritu, mente, materia física, etc.
4º. EL PRINCIPIO DE POLARIDAD.
Dice el Kybalión: “todo es doble, todo tiene dos polos; todo tiene su par de opuestos: los semejantes y los antagónicos son lo mismo; los opuestos son idénticos en la naturaleza, pero diferentes en grado; los extremos se tocan; todas las verdades son semiverdades; todas las paradojas pueden reconciliarse”.
Este principio expresa que todas las cosas manifestadas poseen dos aspectos, dos polos. Estos dos polos son un par de opuestos con innumerables grados intermedios entre ambos extremos. Este principio explica que lo que separa a cosas diametralmente opuestas, frío – calor, claro – oscuro, positivo – negativo, alto – bajo, bueno – malo, etc., es solamente cuestión de grados y se afirma que todo par de opuestos puede reconciliarse mediante la aplicación de este Principio.
5º. EL PRINCIPIO DEL RITMO.
Dice el Kybalión: “Todo fluye y refluye, todo tiene sus periodos de avance y de retroceso, todo asciende y desciende; todo se mueve como un péndulo; la medida de su hacia la derecha es la misma que la de su izquierda; el ritmo es la compensación”.
El universo se manifiesta en un determinado movimiento de ida y vuelta, de flujo reflujo; hay siempre una acción y una reacción, un avance y un retroceso, un ascenso y un descenso. O sea que el movimiento va regulado por el ritmo. Tenemos como ejemplos en la Tierra, las mareas, ellas a cierta hora suben y con un ritmo a otras que bajan. Otro ejemplo lo constituyen las estaciones: al Invierno lo compensa la Primavera, al Verano, el Otoño.
Esta Ley se manifiesta en la Creación y Destrucción de los mundos, en la elevación y caída de las naciones, en la historia de la vida de todas las cosas y en los estados mentales del hombre.
6º. EL PRINCIPIO DE CAUSA Y EFECTO.
Dice el Kybalión: “Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley. La suerte no es más que el nombre que se le da a una Ley no conocida; hay muchos planos de causalidad, pero nada escapa a la Ley”.
Nada sucede porque sí o por azar, la casualidad no existe, esta es una palabra vacía, no tiene sentido, la verdadera palabra es CAUSALIDAD. Vivimos en un universo causal, un Universo que es el efecto visible y al mismo tiempo tangible ya que estamos palpando sus efectos. Esto es la “Primera Causa Única”, lo que comúnmente llamamos DIOS. Él es la Primera Causa. El NO es efecto de otra causa.
Toda causa origina un efecto, este efecto a su vez se transforma en causa, que produce a su vez otro efecto y bajo este principio de CAUSA Y EFECTO se desarrolla y funciona todo el Universo. Dar para recibir. Solo recibimos aquello que es similar a lo que dimos, por acción y reacción, por causa y efecto.
7º. EL PRINCIPIO DE GENERACION.
Dice el Kybalión: “la Generación existe por doquier; todo tiene sus principios masculino y femenino; la Generación se manifiesta en todos los planos”.
El género se encuentra presente en todo. La palabra género deriva del latín GENER que significa “generar”, “concebir”, “procrear”, nada puede existir sin que el Principio de Generación esté presente, esto es que este presente el PRINCIPIO PADRE-MADRE. No es lo que corrientemente se llama “sexo”. La palabra sexo se aplica en el Reino Animal a las diferencias físicas que existen entre el macho y la hembra en un pequeño sector del cuerpo físico.
El Principio de Generación esta presente en la Naturaleza de Dios, pues El no solo es Dios Padre, sino también tiene un doble aspecto: DIOS-MADRE-PADRE. Al invocar a Dios Padre se invoca a DIOS-INTELIGENCIA, a DIOS-JUSTICIA. Al invocar a DIOS-MADRE, se invoca a DIOS-AMOR, a DIOS-MISERICORDIA. De la unión de DIOS-PADRE y DIOS-MADRE surge como producto TODA la CREACIÓN.
Aquí culmina la exposición del significado de las Siete Leyes Universales, que constituyes el fundamento de la Filosofía o Doctrina Hermética.
Dice el Kybalión: “los Principios de la Verdad son Siete: el que comprende esto perfectamente, posee la clave mágica, ante la cual todas las puertas del Templo se abrirán de par en par”.
Y esto es muy cierto.
Llamamos Ley Universal a aquella que tiene validez absoluta en todo momento y lugar. Efectivamente, en cualquier rincón del Universo o en todas las Eras o épocas que ha atravesado la Tierra, las escuelas de ocultismo, han puesto en práctica y enseñado el contenido profundo de las Siete Leyes o Principios Herméticos que hemos visto.

LA CONEXIÓN ANUNNAKI
“Los dioses habían estrechado las manos,
habían repartido suertes y habían hecho las divisiones.
Entonces, Anu subió al Cielo;
a Enlil, la Tierra se le sometió.
Los mares, rodeados como con un lazo,
se le dieron a Enki, el Príncipe de la Tierra.”
Tablillas sumerias.
“Un animal con razón. Tenía todo el cuerpo de un pez. Su voz, y también su lenguaje, era humana y articulada (…) Durante el día este ser acostumbraba conversar con el hombre, más no se alimentaba en aquella estación del año. Y les dio entendimiento en letras, en las ciencias y todas formas de arte.
(…) Cuando el Sol se ponía, este ser acostumbraba a sumergirse de nuevo en el mar y pasar la noche en sus profundidades, pues él era anfibio. Después de eso, aparecieron allí otros animales como Oannes”.
Berossus, sacerdote de Baal.
Desde tiempos remotos, el hombre sabía que sus creadores habían llegado de los cielos (los llamaban anunnaki, literalmente “aquellos que del cielo a la tierra vinieron”). Su verdadero hogar estaba en los cielos; el hombre siempre lo supo: “Padre nuestro que estas en los cielos”. El hombre y sus Dioses se encontraban en los templos, y a los conocimientos, rituales y creencias resultantes se les llamo RELIGIÓN.
En tiempos antiguos, la astronomía y la religión iban unidas: los sacerdotes eran astrónomos y los astrónomos eran sacerdotes. Cuando Yahvé hizo su alianza con Abraham, le dijo que saliera y echara un vistazo al cielo, y que intentara contar las estrellas. Había algo más que una estratagema en todo esto, pues el padre de Abraham, Teraj, había sido un sacerdote en Nippur y por tanto sabía de astronomía.
Según las crónicas sumerias más remotas era en el templo de Enki, donde él, como custodio de los secretos de todos los conocimientos científicos guardaba los ME, unos objetos en forma de tablillas sobre las cuales se anotaban los datos científicos. A estos ME los podría comparar con los discos de memoria de los ordenadores.
También planteamos la siguiente pregunta: ¿aquellos sacerdotes-astrónomos, observaban el cielo a simple vista, o disponían de instrumentos para determinar los momentos de las apariciones?. La respuesta nos la dan las representaciones en cuyas terrazas de los templos se ven partes con objetos circulares en su extremo (¿Telescopios?).963
En el libro de Enoch, fue el arcángel Uriel el que le mostró a éste los secretos del Sol (solsticios y equinoccios, 6 pórticos en total). Las leyes de la Luna (incluida la intercalación) y las 12 constelaciones de las estrellas y al final le entrego las “tablillas celestes”, dándole instrucciones para que las estudiara con detenimiento y anotara de cada hecho individual de ellas”.
Las primeras pirámides egipcias (la Gran Pirámide y sus dos compañeras de Gizeh), las construyeron los mismos anunnaki (leer el libro Escalera al Cielo). Fueron ellos los que diseñaron la cubierta de piedras brillantes sobre lo que en realidad eran pirámides escalonadas, dándole así sus famosos lados lisos. Y precisamente el templo que encargara hacer Ninurta (hijo de Enlil) en Lagash, hacia las mismas fechas en que Stonehenge se transformara en un verdadero circulo de piedras, encargara recubrir el templo con piedras brillantes como las egipcias. Esta es la pista más importante para la resolución el enigma de Stonehenge.
Este inesperado vinculo con Egipto, no fue más que uno entre muchos. El templo de Lagash se basaba en información que le había proporcionado Nisaba, “a la que se le enseño el plano del templo de Enki”, en “la casa del Aprendizaje”. Indudablemente una academia que se encontraba en alguno de los centros de Enki; y habrá que recordar que Egipto pertenecía a los dominios que le habían correspondido a Enki y a sus descendientes cuando se dividió la Tierra.
En los himnos sumerios, se habla de la gran sabiduría y de los grandes conocimientos científicos de Nisaba, afirmando que fue “perfeccionada con los 50 grandes ME’s”, esas enigmáticas “formulas divinas”. Asimismo se menciona a Enki como:
“Fue él, el que abrió la Casa de la Enseñanza para Nisaba,
Fue él, el que puso la Tablilla de lapislázuli sobre sus rodillas,
Para tomar consejo de la sagrada tablilla de las Estrellas Celestes”.
Seshat o Sesheta.Una de las declaraciones más extrañas que se hiciera sobre Nisaba es que se la describía con la imagen de un Zigurat sobre su cabeza. El tocado de las deidades Mesopotámicas se caracterizaban por sus cuernos; el que un Dios o una Diosa llevara sobre su cabeza la imagen de un templo nos parece inaudito. Pero al ver la imagen sobre una tablilla de Nisaba, vemos que no lleva una pirámide escalonada sobre su cabeza, sino una pirámide de lados lisos, ¡como las Egipcias!. Además esta costumbre de llevar imágenes sobre la cabeza era Egipcia y se aplicaba especialmente a las Diosas (como Isis y Neftis). Vemos aquí la gran similitud entre Nisaba y Sesheta, la ayudante de Thot en Egipto. Nisaba tenía los atributos de “Diosa de las artes de la escritura y la ciencia”. Nisaba tenía el “estilo de los 7 números”; Sesheta también estaba relacionada con el numero 7, pues uno de sus epítetos era “Sesheta significa 7” y su nombre se escribía jeroglíficamente con el signo del 7 situado por encima de un arco. Se la representaba con la imagen de un edificio con dos torres gemelas sobre su cabeza, por encima del símbolo identificador de la estrella de 7 puntas y el arco en forma de luna. (Cabe aclarar que la estrella de 7 puntas estaba relacionada con el 7º planeta, la Tierra, en el panteón Sumerio, pues viajando desde el espacio exterior la Tierra ocupa el 7º lugar).
Sesheta era “la hija del cielo”. Cronóloga y cronografa, y, como Nisaba, fijaba la fecha astronómica requerida para los constructores reales de los templos.
En la construcción de este templo en Lagash vemos una cooperación bastante inusual entre los arquitectos divinos Sumerios y Egipcios, pero siempre con la estrecha relación calendárica un regalo que los divinos guardianes de los secretos le hicieron a la humanidad.
Lo sorprendente de este templo es que Gudea (su constructor), utilizo siete pilares de piedra y los ubico en forma circular. ¿Un Stonehenge en el antiguo Sumer, hace más de 5000 años?.
Uno se pregunta si este círculo de 7 piedras no presagiaran de algún modo la introducción de la semana de siete días, una división del tiempo que hasta el día de hoy su origen sigue siendo incierto. Recordemos la semana bíblica que totalizaba 7 al añadir a los 6 días de la creación, el día final de descanso. Pero, ¿de donde vino la idea del círculo como forma adecuada para las observaciones astronómicas?. Entendemos que esto relaciona con la rueda del Zodíaco, el círculo de las 12 constelaciones que se agrupan alrededor del Sol en el plano orbital de los planetas en la Elíptica.
A pesar de los hechos ha prevalecido la idea de que fueron los Griegos los que diseñaron el concepto, los nombres y los símbolos del Zodíaco, debido a que la palabra es de origen griego y significaba círculos de animales.
Se acepta que la inspiración les pudo llegar de Egipto, en donde ya se conocía el Zodíaco con los mismos símbolos, ordenes y nombres. Sin embargo, el Zodíaco no tuvo sus orígenes allí…
Los arqueólogos han descubierto en Babilonia tablillas astronómicas en donde se ven claramente 12 apartados, cada uno de ellos con el símbolo del Zodíaco pertinente. Gráficamente los símbolos celestes se grababan en la piedra dentro de un círculo celestial, donde lo atravesaba una serpiente ondulante, representando a la Vía Láctea.
Cuando se dio inicio al calendario en Nippur, hacia el 3800 a.C., en la era de Tauro, se analizaron las evidencias graficas sumerias y se llego a la conclusión de que las numerosas representaciones en las que un toro acomete a un león o un león domina a unos toros, con imágenes de la época zodiacal en la que el equinoccio de primavera, estaba en la constelación de Tauro y el solsticio de verano tenía lugar en el signo de Leo.
Zodíaco egipcio, encontrado en Dendera.Se encontraron evidencias textuales de que el punto cero zodiacal-calendárico sumerio se encontraba exactamente entre el Toro y los gemelos (Géminis), de donde se concluyo que la división zodiacal de los cielos había sido trazada, inexplicablemente, incluso antes de que naciera la civilización sumeria, en la era de Géminis. Para los expertos, aún ha resultado más desconcertante una tablilla astronómica sumeria (VAT.7847), que comienza la lista de constelaciones zodiacales con la constelación de Leo, lo que nos llevaría al 11000 a.C., justo por la época del Diluvio.
Uno de los descubrimientos más impresionantes de los que actualmente adornan las colecciones asirias y babilónicas de los más importantes museos del mundo, son los colosales animales de piedra, con cuerpo de Toro o de León y cabezas de Dioses con tocados con cuernos, que se erigían como guardianes en las entradas de los templos. Podemos suponer, entonces, que estas “criaturas míticas”, traducían en esculturas pétreas el motivo de Toro-León del que hemos hablado antes, invocando para los templos la magia de un tiempo celeste antiquísimo y a los Dioses asociados con sus pasadas Eras Zodiacales.
Para los arqueólogos que no creían en absoluto que en el antiguo sumer se pudieran conocer las esfinges, se descubrió entre las ruinas de Lagash, una estatua del mismo Ninurta en la que se representaba como una enorme esfinge.
Para dar una explicación a todas estas similitudes, tendremos que poner nuestra atención en el Arquitecto Divino, el Guardián de los Secretos de las Pirámides, el Dios Egipcio Tehuti, aquel al que hemos llamado THOT.
De Thot se dice en los textos de las pirámides: “El que calcula los cielos, el que cuenta las estrellas y mide la Tierra, el inventor de las artes y las ciencias, escriba de los Dioses, aquel que hizo los cálculos relativos a los cielos, las estrellas y la Tierra” (¿Recuerdan la cita de Oannes, que se encuentra unos párrafos atrás?..). Como “calculador de tiempo y estaciones”, se le representaba con un símbolo que combinaba el disco solar y el creciente lunar sobre su cabeza, además se decía de Thot que con sus conocimientos y sus poderes de calculo “media los cielos y proyectaba la Tierra”.
Se suele explicar que su nombre jeroglífico Tehuti (Dyehuty), significaba “aquel que equilibra”, o el “Dios del equilibrio” y consideraban sus representaciones como “señor de la balanza”, para indicar que estaba relacionado con los equinoccios, momentos en que el día y la noche están equilibrados.
Si seguimos las huellas de Thot, nos encontraremos con unos relatos concernientes al calendario que apartaran el velo de los asuntos de los Dioses y hombres, así como de enigmas como el de Stonehenge.
La historia del calendario es una historia de ingenio, de una sofisticada combinación de astronomía y matemáticas. Pero es también, una historia de conflictos, de fervor religioso y de luchas por la supremacía.
La idea de que el calendario fue diseñado por y para los agricultores con el fin de saber cuando hacer la cosecha se ha dado por sentada durante mucho tiempo, pero falla tanto en lógica como en los hechos. Los agricultores no necesitan un calendario formal para conocer las estaciones, las sociedades primitivas se las ingeniaban para alimentarse durante generaciones sin necesidad de un calendario. El hecho histórico es que el calendario se diseño para determinar de antemano el momento preciso de las festividades en las que se honraba a los Dioses. En otras palabras, el calendario era un instrumento religioso. Los primeros nombres por los que se denomino a los meses en sumer tenían el prefijo ESSEN, y esta palabra no significaba “mes”, significaba “festividad”. Tenemos hoy en día un ejemplo de esto en el calendario cristiano. Su principal festividad y punto focal que determina el resto del calendario anual es la semana santa, la celebración de la resurrección de Jesús, tres días después de la Luna llena que tenga lugar en el equinoccio de primavera o justo después de éste. Pero durante los primeros siglos del cristianismo, se celebraba de acuerdo con el calendario judío. Esta dependencia se corto con el emperador Constantino en el Concilio de Nicea, en el año 325 d.C.
La historia del calendario Romano-Cristiano, ilustra algunos de los problemas inherentes al imperfecto encaje entre el tiempo solar y el lunar y la resultante necesidad, a lo largo de los milenios, de hacer reformas en el calendario y las subsiguientes nociones de una renovación constante de Eras.
El actual calendario lo introdujo el Papa Gregorio XIII en 1582, de ahí el nombre de Gregoriano, y constituyo una reforma al anterior calendario, el Juliano, llamado así por Julio César. El calendario Gregoriano tuvo la particularidad de que para el año 1582, la primavera empezó el 11 de Marzo en vez del 21, debido al desfasaje que traía el calendario Juliano, por lo que el Papa Gregorio XIII decreto el 4 de Octubre, que ese día fuera el 15 de Octubre. Además tuvo la innovación en el decreto de que el año comenzara el 1º de Enero.
Los Egipcios no tenían un calendario sino dos. El primero, con raíces en tiempos prehistóricos se basaba en la Luna. El segundo, introducido varios años después del inicio del reinado faraónico, se basaba en los 365 días del año solar. El primero fue obra de Thot y el segundo fue obra de Ra. Ambos eran hijos de Ptah (ENKI).
Uno de los aspectos del calendario civil que se tiene por específico y original fue la división de los meses de 30 días en “decanatos”, períodos de 10 días anunciados por la salida heliaca de determinada estrella. Nosotros creemos que la introducción del calendario solar, fue un acto deliberado de Ra para buscar pelea con su hermano Thot.
Ambos eran hijos de ENKI, el gran científico de los anunnaki, y se puede suponer sin riesgo a equivocarse, que gran parte de sus conocimientos lo habían recibido de su padre. Esto se afirma con toda claridad en un texto Mesopotámico. Ambos eran espléndidos arquitectos, según las tablillas, pero Ra/Marduk se quedo atrás en cuanto a la Medicina con respecto a su hermano. ¿No habrá habido algo de celos hacia Thot en cuanto a los conocimientos que su padre le había enseñado a uno y a otro?. Ra no podía devolver a la vida a los muertos, pero Thot si. De los poderes de este nos enteramos tanto por fuentes sumerias como egipcias. En las representaciones sumerias se los muestra con el emblema de las serpientes entrelazadas, un emblema original de ENKI, por sus trabajos de Ingeniería Genética. (El emblema sugiere la doble hélice del ADN).
En la leyenda de Horus, Thot fue el que lo volvió a la vida, después que lo matara un escorpión, y no Ra.
Los egipcios sostenían que la totalidad de los versículos del Libro de los Muertos eran originales de Thot, “escritos con sus propios dedos”. Estos poderes de volver a la vida, según las fuentes sumerias, la poseyó en primer lugar ENKI.

Evidentemente este secreto no se lo contó a Ra/Marduk, y cuando este llegó hasta su padre quejándose, se le dio una respuesta evasiva, según una tablilla sumeria. Esto pudo haber sido suficiente para que el ambicioso Ra/Marduk sintiera celos por Thot.

Ra por otra parte, un Dios “Solar”, estaba relacionado con el numero 10. En la jerarquía de los anunnaki, en la cual el rango de ANU era el más alto, 60; el de Enlil (su hijo legítimo y hermano de Enki), el 50; y el de Enki el 40; el rango de Ra/Marduk era el de 10, y quizás, esta fuera el origen de los decanatos.

Sorprende de que en el Enuma Elish se le atribuya a Marduk la invención del calendario. La Epopeya de la Creación, sabemos que es un relato Babilónico con fuentes sumerias anteriores, donde en el texto original figuraba Enlil como Dios Supremo y no Marduk.

Aquí se le atribuye la división de los cielos en 36 partes para definir los días del año. Esta es la referencia más clara posible al calendario, un calendario de 36 decanatos. Pero estos 36 decanatos no aparecen en el primer calendario Egipcio, sino el de 52 semanas de 7 días. Este último, el más antiguo, se vinculó a la Luna, formulado por Thot. El primero, el más nuevo, se vinculo al Sol, formulado por Ra/Marduk.

Lo cierto es que cuando llego el momento, hacia el 3800 a.C., de extender el nivel de civilización de los sumerios a los egipcios, Ra/Marduk, tras ver frustrados sus esfuerzos por establecer la supremacía en Babilonia, volvió a Egipto y expulso a Thot. Fue entonces, cuando Ra/Marduk reformo el calendario, como esfuerzo por erradicar los últimos vestigios de Thot, no como conveniencia administrativa.

En un pasaje del Libro de los Muertos se cuenta que Thot “fue provocado por sus adversarios, trayendo los años a confusión, amontonando y apretando para trastornar los meses”. Todo esto bien puede indicar que las pugnas que llevaron a la sustitución del calendario de Thot por el de Ra en Egipto, tuvieron lugar cuando hubo que atrasar el calendario para ponerlo en su sitio. Este cambio tuvo lugar cuando Sirio volvió a su posición original, tras al ciclo de 1.460 años, el 19 de Julio de 2776 a.C. Y habría que decir que esa fecha, hacia el 2800 a.C., es la fecha oficial adoptada por los especialistas, con motivo de la iniciación de Stonehenge.

En la antigüedad se hicieron muchos calendarios de piedra, como se evidencia en Stonehenge, o en el calendario Azteca en México, como varios en Egipto, pues creemos que el genio que había detrás de todos estos calendarios de piedra tan difundidos por la Tierra, era uno y el mismo Dios: THOT, también llamado Viracocha en América del Sur y Quetzalcoatl en Centroamérica.

La puerta del Sol, en Bolivia, por ejemplo, representado a este Dios, las tallas en ésta representan un calendario de 12 meses que comenzaba con el día del equinoccio de primavera del hemisferio sur (Septiembre), pero los otros puntos del año solar (el equinoccio de otoño y los dos solsticios), también venían indicados por las posiciones y las formas de las imágenes más pequeñas.

Con la expulsión de Thot de Egipto, se inicio al colonización de América. En una de las tantas de leyendas de este continente, más precisamente la de Naymlap, se dice que él y su gente se adentraron en el continente, hasta donde hoy se encuentra Quito, la capital de Ecuador, y ahí construyeron dos templos, uno frente al otro: Uno dedicado al Sol y el otro a la Luna. Naymlap y su gente estaban familiarizados con el calendario y daban culto a un panteón de 12 Dioses.

Por lo que parece, en la zona de los Andes, el calendario y los conocimientos celestes asociados con él, siguieron las huellas de los mismos maestros que habían enseñado en Oriente Próximo.

Los pueblos de Meso América (Mayas, Aztecas, Toltecas, Olmecas y otras tribus conocidas) tenían tres calendarios. Dos de ellos eran cíclicos, medían los ciclos de Sol y la Luna y el de Venus. El otro era cronológico, y media el paso del tiempo desde determinado punto de arranque, el “punto cero”. Los expertos han determinado que este punto arranca hacia el 3113 a.C., fecha en la que arribo Thot con su grupo de ayudantes y seguidores. Thot creo dos nuevos calendarios cíclicos donde entre ellos encajaba la gran “Ronda Sagrada”, de 52 años solares.

Este gran ciclo de 52 años fue sagrado para todos los pueblos de Meso América, y lo relacionaron con el gran Dios Quetzalcoatl, que no era otro que el mismo Thot, además de identificarlos con la Serpiente Emplumada, símbolos típicos de la casa de Enki. Aquí se decía que había llegado a aquellas tierras desde más allá de los mares orientales, y que fue forzado al exilio por el Dios de la Guerra (Ra/Marduk), pero prometió volver en alguno de los ciclos sagrados de 52 años. En el calendario cristiano los años correspondientes fueron los de 1363, 1415, 1467 y 1519 d.C., y este último fue precisamente el año en que llego Hernán Cortes, de piel blanca y con barba, al igual que Quetzalcoatl, apareció en las costas de México; por este motivo los Aztecas consideraron su desembarco como el cumplimiento de la profecía del regreso del Dios. Pero esta es otra historia……

LOS INTERMINABLES CICLOS

Sabemos que nuestro planeta atraviesa sucesivamente Eras planetarias, que reciben los nombres correspondientes a los signos del Zodíaco. Los signos son doce y el Sol los recorre a todos en un período de tiempo aproximado de 25.925 años, los que divididos por doce (12), que son los signos, nos da el tiempo que invierte el Sol y sus planetas en recorrer cada una de las Eras. El resultado es aproximadamente 2.160 años.

Lo importante es saber que en cada cambio de Era se producen en el mundo grandes transformaciones religiosas y sociales.

La Era más antigua a la que los astrólogos hacen referencia es a la de TAURO, que va del 4380 hasta el 2220 a.C.; más atrás es difícil sondear en la noche de los tiempos. Según los expertos coincide esta Era con la época de adoración de Toro, del cual se encuentran huellas clarísimas en todas las antiguas civilizaciones, como en Egipto, en donde existía el culto al Buey APIS, surgido hacia el 4100 a.C.

El Toro era motivo de adoración también en Persia, Caldea, Asiria, Babilonia, Creta, etc. y hay infinidad de muestras arqueológicas que demuestran esto: cavernas-santuarios en España y el sudeste de Francia, por ejemplo.

Con el año 2220 el Sol sale de Tauro para ingresar en la Era de Aries, signo de fuego.

En Tauro la humanidad fue dominada por la idea de la soberanía de la fuerza, habiendo una civilización cuyas masas estaban destinadas a los duros trabajos y sufrir las molestias y presiones de las castas superiores. La Era de Aries, en cambio, trae a la luz la idea de un pueblo elegido, protegido por Dios, cuyo credo hace ver a la humanidad el concepto de justicia. En casi todos los pueblos aparece la imagen del CARNERO, que reemplaza a la del Toro. Marston, en su libro “Y la Biblia tenía razón” nos dice que Abraham nace durante el comienzo de esta Era, o sea. “Abraham” significa “Venido del Carnero” o “Hijo del Carnero”.

En Egipto, el faraón Amenemhat cambió el culto al Buey Apis por el culto al Carnero. (Ammón, alrededor del año 2000 a.C.)

Las tumbas de Ur en Caldea, pinturas en Creta y Esculturas asirias dan cuenta clara de este cambio en la representación de la divinidad que coincide con el cambio de Era.

La llegada de la Era siguiente, la de PISCIS, coincide con el nacimiento del cristianismo, en la Primavera del año UNO de nuestra Era. Se produce nuevamente una profunda transformación social. El Mesías escoge como símbolo el Pez, y los primeros cristianos usaban al Pez para reconocerse. Pedro, así como los demás apóstoles, era pescador, y el pez acostado se ve en innumerables pinturas de aquella época.

Así transcurre esta era del Pez, y llegan los primeros atisbos de la Era de ACUARIO, la que está naciendo y que nos tocará vivir muy pronto. El período de cambio dura alrededor de 200 años, es por esto que algunos expertos dicen que Acuario ya llegó en 1945 y durante 200 años se producirá el cambio, hasta que en el 2145 o 2150 este totalmente instaurada la Nueva Era de Acuario. Sobre este actual cambio, nos hablan las profecías del Viejo y el Nuevo Testamento, San Malaquías, Nostradamus, Juan XXIII, Benjamín Solari Parravicini, etc.

Esta Nueva Era a la que hacemos referencia, el Tercer Milenio que ya esta naciendo, será de gran prosperidad, de gran elevación espiritual, de inimaginable progreso, de solidaridad y unión mundial, de plena y total justicia social.

Por otra parte, el cuerpo físico, el etérico, el emocional y el mental, sufrirán grandes cambios. El cuerpo físico será más grande, más esbelto, más sano y mejor formado. La cabeza será más grande, los ojos más alargados y la boca más pequeña.

Las funciones glandulares cambiarán y despertarán cambios físicos y psíquicos. Despertará la glándula pineal o epífisis, aumentando la manifestación de la Consciencia del Alma. Este es el nacimiento de la SEXTA RAZA RAIZ. Sus integrantes tendrán la clarividencia y clariaudiencia mentales. Las emociones serán dominadas por el cuerpo mental superior. Los guerras terminarán, las enfermedades comenzarán a desaparecer porque la medicina conocerá las causas verdaderas de estas y no los efectos como ocurre en la actualidad. El hombre no necesitará del dolor y del sufrimiento, etapa que ya ha comenzado. Esto traerá tristeza, angustia, temor, duda, y no debemos dejarnos dominar por ellos; si debemos agradecer a DIOS y a los Maestros por esta gran oportunidad para evolucionar, pasar de la oscuridad a la luz, tener acceso a los planos superiores y unirnos con todos los hermanos, visibles e invisibles.

Esto permitirá descorrer el velo que oculta la Verdad, pues podrá penetrar en los mundos sutiles y el Hombre conocerá la Verdad que los hará LIBRES como profetizó el maestro Jesús hace 2000 años, y como también esta incluido en las enseñanzas ocultas del maestro Hermes Trismegisto. El respeto de los mandamientos divinos y el conocimiento de las Leyes y Principios Universales que anunció Hermes, harán de la vida del Hombre del Tercer Milenio, una expresión pura del Alma y de todas las riquezas del Espíritu, pues no habrá limitaciones para la Mente y para el físico.

La sabiduría que encerró siempre la Doctrina Hermética sólo estuvo al alcance de la comprensión de pocos, pues solo una evolución adecuada de la mente y del espíritu, hacía posible llegar a la esencia de esta profunda Filosofía.

Hermes Trismegisto fue una encarnación física de uno de los más destacados Instructores que nuestra humanidad ha tenido, su misión, como la de otros Avatares e iniciados, fue la de enseñar el desarrollo de la Mente, el Cuerpo y del Espíritu, para promover por el camino más corto el ascenso hacia DIOS.

Su conocimiento milenario atravesó las Eras para llegar más o menos oculto y velado a nuestros días, y está a punto de atravesar la barrera de Acuario, e ingresar a este nuevo mundo prometido, donde todos los sentidos internos del Hombre, más la ayuda de los Maestros Cósmicos, de los Hermanos Extraterrestres, de mayor evolución que la nuestra, y de toda la Jerarquía Blanca, harán posible la divulgación en todas las mentes de los hombres del Tercer Milenio, de la Nueva Era de Acuario, de los Conocimientos Eternos, de la Sabiduría de Grandes Maestros del Pasado, de Hoy y del Futuro, a quien la ignorancia del hombre de las Eras pasadas, ocultó, tergiversó y no permitió conocer; este Gran Maestro que fue conocido bajo distintas manifestaciones, como Hombre, como Sacerdote, como Divinidad, EL TRES VECES GRANDE, que hoy, en esta conferencia, vuelve a dar una mirada al mundo y a los hombres, para invitar a la Humanidad entera a preparar el Camino que nos llevará al Nuevo Reino, pero conociendo totalmente la infinita validez de los Principios Universales, nacidos en Dios y traídos al mundo por grandes seres, como HERMES TRISMEGISTO.

 

http://sabiens2.blogspot.com.es/

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL 

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

LOS HEREDEROS DE LOS INICIADOS DEL ANTIGUO EGIPTO 2/3

En 1933, el presidente Franklin Delano Roosevelt, que era francmasón del grado 32, de los “sabios”, y que como tal, sabía a qué dios servía, ordenó que el reverso del Gran Sello norteamericano se imprimiera en la cara posterior del billete de un dólar.untitled
Por lo tanto, en el billete de un dólar americano, si uno se fija bien, ve lo siguiente: En la base de la pirámide egipcia se lee una fecha en números romanos: 1776. Debajo de la extraña pirámide, se lee en latín, no en inglés: “NOVUS ORDO SECLORUM”, que se traduce por: “NUEVO ORDEN DE LOS SIGLOS” o, “NUEVO ORDEN DE LOS TIEMPOS”. Como podrá apreciarse, las referencias a un “Nuevo Orden” y a una “Nueva Eraa, no son nada nuevas. Esta frase, tomada del filósofo romano Virgilio (autor de la Eneida), es interpretada en su sentido más superficial como una equiparación del Estado norteamericano con la antigua Roma Imperial. Pero en la simbología iluminista, la leyenda en cuestión no se refiere a nada de eso, sino a la “Nueva Era de Acuario“, que habría de suceder a la Era de Piscis o Era Cristiana. Por lo tanto, ese “Novus Ordo Seclorum” (Nuevo Orden Mundial) está estrictamente ubicado en una próxima era de negación absoluta de todo lo que implica Elohim. Otra acepción del término “NOVUS ORDO SECLORUM”, implica el carácter humanista y anti-Creador de este “Nuevo Orden”. Es decir, de la humanidad para la humanidad, descartando al Elohim YAHWEH, pero declarando el levantamiento de un hombre que se atribuirá, y le atribuirán, absoluta naturaleza divina. Ese será elAnti-Mesías de las Escrituras (Revelación); el modelo del hombre-divino que la serpiente del paraíso inculcó a Eva. Encima de la extraña pirámide truncada y coronada por un ojo encerrado en un triángulo, puede leerse en latín: “ANNUIT COEPTIS”. La leyenda “Annuit Coeptis” se traduce como “(él) ha favorecido nuestra empresa“, refiriéndose al ojo encerrado en el triángulo, que representa a una fuerza providencial, y que muchos siempre han pensado que se refería a YAHWEH.untitled.png1

Ahora bien, ese ojo encerrado en el triángulo que corona la pirámide egipcia, no es el ojo de YAHWEH. La Biblia dice que Elohim tiene ojos, en plural, (Prov. 3: 4; Esdras 5: 5). Los que se mueven en el mundo de lo oculto, saben que ese es el “ojo de Horus”, el ojo de Lucifer. El triángulo es a su vez un símbolo ocultista. El propietario de ese ojo no es sino el mismo que se hace llamar en la masonería Gadu (el gran Arquitecto del universo), y no es otro sino el mismo Satán. En los últimos tres grados de la masonería, (Sabios, Elegidos y Adeptos), conocen los integrantes de los mismos a quien sirven realmente. No es al Elohim YAHWEH, sino a Lucifer. Así pues, cuando en el Sello Oficial de los Estados Unidos aparece “Annuit Coeptis”, es decir, “(él) ha favorecido nuestra empresa“, ese “él”, refiriéndose al ojo del triángulo, no es Elohim, sino el mismísimo Lucifer. Ese mismo ojo luciferino, es un símbolo de la masonería, así como un símbolo adoptado por la iglesia de Roma. El “ojo de Horus”, es en realidad el propio Satanás, antiguo Lucifer. Según el Dr. Alberto Rivera, ex jesuita de alto rango, que posteriormente renunció a la orden, reveló que tanto la Francmasonería como los Illuminati, así como una gran lista de siglas y grupos, no son sino creaciones de los Jesuitas. Ignacio de Loyola, fundador de la Orden de los Jesuitas, creó también los Illuminati, poniéndolos bajo la cobertura de la institución romana católica. La intención era que los Illuminati fueran capaces de llegar a controlar la economía mundial, la banca internacional, las fuerzas militares; así como a ser maestros en toda suerte de poder de la magia, controlando las religiones del mundo. Según Alberto Rivera, la Orden trabaja con magos a nivel mundial. No en vano en la Biblia se dice que la palabra de YAHWEH nos informa de que la gran ramera de Revelación 17, es la “madre de las abominaciones de la tierra”.

untitled.png2

Cuando empezó a divulgarse que Loyola había fundado los Illuminati, los jesuitas hicieron que otro miembro fiel llamado Adam Weishaupt, jesuita bajo el juramento, fingiera dejar la Orden Jesuita y afirmara ser el originador de los Illuminati en Baviera, el 1 de mayo de 1776. Esto fue hecho para que el mundo creyera que no existe conexión entre los Illuminati y la Iglesia católica romana. La orden de los Iluminados fue una sociedad secreta que se dice fue fundada en 1776 por Adam Weishaupt, en Baviera. Nueve años después detuvo su actividad al prohibírsele actuar en esta región. Afirmaba que su meta era hacer superfluo el dominio de unos humanos sobre otros mediante la Ilustración y el perfeccionamiento moral. Pero numerosos mitos y teorías conspirativas se centran en sus supuestas actividades, entre las que se cuentan la Revolución francesa, la lucha contra la Iglesia católica y sus intenciones de dominio mundial. Los iniciados de la redes de sociedades secretas siempre han utilizado un lenguaje secreto o clave de comunicación, mediante la utilización de determinadas frases, palabras, gestos o símbolos. Tienen una verdadera obsesión por sus rituales y símbolos, que a su vez son un medio por el que pueden ser identificados. Uno de sus símbolos más empleados son las antorchas encendidas, que son un símbolo del conocimiento y del Sol. Cuando un iniciado llega a cierto nivel en la pirámide se dice que es un “iluminado“. El 1 de mayo es el día en que los brujos y satanistas tienen una de sus principales festividades anuales, así como los sindicalistas vindican sus demandas. Ahora bien, recuerden la fecha que consta en la base de la pirámide del billete de 1 dólar: 1776. La supuesta misma fecha del nacimiento de los Illuminati; ¿coincidencia?; no. Básicamente se estaría hablando de toda la actividad humana sobre el planeta, concretada en cinco puntos básicos: 1. Un Nuevo Orden político Mundial; 2. Un Nuevo Orden económico Mundial; 3. Un Nuevo Orden legislativo Mundial; 4. Un Nuevo Orden militar Mundial; 5. Un Nuevo Orden religioso Mundial. En otras palabras, una dictadura a escala mundial…

Ocupando los lugares más altos en los gobiernos internacionales, Parlamento Europeo, iglesias, y demás instituciones a nivel global, los Illuminati, a través de un sin fin de sociedades secretas denominadas “1000 points of light” (1000 puntos de luz), están guiando al mundo globalizado hacia su “Novus Ordo Seclorum” (Nuevo Orden Mundial). Y aquí tenemos a los dos últimos Papas del Vaticano anunciándolo a bombo y platillo, como la solución esencial para la supervivencia del planeta, y de la humanidad. Más concretamente, los objetivos de “la Orden”, se conocen; y son seis: 1. El establecimiento de un Nuevo Orden Económico Internacional, controlado directamente por una Junta Mundial, con dos únicas monedas: El Euro y el Dólar americano. 2. El establecimiento del que, sólo en apariencia, será un gobierno democrático único mundial; sin embargo, estará controlado absolutamente bajo “la Orden”. 3. La conquista y sujeción por medios económicos de las dos superpotencias; EEUU y Rusia. 4. El establecimiento de los Estados Unidos de Europa (Unión Europea), la que será el imperio dominante en el único gobierno mundial. 5. La introducción del dirigente supremo mundial para presidir el único gobierno mundial. 6. El establecimiento de una sola religión mundial que coordinará todas las religiones de la tierra bajo un supremo pontífice, complemento del supremo dirigente político mundial. Todos estos objetivos están ya prácticamente conseguidos de hecho, salvo los dos dirigentes supremos mencionados. Y esto se hará una vez que se reconstruya el Tercer Templo en Jerusalén, ya que debe haber un gran conflicto para que los Estados Unidos desaparezcan como potencia en beneficio de Roma. El primer intento humano de traer un gobierno mundial secular, lo encontramos en el Génesis, cuando la humanidad postdiluviana levantaba la torre de Babel. YAHWEH destruyó aquella torre y desperdigó a todos aquellos hombres por toda la tierra, confundiendo su lengua. De nuevo, y por un poco de tiempo, aparecerá el Milenio de Satán, que durará sólo siete años, aunque la manifestación de la maldad aparecerá a partir de la segunda mitad de esos siete años, es decir, tres años y medio, o 42 meses (según Revelaciones). Esos discursos acerca del “Nuevo Orden Mundial” pronunciados entre otros, por Juan Pablo II y recientemente, por Joseph Ratzinger (Benedicto XVI), no son palabras huecas, vacías y vanas, sino que han de entenderse como un aviso preclaro de las intenciones del dios de este mundo, respecto a lo que está por venir sobre este planeta de forma inminente: “Y la Bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad“. untitled.png3

El Conde Alessandro di Cagliostro (Palermo, Sicilia, 1743 – 1795), fue un médico, alquimista, ocultista, Rosacruz y masón, que recorrió las cortes europeas del siglo XVIII. Nació en el seno de una familia pobre en Palermo, Sicilia. La identificación de Cagliostro con Giuseppe Balsamo no es del todo segura, ya que se basa principalmente en el testimonio no fidedigno de Theveneau de Morande, espía francés y chantajista, y más tarde en su confesión a la Inquisición, obtenida a través de la tortura. Cagliostro afirmaba haber nacido en una familia cristiana de noble cuna, pero que había sido abandonado al poco de nacer en la isla de Malta. También aseguraba que siendo niño viajó a Medina, La Meca y El Cairo, y al regresar a Malta, fue iniciado en la Soberana Orden Militar de Malta, donde estudió alquimia, la Kabala y magia. Fundó el Rito Egipcio de la Francmasonería en La Haya, donde se iniciaba a hombres y mujeres en la misma logia, y tuvo influencia en la fundación del Rito Masónico de Misraim. Cagliostro fue bien conocido en Nápoles y más tarde en Roma, donde conoció y desposó a Lorenza Feliciani. Viajaron juntos a Londres, donde fue iniciado en la francmasonería, posiblemente por el Conde de Saint Germain. Adoptó como símbolo secreto el Ouroboros (la serpiente que se muerde la cola). Al cabo de poco tiempo fundó el Rito Egipcio de la Francmasonería en La Haya. Viajó por Rusia, Alemania y Francia, extendiendo el campo de influencia del Rito Egipcio y presentándose como un “curandero magnético” de gran poder. Su fama creció de tal forma que fue incluso recomendado a Benjamin Franklin durante una estancia en París. Fue un extraordinario falsificador. En su autobiografía, Casanova relata el encuentro con Cagliostro, que fue capaz de falsificar una carta suya, a pesar de ser incapaz de entenderla. Nos cuenta el historiador de religiones Serge Hutin, que la Orden de Los Iluminados (primeramente llamados “Perfectabilistas”) fue fundada, el 1 de mayo de 1776, en Ingolstadt (Baviera), por lo que también se les conoce como “Los Iluminados de Baviera”. El fundador se dice que fue Adam Weishaupt, joven de veintiocho años de edad que enseñaba derecho canónico en la Universidad de dicha ciudad. Weishaupt tenía ideas de reforma social sumamente “avanzadas” y fundó dicha Orden con el fin de hacerlas triunfar.untitled.png4

Consiguió que entraran en la Sociedad numerosos francmasones que habían roto con la regla que prohibía las discusiones religiosas o políticas en las Logias. En su apogeo, la Orden contaba, en 1783, con seiscientos miembros sólo en Baviera y cierto número de afiliados en toda Europa. Pero, “oficialmente”, el éxito habría de ser de corta duración, según dicen sus apologistas. ¿Cuáles eran la organización y los fines de esta sociedad secreta masónica? El fin último de los Iluminados era nada menos que la Anarquía, en el sentido filosófico del término: “He propuesto —decía Weishaupt— una explicación de la Francmasonería, ventajosa desde todos los puntos de vista, por cuanto se dirige a los Cristianos de todas las confesiones, los libra gradualmente de todos los prejuicios religiosos, cultiva y reanima las virtudes de sociedad por una perspectiva de felicidad universal, completa y rápidamente realizable, en un Estado donde florecerán la libertad y la igualdad, un Estado libre de los obstáculos que la jerarquía, la clase, la riqueza, arrojan continuamente a nuestro paso… No tardará en llegar el momento en que los hombres serán dichosos y libres”. Ciertos historiadores han atribuido a la Francmasonería propiamente dicha los propósitos de los Iluminados que, al contrario, trataban de confiscar la institución en provecho propio. Así, Benjamín Fabre escribe, en su obra “Un iniciado de las sociedades secretas superiores” (París, 1913), en relación a la finalidad de los Masones: “Nada de autoridad, así pues, nada de gobierno; nada de leyes, de modo que nada de legislador; nada de familia; nada de sociedad; no más nacionalidades; no más fronteras, no más patrias”. Los progresos de la Orden fueron muy grandes después de la adhesión, en 1782, de un francmasón ilustre, el barón Von Knigge, que fue jefe del círculo de Westfalia. Pero Knigge se cansó pronto de los modales autoritarios de Weishaupt y en respuesta éste lo acusó de “fanatismo” y de “mojigatería”, diciendo que había dejado una parte demasiado grande del elemento religioso en el ritual.untitled.png5

Por último, el barón se retiró de la sociedad que en ese momento estaba seriamente amenazada. Ya en 1787 el Elector de Bavierahabía ordenado una investigación sobre esta Orden, cuyos designios revolucionarios comenzaban a conocerse. Después de la defección de Knigge, cuatro afiliados, alarmados, se asustaron y fueron a revelar todo al Elector, declarando que “la Orden abjuraba del cristianismo, que se entregaba a placeres epicúreos, justificaba el suicidio, repudiaba el patriotismo y la lealtad como prejuicios de espíritus estrechos, condenaba la propiedad privada, permitía que se hiciera el mal cuando de él había de salir un bien, y en fin, colocaba los intereses de la Orden por encima de toda otra consideración”. En 1785 quedó oficialmente disuelta la orden. Weishaupt fue destituido de su cátedra y expulsado de Baviera, así como otros tres altos dignatarios. En muchos sentidos Prometeo era una representación previa de Jesús, que murió por la Humanidad, por lo que es factible que la historia de Jesús fuese inspirada, en parte, por la leyenda de Prometeo. En el Rockefeller Center en Nueva York hay una estatua de oro de Prometeo (oro, el metal solar de los dioses), que está sosteniendo el fuego, de acuerdo con la leyenda. La Estatua de la Libertad es otro símbolo de la Hermandad que resalta el símbolo de la antorcha encendida. Se sabe que la Estatua de la Libertad fue regalada a Nueva York por francmasones franceses. Estas estatuas de la libertad son las representaciones de la Reina Semíramis o Isis, con los rayos del Sol alrededor de su cabeza, ya que las antiguas civilizaciones simbolizaban el Sol de este modo. En realidad no están sosteniendo la antorcha de la libertad, sino la antorcha de los iluminados. Puede que no sea una simple casualidad que en la tumba del presidente Kennedy, en el cementerio de Arlington, encontremos una antorcha encendida, que representa la llama eterna. Tampoco parece casual que francmasones levantaron un obelisco, con una representación de la antorcha, en Dealey Plaza, Dallas, a poca distancia del lugar donde Kennedy fue asesinado. En el Túnel Pont de L’Alma en París, donde murió Diana, Princesa de Gales, podemos ver un símbolo de la misma llama eterna sostenida por dos representaciones de estatuas de la libertad. No deja de ser significativa esta presencia de antorchas junta a tumbas de personajes famosos.

La antorcha encendida en los Juegos Olímpicos tiene el mismo significado. Es curioso que el centenario de los Juegos Olímpicos se celebrase en Atlanta en lugar de Grecia, donde se supone se iniciaron dichos juegos. Una posible razón para esta decisión era el simbolismo de la legendaria Atlanta, la diosa y cazadora, que se decía que era tan gran atleta que ningún hombre la podía vencer. Todos a quienes derrotaba en una carrera tenían que sufrir la muerte, y muchos fueron muertos antes de que uno de los atletas se las arreglase para engañarla dejando caer manzanas doradas para desviar su atención. También se dice que Atlanta podría ser un centro importante para el propuesto Nuevo Orden Mundial. Por otra parte, es evidente que además de la actividad “exotérica”, pública, de la sociedad, hay una profunda raíz hermética. Sólo un no iniciado, como Serge Hutin, aceptaría ciertos “datos históricos” sin ver más allá. Adam Weishaupt, ¿era realmente el nombre del jefe de la orden? Adam que nos hace pensar, quizás no tanto en el Adán del catecismo escolar sino en Adam Kadmon, el hombre universal arquetípico de la Cábala hebrea. Y Weishaupt, que significa, después de todo, “cabeza de sabio”. ¿Es sólo una casualidad o esconde un mensaje? Como el mítico Christian Rosenkreutz, alguien a quien se le supuso una historia, un nacimiento, una vida, una muerte, pero eso resultó ser sólo literatura. Según Faber-Kaiser: “Es marcada la influencia de los preceptos de los Iluminados en la inminente Revolución Francesa; se dice que Mirabeau y el duque de Orleáns (el futuro Luís Felipe II) habían estado afiliados a la misma”. A este respecto debemos indicar que la Comisión Trilateral es una agrupación de personas privadas de las altas finanzas, del mundo de los negocios y de la política, procedentes principalmente de Norteamérica, Europa Occidental y Japón, que brinda a la élite procedente de la masonería de las distintas orientaciones unas posibilidades contacto, con vistas a una colaboración secreta que abarca todo el mundo. El objetivo ideológico de la Comisión Trilateral es el mismo que el del Council for Foreign Relations (Consejo para Relaciones Exteriores), fundado en 1921 por el banquero norteamericano John Pierpont Morgan (Banca Morgan), y conocido también como «el Gobierno Invisible».El sector político entronca con los Iluminados, que representan altos grados de la masonería. Se considera que hay escasamente unas cien organizaciones que pertenecen al mundo de la masonería. Esta trama secreta de planificación del destino de la humanidad explica que Karl Marx escribiera sus obras londinenses por encargo de Nathan Rothschild, que en 1808 fundó el banco N.M. Rothschild & Sons y cuyo apellido curiosamente significa «escudo» o «protector de los rojos». Los cheques con los que le pagó pueden verse en el Museo Británico. Marx participó en la fundación de la Primera Internacional en 1864. La idea del alemán Adam Weishaupt, que fundó la cúpula de los Iluminados el 1 de mayo de 1776, era el camino a través de la anarquía. El que su fundación tuviese lugar el día siguiente de la noche de las brujas de Walpurgis, y el hecho de que este día fuera consagrado como festivo, como el ‘Día del Trabajo’, aclara todavía más la estrecha relación que existe. El hecho de que, además, el sello de los Iluminados aparezca con la fecha de 1776 en el dólar americano, asombra a aquéllos que no saben que Washington fue tan masón como su rival Jefferson. Si hablamos del poder efectivo, debemos mencionar a los Rockefeller y, más importantes aún, a los Rothschild. En sucesión ascendente siguen los del Grupo Bilderberger, un club formado en mayo de 1954 e integrado por los 500 hombres y organizaciones más ricas e influyentes del mundo, que se afirma que se proponen la instauración del «Nuevo Orden Mundial».untitled.png6

Otro símbolo importante para la Hermandad de Babilonia es la pirámide truncada. Quienes han observado el plano de la plaza Dealey, donde Kennedy fue asesinado, afirman que tiene forma de una pirámide truncada, mientras que Dealey en realidad significa “Línea de la Diosa“, compuesta por Dea (diosa) y ley (línea de Ley o del dragón, tal como explicamos en el artículo “Las sendas del Dragón”). La pirámide truncada y el “Ojo que todo lo ve”, como en el Gran Hermano de Orwell, están representados en el reverso del Gran Sello de los Estados Unidos y en el billete de un dólar. El “Ojo que todo lo ve” en realidad representa el ojo de Horus y también se relaciona con el llamado “tercer ojo“, o el vórtice del chakra en el centro de la frente, a través del que utilizamos nuestra vista psíquica. Según la leyenda egipcia, Osiris fue asesinado por Set, mientras que Set fue muerto por Horus, que perdió un ojo, de donde viene la referencia al ojo de Horus. El presidente Franklin Delano Roosevelt hizo imprimir este símbolo en el billete de un dólar en 1933. Era un símbolo de las sociedades secretas en Europa mucho antes de que existiesen los Estados Unidos y que se remonta al mundo antiguo. El número de estados en América en la época de la independencia, 13, tampoco fue coincidencia. Trece, el sagrado doce y uno, es un antiguo número místico. Sobre los dos lados del Gran Sello pueden verse 13 estrellas sobre la cabeza del águila. Curiosamente el lema “E Pluribus Unum” tiene 13 letras, al igual que “Annuit Coeptis”. También vemos que el águila sujeta 13 hojas con 13 bayas en su garra derecha y 13 flechas en la izquierda. Hay 72 piedras, otro número místico relacionado con la Precesión del Equinoccio (ver artículo: “La interrelación entre la Tierra y los otros cuerpos celestes”), en la pirámide organizada en 13 hileras. La comprensión de esta Precesión del Equinoccio dio lugar a muchos mitos y leyendas en la historia de la Humanidad. Cuando el movimiento Precesional continuó orientando el Equinoccio a una nueva constelación, las diferentes culturas percibieron esto como una Nueva Edad. Como el Sol de Equinoccio de Primavera aparecía surgir en la constelación de Tauro, las personas percibieron esto como la Edad del Toro; la Edad del Carnero cuando subió a la constelación de Aries; la Edad del Pez al subir en Piscis, y así sucesivamente.

En referencia a este número 72, muchas civilizaciones en la Tierra eran conscientes de este ciclo natural de la Tierra (movimiento precesional) y lo incorporaron en sus cosmologías y conceptos del Tiempo de distintas maneras. Cada una reflejaba una interpretación y significado ligeramente diferente, pero todos consideraron el Ciclo Precesional como involucrando nada menos que el proceso cósmico de la evolución de la vida, influyendo sutilmente en todas las formas de vida de la Tierra para moverse a niveles más altos de organización y complejidad. Vino a simbolizar el proceso espiritual del despliegue de la conciencia en nuestro planeta. Lo que es importante aquí es que esta creencia estaba realmente basada en un notable ciclo astronómico: cada 72 años, el Solsticio y el Equinoccio del Sol parecían moverse un grado hacia atrás, a través de las constelaciones, como la manecilla de un reloj, indicando las horas del día. El águila se desarrolló a partir del símbolo del ave fénix, el ave del Sol sagrada de los antiguos egipcios y fenicios. Manly Palmer Hall (1901- 1990), autor canadiense sobre ocultismo, mitología y religiones, dice que el sello original incluía al ave fénix, y es conocido que un diseño para el Gran Sello presentado por William Barton, en 1782, incluía a un ave fénix sentada sobre un nido en llamas. También el símbolo del Rito Escocés de la Masonería es el águila doble con una cabeza mirando en ambas direcciones, como representación del símbolo de Nimrod. Este mismo símbolo aparece en dos retratos de George Washington. La obra más conocida de Manly Palmer Hall es “The Secret Teachings of All Ages”. En 1973, Hall recibió el grado honorífico 33º de la masonería de Rito Escocés Antiguo y Aceptado sin, al parecer, haber sido iniciado en una logia simbólica. El águila es un símbolo ampliamente usado por la Hermandad y puede ser encontrado en los escudos de armas de muchos países, incluyendo, sorprendentemente, a países musulmanes como Egipto, Libia e Irak. Era un símbolo importante para los Nazis, pero también aparece en púlpitos y atriles utilizados por las religiones cristianas.untitled.png8

Sellos parecidos al Gran Sello de los Estados Unidos pueden encontrarse, incluso retrocediendo en el tiempo hasta los 4.000 a.C., en Egipto, Babilonia, Asiria e India. El primer sello real inglés fue el de Eduardo el Confesor, que reinó entre los años 1042 y 1066. Se convirtió en un modelo para todos los futuros sellos británicos y estadounidenses. Las frases latinas, situadas encima y debajo de la pirámide truncada en el Gran Sello y en los billetes de un dólar, anuncian la llegada de un Nuevo Orden Mundial. La fecha escrita en números romanos en la parte inferior de la pirámide, 1776, se cree que se relaciona con la Declaración de la Independenciaestadounidense que se produjo este año. Pero ocurrieron otros acontecimientos importantes este mismo año que podrían sugerir otras razones para escribir esta fecha: el primero de mayo de este mismo año de 1776 se fundó la orden de los Iluminati bávaros, por Adam Weishaupt. También se fundó la Casa Rothschild y el economista Adam Smith, que parece estaba relacionado con sociedades secretas, publicó su famosa obra “La Riqueza de las Naciones”. Tal vez solo fuesen casualidades. Adam Weishaupt empleó su orden de los Iluminati para infiltrarse en la masonería. Tal como hemos indicado, Weishaupt fue Jesuita. Y el fundador de los Jesuitas, el español Ignacio de Loyola, parece que formó una sociedad secreta dentro de esta orden católica, a cuyos iniciados se les llamaba “Alumbrados” o “Iluminados“. Weishaupt creó 13 grados de iniciación en los Iluminati, igual que el número de niveles en la pirámide del Gran Sello. Según expertos en simbología, el plano de las calles de Washington, DC, como todas las ciudades importantes de la Hermandad, están llenas de simbolismo esotérico. Por ejemplo, las calles alrededor del edificio del Congreso están diseñadas para señalar los lugares donde el Sol sale y se pone en el solsticio de invierno y verano. También puede observarse un hexagrama o Estrella de David. Obeliscos y cúpulas figuran profusamente en los monumentos y edificios significativos para la Hermandad. El obelisco es un antiguo símbolo fálico que representa la energía masculina y la energía solar, mientras que la cúpula representa la energía femenina y la energía de la luna. A menudo se encuentran juntos o cerca uno del otro. Este es el simbolismo del Salón Oval (que representa el útero, femenino) en la Casa Blanca, que mira hacia el monumento a Washington, el gran obelisco de piedra, con clara simbología fálica o masculina. Estos símbolos atraen y generan poderosas energías.

El obelisco también simboliza el pene del dios del Sol egipcio, Osiris. De acuerdo con la leyenda, después de que Osiris fuese cortado en pedazos por su rival, Set, la Reina Isis logró hallar todos los pedazos, excepto su pene. Un obelisco proveniente de Alejandría, en Egipto, se eleva en el Central Park de Nueva York. Y otro obelisco similar fue erigido en el siglo XIX, durante el reinado de la Reina Victoria, sobre las antiguas tierras Templarias, junto al río Támesis, no lejos de las Cámaras del Parlamento. Se conoce como la Aguja de Cleopatra y estuvo originalmente ubicada en Heliópolis, la ciudad egipcia del Sol, desde el 1500 a.C., antes de que fuera trasladado a Alejandría. A su lado se han colocado sendas esfinges. Otro obelisco egipcio, que fue construido en Luxor hace unos 3.200 años, está colocado en la Plaza de la Concordia, en París. Las calzadas interiores del Congreso americano y las dos calles principales alrededor, dibujan la figura de un búho sentado en una pirámide. El búho es un símbolo del terrorífico Moloch, a quien han sido sacrificados niños durante miles de años. También tenemos la torre Eiffel, que en realidad es otro obelisco gigantesco camuflado. El domo, palabra griega que significa Lugar de los Dioses, representa a una cúpula construida mediante arcos de perfil semicircular, parabólico u ovoidal y rotados respecto de un punto central de simetría. Atrae y controla la energía, tal como lo hacen las pirámides. Podemos observar que muchas de las grandes catedrales son construidas alrededor de una cúpula enorme porque sus constructores y diseñadores conocían el poder de la geometría para enfocar la energía en un lugar concreto. La gran cúpula dorada sobre el santuario Islámico en el Monte del Templo, en Jerusalén; la cúpula de San Pedro en el Vaticano, en Roma, y la iglesia deSanta María, en Florencia, son ejemplos de lo que decimos. Si analizamos las principales ciudades de la Hermandad podemos observar que tienen, por lo menos, un edificio importante con cúpula. En la Ciudad de Londres podemos ver la catedral de Saint Paul, diseñada por un iniciado llamado Sir Christopher Wren, después de que el Gran Incendio de Londres hubiese destruido la antigua ciudad. Como un reflejo de la catedral de Saint Paul, nos encontramos con el Panteón, en Paris. Y el edificio del Congreso en Washington es otra versión de la cúpula de la catedral de Saint Paul.untitled.png9

En la plaza Leicester, en Londres, hay un tragaluz en forma de cúpula con círculos concéntricos, a la que curiosamente se le llama Notre Dame. Fue construida en 1865 sobre un lugar muy relacionado con los antiguos caballeros Templarios y reconstruido a fines de la década de 1950. El edificio incluye una piedra procedente de la Catedral de Chartres y un mural con la escena de la crucifixión, pintado por el artista francés Jean Cocteau, Gran Maestre del Priorato de Sión, lleno de simbolismo oculto y geometría sagrada. Su mural incluye un Sol negro, un símbolo clásico de la Hermandad, proyectando sus rayos hacia el cielo, y un hombre con un ojo dibujado en forma de pez, que bien podría representar al Nimrod babilónico. En Roma tenemos la cúpula en el Vaticano, situado en un antiguo lugar de adoración a Mithra (Sol). Y, ¡oh sorpresa!, al lado de la cúpula encontramos el sempiterno obelisco, en la plaza San Pedro. En Londres se construyó recientemente la Cúpula del Milenio cerca de la línea del meridiano de Greenwich, junto al observatorio de Greenwich, que también fue diseñado por Sir Christopher Wren, el mismo que diseñó la catedral de Saint Paul. Es en este punto en que todos los relojes y husos horarios son sincronizados, por lo que también sincronizamos la percepción temporal de la mente colectiva. La medición usada en la cuadrícula de tiempo Greenwich es tiempo solar. Al otro lado del río Támesis, enfrente de la Cúpula del Milenio, está el mayor edificio/obelisco en Europa, el edificio Muelle Canario. Recientemente en Barcelona se ha construido otro edificio/obelisco: la Torre Agbar. Otra vez en las ciudades más significativas de la Hermandad se encuentra un rascacielos de forma de obelisco, debido al efecto que tiene sobre el campo de energía y el aprovechamiento de la energía solar. El Big Ben, el famoso reloj de las Cámaras del Parlamento, en Westminster, también representa un obelisco. La palabra “ben” quiere decir “montaña” en cimérico y gaélico y en el antiguo Egipto “Ben” se relaciona con la piedra sagrada “ben ben” sobre la cima de los pilares en On (Heliopolis), la ciudad del Sol. Estos pilares se simbolizaron mediante los obeliscos y se decía que eran el lugar donde los dioses bajaron a la Tierra. Según las leyendas, el ave “bennu”, que inspiró el ave fénix, se sentaba sobre la piedra “ben ben”.

Las estrellas de cinco puntas invertidas en las calles de Washington apuntan al Congreso y a la Casa Blanca. Los planos de las principales ciudades han sido diseñados en base a las leyes de la geometría sagrada, de la misma manera en que antiguamente fueron diseñadas las grandes catedrales, los templos y los círculos de piedra, como Stonehenge. De la misma manera que en Londres, después del gran incendio de 1666, fue diseñada la nueva ciudad de Washington de acuerdo con estas leyes. Los distintos símbolos, formas y ángulos generan diversas energías que pueden hacer vibrar el campo de energía del lugar tal como se desee, tanto en sentido positivo como negativo. Cualquiera que esté dentro de ese campo será afectado por él. El Mayor Pierre Charles L’Enfant, un francmasón francés, fue el encargado de reconstruir la nueva Washington y su trabajo se basó en planos preparados por Thomas Jefferson y George Washington, fundadores de los Estados Unidos, aunque se supone que otros personajes, con un mayor conocimiento esotérico, habrían sido los verdaderos arquitectos. Jefferson, sin embargo, tenía grandes conocimientos esotéricos y, cuando murió, se encontró entre sus pertenencias un sistema de claves muy similar al de los antiguos manuscritos secretos Rosacruces. Según algunos investigadores, Jefferson fue un Gran Maestre de los Rosacruces y se sabe que era un experto en astronomía y astrología, al igual que Benjamin Franklin. L’Enfant había peleado en la Guerra de Independencia y él, como Washington, era un miembro de la Sociedad de Cincinnati, que era una sociedad secreta para oficiales estadounidenses y franceses durante la Guerra de Independencia. En esta sociedad se introdujo la membresía hereditaria, que era pasada al hijo mayor. George Washington fue su presidente hasta su muerte. Benjamin Franklin (Boston, 17 de enero de 1706 – Filadelfia, 17 de abril de 1790) fue un político, científico e inventor estadounidense. Fue uno de los Padres Fundadores de Los Estados Unidos. Benjamín Franklin, prócer de la masonería norteamericana, ostenta con legítimo mérito la paternidad de la idea de la revolución buena, a la vez que ha sido, sin lugar a dudas, su gran estratega y el más inteligente de sus propagandistas. La vida de Benjamín Franklin coincide con una época de cambios profundos en el mundo occidental, particularmente en Europa y América del Norte.untitled.png10

Muchos historiadores se han preguntado seriamente si la Revolución Norteamericana fue obra de la masonería, y la Independencia de los Estados Unidos de América un triunfo masónico. La respuesta es compleja pero, tal como ya hemos mencionado, podemos encontrar en los entresijos de la obra de Paolo Zanotto (Benjamin Franklin, Apostolo della Modernità“) algunas claves. De hecho, Benjamín Franklin entendió tempranamente que la masonería jugaría un rol preponderante en la unidad política y social de las colonias, actuando como factor socializador, de confraternidad y unidad de objetivos. Se puede afirmar que el ejército norteamericano era, en realidad, el ejército del masón Washington y que todo su estado mayor fue integrado por masones. El propio marques de La Fayette llegó a reconocer, ante oficiales y camaradas, que sólo tuvo acceso a posiciones de mando luego de haber sido iniciado francmasón. Del mismo modo, el masón Benjamín Franklin preparó, durante años, la política exterior de la Revolución operando principalmente en Francia y en Inglaterra, donde importantes sectores masónicos apoyaban la independencia de las colonias, asunto que se vio reflejado en el propio Parlamento Británico. En definitiva, todo el proceso revolucionario norteamericano está íntimamente asociado a la masonería y ningún ciudadano de los Estados Unidos de América dejaría de reconocer la influencia de esta Sociedad en la construcción de la Nación. Desgraciadamente, las anotaciones del diario de Washington y las cartas de Jefferson con Pierre Charles L’Enfant , así como el plano original de las calles de la ciudad, han desaparecido. L’Enfant fue despedido después de un año, pero se continuó con sus planes. En 1909 sus restos mortales fueron exhumados y llevados por una escolta militar al Capitol Hill para yacer de cuerpo presente durante tres horas. Miles de personas fueron para presentar sus respetos y fue vuelto a enterrar en el Cementerio Nacional de Arlington. Curiosamente el cementerio de Arlington se construyó en los terrenos de Vernon House, donde estaba la casa de George Washington y donde la orden estadounidense de los Caballeros Templarios celebraba sus ceremonias. Se marcó el límite de diez millas cuadradas de Washington y en el centro fue construido el edificio del Congreso, Capitol Hill, llamado así en honor del lugar sagrado de las sociedades secretas romanas llamado Colina Capitolina.

Se afirma que Capitol Hill no es un edificio político, sino un templo a la Hermandad y bajo su cúpula hay una estancia con una cripta. Debajo del piso de la cripta, señalado por una estrella de cinco puntas, hay una misteriosa tumba vacía. Dicen que estaba pensada para el cuerpo de George Washington, que decidió ser enterrado en otro lugar. También se dice, que una vez muertos, los cuerpos de algunos presidentes y personajes importantes como Kennedy, Lincoln, McKinley, Garfield, Harding, Taft, Hoover, Wilson, Stevens, Dewey, Pershing, MacArthur, L’Enfant y dos soldados desconocidos fueron colocados sobre un catafalco encontrado en la tumba. Un catafalco es la estructura sobre la que el cuerpo del difunto es llevado durante un cortejo fúnebre o puesto para estar de cuerpo presente. El mismo formato de una tumba bajo una cúpula se encuentra en la tumba de San Pedro, bajo la Basílica, en el Vaticano. Tal como hemos indicado, el edificio del Congreso es un templo para una sociedad secreta que se originó en el mundo antiguo. En el plano de las calles de Washington, centrado en Capitol Hill y la Casa Blanca, hay símbolos astrológicos, que se relacionan exactamente con ciertas constelaciones, hexagramas, estrellas de cinco puntas, escuadras, compás masónico, calaveras, etc… Tal como antes hemos indicado, las calles de Washington se relacionan con los puntos donde el Sol sale durante los solsticios de invierno y verano, justo como fueron diseñados los antiguos túmulos, templos y círculos de piedra. Algunas calles se cruzan en ángulos de 33 grados y otras marcan la precesión de los equinoccios. Algunos personajes influyentes se reúnen periódicamente en el Bohemian Grove, en California, y toman parte en ceremonias bajo un búho de piedra de más de 12 metros. El Club Bohemia (o “Bohemian Grove“) fue fundado en 1872, y cuenta con cerca de 2000 miembros, exclusivamente masculinos. Es una organización secreta y oculta, donde se reencuentran altos dirigentes de la economía, de las finanzas y de la política. Allí se discuten asuntos del mundo y se habla sobre estrategias políticas o económicas. Pero sobre todo, participan en ceremonias paganas de inspiración druídica, particularmente con una hoguera nocturna delante de una inmensa estatua de búho, que es una representación de Moloch, divinidad babilónica, y de Lilith, una divinidad mesopotámica. El búho es también el logotipo del Club. Los participantes son en su mayoría americanos, pero también han participado algunos insignes personajes europeos.untitled.png11

Moloch, Moloch Baal o Baal era un dios de los fenicios, cartagineses y cananitas. Era considerado el símbolo del fuego purificante, que a su vez simboliza el espíritu. Se le identifica también con Cronos y Saturno. Como resultado de una catástrofe ocurrida en el origen de los tiempos, el espíritu de Moloch se había transformado a sí mismo en oscuridad al convertirse en materia. De acuerdo con las creencias fenicias y la herejía gnóstica, el hombre era la encarnación de esa misma tragedia, y para redimirse de ese pecado era necesario ofrecer sacrificios a Moloch. Generalmente Moloch es representado como una figura humana con cabeza de carnero o becerro, sentado en un trono y con una corona u otro distintivo de realeza, como un báculo. Los sacrificios preferidos por Moloch eran los niños, especialmente los bebés, por ser los seres más impregnados de materia, característica que los adultos perdían con el tiempo al desarrollar su espíritu. En los templos en los que se rendía culto a Moloch se encontraba una enorme estatua de bronce del dios. Dicha estatua era hueca y la figura de Moloch tenía la boca abierta y los brazos extendidos, con las manos juntas y las palmas hacia arriba, dispuesto a recibir el holocausto. Dentro de la estatua se encendía un fuego que se alimentaba continuamente durante el holocausto. En ocasiones los brazos estaban articulados, de manera que los niños que servían de sacrificio se depositaban en las manos de la estatua, que por medio de unas cadenas se levantaban hasta la boca, introduciendo a la víctima dentro del vientre incandescente del dios. Durante el sacrificio, los sacerdotes del templo hacían sonar tambores, trompetas y tímbalos, de manera que no oían los llantos de los niños. ¡Realmente terrorífico! Lilit (o Lilith) es una figura legendaria de origen mesopotámico. Se le considera la primera esposa de Adán, anterior a Eva. Abandonó el Edén por propia iniciativa y se instaló junto al Mar Rojo, uniéndose allí con Asmodeo, que sería su amante. Más tarde, se convirtió en una bruja que raptaba a los niños en sus cunas por la noche y se unía a los hombres como un súcubo, engendrando hijos (los lilim) con el semen que los varones derraman involuntariamente cuando están durmiendo. Se la representa con el aspecto de una mujer muy hermosa, con el pelo largo y rizado, generalmente pelirroja, y a veces alada. El origen de Lilit parece hallarse en Lilitu y Ardat Lili, dos demonios femeninos mesopotámicos, relacionadas a su vez con el espíritu maligno Lilu. En los nombres de esta familia de demonios aparece la palabra lil, que significa ‘viento’, ‘aire’ o ‘espíritu’. Los judíos exiliados en Babilonia llevaron a su tierra de origen la creencia en esta criatura maligna, cuyo nombre, adaptado a la fonética del hebreo como Lilith, se puso en relación con la palabra parónima hebrea ‘noche’. El origen de la leyenda que presenta a Lilit como primera mujer se encuentra en una interpretación rabínica del Génesis.

Antes de explicar que Yahvéh dio a Adán una esposa llamada Eva, formada a partir de su costilla, el texto dice: «Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó». Si bien hoy suele interpretarse esto como un mismo hecho explicado dos veces, otra interpretación posible es que Dios creó en primer lugar una mujer a imagen suya, formada al mismo tiempo que Adán, y sólo más tarde creó de la costilla de Adán a Eva. La primera mujer a la que alude el Génesis sería Lilit, la cual abandonó a su marido y el jardín del Edén. Esta leyenda está vinculada a una tradición judía: la costumbre de poner un amuleto alrededor del cuello de los niños recién nacidos, con el nombre de tres ángeles (Snvi, Snsvi, Smnglof). El Génesis Rabba, recopilado en el siglo V en Palestina, señala que Eva no existía todavía en el sexto día de la Creación. Entonces Yahvéh había dispuesto que Adán diese nombre a todas las bestias, aves y otros seres vivientes. Cuando desfilaron ante él en parejas, macho y hembra, Adán, que ya era un hombre de veinte años, sintió celos de su amor, y aunque copuló con cada hembra por turnos, no encontró satisfacción en el acto. Por ello exclamó: «¡Todas las criaturas tienen la pareja apropiada, menos yo!», y rogó al Dios que remediara esa injusticia. El símbolo del búho puede encontrarse en el billete de un dólar si se observa con una lupa muy potente. Y pueden ser identificadas estrellas de cinco puntas en el plano de calles de Roma, en la ciudad vieja de Jerusalén, en la región alrededor deRennes-le-Chateau, famosa como posible escondrijo de un tesoro templario, en la zona de las pirámides en Giza, en Londres y otras ciudades y lugares. Cruzando el río Potomac desde Washington encontramos el edificio del Pentágono, que fue alineado a la constelación de Tauro. Es un pentágono que está en el centro de una estrella de cinco puntas. Si nos movemos a través del centro de la estrella de cinco puntas de la Casa Blanca se llega a un edificio con el aspecto de un templo egipcio, en que pueden verse dos representaciones de esfinges y una imagen enorme del Sol naciente. Este extraño edificio es la Oficina Central Suprema del grado 33º del Rito Escocés de la Masonería. Y todo parece indicar que muchos jefes de gobierno son masones de grado 33. En el jardín detrás de este edificio hay un busto de George Washington como el primer francmasón Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Este edificio contiene la mayor colección de reliquias francmasónicas del mundo. En el museo Smithsoniano hay una extraordinaria estatua de mármol de George Washington que fue exhibida una vez en Capitol Hill. Fue encargada por el Congreso en el siglo XIX y esculpida en Florencia, Italia, por Horatio Greenough. Cuando la estatua fue descargada en el Patio de la Marina de Washington en 1840, las personas estaban horrorizadas ante lo que vieron.untitled.png12

Washington fue retratado sentado en una silla, desnudo hasta la cintura, con una hoja colocada en sus partes púdicas. ¿Por qué se representaría de esta extraña manera? En realidad hicieron la estatua a la imagen de Asmodeo, que se dice era el guardián delTesoro de Salomón y una representación del cual fue encontrada entre las pertenencias del Abad Sauniere, el misterioso sacerdote de Rennes-le-Chateau, que colocó una estatua de Asmodeo en la entrada de su iglesia. Asmodeo es nombrado como el demonio principal en el Talmud hebreo. El diseño de calles de Washington ha sido ampliado con el paso de los años, pero ha sido hecho de acuerdo con un plan que parece haber sido determinado desde el principio. Lo mismo ha ocurrido con algunas estructuras en el mundo antiguo, como la zona de Giza. Los monumentos de Jefferson y Lincoln fueron añadidos al plano de calles de Washington temprano en el siglo XX. El edificio de Jefferson está basado en un diseño del Panteón en Roma. Como todos estos edificios clave, están construidos al lado de espacios con agua. El edificio representa el Sol y el agua es la Luna que refleja el Sol. El monumento de Washington, de 169 metros, completado en 1885, es el mayor obelisco de piedra del mundo. La piedra angular había sido puesta por la Gran Logia de Francmasones del Distrito de Columbia. Las ubicaciones de las ciudades y centros de la Hermandad se relacionan con lugares donde la energía solar y cósmica es más poderosa. El antiguo símbolo del círculo y la cruz todavía es usado hoy en el lenguaje simbólico secreto. Representa el progreso del Sol a través de los 12 meses y de los 12 signos del zodíaco. Esto ha motivado la cruz celta, que sorprendentemente es el logotipo de la OTAN y el emblema de la CIA. En el centro financiero de la Ciudad de Londres, frente a la catedral de Saint Paul, hay representado un círculo del zodíaco con un Sol negro en el centro. El Sol negro es de simbolismo inverso e indica el uso negativo de la energía solar y del Sol galáctico. Los Nazis también se refirieron al Sol negro. El caballo blanco era un símbolo del Sol fenicio. Este mismo símbolo del círculo y la cruz fue usado por los fenicios y puede ser visto en las representaciones de su diosa Barati. El Arco del Triunfo, en Paris también es un símbolo de la Hermandad. Se relaciona en parte con la piedra en la cima que mantiene el arco unido y le da la fuerza.

El Arco de Triunfo está en el centro de un círculo del que salen 12 calles. Sobre el círculo alrededor del Arco de Triunfo hay 12 puntos que dibujan una estrella de 12 puntas. Otra vez el Sol en el centro del círculo dividido en 12 segmentos. La calle principal que pasa por este dibujo son los famosos Champs Elysees. Si estamos debajo del Arco de Triunfo, junto a la “llama eterna” del soldado desconocido, pueden verse los Champs Elysees hasta el obelisco egipcio de la Place de Concorde. En la misma línea se encuentra otro arco, similar al Arco de Triunfo, pero mucho más pequeño que, a su vez, está en línea con la gran pirámide de vidrio negro construida delante del Museo del Louvre. En su momento levantó gran polvareda el que se construyera tal estructura al lado de la arquitectura clásica del Louvre. La razón no tenía nada que ver con la arquitectura sino con la energía ligada al diseño geométrico de la ciudad. Una pirámide negra similar, con una esfinge enorme y un obelisco, ha sido construida en Las Vegas, ciudad también relacionada con la Hermandad. La representación del león figura a menudo en la heráldica porque es un símbolo antiguo del Sol, como probablemente se representa en la Esfinge. El pez simboliza el signo de Piscis y también al legendario Rey de Babilonia, Nimrod, que era representado como un pez. La paloma simboliza su pareja, la Reina Semíramis. Mientras la paloma representa la paz para la mayoría de la gente, se dice que simboliza la muerte y la destrucción para la Hermandad. Los romanos solían venerar a una deidad a quien llamaron Venus Columba. Venus y la paloma son asociados a la Reina Semíramis, en Babilonia. Columba es también la diosa Afrodita, que simboliza muerte y destrucción, los aspectos negativos de la energía femenina. De aquí que figure en tantos sitios significativos el nombre de Columbia. El más obvio es Alejandría justo sobre la frontera del Distrito de Columbia, en Virginia (la virgen = Isis o Semíramis). Y si miramos algunos logotipos de organizaciones con el nombre de Columbia podemos ver a una dama sosteniendo la antorcha encendida. Tres símbolos principales de la Hermandad son la antorcha encendida, la rosa roja y la paloma. Las palomas pueden ser vistas junto a cruces maltesas en los cetros que utiliza la Reina de Inglaterra en sus ceremonias.untitled.png13

Cetros y varas eran símbolos del poder en el antiguo Egipto. La cruz maltesa o extendida fue encontrada en cuevas en las anteriores tierras fenicias de Cappadocia, ahora Turquía, que se remontaban a muchos miles de años y se hizo la cruz de losCaballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén (Caballeros de Malta), de los Caballeros Templarios y, curiosamente, también de los nazis. En efecto, los nazis utilizaban toda una parafernalia de símbolos: la Cruz de Malta, la esvástica invertida, la calavera y huesos y el águila. Los símbolos de los tres partidos políticos principales en el Reino Unido son la antorcha encendida (Conservadores), la rosa roja (Laboristas) y la paloma (Liberal-demócratas). Las hojas de laurel y las 33 secciones en el círculo que figuran en el símbolo de Naciones Unidas son una herencia de los francmasones. El logotipo es azul, un color masónico. El símbolo de la Unión Europea es también azul. En el uniforme de fuerzas policiales británicas y estadounidenses se encuentran los cuadrados negros y blancos de los francmasones y los Templarios, así como también en el suelo de las grandes catedrales y de la iglesia en Rennes-le-Chateau. Cuando los presidentes estadounidenses ponen su mano sobre su pecho mientras escuchan el himno nacional también están llevando a cabo parte del ritual masónico. Otra señal de la Hermandad es extender su brazo con los dos dedos exteriores señalando hacia arriba y los dos dedos del medio sostenidos abajo por el pulgar. Éste es el símbolo de los cuernos de Nimrod o Baphomet, que es también el símbolo de los Observadores, como Azazel, la “cabra“. Un cuadrado encima de otro significa el control de todo lo que es correcto y todo lo que es equivocado, todo lo que es justo y todo lo que es injusto, todo lo que es positivo y todo lo que es negativo. El cuadrado doble, u estrella de ocho puntas, puede ser visto en el vestíbulo del Parlamento británico y una lista larga de fuerzas policiales mundiales rodean su insignia con el mismo símbolo. La cruz doble de la Casa de Lorena es el origen de la frase hacerle “double cross“, indicando traición o manipulación. Este mismo símbolo puede ser encontrado en algunas grandes corporaciones. También resultan curiosos los nombres muy simbólicos dados a naves espaciales, a aviones militares, y embarcaciones navales como Hermes, Nimrod, Atlantis, y el Columbia.

La flor de lis es otro antiguo símbolo que es extensamente utilizado por la realeza y puede verse en las cercas alrededor de muchos edificios. También puede verse en una de las puertas de la Casa Blanca. Fue usada por los Merovingios en Francia y simboliza al dios babilónico Nimrod, y a Lilith. La rosa roja es otra firma de la Hermandad. Pero el símbolo más evidente son los haces, de los que viene la palabra fascismo. Era un símbolo usado extensamente en el Imperio Romano y consta de varillas atadas juntas alrededor de un hacha. El simbolismo es de personas y países unidos juntos bajo una dictadura centralizada común: el hacha. El simbolismo del Sol y del rito sexual son usados constantemente en publicidad por las corporaciones relacionadas con la Hermandad. Estas palabras y símbolos se comunican con el subconsciente humano y afectan a las personas sin que ellos sean conscientes de eso. Pero el simbolismo no tiene que ser negativo. Es sólo una forma de comunicación y también ha sido usado para mantener vivos los conocimientos por ésos que tienen una intención positiva para la humanidad. El Conocimiento es neutral; es el uso de él lo que es positivo o negativo. Las cartas del Tarot fueron usadas para pasar conocimientos prohibidos. De aquí la razón de porqué la iglesia ha condenado las cartas del Tarot. En los siglos que siguieron a la eliminación de los Cátaros, en Francia, el tarot fue utilizado por artistas viajeros y gitanos. Algunos investigadores dicen que las cartas del Tarot fueron introducidas a Europa por los cruzados que regresaban de Oriente y que las habían adquirido a sectas místicas en el Medio Oriente. Pero lo que se olvida a menudo es el papel jugado por los gitanos y por qué han sido perseguidos tan a menudo, sobre todo por Adolf Hitler. Existe la leyenda de que sacerdotes de Alejandría salvaron lo que pudieron cuando la gran biblioteca esotérica en Alejandría fue quemada y se hicieron nómadas, con su propia lengua, y simbolizaron sus conocimientos en el Tarot.untitled.png14

Cuando los gitanos son mencionados en registros ingleses en la época de Enrique VIII, son descritos como “personas estrafalarias, que se llaman a sí mismos egipcios“. El término Tarot se cree que se deriva de dos palabras egipcias: Tar que significa camino, y Roque significa real. Indicaría el camino real a la sabiduría si el conocimiento es usado apropiadamente y no malévolamente. El juego del ajedrez también es muy simbólico. Fue jugado en China e India mucho antes de que llegase a Europa. Una forma del ajedrez, más parecido a las damas, fue jugada por los faraones en Egipto. El tablero de ajedrez consta de 64 cuadrados negros y blancos, simbolizando el piso de la Casa de los Misterios. Los “equipos” del ajedrez negros y blancos simbolizan la lucha eterna entre lo negativo y lo positivo. Los 64 cuadrados en un tablero de ajedrez se relacionan con el sistema esotérico chino conocido como el I Chin, que consta de 64 hexagramas. Los cantautores conocidos como trovadores durante los siglos doce y trece cantaban las alabanzas a su “dama“. El nombre trovador mismo nos lleva de regreso al Norte de África porque viene del término árabe “tarab dour“, significando Casa del Deleite, un vestigio de la ocupación musulmana del sur de Francia. Escondieron a su “dama” detrás de la María bíblica para que no los condenaran a muerte, pero el significado verdadero de su “dama” era Isis. Después vendrían las leyendas del Rey Arturo y su búsqueda del Santo Grial, historias que claramente se harían eco de los mitos de Mithra, Horus, etc., en su simbolismo del Sol, Isis y la Mesa Redonda astrológica. Como podéis ver, el simbolismo es básico para hacer un seguimiento de las sociedades secretas basadas en la antigua Hermandad de Babilonia.

Pareciera haber una continuidad esotérico-histórica a través de las edades. Por lo pronto, hay que establecer la relación causal entre las distintas asociaciones, para sacar conclusiones. Todas, hablan de las raíces del Nuevo Orden Mundial. Posiblemente el origen deba remontarse a la época de la erección del Templo de Salomón, cuando el rey judío ordena a Hiram y Lamek la construcción del mismo. De Hiram, ya sabemos cómo terminó: tres aprendices celosos dieron cuenta, tal vez físicamente, tal vez, simbólicamente, de su vida. Y, dicen sus seguidores, allí nació la Masonería. Ciertos historiadores dicen que esto es pura leyenda y que para hallar sus fundamentos más remotos tenemos que esperar hasta el siglo XVIII, casualmente, el siglo que vio nacer la orden de Los Iluminados, pero las influencias esotéricas de hebreos y caldeos tuvieron tierra fértil entre los egipcios, de muchos de cuyos rituales también se alimenta esa orden. Los Templarios y, siglos después, los Rosacruces, se dicen herederos. Si unos primeros que los otros, es ahora una discusión bizantina. Si la Masonería es tan remota como se atribuye, los Templarios pueden ser sus sucesores. Si no lo es, muchas investigaciones reivindican para aquella la heredad de éstos últimos, que nos hacen recordar el grado de “Caballero Rosacruz”, tan caro en ciertas elevadas esferas masónicas. Mientras todo parece apuntar a que los Templarios, tras su persecución, buscaron refugio en su “Secretum Templi”, seguramente América, donde ciertos antropólogos e historiadores los rastrean hasta el Amazonas y tal vez el propio Cono Sur sudamericano, los Rosacruces se basaron en la Orden de Cristo (en Portugal), la de losHospitalarios (en Francia) y el llamado “Colegio Invisible” en Gran Bretaña, docta cofradía de sabios que luego devendría en la Real Sociedad de Ciencias de Gran Bretaña, que, por muy “científica” que pareciera, era sin embargo fuertemente esotérico. Allí es donde se difunde el primer manifiesto rosacruz.untitled.png15

Recordemos que a esta sociedad perteneció Francis Bacon, genio científico y presunto autor de las obras de Shakespeare, cuya mansión es llamada por sus allegados “el Temple”, y que sostenía en sus obras que el verdadero poder mundial estaba en manos de quienes él denominaba los tres Superiores Desconocidos, líderes de una sociedad conocida como el Templo de Salomón. LaOrden de Cristo, a partir del descubrimiento “oficial” de América, tuvo plena influencia en el devenir político de las nuevas colonias, no sólo portuguesas, como lo prueba la constitución en tierras americanas de la Logia de San Juan, a la que perteneciera Benjamín Franklin, creador del Gran Sello característico de los billetes de dólar y “factótum” de la independencia de Estados Unidos, en 1776, casualmente el mismo año en que queda constituida en Europa la Orden de Los Iluminados. A Franklin, está claro, lo acompañaron 56 firmantes de la Constitución, de los cuales 53 eran masones. Mientras tanto, en Europa, la orden de Los Iluminados tenía enorme influencia en Francia y en la Revolución, tanta como en la misma, y en el modelo librepensador heredado después, tendrían Danton y Lafayette, quienes venían de hacer algo parecido en América. Los Iluminados y la Revolución Francesa despertaron honda pasión en Italia y la constitución de los carbonarios, a la que pertenecieron Mazzini y Garibaldi quien, preanunciando quizás a sus remotos descendientes espirituales, se encargó de dejar unas cuantas cuentas pendientes en Argentina; al frente de buques ingleses y franceses. A ellos se sumó también el general sudista norteamericano Albert Pike, reconocida autoridad también de la Masonería Escocesa. Pero no nos desviemos de nuestro hilo conductor: Mazzini funda la Logia P1, de la cual devienen, con el tiempo, la Logia P2, que en tiempos recientes cierto caballero apellidado Gelli usó para blanqueo de dinero, ocasionando la casi bancarrota del Vaticano y, lo que es más penoso, de muchas economías tercermundistas. Asimismo, debemos mencionar la Liga de los Hombres Justos, que bajo la advocación del barón Rothschild fomenta y difunde los trabajos de Engels y Marx y que en 1848 provocaría el nacimiento de la Liga Comunista y en 1864 la Primera Internacional. Otra facción de la Liga de los Hombres Justos, con el poeta W. B. Yeats a la cabeza, decide dedicarse a actividades más esotéricas y funda la “Golden Dawn” o “Amanecer Dorado”, que en los años 20 del siglo XX constituye su filial alemana bajo el nombre de Sociedad Thule. De ella deberíamos escribir extensamente en otra oportunidad.

Durante muchos años fue Secretario de Actas de la Sociedad Thule un oscuro ex cabo del ejército alemán, de nombre Adolf y de apellido Hitler. Pero volvamos un poco atrás. Estábamos hablando de los amigos de Franklin. Muchos de ellos fueron los artífices de la asunción de quien fuera el segundo presidente de los Estados Unidos, John Quincy Adams, ocultista que formaba parte de la llamada Sociedad de los Dragones. Miembros de esta sociedad fueron responsables del diseño urbanístico de la ciudad de Washington, en el cual se reconoce un indudable sello metafísico. Y a la misma sociedad perteneció Abraham Lincoln, confeso ocultista y espiritista, cuyo pensamiento siempre influyó, y no precisamente por sus ideales libertarios de la esclavitud, en otro presidente, grado 33 de la Masonería, llamado Franklin D. Roosevelt. Sí, el mismo que internacionalizó el concepto del “New Deal”, identificable en las propuestas escritas por Los Iluminados de Baviera. Con respecto a Lamek, tras la construcción del templo de Salomón partió con las tribus “perdidas” de Israel, con rumbo a América. Jacques de Mahieu y el nunca hallado Coronel Fawcett los supusieron en la Amazonia o más al sur también. Hay huellas extrañamente templarias en el centro de Argentina y en la Patagonia. Y, desde hace décadas, la Municipalidad de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos, que tratara de destruir Garibaldi, viene inútilmente tratando a nivel oficial de conseguir subvenciones para exhumar, en sus parajes, lo que historiadores locales sostienen son “restos de un probable barco fenicio y un puerto de ultramar de más de tres mil años”. ¿Fenicios en América? De Mahieu y Fawcett ya habían especulado sobre ello, y no conocieron Gualeguaychú. No sabemos si hubo fenicios en América y mucho menos si los hubo en Argentina. Pero, el sur de la Argentina fue un gran mar primigenio y su ondulada geografía habla de actividad orogénica muy reciente, muy diferente del resto de la región. Hace unos años se encontró un esqueleto parcialmente fosilizado de una ballena y, remontándonos mucho más atrás en el tiempo, se han encontrado desde antiquísimos trilobites y amonites hasta calcáreos restos de conchas marinas en las colinas circundantes. Parece que hay una especie de continuidad escondida desde los tiempos de Salomón hasta los actuales.untitled.png16

Una de las historias que se repiten en el mundo antiguo es la figura del héroe o semidios que toma el fuego o el conocimiento de los “dioses” y lo ofrece a las personas elegidas. Los llamados Observadores, entre los que ya indicamos que figuran Azazel y Shemyaza, dieron conocimientos avanzados a seres humanos, de acuerdo con el Libro de Enoc. Se pueden encontrar sus raíces ideológicas en lord Shelburne y en sus discípulos Jeremy Bentham, pensador inglés y padre del utilitarismo, John Stuart Mill, filósofo, político y economista inglés representante de la escuela económica clásica y teórico del utilitarismo, David Hume, filósofo, economista , sociólogo e historiador escocés, Anne Robert Jacques Turgot, barón de Laune, más conocido como Turgot, político y economista francés, François Quesnay, economista francés de la escuela fisiocrática, Thomas Robert Malthus, clérigo anglicano y erudito británico con gran influencia en la economía política y la demografía, David Ricardo, economista inglés de origen judío sefardí-portugués, y Adam Smith, economista y filósofo escocés, uno de los mayores exponentes de la economía clásica. William Petty FitzMaurice (1737, Dublín –1805, Londres), estadista británico, es conocido con el sobrenombre de conde Shelburne de 1761 a 1784 fecha en la cual le nombraron marqués de Lansdowne, transmitido por su esposa Sophia Carteret hija de John Carteret, segundo conde Granville por herencia de la familia Granville. Hijo de John FitzMaurice, primer conde de Kerry (Irlanda) y de Anne Petty, hija y heredera de William Petty. William Petty no tuvo descendencia masculina, así que transmitió el apellido y los títulos a John, que se convirtió así en conde de Shelburne. Fue nombrado vizconde FitzMaurice en 1751 y conde de Shelburne en 1753. Después de estudiar en Christ Church (Oxford) de la Universidad de Oxford, entró en el ejército para servir en la Guerra de los siete años como coronel y ayudante de campo del rey (1760). Fue elegido diputado por Wycombe en 1761 y entró en la Cámara de los Comunes, pero la muerte de su padre le llevó a la Cámara de los Lores como segundo conde de Shelburne y barón de Wycombe. Formó parte del gobierno de William Pitt, obteniendo el cargo de Secretario de Estado (1766-1768), donde defendió una política de conciliación hacia las colonias norteamericanas, lo que motivó que fuera relevado del cargo. En 1782, aceptó formar parte del gobierno de Lord Rockingham si el rey reconocía a los Estados Unidos de América. En el curso de su mandato, Lord Rockingham murió; Shelburne le reemplazó como Primer Ministro. Su proposición de ley sobre el libre cambio entre Inglaterra y los Estados Unidos le puso en dificultades por la oposición de Fox y Lord North. Tuvo que dimitir en 1783.untitled.png17

Casi todos ellos pertenecieron al servicio secreto de inteligencia británico y trabajaban para la Compañía de las Indias Orientales. Ya en nuestros días, este programa está presente en instituciones tan reconocidas como el Club de Roma, la Comisión Trilateral, el Club Bilderberg, la Fundación Giorgio Cini, instituida el 20 de abril 1951 en memoria del conde Giorgio Cini, y de la que han salido muchas de las corrientes ocultistas, el Instituto Aspen, un tipo de think tank, y varias decenas de organizaciones cuya finalidad es extender los movimientos neomalthusianos bajo una apariencia de progresismo y de modernidad post-industrial. La operación ha triunfado y aparentemente es un éxito, pues parecía que el imperio soviético no podría caer por acciones desde dentro y que fiar su desmoronamiento a una intervención exterior equivaldría a asumir un riesgo de destrucción nuclear compartido. Las acciones desde dentro fueron protagonizadas por las fuerzas políticas agrupadas en torno a la figura de Gorbachov y de su enigmática esposa Raisa, quienes, a cambio del aparente harakiri del sistema, han puesto en marcha los mecanismos necesarios para hacer saltar por los aires la Alianza Atlántica, los Estados-Nación europeos, y la voladura controlada del Partido Comunista, que se inició hace años con el debate chino-soviético y con la lenta sustitución de los partidos comunistas europeos por la socialdemocracia en la hegemonía de la izquierda mundial. La Europa pro-feudal, ocultista, financiera, volvió a encontrar el camino de Moscú para meter definitivamente a Lenin en la tumba. El revolucionario se había reído de ellos. Hizo peligrar los intereses coloniales de Gran Bretaña y los intereses financieros de las grandes familias oligárquicas radicadas en Venecia, Génova y Lombardía. Para estos círculos había resultado prioritaria, a comienzos de siglo XX, la mutua destrucción de Rusia y de Alemania.

Antes habían orquestado la guerra ruso-japonesa e inducido a Rusia a librar guerras contra Austria y Turquía para que se destruyeran mutuamente. El servicio de inteligencia del Kaiser recurrió a los servicios de Parvus para tratar de parar la guerra. Aleksandr Izrail Lazarevich Gelfand (Parvus) nació en el seno de una familia judía el 8 de setiembre de 1867 en Berezino, hoy parte de la República de Belarús y entonces, del Imperio Ruso. No creció en dicha ciudad, sino en el puerto ucraniano de Odessa, sobre el Mar Negro, una ciudad donde había una colectividad judía muy importante, inclinada a expresar su frontal rechazo al autoritarismo y el antisemitismo oficiales través de la adhesión a ideales de izquierda. Aleksandr se sintió atraído por ellos desde muy joven y, tras doctorarse en filosofía en Zürich, Suiza, decidió radicarse en Alemania y unirse al poderoso partido socialista. Cuando comenzó a trabajar como periodista en medios cercanos a la agrupación, adoptó el seudónimo literario de Alexander Parvus. Su trabajo le sirvió para conocer a importantes líderes de la izquierda europea, como Lenin, León Trotsky, Gueorgui Plejánov, Rosa Luxemburgo y Wilhelm Liebknecht. Pronto se reveló como un intelectual sumamente agudo. Prefigurando la explicación de los ritmos del capitalismo, debida a Josef Schumpeter, señaló en 1901 que, con la maduración de determinadas áreas de la economía (debidas a nuevas tecnologías y al aumento del comercio internacional y de las transacciones financieras globales) “el capital inicia un período de avance extraordinario“. Semejante tesis bordeaba la herejía para un marxista, supuestamente convencido de la inevitable declinación del capitalismo, pero fue una adecuada previsión de un ciclo de crecimiento global que sucedió a la Depresión de 1873-1896 y se prolongó hasta el comienzo de la Gran Guerra de 1914. Su análisis de la Guerra Ruso – Japonesa de 1904-1905 fue también extraordinariamente penetrante. Contra la creencia general de toda Europa, afirmó que Rusia perdería la guerra y que, a consecuencia de ella, se vería afectada por un estallido revolucionario. La perspicacia del enfoque no sólo le dio un enorme prestigio en los círculos socialistas (su amigo y discípulo Konrad Haenisch lo llamó “la mente más brillante de la Segunda Internacional“), sino que también despertó la atención de otros inesperados lectores, tales como los servicios secretos del Imperio Alemán, que consideraban a Rusia como a un muy probable enemigo futuro. Desde ese momento, Parvus sería un hombre a quien seguirle los pasos.untitled.png18

Y quien lo hiciera detectaría con facilidad dos debilidades que se llevaban mal con la militancia en los austeros partidos de los trabajadores: la buena mesa y la compañía femenina de pago. Para cultivar ambos placeres hacía falta dinero, un dinero que no le sobraba. A partir del análisis del conflicto ruso – japonés, Parvus desarrolló la idea de que se podía usar una guerra contra un enemigo exterior para provocar una revuelta interior, y también sentó las bases del concepto de “revolución permanente” que desarrollaría su amigo Trotsky. Tras la derrota rusa, volvió a su país natal usando falsos pasaportes austrohúngaros, y participó en la Revolución de 1905. La intentona fue un fracaso, pero esto no lo desanimó. Aprovechando la crisis que la derrota había causado en la economía y en la confianza de la población, Parvus publicó un artículo, en diciembre de ese año, en el que anticipaba un inminente colapso. El análisis partía de datos reales, pero era notablemente exagerado. La intención de su autor, sin embargo, no era describir adecuadamente el estado de las finanzas de la odiada autocracia de los Romanov, sino desatar una crisis bancaria y crear condiciones propicias para una nueva revuelta. Nuevamente fracasó, y en 1906 fue arrestado y condenado a cumplir tres años de exilio en Siberia. Logró escapar a Alemania, pero no sabía entonces que nunca más podría pisar el suelo de su país de origen. Al regresar a Alemania, escribió un libro, “En la Bastilla Rusa durante la Revolución“, a partir de sus experiencias en las cárceles zaristas. Entonces sobrevino un acontecimiento decisivo en su futuro, ya que llegó a acuerdo con el escritor marxista ruso Máximo Gorki para administrar los derechos de representación teatral de su obra “Los bajos fondos“. La obra superó las 500 representaciones y arrojó un considerable beneficio de 130 mil marcos oro alemanes, que Gorki había decidido ceder, en su mayor parte, al Partido Social Democrático de Rusia, reservándose para sí apenas un 25 %. Pero pasaban las semanas y el dinero no aparecía. Parvus se había fugado con el dinero. Gorki estuvo a punto de demandarlo por estafa, pero fue disuadido por Rosa Luxemburgo, que lo convenció de que esa disputa judicial era un desastre para la reputación del partido.

Parvus se radicó en Estambul, donde residió por cinco años. Allí se enriqueció notablemente con el comercio de armas y suministros durante las sucesivas guerras balcánicas que comenzaron en 1912 y que serían el preludio de la Gran Guerra. Para ello fue vital su estrecha vinculación con los Jóvenes Turcos, un movimiento nacionalista que buscaba revitalizar el Imperio Otomano. Se convirtió en editor de su diario, Turk Yurdu, y en el principal asesor político y financiero de los jefes del movimiento, conocidos como el triunvirato de los Pashás. Uno de ellos era Enver Pashá, que aparece en la historieta “La casa dorada de Samarcanda”, de la serie Corto Maltés del año 1980, creada por Hugo Pratt. También fue asesor de su ministro de Finanzas, Djavid Bey. Sus excelentes contactos no se limitaban a la elite otomana, sino que también era socio de la compañía alemana Krupp y de la británica Vickers. Esto despertó automáticamente las sospechas de que, además de ser muy hábil para conseguir socios, Parvus colaboraba con los servicios secretos de Su Majestad. Desatada la Gran Guerra en el verano europeo de 1914, y con ella las hostilidades entre Alemania y Rusia, Parvus vio llegar una oportunidad de oro para derribar al odiado régimen zarista. Hizo llegar al Estado Mayor alemán, a través del embajador en Estambul, Barón Hans Freiherr von Wangenheim, un plan para paralizar a Rusia mediante una huelga general, financiada por servicios secretos del Káiser. La colaboración entre los círculos revolucionarios rusos y el conservador Imperio Alemán podía resultar paradójico y hasta inverosímil, pero no carecía de lógica. Convenía al propósito alemán de derrotar o, al menos, debilitar a su gigantesco enemigo, y convenía a los propósitos bolcheviques de toma del poder. Para Lenin y otros socialistas radicales, la guerra no era más que un inútil conflicto inter-imperialista al que habían llamado, infructuosamente, a boicotear. Los trabajadores europeos, en vez de masacrarse entre sí para beneficio de sus respectivas burguesías parasitarias, debían unirse para acabar con el capitalismo. En este marco conceptual, la derrota militar de Rusia era el mal menor. La caída de la autocracia zarista era el primer episodio de la revolución mundial de los trabajadores. ¿Qué importaba la derrota si, más temprano que tarde, los camaradas alemanes se harían con el poder en Berlín?untitled.png19

Pero Parvus no sólo recomendaba apoyar a los bolcheviques, sino también fomentar brotes separatistas entre las minorías étnicas oprimidas por el imperio zarista, como los finlandeses, los polacos, los ucranianos y los georgianos. Los alemanes hasta le dieron un nombre a esta política de fomentar revoluciones en la retaguardia de sus enemigos: Revolutionerungspolitik, un enfoque que pronto comenzaron a aplicar con los irlandeses, por entonces todavía forzados a ser parte del Imperio Británico. Pero sus enemigos replicaban con pueblos sojuzgados por Berlín y sus aliados como los polacos, los checos o los árabes, a través del legendario Lawrence de Arabia. Von Wagenheim ayudó a Parvus a viajar a Berlín, adonde llegó el 6 de marzo de 1915. El plan fue aceptado, y entonces Parvus pasó a Suiza en mayo de 1915. Allí, según el espionaje austrohúngaro, se dedicó primero a canalizar millonarios fondos alemanes para financiar diarios publicados por exiliados rusos en París. En Berna hizo contacto con un receloso Lenin, que, pese a reconocer su utilidad, desconfiaba de sus intenciones y trató de evitar el trato directo todo lo que le fue posible. Parvus le ofreció financiamiento, y llegó a planear con Lenin la ruta de los fondos, a través de empresas pantalla, como el Instituto para el Estudio de las Consecuencias Sociales de la Guerra, que Parvus estableció en Copenhague, en la neutral Dinamarca. Propuso asignarle el manejo de la operación a Nikolai Bujarin, pero Lenin dudaba de su capacidad y discreción, y entonces propuso a Yakov Ganetsky, Karl Radek y Moisei Uritsky. Parvus también montó una compañía de comercio exterior que sirvió de pantalla para el envío de información y de fondos. Lavaba dinero de los servicios secretos alemanes comprando mercancías en Europa Occidental, que luego vendía en Rusia. La operatoria fue muy eficaz y, además de alcanzar sus fines, hizo a su cerebro aún más rico. Pero la vinculación de Ganetsky con el tráfico de armas llamó la atención de los siempre eficientes servicios secretos británicos, quienes pronto detectaron sus conexiones con Parvus y con la embajada alemana en Estambul. Cuando Lenin se dio cuenta de que se había descubierto que estaba siendo financiado por los servicios del Káiser, ordenó suspender la operación.

Por lo que se sabe, Lenin no llegó a recibir el dinero. Las pruebas que se han esgrimido en ese sentido, los Documentos Sisson, son considerados una falsificación debida a los separatistas finlandeses, ansiosos de conseguir apoyo de Estados Unidos para su independencia de Rusia. La reputación de Parvus sufrió otro golpe en 1916, pero esta vez entre los alemanes. En el invierno de ese año fracasó una operación coordinada por él para desatar una crisis bancaria en San Petersburgo, y a consecuencia de ello, los servicios secretos le retiraron su apoyo. Entonces fue a buscarlo en la Marina germana, que le aceptó un plan para debilitar a la flota rusa del Mar Negro, mediante una serie de sabotajes. El éxito le permitió recobrar su prestigio, y entonces tuvo un golpe de suerte. Tras una sucesión de desastres militares, amotinamientos de tropas y protestas masivas, el Zar Nicolás II decidió abdicar el 15 de marzo de 1917. Lo sucedió un gobierno provisional centrista, encabezado por Aleksandr Kerenski, que cometió el tremendo error de continuar una lucha irremediablemente perdida. El Estado Mayor alemán decidió que era un momento ideal para aplicar el plan de Parvus, y lo llamó para que sirviera de contacto con Lenin. Pero esta vez no se trataba de financiar sus actividades, sino de algo mucho menos comprometedor para ambas partes: dejarlo cruzar Alemania en su camino de regreso a Rusia desde Suiza. Lenin aceptó tras algunas vacilaciones, ya que pensaba que, al llegar a Rusia, sería arrestado de inmediato, algo que no sucedió. Y, por su parte, el Estado Mayor le puso como condición que no hablara con socialistas alemanes. El tren partió de Suiza el 8 de abril y, tras un par de combinaciones vía marítima hacia y desde Suecia, Lenin y una veintena de sus compañeros llegaron a San Petersburgo (entonces Petrogrado). Antes de cumplirse siete meses, estaba en el poder.untitled.png20

Uno podría suponer que el prestigio de Parvus se acrecentase enormemente, pero sucedió todo lo contrario. Lenin nunca le perdonó haberlo relacionado con los reaccionarios generales prusianos y no le dejó retornar jamás a Rusia. Y, por su parte, los socialistas alemanes lo consideraron un traidor. Para ellos, como es fácil de entender, su principal preocupación no era derrocar al Zar sino a su enemigo, la dictadura militar, que gobernaba Alemania tras reducir al Káiser a la condición de títere. Sin embargo, y pese a estas severas y casi unánimes imputaciones de deslealtad, justo es decir que jamás hubo prueba alguna de que Parvus hubiera entregado a un camarada a las autoridades de ninguna nación. En marzo de 1918, Lenin pidió la paz a Alemania y sus aliados. Así, Rusia salió de la guerra europea, pero sólo para caer en una guerra civil todavía más cruel y desesperada. A fines de 1918 se derrumbaron las Potencias Centrales, al Káiser le llegó el turno de la abdicación al igual que el Zar Nicolás II, que, para ese entonces, ya había sido ejecutado junto con toda su familia, y los socialistas alemanes se lanzaron a imitar a sus camaradas rusos. Pero Alemania no era Rusia. Los propios socialdemócratas de Fiedrich Ebert y Gustav Noske, compañeros de partido y de lucha antes de la guerra y en el poder debido a ella, desataron una brutal represión que se cobró la vida de miles de revolucionarios, entre ellos la de la famosa Rosa Luxemburgo. Inmensamente rico y todavía joven, ya que apenas había pasado los 50 años, Parvus se compró un castillo en las afueras de Zürich, la ciudad de su juventud. Allí dio rienda suelta a un apetito libertino que horrorizaba a sus ascéticos camaradas de antaño. Organizaba fastuosas cenas que, invariablemente, terminaban en orgías escandalosas; fue por esa razón que los suizos lo deportaron a su patria de adopción. En 1920 se retiró a vivir a una mansión situada en las afueras de Berlín, en la Isla del Cisne. La misma tenía 32 habitaciones, además de un mayordomo, un ejército de criados de librea y un chef a su exclusivo servicio. Parvus, el amigo de Trotsky, el antiguo prisionero del Zar, hasta estableció una rigurosa etiqueta propia para todos aquellos que lo quisieran visitar. Que, por cierto, eran muchos y muchas. En sus salones, a resguardo de la hiperinflación y de las hordas revanchistas de ultraderecha, bellezas del cine de la República de Weimar y la alta sociedad alemana intimaban con miembros del cuerpo diplomático, mientras antiguos ministros del Imperio departían amablemente con sus antiguos perseguidos, los curtidos militantes de la socialdemocracia, ahora gobernante.

Entre una delicatessen y la siguiente, el anfitrión se permitía criticar el Tratado de Versalles, anunciaba que una nueva guerra, aún peor que la de 1914-18, era inevitable, y hasta enmendaba un error y le devolvía a Gorki el dinero del que se había apropiado. Su principal preocupación, más allá de sus negocios editoriales, entre ellos, el semanario socialista muniqués Die Glocke, pasó a ser la escritura y publicación de sus memorias. Era un personaje bastante conocido y era uno de los blancos favoritos de las operaciones de prensa de la ultraderecha alemana, que le imputaban desde organizar una supuesta revuelta paneuropea a mediados de 1919 hasta reunirse con el presidente alemán Ebert, un socialista moderado, al que pretendían descalificar. Olvidado, execrado por una historia oficial soviética que, durante el estalinismo, hasta cayó en la ignominia de cargar las tintas en su origen judío, Parvus murió el 12 de diciembre de 1924. Su cuerpo fue incinerado e inhumado en un cementerio berlinés. Se esperaba que Lenin sirviera de elemento desestabilizador del estado zarista, que ayudaría a extender a Alemania el fermento radical, que se adheriría a la estrategia anglo-veneciana de desmembrar a Rusia, a Turquía y al Imperio Austrohúngaro, para hacer de ellos un amasijo balcanizado de pequeños estados regionales en permanente conflicto. Parvus, patrón de Trotsky, en 1905, y de otros muchos líderes bolcheviques en 1917, trabajaba en realidad para el más importante y hermético político veneciano de la época, el conde Volpe di Misurata, el artífice de ese enclave ficticio llamado Libia y coordinador de las guerras balcánicas que condujeron a la Primera Guerra Mundial. Giuseppe Volpi di Misurata, conde di Misurata (Venecia, 1877-Roma, 1947), fue un político y financiero italiano. En 1906 aseguró para Italia el monopolio del tabaco de Montenegro. Presidió el Comité de Movilización Industrial, creado al estallar la I Guerra Mundial, y en 1919 formó parte de la delegación de su país en el Tratado de Versalles. Gobernador general de Tripolitania (1921- 1925). Afiliado al Partido nacional fascista (1922), fue ministro de Hacienda de Mussolini (1925-1926). Lenin se montó en el tren de Parvus, entró clandestinamente en Rusia, pero no respondió a lo que se esperaba de él. Curiosamente, el siglo XX acabó casi como empezó, si se mira atentamente el mapa.

Muy pocas de las grandes familias oligárquicas que dirigían el mundo entonces dejan de hacerlo hoy. Disponen de más poder y más sofisticado. Lo que está en juego son decenas y decenas de países cuyo destino creen construir en libertad, sin advertir quizás que se hallan en las mismas manos que consideran inacabada la obra iniciada por sus perversos antepasados, tal vez desde hace miles de años. También hay que referirse a la relación que existía entre uno de los integrantes más importantes del discutido proyectoMajestic-12, el doctor Vannevar Bush, antepasado de la familia homónima que ha ocupado, hasta hace poco, el poder en Estados Unidos. Majestic-12 es el nombre en clave, según los creyentes del origen extraterrestre del fenómeno ovni, de un presunto comité secreto de científicos, líderes militares y oficiales del gobierno formado en 1947, bajo la dirección del presidente estadounidense Harry S. Truman. En 1801, conforme a las reglas establecidas, la Orden entró en los Estados Unidos en un período de silencio. Sin embargo, seguía con una fuerte actividad en Francia, Alemania, Inglaterra, Suiza, Rusia, España y en Oriente. En 1892, en Europa , donde La Orden estaba activa y bajo la tutela de la Rosacruz Kabalistica, se celebran en Paris los Salones de La RosaCruz, una exposición de Arte y Pintura, donde Joséphin Péladan (1858-1918), es el encargado de promover su difusión. En 1909, Harvey Spencer Lewis, estudiante de esoterismo y especialmente interesado por la filosofía rosacruz, se trasladó a Francia con el fin de encontrarse con los responsables de la Orden. Después de pasar numerosos exámenes y diversas pruebas, fue iniciado en Toulouse y encargado oficialmente de preparar el resurgimiento de la Orden de la Rosa-Cruz en América. Cuando todo estuvo preparado para este resurgimiento, fue publicado en los Estados Unidos un Manifiesto para anunciar el nuevo ciclo de actividad de la Orden que, a partir de ese momento, es conocida por el nombre de “Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz” (A.M.O.R.C.). Nombrado Imperator, Harvey Spencer Lewis desarrolló las actividades de la Orden en América y comenzó a poner las enseñanzas rosacruces por escrito, utilizando para ello los archivos que le habían sido confiados por los rosacruces de Francia. Después de la segunda guerra mundial, este método de enseñanza fue ampliado en el mundo entero. Así fue como la A.M.O.R.C. se convirtió en la depositaria de la auténtica Tradición Rosacruz en todos los países en los que podía ejercer libremente sus actividades. Desde 1939 a 1987 Ralph M. Lewis fue el Imperator de La Orden Rosacruz. Gran místico, escritor y filósofo, fortaleció la Orden a nivel espiritual y la expandió a nivel material hasta ser hoy una Gran Fraternidad Internacional. Elegido por unanimidad por los miembros del Consejo Supremo para la función de Imperator, en el momento actual es Christian Bernard, un francés, quien asume la más alta responsabilidad de la A.M.O.R.C. Cómo tal, y ayudado por todos los Grandes Maestros, él es quien garantiza las actividades rosacruces en todos los países del mundo.

 

Fuente: http://oldcivilizations.wordpress.com/

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL 

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

 

LOS HEREDEROS DE LOS INICIADOS DEL ANTIGUO EGIPTO 2/3

Una de las historias que se repiten en el mundo antiguo es la figura del héroe o semidios que toma el fuego o el conocimiento de los “dioses” y lo ofrece a las personas elegidas. Los llamados Observadores, entre los que figuran Azazel y Shemyaza, dieron conocimientos avanzados a seres humanos, de acuerdo con el Libro de Enoc. Azazel es el nombre de una entidad espiritual y su origen es hebreo, significando “chivo expiatorio“, tal como se indica en el Levítico. Se origina de dos palabras de raíz: aze, significando la cabra, y azel, significando la salida. Otro posible origen del nombre es que sea un derivado de las palabras hebreas -az, que significa áspero, escarpado, y -el-, poderoso o luminoso, que es un sufijo que se aplica a casi todos los ángeles caídos. Parece que podría ser una alusión a la montaña desde donde se despeñaban las cabras para su sacrificio. Azazel es mencionado en el libro apócrifo de Enoc (también llamado Enoch o Henoch), y más tarde en la literatura judía. De acuerdo al Enoc, Azazel era el líder de los grigori, que significa observadores o vigilantes, también conocidos como hijos de Elohim. Son un grupo de ángeles caídos de la mitología judeocristiana mencionados en algunos textos apócrifos Bíblicos y en el Libro del Génesis. En estos textos se menciona que los Grigori fueron seres que se aparearon con las “hijas del hombre“, naciendo de esta unión una raza de gigantes conocida como los Nephilim. Según el Libro de Enoc, los Grigori suman 200, pero sólo sus líderes son mencionados: “Estos son los nombres de sus jefes: Samyaza, que era su líder, Urakabarameel, Akibeel, Tamiel, Ramuel, Dan’el, Azkeel, Saraknyal, Asael, Armers, Batraal, Anane, Zavebe, Samsaveel, Ertael, Turel, Yomyael y Azazyel (también conocido como Azazel). Estos eran los prefectos de los doscientos ángeles, y el resto eran todo con ellos”. Algunos grupos de teólogos creen que estos textos se refieren en general a estos seres como un grupo de ángeles castigados por Yahweh (y por ello considerados ángeles caídos) por haberse enamorado y copulado con las mujeres humanas de la Tierra, y por haber enseñado a los hombres la creación de armas y el arte de la guerra, entre otros conocimientos.untitled

La religión católica, a partir de las interpretaciones de san Agustín de Hipona, abandonó esta antigua definición de ángeles, indicándose desde entonces que la expresión hijos de Dios se refiere a los descendientes de Set. En el Génesis se conserva parte de este relato, en el que se habla de estos ángeles refiriéndose a ellos como hijos de Elohim, que tomaron para sí mujeres y engendraron gigantes (llamados nephilim). El motivo, según la Biblia, por el que Elohim (en realidad es plural y quiere decir señores‘) no aceptó estos hechos, estaría indicado en la siguiente frase: “No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; pero vivirá ciento veinte años“. Siendo la interpretación de esta frase que Elohim no deseó que permaneciera para siempre su espíritu (esencia de vida) en el hombre, ya que con ello el hombre conseguiría la inmortalidad y viviría para siempre. En el Libro de Enoc, libro tenido como sagrado por la Iglesia ortodoxa etíope pero considerado apócrifo por otras iglesias cristianas, además de nombrar al número y los nombres de los principales Grigori, también explica el tipo de castigo que sufrieron estos seres y sus hijos. Al unir ambos textos se da a entender que el castigo de estos ángeles se habría realizado después de la creación del hombre, a diferencia de otros mitos que relacionan estos hechos con Lucifer, del que se indica que habría sido castigado antes de la creación bíblica del mundo. Sin embargo hay que tener en consideración que en el libro de Enoc se cuenta que, ya antes de estos sucesos, se había castigado a siete estrellas parecidas a grandes montañas (¿?). “Ellas arderían, en la prisión de las estrellas y de los poderes del cielo por haber transgredido el mandamiento de Yahweh, desde el comienzo de su ascenso, por lo cual Elohim se irritó contra ellas y las encadeno hasta el tiempo de la consumación de su culpa para siempre, en el año del misterio“.

En el Libro de los Jubileos, texto apócrifo escrito probablemente en el siglo II o III a.C, se menciona que estos ángeles son hijos de los Elohim, un antiguo plural mayestático del Dios hebreo o el posible indicio de un origen politeísta del judaísmo. En este libro se dice que estos seres eran gigantes que habían bajado a la Tierra con la tan “humana” pretensión de tener compañía femenina. Los Elohím les habían enviado a la tierra para enseñar a la humanidad la verdad y la justicia, pero estos decidieron pactar y desobedecer su misión y las reglas establecidas. Este texto ofrece una versión diferente del propósito por el cual los Observadores o Vigilantes bajaron inicialmente a la Tierra, y complementa la descripción de éstos seres.  Azazel es particularmente significativo entre los grigori porque fue él quien enseñó a los hombres a forjar armas de guerra así como a las mujeres a hacer y utilizar cosméticos. Se dice que las enseñanzas de Azazel crearon tal iniquidad entre los hombres que Dios decidió destruir toda la vida en la Tierra con una gran inundación, salvando solamente a Noé, su familia y a siete parejas de cada especie de animales, que escaparon a la destrucción viviendo durante un año en el Arca que Dios le mandó construir. El nombre Azazel se encuentra en el Levítico, pero no como una entidad o espíritu, sino como el nombre de una ceremonia llamada del chivo expiatorio, que consiste en enviar a un chivo expiatorio a vagar por el desierto junto con otra cabra a la cual se sacrifica ante Dios. Después, el “azazel” es conducido fuera del desierto y se libera como prueba de que la comunidad ha quedado libre de culpa. El símbolo más importante de estos Observadores es el dios griego Prometeo (muy parecido a lo que se dice sobre Baphomet), que se dijo que salió de los Montes Cáucasos. En la mitología griega, Prometeo es un Titán amigo de los mortales, venerado por robar el fuego de los dioses y darlo a los humanos para su uso, razón por la que fue castigado. Como introductor del fuego y del sacrificio, Prometeo es considerado el protector de la civilización humana. En Atenas Prometeo tenía un altar desde donde partía una carrera de antorchas celebrada en su honor, en la que ganaba el primero que alcanzaba la meta con la antorcha encendida.untitled.png1

Se dice que Prometeo era hijo de Jápeto y de la oceánide Asia. Era hermano de Atlas, Epimeteo y Menecio, a los que superaba en astucia. No tenía miedo a los dioses, y en cierta ocasión ridiculizó a Zeus por su poca perspicacia. Sin embargo, Esquilo afirmaba en su “Prometeo encadenado” que en realidad era hijo de Gea o Temis. Según una versión minoritaria, el gigante Eurimedonte violó a Hera cuando ésta era una niña y engendró a Prometeo, lo que causó la furia de Zeus. Se afirma que Prometeo fue un gran benefactor de la humanidad. Una de las anécdotas que se cuenta de él es que planeó engañar a Zeus al realizar el sacrificio de un gran buey, que dividió en dos partes: en una de ellas puso la piel, la carne y las vísceras, que ocultó en el vientre del buey, y en la otra puso los huesos pero los cubrió de apetitosa grasa. Dejó entonces elegir a Zeus la parte que comerían los dioses. Zeus eligió la capa de grasa y se llenó de cólera cuando vio que en realidad había escogido los huesos. Desde entonces los hombres queman en los sacrificios los huesos para ofrecerlos a los dioses, pero la carne se la comen. Indignado por este engaño, Zeus privó a los hombres del fuego. Pero Prometeo decidió robarlo, así que subió al monte Olimpo y se dice que lo cogió del carro de Helios (o Apolo) o de la forja de Hefesto y lo devolvió a los hombres en el tallo de una cañaheja, que arde lentamente. De esta forma la humanidad pudo calentarse. En otras versiones (como en el Protágoras de Platón), Prometeo robó las artes de Hefesto y Atenea, llevándose también el fuego porque sin él no servían para nada, y proporcionando de esta forma al hombre los medios con los que subsistir. Para vengarse por esta nueva ofensa, Zeus ordenó a Hefesto que hiciese una mujer de arcilla llamada Pandora, a la que Zeus infundió vida y la envió por medio de Hermes a Epimeteo, el hermano de Prometeo, en cuya casa se encontraba la caja que contenía todas las desgracias con las que Zeus quería castigar a la humanidad. Epimeteo se casó con Pandora para aplacar la ira de Zeus por haberla rechazado una primera vez a causa de las advertencias de su hermano para que no aceptase ningún regalo de los dioses, por cuya razón recibió el castigo de ser encadenado. Pandora terminó abriendo la caja, tal y como Zeus había previsto, vengándose de la humanidad, Zeus se vengó también de Prometeo e hizo que le llevaran al Cáucaso, donde fue encadenado por Hefesto con la ayuda de Bía y Cratos. Zeus envió un águila, hija de los monstruos Tifón y Equidna, para que se comiera el hígado de Prometeo. Siendo éste inmortal, su hígado volvía a crecerle cada noche, y el águila volvía a comérselo cada día (¿?).untitled.png2

Este castigo había de durar eternamente, pero Heracles (o Hércules) pasó por el lugar de cautiverio de Prometeo de camino hacia el jardín de las Hespérides y le liberó disparando una flecha al águila. Esta vez no le importó a Zeus que Prometeo evitase su castigo, al proporcionar esta liberación más gloria a Heracles, que era hijo de Zeus. Prometeo fue así liberado, aunque debía llevar con él un anillo unido a un trozo de la roca a la que fue encadenado. Agradecido, Prometeo reveló a Heracles el modo de obtener las manzanas doradas del jardín de las Hespérides. Sin embargo, en otra versión Prometeo fue liberado por Hefesto tras revelar a Zeus que si tenía un hijo con la nereida Tetis, este hijo llegaría a ser más poderoso que su padre, quienquiera que éste fuera. Por ello Zeus evitó tener a Tetis como consorte y el hijo que tuvo ésta con Peleo fue Aquiles quien, tal y como decía la profecía, llegó a ser más poderoso que su padre. La Biblioteca mitológica recoge una versión según la cual Prometeo fue el creador de los hombres, modelándolos con barro. Esto nos lleva a creer que en realidad fue el dios sumerio Enki, el creador del Homo Sapiens. Prometeo se ofreció ante Zeus para cambiar su mortalidad por la inmortalidad de Quirón cuando éste fue herido accidentalmente por Heracles, lo que le produjo una herida incurable. Prometeo puede ser clasificado entre los dioses tramposos, como Loki en la mitología nórdica quien, al igual que Prometeo, es un gigante más que un dios, que está asociado al fuego y fue castigado a ser encadenado a una roca y atormentado por una serpiente. Algunos creen que el tema se tomó prestado de la saga de Nart de los pueblos del Cáucaso, aunque las analogías con Loki parecen revelar una fuente indoeuropea más antigua. Las sagas de los Nart son una serie de cuentos originarios del Cáucaso. Forman la mitología básica de las tribus del área; algunas son simplemente historias, pero otras tienen valor como mitos de creación y antigua teología. Los abjasos, circasianos, osetas y ubijé tienen versiones de las sagas de Nart. Los Nart eran una raza de gigantes. Algunos de los personajes que aparecen a menudo en las sagas son: Sosruko, que es un embaucador y un tramposo; Satanaya, la madre de los Narts, representa la fertilidad y es la matriarca; Tlepsh es un herrero.  Algunos de los temas de las sagas son comunes con la mitología griega. La historia de Prometeo encadenado al monte Elbrus es similar a una parte de las sagas de los Nart. Estos temas compartidos son vistos por algunos como indicativos de una antigua proximidad entre los pueblos del Cáucaso y los antiguos griegos. Otro indicio sería el mito del Vellocino de oro, en el que la Cólquide se suele colocar en lo que actualmente es Georgia o Abjasia.

 David Vaughan Icke, nacido el 29 de abril de 1952 en Leicester, Inglaterra, es un escritor y conferenciante británico. Desde 1990 se ha dedicado a buscar “quién/quienes controlan el mundo.”. Escribió un interesante ensayo, tituladoThe Biggest Secret: The Book That Will Change the World”, en que he basado parte de este artículo. Icke es un ex jugador de fútbol, reportero, presentador deportivo, y portavoz del Partido Verde del Reino Unido. También es autor de más de veinte libros, en los cuales explica sus puntos de vista junto a los resultados de sus indagaciones sobre diferentes temas, principalmente referidos al supuesto control mundial por unos pocos seres humanos y con especial hincapié en los Illuminati (en su mayoría magnates y miembros de diferentes realezas) actuando conjuntamente con seres extraterrestres (reptiloides) mutantes, los cuales llevarían ejerciendo su dominación sobre la humanidad desde los albores de ésta. Según Icke hay una fuerza oculta que controla a la humanidad, los llama Illuminati, aunque reconoce que es una sociedad secreta sin nombre. Esta sociedad secreta u “hombres en las sombras” tienen una agenda que tiene como principal objetivo la instauración de un gobierno mundial de corte fascista; una dictadura controlada por las élites mundiales, muy en la forma de lo descrito por George Orwell en su novela 1984. Esta elite mundial está conformada por varias familias poderosas, dentro de las cuales Icke posiciona a los Bush, los Rockefeller, los Rothschild y la familia real de Inglaterra entre otros. Además argumenta que todos tienen la misma línea sanguínea, que viene esparciéndose por las aristocracias mundiales desde los reyes de Sumeria hasta los actuales ya nombrados.untitled.png3

Y ahora hacemos un desvío provisional en nuestro guión. Según el filosofo alemán Ludwig Andreas Feuerbach (1804 –1872),  “es el hombre el que ha creado a Dios”. Cuando los iniciados en el Rojismo culminan la iniciación y descubren que ellos mismos son dioses, es decir, que ellos son seres capaces de transformar su realidad y la realidad que los envuelve, abrazan la Filosofía Rojista. Ésta sirve para operar sobre el medio a los iniciados de mayor grado del Rojismo. Pero, ¿qué es la Filosofía Rojista? Los filósofos socialistas utópicos más destacados fueron el francés Saint Simon (1760-1825), el inglés Robert Owen (1771-1858) y el francés Charles Fourier (1772-1837). Saint Simon creía en la conjunción armoniosa de sabios-banqueros, empresarios y trabajadores y en la reforma social dirigida a la clase social más pobre. Owen esencialmente defendía una ética laboral, con condiciones humanas en el trabajo, salarios altos, formación de los obreros, cuidado y formación de los niños, escuelas de calidad… Y Fourier, por su parte, apoyaba las asociaciones agrícolas o falansterios, núcleos humanos constituidos por 1.620 individuos. Los tres grandes filósofos del socialismo utópico creían que el egoísmo promovido por las ideas liberales tenía graves carencias e idearon sociedades socialistas utópicas para corregirlo. Uno de los filósofos socialistas revolucionarios más ilustres fueron Adam Weishaupt, fundador de los Illuminati en los bosques bávaros, la famosa noche de Walpurgis o noche de las brujas.  Otros fueron los que dirigieron la Conspiración de los Iguales (1796-1797), dirigida por François-Noël Babeuf. Asimismo, podemos indicar a Pierre Joseph Proudhom (1809-1865); y Auguste Blanqui (1805-1881). Los Iguales, también conocidos como la “Conspiración de los Iguales” (La conjuration des Égaux) fue un movimiento revolucionario que se desarrolló hacia 1795-1796 en Francia. En enero de 1796, la represión llevada a cabo por Napoleón Bonaparte, que ocupaba la jefatura del Ejército del Interior, contra François Noël Babeuf y su entorno (cerró el Club del Panteón), da lugar como reacción la creación de la “Conspiración de los Iguales”, dirigida por Babeuf, Augustin Darthé, Filippo Buonarroti, Sylvain Maréchal, Félix Lepeletier, Antoine Antonelle, etc. creándose el llamado «Directoire secret de Salut Public», compuesto por siete miembros, entre los que se encontraban Babeuf y Darthé.

Lanzando una campaña propagandística destinada a agitar a las clases populares con el fin de lograr la igualdad real que, aunque ya promulgada por la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano en 1789, no era puesta en práctica por las represiones que ejercía Napoleón en territorio francés. Babeuf decía: “No queremos la igualdad escrita en una tabla de madera, la queremos en nuestras casas, bajo nuestros techos“. Según este grupo, la igualdad real sólo llegaría gracias a una Revolución Social que, sucesora de la Revolución Francesa se constituiría como otra revolución, que sería la última y definitiva. Así, por el optimismo imperante en la época, se anunció que pronto llegaría esta nueva revolución: la Revolución Popular. La campaña debía terminar con un levantamiento para derrocar al Directorio y poner en vigor la Constitución de 1793, que nunca había sido aplicada. Pero el Directorio está informado al detalle de la conspiración (posiblemente gracias a Fouché o Grisel) y el 10 de mayo de 1796 los conjurados son detenidos por la policía.  El filosofo alemán Adam Weishaupt, tanto en su iniciación como en su filosofía, defendía un socialismo revolucionario de signo libertario, con apuesta por el golpe revolucionario por parte de una élite bien adiestrada, la erradicación de la monarquía, la propiedad privada, el Estado, etc. La tripleta de la Conspiración de los Iguales (Babeuf, Darché y Buonarroti), así como Blanqui, defendían un socialismo revolucionario similar. Y Proudhom tenía alguna variante y, por eso, ha sido considerado el precursor del socialismo libertario o anarquismo. El socialismo utópico filosofaba sobre el mundo. El socialismo revolucionario tenía un programa concreto y aspiraba a transformarlo, mediante la acción revolucionaria.untitled.png5

Los filósofos del socialismo científico o comunismo fueron principalmente Karl Marx y Friedrich Engels (1820-1895). Karl Marx, natural de Tréveris (Prusia, Renania), dedicó toda su vida a sentar las bases de una metodología científica que condujese al comunismo, siendo sus obras más destacadas El Manifiesto del Partido Comunista y El Capital. El socialismo científico o comunismo, según fue expuesto por Marx, se fundamentó en el materialismo histórico, la lucha de clases, la fundación del partido comunista por parte del proletariado, la toma del Poder, la dictadura del proletariado, la apropiación por parte del proletariado de los medios de producción, la distribución de la riqueza y la eliminación de las clases sociales y el Estado. Friedrich Engels, por su parte, fue el compañero perfecto para Marx, firmando con él varias de sus obras. Los filósofos del socialismo libertario o anarquismo fueron esencialmente los rusos Mikhail Bakunin y Pietr Alexievich Kropotkin. Bakunin sentó las bases del anarquismo, destacando sus obras Federalismo, Socialismo y Antiteologismo, Política y anarquía y Dios y el Estado. El anarquismo de Bakunin defendió la destrucción de toda autoridad, de la propiedad, del Estado mediante la revolución, así como la apropiación de los medios de producción, el colectivismo (a cada uno se le da el producto de su trabajo), así como otras medidas. El anarquismo comunista posterior de Kropotkin abogó por rechazar el colectivismo que daba a cada cual el producto de su trabajo, a favor de la igualdad de distribución y el comunismo. La Filosofía Rojista es una nueva reformulación del socialismo que respeta el legado de los filósofos utópicos, pero que sólo se nutre del legado de los filósofos socialistas revolucionarios, socialistas científicos (comunistas) y socialistas libertarios (anarquistas). La Filosofía Rojista recopila lo mejor de esos filósofos, a la vez que rechaza sus errores, basándose en la experiencia histórica, lo cual la convierte en la filosofía de la postmodernidad y sitúa al Rojismo como Sistema de iniciación postmoderno.

La Filosofía Rojista sirve como herramienta útil, para operar sobre el medio, a los iniciados de la Orden Illuminati, la Sociedad O.T.O. (Ordo Templi Orientis), el Rojismo y los caballeros de Malta. La Filosofía Rojista defiende el concepto de que el hombre es el único dueño del mundo y de su destino y que a él le corresponde la transformación de su realidad y de la realidad que lo envuelve, en consonancia con el Rojismo. El Rojismo y la Filosofía Rojista defienden en última instancia al hombre, en medio de una ausencia progresiva y definitiva de dioses, a la vez que le otorgan a aquel la capacidad de transformación de su realidad y del medio.  La Filosofía Rojista defiende la consciencia ideológica del hombre “dueño del mundo y de su destino”, como “motor” de toda transformación. Es la consciencia ideológica la que determina que el hombre, siendo el único dueño del mundo y de su destino, actúe con un sistema, un planteamiento o un modo de vida determinado. Una consciencia ideológica basada en el socialismo, y en la igualdad y la libertad, provocará que se luche por dichas causas.  La consciencia ideológica, es decir, el factor ideológico convenientemente grabado en las mentes de los dirigentes y las masas, es un requisito indispensable para ser indestructibles y transformar el medio, con libertad e igualdad, emancipando a la humanidad, según la tesis defendida por la Filosofía Rojista y por el Rojismo.  La Filosofía Rojista defiende que la consciencia ideológica, fundamentada en el socialismo, la igualdad y la libertad, es la que se sobrepone y determina en última instancia el triunfo del materialismo. Por tanto, puede decirse que la Filosofía Rojista defiende un materialismo coronado por la consciencia ideológica, una idealidad material, a la vez que rechaza el idealismo como influyente o determinante.  El filósofo comunista Karl Marx consiguió decantar la balanza hacia el materialismo, pero no dio importancia a la determinante consciencia ideológica, una idealidad material, sin la cual el materialismo fracasa. Bakunin, en Dios y el Estado, explica: “¿Quiénes tienen razón los idealistas o los materialistas? Una vez planteada así la cuestión, vacilar se hace imposible. Sin duda alguna los idealistas se engañan y sólo los materialistas tienen razón… Toda la historia intelectual y moral, política y social de la humanidad es un reflejo de su historia económica”.  La Filosofía Rojista defiende la dialéctica materialista, atea, racional, consciente y defensora del hombre como “motor” de toda transformación, frente a la dialéctica idealista, la cual subyuga al hombre a la voluntad de dogmas, de ideales metafísicos, de Dios…untitled.png6

La Filosofía Rojista es internacionalista y aspira a un Nuevo Orden Mundial socialista más justo y libre que emancipe a toda la humanidad. Defiende que los valores del socialismo deben ser los valores del toda la humanidad y, por eso, aspira a proyectarlos en el plano internacional. El filósofo comunista Friedrich Engels, sobre el necesario internacionalismo, escribió: “La revolución comunista no será una revolución puramente nacional, sino que se producirá simultáneamente en todos los países civilizados”.  Y el Rojismo sin complejos hace suyo todo el internacionalismo defendido por la Filosofía Rojista. De hecho, la extensión internacional de la Orden Illuminati y la Sociedad O.T.O. son sólo un ejemplo de ello.  La Filosofía Rojista es una filosofía revolucionaria, es decir, profundamente transformadora de la sociedad. Según la Filosofía Rojista, existen dos vías para acceder al poder y desarrollar la revolución: la vía democrática-parlamentaria y la vía revolucionaria-violenta. En el primer caso, un partido político se prepara, forma a sus cuadros, afilia a un notable número de personas e inicia la conquista del poder, presentándose a unas elecciones democráticas. En el segundo caso, las posibilidades son diversas: una guerra popular encabezada por un partido socialista o comunista, una revolución puntual encabezada por un partido de la ideología citada o un golpe revolucionario de una élite bien adiestrada y armada. Los filósofos socialistas revolucionarios Adam Weishaupt y Louis Blanqui, el filósofo comunista León Trotski , o algunos filósofos anarquistas eran partidarios del golpe revolucionario duro por parte de una élite. Trotski, filósofo y revolucionario ruso relacionado con la toma comunista del poder en Rusia en octubre de 1917 y defensor del internacionalismo y de la Revolución permanente, antes de tener que abandonar la URSS por sus diferencias con Stalin, apuntó lo siguiente sobre el golpe revolucionario comunista: “El pueblo entero es demasiado para la insurrección. Se necesita una pequeña tropa, fría y violenta, instruida en la táctica insurreccional… Es un plan demasiado vasto, es una estrategia que abarca demasiado territorio y demasiadas gentes. No es ya una insurrección: es una guerra. Para ocupar Petrogrado no hay necesidad ninguna de tomar el tren en Finlandia. Cuando se parte de demasiado lejos, se detiene uno a veces a mitad del camino… Hay que atenerse a la táctica, operar con poca gente en un terreno limitado, concentrar sus esfuerzos sobre los objetivos principales, dar directa y duramente. No creo que eso sea tan complicado. Las cosas peligrosas son siempre extraordinariamente sencillas. Para triunfar no hay que desconfiar de las circunstancias desfavorables ni fiarse de las que son favorables. Hay que herir en el vientre: eso no hace ruido. La estrategia de usted requiere demasiadas circunstancias favorables: la insurrección no necesita nada. Se basta a sí misma”.

La Filosofía Rojista es una filosofía útil para aquellos iniciados del Rojismo que han completado la iniciación y operan sobre el medio, siendo considerada la reformulación socialista de la postmodernidad, lo cual convierte al Rojismo en un Sistema de iniciación postmoderno. Cuando el iniciado culmina la iniciación en el Rojismo, mediante el tantra y la cábala, se transforma en el andrógino divino, en el andrógino alquímico, en el propio Dios, descubriendo que puede transformar su realidad y toda la realidad que lo envuelve. Es entonces cuando ha superado todas las fases de la alquimia y la última fase de la Alquimia, que  es el “Rubedo” o “Citrinitas“, la Obra en Rojo o Dorado, donde se alcanza el “cuerpo de diamante“.  Se puede decir que es entonces cuando, gracias a Baphomet y a una ruta iniciática unida a él, se ha descubierto su poder real. Y es que sin Baphomet la iniciación no puede ser completada, porque falta conocimiento, Luz y una ruta iniciática que exalta al hombre a su condición de dios, el HOMO EST DEUS. La Filosofía Rojista, la psicología científica, etc., realizarán el resto en el Sistema. Por todos estos motivos, los iniciados de alto grado que han experimentado esa fase alquímica, la Obra al Rojo, tienen el deber de exaltar la figura del dios de la Luz, en el proceso iniciático, abandonando cualquier duda al respecto. Como conclusión, cabe decir que, en el psicoanálisis, la figura del dios de la Luz tiene su importancia para Freud. De manera no sistemática, a lo largo de su obra y su correspondencia, Freud elaboró un psicoanálisis aplicado al dios de la Luz, que él denominó Satán, ya que como hebreo así lo conocía en su tradición. Primero, descubrió que éste era una representación del inconsciente. Después, lo asoció al padre malo. Los Illuminati aceptan lo primero, porque es cierto que existe una relación entre el inconsciente y el dios de la Luz, Baphomet. Con el tantra y la cábala, el iniciado penetra en su inconsciente y descubre a Baphomet en su interior. Pero discrepan de lo segundo. El padre malo no es Satán, sino el dios esclavista. Para ellos, el dios de la Luz sería el abuelo, con quien pacta el hijo que lucha contra su padre (dios esclavista), en pleno proceso de rebelión.untitled.png6

La orden de los Iluminados (Illuminatenorden en el original alemán, compuesto de Illuminaten, derivado del latín illuminati, ‘iluminados‘, y Orden) fue una sociedad secreta fundada en 1776 por Adam Weishaupt en Baviera, Alemania. Nueve años después detuvo su actividad al prohibírsele actuar en ese electorado. Numerosos mitos y teorías conspirativas se centran en una presunta supervivencia suya y sus supuestas actividades, entre las que se cuentan la Revolución francesa, la lucha contra el cristianismo, y supuestas pretensiones de dominio mundial. El profesor de derecho eclesiástico y filosofía práctica de la universidad de Ingolstadt, Baviera, Adam Weishaupt (1748-1830), fundó el primero de mayo de 1776, con dos alumnos suyos, la «Asociación de los perfectibilistas» (“Bund der Perfektibilisten“). Como símbolo de la organización eligió el mochuelo de Minerva, la diosa romana de la sabiduría. De trasfondo se encontraba el clima intelectual universitario, prácticamente dominado por los jesuitas, orden disuelta tres años antes. Weishaupt, con veintiocho años, era el único profesor de Ingolstadt sin pasado en la Compañía y se encontraba correspondientemente aislado del cuerpo docente, también debido a su entusiasmo por las ideas ilustradas. Para ofrecer protección a los alumnos de las intrigas jesuíticas, que presuponía por todas partes, pero sobre todo para proporcionarles acceso a literatura crítica eclesiástica contemporánea, fundó la «Asociación de sabiduría secreta», en cuyos comienzos no era más que un círculo de lectores anticlericales de un máximo de veinte miembros. Aparte de esto, el fundador vio en la Orden Rosacruz, una orden mística espiritual perteneciente a la masonería, un mal siempre creciente que debía combatirse. Weishaupt informó de sus razones para la fundación de la sociedad en su carta Pythagoras oder Betrachtungen über die geheime Welt- und Regierungskunst.

Pero dos hechos fueron decisivos. En 1776 un oficial en Burghausen, llamado Ecker, había fundado una logia orientada hacia la alquimia y que había comenzado a extenderse velozmente. Un miembro suyo llegó a Ingolstadt, para anunciarse y atraer a los más brillantes entre los estudiantes. Por desgracia su selección recayó precisamente en aquellos a quienes Weishaupt también les había echado el ojo. El pensamiento de haber perdido de esta forma a jóvenes tan prometedores, y verlos ahora acercándose a la alquimia; fue para él insoportable. Por esto fue a pedirle consejo a un joven, en quien había puesto toda su confianza. Y le animó a utilizar su influencia sobre los estudiantes mediante la fundación inmediata de una sociedad. La orden tomó un primer impulso en 1778 cuando un antiguo alumno suyo y presidente del Palatinado Renano la reorganizó. Weishaupt propuso como nuevo nombre Bienenorden, la ‘Orden de las abejas’, porque se imaginaba que los afiliados deberían recopilar el néctar de la sabiduría dirigidos por una abeja reina. Pero al final se prefirió Bund der Illuminaten (‘Unión de los Iluminados’) y después, Illuminatenorden (‘Orden de los Iluminados‘). De la asociación para el conocimiento derivó una orden secreta, que no podía negar  que su modelo organizativo se basaba en la Compañía de Jesús. Una siguiente reorganización sucedió en 1780, tras la adhesión del aristócrata sajón Adolph von Knigge. Tal como el propio Weishaupt confesó, no existía «en absoluto, sólo en su cabeza». Y en 1782 Freiherr le proporcionó a la orden una estructura paramasónica, con Weishaupt y Knigge entre otros como directores sobre el llamado «Areópago», o «Colina de Ares». Según la leyenda, se llamaba así porque Ares había sido juzgado por los dioses y exonerado de ser ajusticiado por dar muerte a Halirrotio, hijo de Poseidón, que había violado a la hija de Ares, Alcipe. Por otra parte, y también según la leyenda, allí fue juzgado Orestes por el asesinato de su madre Clitemnestra. En su origen, el consejo del Areópago dependía del rey y se componía únicamente de Eupátridas. La influencia de éstos aumentaba a medida que iba disminuyendo el poder del rey, hasta el siglo VII a. C., en el que estos últimos llegaron a gobernar.untitled.png7

Tras las reformas de Solón, sus miembros eran escogidos entre los arcontes (magistrados) cuyos cargos eran inamovibles y representaban a los ricos en oposición a los aristócratas, si bien constituían un organismo menos exclusivo. Este tribunal controlaba a los magistrados, interpretaba las leyes y juzgaba a los homicidas. Sus poderes políticos fueron recortados y, en cierta medida, limitados por Clístenes, pero mantuvieron el poder hasta las Guerras Médicas. Con el rápido progreso de las instituciones democráticas, sus poderes resultaban incongruentes. Los arcontes perdieron su prestigio y su poder político en el 487 a. C. y ya no eran escogidos entre los hombres más importantes de la sociedad, sino que eran elegidos por sorteo. Con esta nueva distribución los Iluminados consiguieron reclutar a muchos masones e infiltrarse en logias enteras. De trasfondo estaba la crisis iniciada hacia 1776 entre los niveles altos masónicos alemanes con la ruptura de la estricta observancia templaria. Karl Gotthelf von Hund und Altengrotkau había conseguido atraerse a las diferentes logias hacia su mandato mediante un rito que aseguraba era herencia de la orden Templaria, disuelta en 1312. Durante muchos años había afirmado mantenerse en contacto con «Superiores desconocidos» que le habían iniciado en la francmasonería. Como al fallecer, en 1776, ninguno de los «Superiores desconocidos» contactara con ellos, se produjo una gran confusión en la logia. En la convención masónica de la estricta observancia, acontecida en Wilhelmsbad entre el 16 de julio y el 1 de septiembre de 1782, Knigge y su segundo, Franz Dietrich von Ditfurth, representante de los Iluminados y un ilustrado radical, se ganaron el liderazgo de su orden. El sistema templario fue abandonado, y la orden de la Rosacruz quedó en minoría en su esfuerzo por mantener esa tradición. Ambos iluminados consiguieron incluso, junto a Johann Christoph Bode, ganarse a un representante principal de la estricta observancia. El número de miembros aumentó rápidamente. Sin embargo, este éxito suponía a la vez el comienzo del final. Knigge amenazó epistolarmente con delatar sus secretos a los jesuitas y a los rosacrucianos, reforzando la desconfianza y las preocupaciones de Weishaupt, ya que Knigge y Bode hubieran incorporado al príncipe Karl von Hessen-Kassel , Ferdinand von Braunschweig, el duque Ernst von Sachsen-Gotha y Carl August von Sachsen-Weimar, todos ellos representantes de la autoridad absolutista. Estas sospechas no estaban infundadas, pues Carl August y su consejero privado Goethe se habían afiliado con el único fin de investigar a la Orden.untitled.png8

Como resultado se agudizaron las discrepancias entre Weishaupt y Knigge, hasta el punto de que la orden amenazaba con disolverse. En febrero de 1784 se convocó en Weimar un tribunal arbitral. Para sorpresa de Knigge el juicio del congreso, en el que participaron entre otros Goethe, J. G. Herder y Herzog Ernst von Sachsen-Gotha, era que debía construirse un nuevo Areópago. Pero era previsible que el fundador de la orden siguiera siendo influyente aún sin presidencia formal en el Areópago, lo que significaba una clara derrota para Knigge. Se acordó el silencio y el primero de julio Knigge abandonó la orden. En los años siguientes Knigge se apartó de querer arreglar el mundo mediante sociedades secretas. Por su parte Weishaupt le entregó la dirección de la orden a Johann Martin, conde de Stolberg-Roßla. Durante las disputas internas las asociaciones secretas habían atraído sobre sí la atención de las autoridades bávaras. Eran el blanco de sospechas de asesinatos afines a la ilustración, que pretendían alterar el orden tradicional, infiltrándose entre los funcionarios públicos para alcanzar un «Estado razonable». Consecuentemente, el 22 de junio de 1784 el príncipe elector Karl Theodor prohibió todas las «comunidades, sociedades y fraternidades» fundadas sin su aprobación.  El dos de marzo de 1785, bajo presión de Peter Frank, canciller barón de Kreittmayr, el barón rosacruciano de Törring y otros cortesanos, se promulgó un edicto adicional, que esta vez prohibía a los Iluminados y a los Francmasones llamándolos por su nombre y considerándolos traidores y enemigos de la religión. Mediante registros domiciliarios se confiscaron varios papeles de la orden que aportaron sucesivos indicios sobre la radicalidad de sus propósitos. Documentos encontrados a un mensajero difunto informaron sobre el nombre de un miembro. Ese mismo año el papa Pío VI aclaró en dos cartas al obispo de Freising (18 de julio y 12 de noviembre), que la adhesión a la orden era incompatible con la fe católica.

A consecuencia de las prohibiciones de 1784-1785 se produjeron las persecuciones de miembros de la orden. Se llegó a registros domiciliarios y confiscaciones, y algunos consejeros y oficiales perdieron el puesto, algunos miembros fueron desterrados, pero nadie resultó encarcelado. El mismo Weishaupt, cuyo papel fundador se desconocía al principio, resultó sospechoso, pero sólo huyó cuando tuvo que admitir la fe católica. Primero huyó a la ciudad imperial libre de Ratisbona y en 1787 otra vez a Gotha, donde Herzog Ernst le proporcionó una consejería áulica sinecura. En abril de 1785 el conde Stolberg-Roßla declaró la orden oficialmente suspendida, tras aboliciones temporales. Bode aprovechó la coyuntura para conservar la asociación activa. E intentó resucitarla con ayuda de la Iglesia minerval de Weimar y la Orden de los amigos invisibles. Pero debió abandonar en 1790 debido al clima estrictamente antiiluminista de los años revolucionarios. Los investigadores están generalmente de acuerdo en que la desarticulación de la orden de los Iluminados fue completa. El 16 de agosto de 1787 se promulgó un tercer y más estricto edicto de prohibición del reclutamiento de miembros para Masones e Iluminados, so pena de muerte. Pero continúan los rumores de una supervivencia de los Iluminados. Estas promulgaciones desataron una primera histeria antiiluminista, y especialmente se sospechaba de las agitaciones de las asociaciones secretas ilustradas radicales. Una segunda ola, claramente más enérgica, sucedió durante la Revolución francesa, pues el miedo a los jacobinos se fundió con el anterior a los Iluminados. En este estado anímico, el ministro de Estado bávaro Maximilian von Montgelas –quien a su vez había sido iluminado– hizo prohibir todas las organizaciones secretas al llegar al poder, en 1799, y otra vez en 1804.untitled.png9

Cómo de fuerte era la fascinación pública por las misteriosas e inquietantes sociedades secretas e iniciáticas, en los años de la Revolución francesa, se nota por diversas obras literarias de la época, desde Der Geisterseher de Schiller hasta Der Groß-Cophta de Goethe y las inquietantes sociedades de Los años de aprendizaje de Wilhelm Meister, pasando por Jean Paul, con su Die unsichtbare Loge (1793). La orden de los Iluminados estaba comprometida con el modelo ilustrado. La meta era la mejora y el perfeccionamiento del mundo en el sentido de libertad, igualdad y fraternidad y la mejora y perfeccionamiento de sus miembros (de ahí también el viejo nombre Perfectibilistas). Weishaupt escribió en 1782 en un discurso: “Quien también generalmente quiere iniciarse en la libertad, la amplia iluminación en general: pero la Iluminación no consiste en el conocimiento de palabras, sino de cosas, no se trata de la comprensión de conocimientos abstractos, especulativos, teóricos, que inflan el espíritu, pero no mejoran el corazón“. Según Weishaupt, el medio para alcanzar la libertad era principalmente la educación, pero no sólo la aportación externa de conocimientos, sino la formación de la moralidad, que debería capacitar a los individuos para autodominarse. Por lo tanto serían superfluas otras formas de dominio, como el despotismo de los príncipes absolutistas, pero también el despotismo espiritual ejercido por la Iglesia católica. Los modales de las viejas costumbres serían también condición y camino para una sociedad libre e igualitaria sin príncipes ni iglesia.

Como Weishaupt explicó en su discurso, la historia misma estaría de su parte. Recurriendo a pensadores como Joachim von Fiore, presentó una historia filosófica: en la «Infancia de la humanidad» no había ni dominio ni propiedad ni ansias de poder. Eso comenzó en la «Época juvenil», con el surgimiento de los primeros estados, que se desviaban más y más hacia el despotismo. De ahí surgió la nostalgia del paraíso perdido y de la ausencia de dominio: «el despotismo mismo debería ser el medio para facilitar el camino a la libertad», escribió Weishaupt en una redacción para su orden. En el «tiempo de la madurez» el género humano superará el despotismo sin violencia, a través de la nostalgia, de la libertad, mediante la ilustración y mediante el autodominio, que Weishaupt impartía. Difundir esta ilustración y devolver los hombres a la «tierra prometida», debía de ser la tarea de las escuelas ocultas de sabiduría, a quienes Weishaupt les presuponía una línea tradicional ideal, desde los protocristianos hasta los masones. Aunque es verdad que los francmasones declaraban ser apolíticos, los Iluminados les servirían como máscara. Finalmente un «Tiempo de decadencia» iniciará un nuevo ciclo. En esta representación histórica se mezclan el milenarismo medieval y las utopías modernas, las profecías premodernas de un mundo redimido y los pronósticos modernos. Weishaupt compatibilizó ambos mensajes contradictorios. Por un lado, predicó el quietismo, que exoneraba a sus miembros de cualquier responsabilidad del progreso histórico. Y, por el otro, exigía un activismo subversivo que socavara activamente el sistema de gobierno imperante. Cuál de ambos aspectos primaría, lo dejó pendiente. Eso significa, por una parte, que era solo cuestión de esperar, pues el tiempo del despotismo absolutista finalizaría casi por sí mismo desde una lógica interna.untitled.png10

Weishaupt sostenía que los iluminados participarían con su actividad, incluso mediante su mera presencia, en la abolición del despotismo. La abolición del sistema absolutista no debería pues conseguirse mediante la vía revolucionaria, sino por los recursos personales políticos. Querían conquistar más y más posiciones claves estatales absolutistas, para sucesivamente conducirlas a su propia disolución. En los últimos estadios utópicos, sobre si el estado sería realmente disuelto tras alcanzar el poder, o si simplemente los iluminados los reemplazarían por una especie perfeccionada de despotismo ilustrado, es algo sobre lo que Weishapt no dio datos. Los Iluminados fueron una de las muchas sociedades y asociaciones dedicadas a la formación de la opinión pública durante la ilustración, tal como Jürgen Habermas describió, en 1962, en Historia y crítica de la opinión pública. La posibilidad de traspasar las fronteras estatales para apoyarse en sociedades lectoras, en diversas asociaciones caritativas, en los francmasones, en los rosacruces o incluso en las sociedades secretas como los Iluminados. A diferencia de otras sociedades, los Iluminados tenían un programa político explícito, mientras que entre los francmasones se producían disputas religiosas, confesionales o políticas. También se reconoce a los masones por su afiliación, y no son, a diferencia de los iluminados, estrictamente secretos. Aunque los Iluminados adoptaron aspectos masónicos como la logia y la jerarquía, también es cierto que ni pertenecían a la misma orden ni cooperaban en organizaciones francmasónicas nacionales, como la Gran Logia o el Gran Oriente.

 Para infiltrarse mejor en ellos, Knigge dotó a la orden de una estructura basada en la masónica,  con grados titulados de manera imaginativa, cada uno de los cuales tenía su propio ritual iniciático y «secreto», que se les revelaba a los iniciados. Se introduciría a novicios en la esencia de la logia y la sociedad secreta, compuesta de los grados «novicio», «minerval» (derivado de Minerva), e «iluminado inferior». La «clase masona», tomada de la masonería, contenía el grado «peón», «oficial», «maestro», «iluminado mayor» e «iluminado regente». Coronaba la orden la clase mistérica, compuesta por los grados «sacerdote», «Regent», «Magus» y «Rex» (‘gobernante‘), y cuyos reglamentos y ritos, debido al breve tiempo que aparentemente sobrevivió, no llegaron a redactarse. Asimismo, como mistificación de gran efecto publicitario, cada miembro de la orden recibía al iniciarse un nombre secreto, que nunca era cristiano, Weishaupt se llamó a sí mismo con el significativo nombre de Espartaco, el cabecilla de las revueltas de los esclavos romanas; Knigge era Filón de Alejandría, un filósofo judío; Goethe recibió el nombre de Abaris, un mago escita. También la geografía recibía nombres secretos (Múnich se llamaba Atenas; el Tirol, Peloponeso; Fráncfort era Edessa; e Ingolstadt, Eleusis). Incluso la fecha se indicaba según un calendario secreto de nombres mensuales persas y cuya numeración anual comenzaba en el 632. Los nombres de la orden contribuían a la igualdad entre iluminados: ya que los dos primeros grados sólo se llamaban por los nombres de la orden. No podían saber unos de otros, quién era noble, quién burgués, quién profesor universitario, quién sólo camarero o estudiante. Aparte de esto, formaban parte de un rígido programa educativo, que la orden imponía a sus miembros.untitled.png11

Cada iluminado debía no sólo dar explicaciones a su guía espiritual, sino que también recibía de sus superiores una cuota de conocimientos mensual, en la que obras deísticas e ilustradas ocupaban un lugar principal y en grado creciente. Su evolución moral y espiritual debía hacerla constar en un diario llamado cuaderno Quibuslicet (del latatín “quibus licet”, ‘a quién le está permitido leerlo‘). En caso de que estuvieran mal hechos o no contuvieran los avances previstos, el superior de la orden respondía con una carta de reproche. Junto a la completa igualdad dentro de los grados, había una división jerárquica muy marcada entre los distintos escalafones. Esta se mostraba ya en los juramentos, que cada iniciando debía prometer solemnemente: «Eterno silencio, firme lealtad, fidelidad y obediencia a todos los superiores y estatutos de la orden». Además de la estricta jerarquía había que añadir la estructura esotérica de la orden, lo que significa que a los novatos se les engañaba conscientemente sobre la auténtica meta. El verdadero objetivo de la orden era socavar los regímenes terrenales o espirituales y apropiarse del dominio mundial. En los grados superiores de la orden se les revelaría el “mayor de todos los secretos”. Reinhart Koselleck, en Kritik und Krise, nos dice:  “que tantos desean con ansia, tan a menudo han buscado estérilmente el arte de regir a los hombres, de conducirlos a lo bueno […] y después guiarlo todo, con lo que los hombres hasta ahora sueñan y sólo a los más iluminados les parece posible“. El arcano más profundo de los Iluminados era su propio sistema de dominio moral, ya practicado entre los numerarios, pero que también debía aplicarse fuera. Este fraude y tutelaje a los miembros de grados inferiores pronto provocó críticas, incluso dentro de la orden. La condición de las mejoras del individuo era el conocimiento de todos sus secretos.

Esto parece haberlo adoptado de su peor enemigo: los jesuitas, cuya obediencia era ciega y su efectiva manipulación humana se efectuaba mediante la penitencia. La orden permanecía, como el investigador Agethen constató, unida a sus enemigos por un cruce dialéctico. Para emancipar al individuo del dominio mental y espiritual eclesiástico, se aplicó el método jesuítico de examen de conciencia. Para transportar al cortejo triunfal ilustrado y de la razón, se tenía un sistema extremo y un montaje místico, que recordaba las ensoñaciones rosacruz. Y para finalmente liberar a la humanidad del despotismo principesco y real, se avasallaba a los miembros con un sistema de auténtico control y psicotécnicas totalitarias. Los Iluminados tuvieron algo de éxito: a comienzos del año 1780 llegó la orden, en setenta ciudades del reino, a tener entre mil quinientos y dos mil miembros, de los cuales un tercio eran masones. Los puntos clave eran Baviera y las ciudades turingias Weimar y Gotha. Fuera de Alemania sólo puede demostrarse su presencia en Suiza. Eberhard Weis investigó exhaustivamente la estructura social de la orden y descubrió que cosa de un tercio de sus miembros eran nobles y por lo menos un doce por ciento, clérigos. Casi el setenta por ciento de los iluminados habían recibido formación académica, el número de trabajadores manuales rondaba un veinticinco por ciento, un número muy superior al de los comerciantes, que con un diez por ciento estaban claramente infrarrepresentados.untitled.png12

Casi las tres cuartas de los iluminados se componía de funcionarios y demás trabajadores públicos, que, de cara a la meta de la organización de derribar el estado absolutista, no puede sorprender. El mismo Weishaupt presumía con orgullo, en 1787, que la orden había conseguido incorporar a más de una decima parte del funcionariado bávaro. Especialmente significativo era el éxito en la infiltración en los colegios censores bávaros, que, hasta la intervención del príncipe elector en 1784, se componía casi exclusivamente de iluminados. Y acorde a ello fueron las intervenciones de la autoridad: se prohibieron escritos de ex jesuitas y otros escritos clericales, incluso hasta libros de rezos. Y, en cambio, se fomentó la literatura ilustrada. Este éxito temporal no puede esconder que la orden estaba compuesta en su mayor parte de académicos segundones, que acudían a ella porque se esperaban oportunidades, basadas en el concepto de infiltración de Weishaupt. Estas metas les resultaban desconocidas a los novatos. La meta real, a saber, la de formar las elites políticas e intelectuales de la sociedad, aparentemente apenas la consiguieron. Aparte de las excepciones (Goethe, Herder, Knigge), todos los representantes significativos de la baja ilustración alemana o se mantuvieron apartados (Schiller, Kant, Lessing, pero también Lavater),  o se fueron decepcionados por la rígida estructura. De la amenaza real para los estados bávaros, debido al «ratón de biblioteca Weishaupt y sus camaradas, utopistas en el buen sentido y en el ridículo», no puede haber duda. Pero el reto que les supuso a los viejos poderes fue aún demasiado grande. Quienes apoyan las teorías conspirativas, citan como ejemplo la presunta existencia de una serie de cartas escritas entre los años 1870 y 1871, que se conservarían en los archivos de la biblioteca del Museo Británico.

Esta correspondencia se produjo entre un antiguo militar confederado llamado Albert Pike, de hecho el único representante de la Confederación, y a la vez miembro activo del Ku Klux Klan, honrado con una estatua en Washington D.C., y el francmasón y carbonario Giuseppe Mazzini, un filósofo y político italiano que se esforzó por unificar los estados italianos y que había sido seleccionado por los Illuminati para dirigir sus operaciones mundiales, en 1834. De todos modos, el Museo Británico desmiente la existencia de dichas cartas. Según William Guy Carr, en Peones en el juego, 1955, en una de las cartas fechada el 15 de agosto de 1871, Pike le hace saber a Mazzini el plan de los Illuminati para el futuro del mundo: “Fomentaremos tres guerras que implicarán al mundo entero. La primera de ellas permitiría derrocar el poder de los zares en Rusia y transformar ese país en la fortaleza del comunismo ateo necesaria como una oposición controlada y antítesis de la sociedad occidental. Las divergencias causadas por los “agenteur” (agentes) de los Illuminati entre los imperios británico y alemán serán utilizados para provocar esta guerra, a la vez que la lucha entre el pangermanismo y el paneslavismo. Un mundo agotado tras la guerra, no interferirá en el proceso de construcción de la “nueva Rusia” y el establecimiento del comunismo, que será utilizado para destruir los demás gobiernos y debilitar a las religiones“.untitled.png13

Y sigue: “La segunda guerra mundial se desataría aprovechando las diferencias entre la facción ultraconservadora y los sionistas políticos. Se apoyará a los regímenes europeos para que terminen en dictaduras que se opongan a las democracias (Nazismo, Fascismo, Comunismo y Socialismo) y provoquen una nueva convulsión mundial cuyo fruto más importante será el establecimiento de un Estado soberano de Israel en Palestina que venía siendo reclamado desde tiempos inmemoriales por las comunidades judías. Esta nueva guerra debe permitir consolidar una Internacional Comunista bastante fuerte para equipararse a la facción cristiana/occidental. La tercera y definitiva guerra se desataría a partir de los enfrentamientos entre sionistas políticos y los dirigentes musulmanes. Este conflicto deberá orientarse de forma tal que el Islam y el sionismo político se destruyan mutuamente y además obligará a otras naciones, una vez más divididas sobre este asunto, a entrar en la lucha hasta el punto de agotarse física, mental, moral y económicamente… Liberaremos a los nihilistas y a los ateos, y provocaremos un formidable cataclismo social que en todo su horror mostrará claramente a las naciones el efecto del absoluto ateísmo, origen del comportamiento salvaje y de la más sangrienta confusión. Entonces en todas partes, los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría mundial de revolucionarios, exterminará a esos destructores de la civilización, y la multitud, desilusionada con el Cristianismo, cuyos espíritus deístas estarán a partir de ese momento sin rumbo y ansiosos por un ideal pero sin saber dónde hacer su adoración, recibirán la verdadera LUZ a través de la manifestación universal de la doctrina pura de “Lucifer”, sacada a la vista pública finalmente. Esta manifestación resultará del movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción del Cristianismo y ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo“.

También se les ha hecho responsables de la Revolución francesa. Esta grave sospecha fue formulada por primera vez en 1791 por el párroco francés Jacques François Lefranc en su libro “Le voile levé pour les curieux ou les secrets de la Révolution révéles à l’aide de la franc-Maçonnerie”  (“El velo destapado para los curiosos o los secretos revolucionarios de la ayuda francmasona”). Su posterior difusión se debe a otros dos autores, que poco después compusieron extensas obras sobre los orígenes revolucionarios franceses: el exjesuita francés Augustin Barruel y el erudito escocés John Robison. Ambos intentaron, con mutua independencia, demostrar que no desataron la revolución ni la permanente presión del tercer estado, ni la difusión de los ideales ilustrados, ni la mala cosecha del año previo ni tampoco la mala gestión de la crisis por el rey Luis XVI, sino que fueron los Iluminados. Para esto aportan principalmente tres pruebas: Casi todos los cabecillas revolucionarios importantes eran masones. De todos modos, la equiparación incondicional de ambas sociedades es discutible.  En el ámbito germano, extendió principalmente estas teorías el fugaz diario conservador Eudämonia (1795-1798). Hasta hoy no han perdido estos escenarios conspirativos su fascinación.  Hasta hoy circulan muchas teorías, según las cuales los Iluminados sobrevivieron a su prohibición y son responsables de numerosos hechos. Disfrutan de una especial popularidad las teorías conspirativas según las cuales habrían influido el surgimiento de los Estados Unidos. La única reminiscencia real de los Iluminados de Baviera, es la Orden Illuminati, cuyo Gran Maestre era Mike Melo, fracmasón y reconocido por el Supremo Consejo Iluminista del Sur de los Estados Unidos que fuera presidido en tiempos anteriores por Albert Pike. A los Iluminados se les representa con asiduidad en las novelas populares, por ejemplo en la trilogía “Illuminatus“, de Robert Shea y Robert Anton Wilson,  en “El péndulo de Foucault“, de Umberto Eco, o en “Angeles y Demonios“, de Dan Brown. Aquí se les representa como tejedores de complots turbios o conspiraciones demoníacas. untitled.png14

Una de las características de la mentalidad masónica de fines del siglo XVIII y principios del XIX, fue su convicción de que podían transformar el mundo. Muchos masones,-especialmente los que se inspiraron en las ideas de Adam Weishaupt y su secta de los Illuminati, creían que contaban con una herramienta capaz de imaginar el futuro y conducir a la humanidad hacia ese futuro. En otras palabras, Benjamin Franklin, y muchos de sus hermanos, creían literalmente en que podían crear el futuro del hombre. A la luz de los hechos, es posible que debamos admitir que lo lograron. Pero para comprender el modo en que estas organizaciones actuaron debemos leer a Paolo Zanotto, que escribió un brillante ensayo sobre uno de los más controvertidos masones del siglo XVIII. La obra, titulada “Benjamin Franklin, Apostolo della Modernità“, expone una síntesis de la época y de muchos de sus protagonistas. Es una investigación aguda, extensamente documentada, que logra reunir todos los ejes del conflicto humano de la época en la que colisionaron dos visiones del mundo y en las que se transformarían para siempre los conceptos de religión, filosofía, moral y economía.  Cabe destacar su lucidez en el análisis del fenómeno masónico. Zanotto se aparta rápidamente de la versión clásica de la historia masónica y explica de qué modo la masonería se fragmentó hasta alcanzar corrientes que se alinearon en campos antagónicos. La idea de una masonería universal en la que se expresa una unidad de ideas y de acción, es desarmada por el autor con una notable claridad que desmitifica y coloca a las fracciones enfrentadas en el campo de las tensiones políticas y religiosas. Porque más allá del imaginario popular en torno a los masones,  exacerbado por algunas ficciones contemporáneas, resulta paradójico que la misma institución reuniese a hombres tan diferentes en sus ideas como Benjamín Franklin y Joseph de Maistre, por dar un ejemplo. Pero el texto avanza con valentía sobre otros aspectos no menos controvertidos, pues la imagen espiritual de este Padre Fundador de los Estados Unidos, casi puritana en la visión de muchos pedagogos, queda expuesta en el ángulo menos conocido: Su desprecio por la Iglesias, en particular la Iglesia Católica, o sus vínculos con los círculos de libertinos ingleses y franceses, reunidos en los dudosamente célebres Hell-Fire Clubs, a los que también pertenecieron otros notorios libertinos, entre ellos el Duque de Warthon, 6° Gran Maestre de la Gran Logia de Inglaterra.

Zanotto introduce al lector en el mundo masónico. Explica las raíces de esta sociedad iniciática que sufrirá permanentemente el acoso de organizaciones clandestinas, tales como la de los Iluminados de Baviera, o de los movimientos y clubes revolucionarios que hacen de la Iglesia y de la Monarquía sus principales enemigos. Pero al mismo tiempo rescata el aspecto central de la masonería describiendo la multiplicidad de Ritos y Obediencias, sin olvidar que, en todo caso, el punto de convergencia se encuentra en el carácter iniciático que aun se percibe en sus Templos. Según Martín Lozano, en su obra “La Fundación de la República Norteamericana”, el 4 de julio de 1776 los delegados de los trece Estados de Nueva Inglaterra proclamaban la Declaración de Independencia de los Estados Unidos de América. De los trece firmantes del Acta de Independencia, nueve eran francmasones, a saber: Ellery, Franklin, Hancock, Hewes, Hooper, Paine, Stockton, Walton y Whipple. La influencia de la francmasonería se haría patente desde el principio en todos los ámbitos del naciente estado norteamericano, modelando sus componentes ideológicos y políticos e inspirando buena parte de su simbología. Inmediatamente después de proclamar la Declaración de Independencia, el Congreso reunido en Filadelfia adoptó una resolución, encargando a John Adams, Benjamín Franklin y Thomas Jefferson la confección del sello oficial del nuevo Estado. Finalmente fue aprobado el diseño definitivo propuesto por el secretario del Congreso, Charles Thomson, maestre de una logia masónica de Filadelfia dirigida por Benjamín Franklin. El reverso de dicho sello no es sino una trascripción de la simbología iluminista. En su parte central figura una pirámide truncada de trece escalones, el último de los cuales contiene una fecha escrita en caracteres romanos: MDCCLXXVI, esto es, 1776, también año de fundación de los Illuminati. Coronando la cima de la pirámide aparece un triángulo radiante con un ojo en su interior. Tal ideograma era el símbolo de los Illuminati, y el que figuró en las portadas de los textos jacobinos más radicales durante la Revolución Francesa. El reverso del Gran Sello (The Great Seal) incluye también dos leyendas, una en su parte superior, circundando el triángulo, que reza “Annuit Coeptis“, y otra en su parte inferior, que circunda la base de la pirámide y dice “Novus Ordo Seclorum“.untitled.png15

En 1933, el presidente Franklin Delano Roosevelt, que era francmasón del grado 32, de los “sabios”, y que como tal, sabía a qué dios servía, ordenó que el reverso del Gran Sello norteamericano se imprimiera en la cara posterior del billete de un dólar. Por lo tanto, en el billete de un dólar americano, si uno se fija bien, ve lo siguiente: En la base de la pirámide egipcia se lee una fecha en números romanos: 1776. Debajo de la extraña pirámide, se lee en latín, no en inglés: “NOVUS ORDO SECLORUM”, que se traduce por: “NUEVO ORDEN DE LOS SIGLOS” o, “NUEVO ORDEN DE LOS TIEMPOS”. Como podrá apreciarse, las referencias a un “Nuevo Orden” y a una “Nueva Eraa, no son nada nuevas. Esta frase, tomada del filósofo romano Virgilio (autor de la Eneida), es interpretada en su sentido más superficial como una equiparación del Estado norteamericano con la antigua Roma Imperial. Pero en la simbología iluminista, la leyenda en cuestión no se refiere a nada de eso, sino a la “Nueva Era de Acuario“, que habría de suceder a la Era de Piscis o Era Cristiana. Por lo tanto, ese “Novus Ordo Seclorum” (Nuevo Orden Mundial) está estrictamente ubicado en una próxima era de negación absoluta de todo lo que implica Elohim. Otra acepción del término “NOVUS ORDO SECLORUM”, implica el carácter humanista y anti-Creador de este “Nuevo Orden”. Es decir, de la humanidad para la humanidad, descartando al Elohim YAHWEH, pero declarando el levantamiento de un hombre que se atribuirá, y le atribuirán, absoluta naturaleza divina. Ese será el Anti-Mesías de las Escrituras (Revelación); el modelo del hombre-divino que la serpiente del paraíso  inculcó a Eva. Encima de la extraña pirámide truncada y coronada por un ojo encerrado en un triángulo, puede leerse en latín: “ANNUIT COEPTIS”. La leyenda “Annuit Coeptis” se traduce como “(él) ha favorecido nuestra empresa“, refiriéndose al ojo encerrado en el triángulo, que representa a una fuerza providencial, y que muchos siempre han pensado que se refería a YAHWEH.

Ahora bien, ese ojo encerrado en el triángulo que corona la pirámide egipcia, no es el ojo de YAHWEH. La Biblia dice que Elohim tiene ojos, en plural, (Prov. 3: 4; Esdras 5: 5). Los que se mueven en el mundo de lo oculto, saben que ese es el “ojo de Horus”, el ojo de Lucifer. El triángulo es a su vez un símbolo ocultista. El propietario de ese ojo no es sino el mismo que se hace llamar en la masonería Gadu (el gran Arquitecto del universo), y no es otro sino el mismo  Satán. En los últimos tres grados de la masonería, (Sabios, Elegidos y Adeptos), conocen los integrantes de los mismos a quien sirven realmente. No es al Elohim YAHWEH, sino a Lucifer. Así pues, cuando en el Sello Oficial de los Estados Unidos aparece “Annuit Coeptis”, es decir, “(él) ha favorecido nuestra empresa“,  ese “él”, refiriéndose al ojo del triángulo, no es Elohim, sino el mismísimo Lucifer. Ese mismo ojo luciferino, es un símbolo de la masonería, así como un símbolo adoptado por la iglesia de Roma. El “ojo de Horus”, es en realidad el propio Satanás, antiguo Lucifer. Según el Dr. Alberto Rivera, ex jesuita de alto rango, que posteriormente renunció a la orden, reveló que tanto la Francmasonería como los Illuminati, así como una gran lista de siglas y grupos, no son sino creaciones de los Jesuitas. Ignacio de Loyola, fundador de la Orden de los Jesuitas, creó también los Illuminati, poniéndolos bajo la cobertura de la institución romana católica. La intención era que los Illuminati fueran capaces de llegar a controlar la economía mundial, la banca internacional, las fuerzas militares; así como a ser maestros en toda suerte de poder de la magia, controlando las religiones del mundo. Según Alberto Rivera, la Orden trabaja con magos a nivel mundial. No en vano en la Biblia se dice que la palabra de YAHWEH nos informa de que la gran ramera de Revelación 17, es la “madre de las abominaciones de la tierra”.untitled.png18

Cuando empezó a divulgarse que Loyola había fundado los Illuminati, los jesuitas hicieron que otro miembro fiel llamado Adam Weishaupt, jesuita bajo el juramento, fingiera dejar la Orden Jesuita y afirmara ser el originador de los Illuminati en Baviera, el 1 de mayo de 1776. Esto fue hecho para que el mundo creyera que no existe conexión entre los Illuminati y la Iglesia católica romana. La orden de los Iluminados fue una sociedad secreta que se dice fue fundada en 1776 por Adam Weishaupt, en Baviera. Nueve años después detuvo su actividad al prohibírsele actuar en esta región. Afirmaba que su meta era hacer superfluo el dominio de unos humanos sobre otros mediante la Ilustración y el perfeccionamiento moral. Pero numerosos mitos y teorías conspirativas se centran en sus supuestas actividades, entre las que se cuentan la Revolución francesa, la lucha contra la Iglesia católica y sus intenciones de dominio mundial. Los iniciados de la redes de sociedades secretas siempre han utilizado un lenguaje secreto o clave de comunicación, mediante la utilización de determinadas frases, palabras, gestos o símbolos. Tienen una verdadera obsesión por sus rituales y símbolos, que a su vez son un medio por el que pueden ser identificados. Uno de sus símbolos más empleados son las antorchas encendidas, que son un símbolo del conocimiento y del Sol. Cuando un iniciado llega a cierto nivel en la pirámide se dice que es un “iluminado“. El 1 de mayo es el día en que los brujos y satanistas tienen una de sus principales festividades anuales, así como los sindicalistas vindican sus demandas. Ahora bien, recuerden la fecha que consta en la base de la pirámide del billete de 1 dólar: 1776. La supuesta misma fecha del nacimiento de los Illuminati; ¿coincidencia?; no. Básicamente se estaría hablando de toda la actividad humana sobre el planeta, concretada en cinco puntos básicos: 1. Un Nuevo Orden político Mundial; 2. Un Nuevo Orden económico Mundial; 3. Un Nuevo Orden legislativo Mundial; 4. Un Nuevo Orden militar Mundial; 5. Un Nuevo Orden religioso Mundial. En otras palabras, una dictadura a escala mundial…

Ocupando los lugares más altos en los gobiernos internacionales, Parlamento Europeo, iglesias, y demás instituciones a nivel global, los Illuminati, a través de un sin fin de sociedades secretas denominadas “1000 points of light” (1000 puntos de luz), están guiando al mundo globalizado hacia su “Novus Ordo Seclorum” (Nuevo Orden Mundial). Y aquí tenemos a los dos últimos Papas del Vaticano anunciándolo a bombo y platillo, como la solución esencial para la supervivencia del planeta, y de la humanidad. Más concretamente, los objetivos de “la Orden”, se conocen; y son seis: 1. El establecimiento de un Nuevo Orden Económico Internacional, controlado directamente por una Junta Mundial, con dos únicas monedas: El Euro y el Dólar americano. 2. El establecimiento del que, sólo en apariencia, será un gobierno democrático único mundial; sin embargo, estará controlado absolutamente bajo “la Orden”. 3. La conquista y sujeción por medios económicos de las dos superpotencias; EEUU y Rusia. 4. El establecimiento de los Estados Unidos de Europa (Unión Europea), la que será el imperio dominante en el único gobierno mundial. 5. La introducción del dirigente supremo mundial para presidir el único gobierno mundial. 6. El establecimiento de una sola religión mundial que coordinará todas las religiones de la tierra bajo un supremo pontífice, complemento del supremo dirigente político mundial. Todos estos objetivos están ya prácticamente conseguidos de hecho, salvo los dos dirigentes supremos mencionados. Y esto se hará una vez que se reconstruya el Tercer Templo en Jerusalén, ya que debe haber un gran conflicto para que los Estados Unidos desaparezcan como potencia en beneficio de Roma.  El primer intento humano de traer un gobierno mundial secular, lo encontramos en el Génesis, cuando la humanidad postdiluviana levantaba la torre de Babel. YAHWEH destruyó aquella torre y desperdigó a todos aquellos hombres por toda la tierra, confundiendo su lengua. De nuevo, y por un poco de tiempo, aparecerá el Milenio de Satán, que durará sólo siete años, aunque la manifestación de la maldad aparecerá a partir de la segunda mitad de esos siete años, es decir, tres años y medio, o 42 meses (según Revelaciones). Esos discursos acerca del “Nuevo Orden Mundial” pronunciados entre otros, por Juan Pablo II y recientemente, por Joseph Ratzinger (Benedicto XVI), no son palabras huecas, vacías y vanas, sino que han de entenderse como un aviso preclaro de las intenciones del dios de este mundo, respecto a lo que está por venir sobre este planeta de forma inminente: “Y la Bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad“.    untitled.png20

El Conde Alessandro di Cagliostro (Palermo, Sicilia, 1743 – 1795), fue un médico, alquimista, ocultista, Rosacruz y masón, que recorrió las cortes europeas del siglo XVIII. Nació en el seno de una familia pobre en Palermo, Sicilia. La identificación de Cagliostro con Giuseppe Balsamo no es del todo segura, ya que se basa principalmente en el testimonio no fidedigno de Theveneau de Morande, espía francés y chantajista, y más tarde en su confesión a la Inquisición, obtenida a través de la tortura. Cagliostro afirmaba haber nacido en una familia cristiana de noble cuna, pero que había sido abandonado al poco de nacer en la isla de Malta. También aseguraba que siendo niño viajó a Medina, La Meca y El Cairo, y al regresar a Malta, fue iniciado en la Soberana Orden Militar de Malta, donde estudió alquimia, la Kabala y magia. Fundó el Rito Egipcio de la Francmasonería en La Haya, donde se iniciaba a hombres y mujeres en la misma logia,  y tuvo influencia en la fundación del Rito Masónico de Misraim. Cagliostro fue bien conocido en Nápoles y más tarde en Roma, donde conoció y desposó a Lorenza Feliciani. Viajaron juntos a Londres, donde fue iniciado en la francmasonería, posiblemente por el Conde de Saint Germain. Adoptó como símbolo secreto el Ouroboros (la serpiente que se muerde la cola). Al cabo de poco tiempo fundó el Rito Egipcio de la Francmasonería en La Haya. Viajó por Rusia, Alemania y Francia, extendiendo el campo de influencia del Rito Egipcio y presentándose como un “curandero magnético” de gran poder. Su fama creció de tal forma que fue incluso recomendado a Benjamin Franklin durante una estancia en París. Fue un extraordinario falsificador. En su autobiografía, Casanova relata el encuentro con Cagliostro, que fue capaz de falsificar una carta suya, a pesar de ser incapaz de entenderla. Nos cuenta el historiador de religiones Serge Hutin, que la Orden de Los Iluminados (primeramente llamados “Perfectabilistas”) fue fundada, el 1 de mayo de 1776, en Ingolstadt (Baviera), por lo que también se les conoce como “Los Iluminados de Baviera”. El fundador se dice que fue Adam Weishaupt, joven de veintiocho años de edad que enseñaba derecho canónico en la Universidad de dicha ciudad. Weishaupt tenía ideas de reforma social sumamente “avanzadas” y fundó dicha Orden con el fin de hacerlas triunfar.

Consiguió que entraran en la Sociedad numerosos francmasones que habían roto con la regla que prohibía las discusiones religiosas o políticas en las Logias. En su apogeo, la Orden contaba, en 1783, con seiscientos miembros sólo en Baviera y cierto número de afiliados en toda Europa. Pero, “oficialmente”, el éxito habría de ser de corta duración, según dicen sus apologistas. ¿Cuáles eran la organización y los fines de esta sociedad secreta masónica? El fin último de los Iluminados era nada menos que la Anarquía, en el sentido filosófico del término: “He propuesto —decía Weishaupt— una explicación de la Francmasonería, ventajosa desde todos los puntos de vista, por cuanto se dirige a los Cristianos de todas las confesiones, los libra gradualmente de todos los prejuicios religiosos, cultiva y reanima las virtudes de sociedad por una perspectiva de felicidad universal, completa y rápidamente realizable, en un Estado donde florecerán la libertad y la igualdad, un Estado libre de los obstáculos que la jerarquía, la clase, la riqueza, arrojan continuamente a nuestro paso… No tardará en llegar el momento en que los hombres serán dichosos y libres”. Ciertos historiadores han atribuido a la Francmasonería propiamente dicha los propósitos de los Iluminados que, al contrario, trataban de confiscar la institución en provecho propio. Así, Benjamín Fabre escribe, en su obra “Un iniciado de las sociedades secretas superiores” (París, 1913), en relación a la finalidad de los Masones: “Nada de autoridad, así pues, nada de gobierno; nada de leyes, de modo que nada de legislador; nada de familia; nada de sociedad; no más nacionalidades; no más fronteras, no más patrias”. Los progresos de la Orden fueron muy grandes después de la adhesión, en 1782, de un francmasón ilustre, el barón Von Knigge, que fue jefe del círculo de Westfalia. Pero Knigge se cansó pronto de los modales autoritarios de Weishaupt y en respuesta éste lo acusó de “fanatismo” y de “mojigatería”, diciendo que había dejado una parte demasiado grande del elemento religioso en el ritual.untitled.png21

Por último, el barón se retiró de la sociedad que en ese momento estaba seriamente amenazada. Ya en 1787 el Elector de Baviera había ordenado una investigación sobre esta Orden, cuyos designios revolucionarios comenzaban a conocerse. Después de la defección de Knigge, cuatro afiliados, alarmados, se asustaron y fueron a revelar todo al Elector, declarando que “la Orden abjuraba del cristianismo, que se entregaba a placeres epicúreos, justificaba el suicidio, repudiaba el patriotismo y la lealtad como prejuicios de espíritus estrechos, condenaba la propiedad privada, permitía que se hiciera el mal cuando de él había de salir un bien, y en fin, colocaba los intereses de la Orden por encima de toda otra consideración”. En 1785 quedó oficialmente disuelta la orden. Weishaupt fue destituido de su cátedra y expulsado de Baviera, así como otros tres altos dignatarios. En muchos sentidos Prometeo era una representación previa de Jesús, que murió por la Humanidad, por lo que es factible que la historia de Jesús fuese inspirada, en parte, por la leyenda de Prometeo. En el Rockefeller Center en Nueva York hay una estatua de oro de Prometeo (oro, el metal solar de los dioses), que está sosteniendo el fuego, de acuerdo con la leyenda. La Estatua de la Libertad es otro símbolo de la Hermandad que resalta el símbolo de la antorcha encendida. Se sabe que la Estatua de la Libertad fue regalada a Nueva York por francmasones franceses. Estas estatuas de la libertad son las representaciones de la Reina Semíramis o Isis, con los rayos del Sol alrededor de su cabeza, ya que las antiguas civilizaciones simbolizaban el Sol de este modo. En realidad no están sosteniendo la antorcha de la libertad, sino la antorcha de los iluminados. Puede que no sea una simple casualidad que en la tumba del presidente Kennedy, en el cementerio de Arlington, encontremos una antorcha encendida, que representa la llama eterna. Tampoco parece casual que francmasones levantaron un obelisco, con una representación de la antorcha, en Dealey Plaza, Dallas, a poca distancia del lugar donde Kennedy fue asesinado. En el Túnel Pont de L’Alma en París, donde murió Diana, Princesa de Gales, podemos ver un símbolo de la misma llama eterna sostenida por dos representaciones de estatuas de la libertad. No deja de ser significativa esta presencia de antorchas junta a tumbas de personajes famosos.

La antorcha encendida en los Juegos Olímpicos tiene el mismo significado. Es curioso que el centenario de los Juegos Olímpicos se celebrase en Atlanta en lugar de Grecia, donde se supone se iniciaron dichos juegos. Una posible razón para esta decisión era el simbolismo de la legendaria Atlanta, la diosa y cazadora, que se decía que era tan gran atleta que ningún hombre la podía vencer. Todos a quienes derrotaba en una carrera tenían que sufrir la muerte, y muchos fueron muertos antes de que uno de los atletas se las arreglase para engañarla dejando caer manzanas doradas para desviar su atención. También se dice que Atlanta podría ser un centro importante para el propuesto Nuevo Orden Mundial. Por otra parte, es evidente que además de la actividad “exotérica”, pública, de la sociedad, hay una profunda raíz hermética. Sólo un no iniciado, como Serge Hutin, aceptaría ciertos “datos históricos” sin ver más allá. Adam Weishaupt, ¿era realmente el nombre del jefe de la orden? Adam que nos hace pensar, quizás no tanto en el Adán del catecismo escolar sino en Adam Kadmon, el hombre universal arquetípico de la Cábala hebrea. Y Weishaupt, que significa, después de todo, “cabeza de sabio”. ¿Es sólo una casualidad o esconde un mensaje? Como el mítico Christian Rosenkreutz, alguien a quien se le supuso una historia, un nacimiento, una vida, una muerte, pero eso resultó ser sólo literatura. Según Faber-Kaiser: “Es marcada la influencia de los preceptos de los Iluminados en la inminente Revolución Francesa; se dice que Mirabeau y el duque de Orleáns (el futuro Luís Felipe II) habían estado afiliados a la misma”.  A este respecto debemos indicar que la Comisión Trilateral es una agrupación de personas privadas de las altas finanzas, del mundo de los negocios y de la política, procedentes principalmente de Norteamérica, Europa Occidental y Japón, que brinda a la élite procedente de la masonería de las distintas orientaciones unas posibilidades contacto, con vistas a una colaboración secreta que abarca todo el mundo. El objetivo ideológico de la Comisión Trilateral es el mismo que el del Council for Foreign Relations (Consejo para Relaciones Exteriores), fundado en 1921 por el banquero norteamericano John Pierpont Morgan (Banca  Morgan), y conocido también como «el Gobierno Invisible».untitled

El sector político entronca con los Iluminados, que representan altos grados de la masonería. Se considera que hay escasamente unas cien organizaciones que pertenecen al mundo de la masonería. Esta trama secreta de planificación del destino de la humanidad explica que Karl Marx escribiera sus obras londinenses por encargo de Nathan Rothschild, que en 1808 fundó el banco N.M. Rothschild & Sons y cuyo apellido curiosamente significa «escudo» o «protector de los rojos». Los cheques con los que le pagó pueden verse en el Museo Británico. Marx participó en la fundación de la Primera Internacional en 1864. La idea del alemán Adam Weishaupt, que fundó la cúpula de los Iluminados el 1 de mayo de 1776, era el camino a través de la anarquía. El que su fundación tuviese lugar el día siguiente de la noche de las brujas de Walpurgis, y el hecho de que este día fuera consagrado como festivo,  como el ‘Día del Trabajo’, aclara todavía más la estrecha relación que existe. El hecho de que, además, el sello de los Iluminados aparezca con la fecha de 1776 en el dólar americano, asombra a aquéllos que no saben que Washington fue tan masón como su rival Jefferson. Si hablamos del poder efectivo, debemos mencionar a los Rockefeller y, más importantes aún, a los Rothschild. En sucesión ascendente siguen los del Grupo Bilderberger, un club formado en mayo de 1954 e integrado por los 500 hombres y organizaciones más ricas e influyentes del mundo, que se afirma que se proponen la instauración del «Nuevo Orden Mundial».

 

Otro símbolo importante para la Hermandad de Babilonia es la pirámide truncada. Quienes han observado el plano de la plaza Dealey, donde Kennedy fue asesinado, afirman que tiene forma de una pirámide truncada, mientras que Dealey en realidad significa “Línea de la Diosa“, compuesta por Dea (diosa) y ley (línea de Ley o del dragón, tal como explicamos en el artículo “Las sendas del Dragón”). La pirámide truncada y el “Ojo que todo lo ve”, como en el Gran Hermano de Orwell, están representados en el reverso del Gran Sello de los Estados Unidos y en el billete de un dólar. El “Ojo que todo lo ve” en realidad representa el ojo de Horus y también se relaciona con el llamado “tercer ojo“, o el vórtice del chakra en el centro de la frente, a través del que utilizamos nuestra vista psíquica. Según la leyenda egipcia, Osiris fue asesinado por Set, mientras que Set fue muerto por Horus, que perdió un ojo, de donde viene la referencia al ojo de Horus. El presidente Franklin Delano Roosevelt hizo imprimir este símbolo en el billete de un dólar en 1933. Era un símbolo de las sociedades secretas en Europa mucho antes de que existiesen los Estados Unidos y que se remonta al mundo antiguo. El número de estados en América en la época de la independencia, 13, tampoco fue coincidencia. Trece, el sagrado doce y uno, es un antiguo número místico. Sobre los dos lados del Gran Sello pueden verse 13 estrellas sobre la cabeza del águila. Curiosamente el lema “E Pluribus Unum” tiene 13 letras, al igual que “Annuit Coeptis”. También vemos que el águila sujeta 13 hojas con 13 bayas en su garra derecha y 13 flechas en la izquierda. Hay 72 piedras, otro número místico relacionado con la Precesión del Equinoccio (ver artículo: “La interrelación entre la Tierra y los otros cuerpos celestes”), en la pirámide organizada en 13 hileras. La comprensión de esta Precesión del Equinoccio dio lugar a muchos mitos y leyendas en la historia de la Humanidad. Cuando el movimiento Precesional continuó orientando el Equinoccio a una nueva constelación, las diferentes culturas percibieron esto como una Nueva Edad. Como el Sol de Equinoccio de Primavera aparecía surgir en la constelación de Tauro, las personas percibieron esto como la Edad del Toro; la Edad del Carnero cuando subió a la constelación de Aries; la Edad del Pez al subir en Piscis, y así sucesivamente.

En referencia a este número 72, muchas civilizaciones en la Tierra eran conscientes de este ciclo natural de la Tierra (movimiento precesional)  y lo incorporaron en sus cosmologías y conceptos del Tiempo de distintas maneras. Cada una reflejaba una interpretación y significado ligeramente diferente, pero todos consideraron el Ciclo Precesional como involucrando nada menos que el proceso cósmico de la evolución de la vida, influyendo sutilmente en todas las formas de vida de la Tierra para moverse a niveles más altos de organización y complejidad. Vino a simbolizar el proceso espiritual del despliegue de la conciencia en nuestro planeta. Lo que es importante aquí es que esta creencia estaba realmente basada en un notable ciclo astronómico: cada 72 años, el Solsticio y el Equinoccio del Sol parecían moverse un grado hacia atrás, a través de las constelaciones, como la manecilla de un reloj, indicando las horas del día. El águila se desarrolló a partir del símbolo del ave fénix, el ave del Sol sagrada de los antiguos egipcios y fenicios. Manly Palmer Hall (1901- 1990),  autor canadiense sobre ocultismo, mitología y religiones, dice que el sello original incluía al ave fénix,  y es conocido que un diseño para el Gran Sello presentado por William Barton, en 1782, incluía a un ave fénix sentada sobre un nido en llamas. También el símbolo del Rito Escocés de la Masonería es el águila doble con una cabeza mirando en ambas direcciones, como representación del símbolo de Nimrod. Este mismo símbolo aparece en dos retratos de George Washington. La obra más conocida de Manly Palmer Hall es “The Secret Teachings of All Ages”. En 1973, Hall recibió el grado honorífico 33º de la masonería de Rito Escocés Antiguo y Aceptado sin, al parecer, haber sido iniciado en una logia simbólica. El águila es un símbolo ampliamente usado por la Hermandad y puede ser encontrado en los escudos de armas de muchos países, incluyendo, sorprendentemente, a países musulmanes como Egipto, Libia e Irak. Era un símbolo importante para los Nazis, pero también aparece en púlpitos y atriles utilizados por las religiones cristianas.untitled.png1

Sellos parecidos al Gran Sello de los Estados Unidos pueden encontrarse, incluso retrocediendo en el tiempo hasta los 4.000 a.C., en Egipto, Babilonia, Asiria e India. El primer sello real inglés fue el de Eduardo el Confesor, que reinó entre los años 1042 y 1066. Se convirtió en un modelo para todos los futuros sellos británicos y estadounidenses. Las frases latinas, situadas encima y debajo de la pirámide truncada en el Gran Sello y en los billetes de un dólar, anuncian la llegada de un Nuevo Orden Mundial. La fecha escrita en números romanos en la parte inferior de la pirámide, 1776, se cree que se relaciona con la Declaración de la Independencia estadounidense que se produjo este año. Pero ocurrieron otros acontecimientos importantes este mismo año que podrían sugerir otras razones para escribir esta fecha: el primero de mayo de este mismo año de 1776 se fundó la orden de los Iluminati bávaros, por Adam Weishaupt. También se fundó la Casa Rothschild y el economista Adam Smith, que parece estaba relacionado con sociedades secretas, publicó su famosa obra “La Riqueza de las Naciones”. Tal vez solo fuesen casualidades. Adam Weishaupt empleó su orden de los Iluminati para infiltrarse en la masonería. Tal como hemos indicado, Weishaupt fue Jesuita. Y el fundador de los Jesuitas, el español Ignacio de Loyola, parece que formó una sociedad secreta dentro de esta orden católica, a cuyos iniciados se les llamaba “Alumbrados” o “Iluminados“. Weishaupt creó 13 grados de iniciación en los Iluminati, igual que el número de niveles en la pirámide del Gran Sello. Según expertos en simbología, el plano de las calles de Washington, DC, como todas las ciudades importantes de la Hermandad, están llenas de simbolismo esotérico. Por ejemplo, las calles alrededor del edificio del Congreso están diseñadas para señalar los lugares donde el Sol sale y se pone en el solsticio de invierno y verano. También puede observarse un hexagrama o Estrella de David.  Obeliscos y cúpulas figuran profusamente en los monumentos y edificios significativos para la Hermandad. El obelisco es un antiguo símbolo fálico que representa la energía masculina y la energía solar, mientras que la cúpula representa la energía femenina y la energía de la luna. A menudo se encuentran juntos o cerca uno del otro. Este es el simbolismo del Salón Oval (que representa el útero, femenino) en la Casa Blanca, que mira hacia el monumento a Washington, el gran obelisco de piedra, con clara simbología fálica o masculina. Estos símbolos atraen y generan poderosas energías.untitled.png2

El obelisco también simboliza el pene del dios del Sol egipcio, Osiris. De acuerdo con la leyenda, después de que Osiris fuese cortado en pedazos por su rival, Set, la Reina Isis logró hallar todos los pedazos, excepto su pene. Un obelisco proveniente de Alejandría, en Egipto, se eleva en el Central Park de Nueva York. Y otro obelisco similar fue erigido en el siglo XIX, durante el reinado de la Reina Victoria, sobre las antiguas tierras Templarias, junto al río Támesis, no lejos de las Cámaras del Parlamento. Se conoce como la Aguja de Cleopatra y estuvo originalmente ubicada en Heliópolis, la ciudad egipcia del Sol, desde el 1500 a.C., antes de que fuera trasladado a Alejandría. A su lado se han colocado sendas esfinges. Otro obelisco egipcio, que fue construido en Luxor hace unos 3.200 años, está colocado en la Plaza de la Concordia, en París. Las calzadas interiores del Congreso americano y las dos calles principales alrededor, dibujan la figura de un búho sentado en una pirámide. El búho es un símbolo del terrorífico Moloch, a quien han sido sacrificados niños durante miles de años. También tenemos la torre Eiffel, que en realidad es otro obelisco gigantesco camuflado. El domo, palabra griega que significa Lugar de los Dioses, representa a una cúpula construida mediante arcos de perfil semicircular, parabólico u ovoidal y rotados respecto de un punto central de simetría. Atrae y controla la energía, tal como lo hacen las pirámides. Podemos observar que muchas de las grandes catedrales son construidas alrededor de una cúpula enorme porque sus constructores y diseñadores conocían el poder de la geometría para enfocar la energía en un lugar concreto. La gran cúpula dorada sobre el santuario Islámico en el Monte del Templo, en Jerusalén; la cúpula de San Pedro en el Vaticano, en Roma, y la iglesia de Santa María, en Florencia, son ejemplos de lo que decimos. Si analizamos las principales ciudades de la Hermandad podemos observar que tienen, por lo menos, un edificio importante con cúpula. En la Ciudad de Londres podemos ver la catedral de Saint Paul, diseñada por un iniciado llamado Sir Christopher Wren, después de que el Gran Incendio de Londres hubiese destruido la antigua ciudad. Como un reflejo de la catedral de Saint Paul, nos encontramos con el Panteón, en Paris. Y el edificio del Congreso en Washington es otra versión de la cúpula de la catedral de Saint Paul.

En la plaza Leicester, en Londres, hay un tragaluz en forma de cúpula con círculos concéntricos, a la que curiosamente se le llama Notre Dame. Fue construida en 1865 sobre un lugar muy relacionado con los antiguos caballeros Templarios y reconstruido a fines de la década de 1950. El edificio incluye una piedra procedente de la Catedral de Chartres y un mural con la escena de la crucifixión, pintado por el artista francés Jean Cocteau, Gran Maestre del Priorato de Sión, lleno de simbolismo oculto y geometría sagrada. Su mural incluye un Sol negro, un símbolo clásico de la Hermandad, proyectando sus rayos hacia el cielo, y un hombre con un ojo dibujado en forma de pez, que bien podría representar al Nimrod babilónico. En Roma tenemos la cúpula en el Vaticano, situado en un antiguo lugar de adoración a Mithra (Sol). Y, ¡oh sorpresa!, al lado de la cúpula encontramos el sempiterno obelisco, en la plaza San Pedro. En Londres se construyó recientemente la Cúpula del Milenio cerca de la línea del meridiano de Greenwich, junto al observatorio de Greenwich, que también fue diseñado por Sir Christopher Wren, el mismo que diseñó la catedral de Saint Paul. Es en este punto en que todos los relojes y husos horarios son sincronizados, por lo que también sincronizamos la percepción temporal de la mente colectiva. La medición usada en la cuadrícula de tiempo Greenwich es tiempo solar. Al otro lado del río Támesis, enfrente de la Cúpula del Milenio, está el mayor edificio/obelisco en Europa, el edificio Muelle Canario. Recientemente en Barcelona se ha construido otro edificio/obelisco: la Torre Agbar. Otra vez en las ciudades más significativas de la Hermandad se encuentra un rascacielos de forma de obelisco, debido al efecto que tiene sobre el campo de energía y el aprovechamiento de la energía solar. El Big Ben, el famoso reloj de las Cámaras del Parlamento, en Westminster, también representa un obelisco. La palabra “ben” quiere decir “montaña” en cimérico y gaélico y en el antiguo Egipto “Ben” se relaciona con la piedra sagrada “ben ben” sobre la cima de los pilares en On (Heliopolis), la ciudad del Sol. Estos pilares se simbolizaron mediante los obeliscos y se decía que eran el lugar donde los dioses bajaron a la Tierra. Según las leyendas, el ave “bennu”, que inspiró el ave fénix, se sentaba sobre la piedra “ben ben”.untitled.png3

Las estrellas de cinco puntas invertidas en las calles de Washington apuntan al Congreso y a la Casa Blanca. Los planos de las principales ciudades han sido diseñados en base a las leyes de la geometría sagrada, de la misma manera en que antiguamente fueron diseñadas las grandes catedrales, los templos y los círculos de piedra, como Stonehenge. De la misma manera que en Londres, después del gran incendio de 1666, fue diseñada la nueva ciudad de Washington de acuerdo con estas leyes. Los distintos símbolos, formas y ángulos generan diversas energías que pueden hacer vibrar el campo de energía del lugar tal como se desee, tanto en sentido positivo como negativo. Cualquiera que esté dentro de ese campo será afectado por él. El Mayor Pierre Charles L’Enfant, un francmasón francés, fue el encargado de reconstruir la nueva Washington y su trabajo se basó en planos preparados por Thomas Jefferson y George Washington, fundadores de los Estados Unidos, aunque se supone que otros personajes, con un mayor conocimiento esotérico, habrían sido los verdaderos arquitectos. Jefferson, sin embargo, tenía grandes conocimientos esotéricos y, cuando murió, se encontró entre sus pertenencias un sistema de claves muy similar al de los antiguos manuscritos secretos Rosacruces. Según algunos investigadores, Jefferson fue un Gran Maestre de los Rosacruces y se sabe que era un experto en astronomía y astrología, al igual que Benjamin Franklin. L’Enfant había peleado en la Guerra de Independencia y él, como Washington, era un miembro de la Sociedad de Cincinnati, que era una sociedad secreta para oficiales estadounidenses y franceses durante la Guerra de Independencia. En esta sociedad se introdujo la membresía hereditaria, que era pasada al hijo mayor. George Washington fue su presidente hasta su muerte. Benjamin Franklin (Boston, 17 de enero de 1706 – Filadelfia, 17 de abril de 1790) fue un político, científico e inventor estadounidense. Fue uno de los Padres Fundadores de Los Estados Unidos. Benjamín Franklin, prócer de la masonería norteamericana, ostenta con legítimo mérito la paternidad de la idea de la revolución buena, a la vez que ha sido, sin lugar a dudas, su gran estratega y el más inteligente de sus propagandistas.  La vida de Benjamín Franklin coincide con una época de cambios profundos en el mundo occidental, particularmente en Europa y América del Norte.

Muchos historiadores se han preguntado seriamente si la Revolución Norteamericana fue obra de la masonería, y la Independencia de los Estados Unidos de América un triunfo masónico. La respuesta es compleja pero, tal como ya hemos mencionado, podemos encontrar en los entresijos de la obra de Paolo Zanotto (Benjamin Franklin, Apostolo della Modernità“) algunas claves. De hecho, Benjamín Franklin entendió tempranamente que la masonería jugaría un rol preponderante en la unidad política y social de las colonias, actuando como factor socializador, de confraternidad y unidad de objetivos. Se puede afirmar que el ejército norteamericano era, en realidad, el ejército del masón Washington y que todo su estado mayor fue integrado por masones. El propio marques de La Fayette llegó a reconocer, ante oficiales y camaradas, que sólo tuvo acceso a posiciones de mando luego de haber sido iniciado francmasón. Del mismo modo, el masón Benjamín Franklin preparó, durante años, la política exterior de la Revolución operando principalmente en Francia y en Inglaterra, donde importantes sectores masónicos apoyaban la independencia de las colonias, asunto que se vio reflejado en el propio Parlamento Británico. En definitiva, todo el proceso revolucionario norteamericano está íntimamente asociado a la masonería y ningún ciudadano de los Estados Unidos de América dejaría de reconocer la influencia de esta Sociedad en la construcción de la Nación.  Desgraciadamente, las anotaciones del diario de Washington y las cartas de Jefferson con Pierre Charles L’Enfant , así como el plano original de las calles de la ciudad, han desaparecido. L’Enfant fue despedido después de un año, pero se continuó con sus planes. En 1909 sus restos mortales fueron exhumados y llevados por una escolta militar al Capitol Hill para yacer de cuerpo presente durante tres horas. Miles de personas fueron para presentar sus respetos y fue vuelto a enterrar en el Cementerio Nacional de Arlington. Curiosamente el cementerio de Arlington se construyó en los terrenos de Vernon House, donde estaba la casa de George Washington y donde la orden estadounidense de los Caballeros Templarios celebraba sus ceremonias. Se marcó el límite de diez millas cuadradas de Washington y en el centro fue construido el edificio del Congreso, Capitol Hill, llamado así en honor del lugar sagrado de las sociedades secretas romanas llamado Colina Capitolina.untitled.png3

Se afirma que Capitol Hill no es un edificio político, sino un templo a la Hermandad y bajo su cúpula hay una estancia con una cripta. Debajo del piso de la cripta, señalado por una estrella de cinco puntas, hay una misteriosa tumba vacía. Dicen que estaba pensada para el cuerpo de George Washington, que decidió ser enterrado en otro lugar. También se dice, que una vez muertos, los cuerpos de algunos presidentes y personajes importantes como Kennedy, Lincoln, McKinley, Garfield, Harding, Taft, Hoover, Wilson, Stevens, Dewey, Pershing, MacArthur, L’Enfant y dos soldados desconocidos fueron colocados sobre un catafalco encontrado en la tumba. Un catafalco es la estructura sobre la que el cuerpo del difunto es llevado durante un cortejo fúnebre o puesto para estar de cuerpo presente. El mismo formato de una tumba bajo una cúpula se encuentra en la tumba de San Pedro, bajo la Basílica, en el Vaticano. Tal como hemos indicado, el edificio del Congreso es un templo para una sociedad secreta que se originó en el mundo antiguo. En el plano de las calles de Washington, centrado en Capitol Hill y la Casa Blanca, hay símbolos astrológicos, que se relacionan exactamente con ciertas constelaciones, hexagramas, estrellas de cinco puntas, escuadras, compás masónico, calaveras, etc… Tal como antes hemos indicado, las calles de Washington se relacionan con los puntos donde el Sol sale durante los solsticios de invierno y verano, justo como fueron diseñados los antiguos túmulos, templos y círculos de piedra. Algunas calles se cruzan en ángulos de 33 grados y otras marcan la precesión de los equinoccios. Algunos personajes influyentes se reúnen periódicamente en el Bohemian Grove, en California, y toman parte en ceremonias bajo un búho de piedra de más de 12 metros. El Club Bohemia (o “Bohemian Grove“) fue fundado en 1872, y cuenta con cerca de 2000 miembros, exclusivamente masculinos. Es una organización secreta y oculta, donde se reencuentran altos dirigentes de la economía, de las finanzas y de la política. Allí se discuten asuntos del mundo y se habla sobre estrategias políticas o económicas. Pero sobre todo, participan en ceremonias paganas de inspiración druídica, particularmente con una hoguera nocturna delante de una inmensa estatua de búho, que es una representación de Moloch, divinidad babilónica, y de Lilith, una divinidad mesopotámica. El búho es también el logotipo del Club. Los participantes son en su mayoría americanos, pero también han participado algunos insignes personajes europeos.

Moloch, Moloch Baal o Baal era un dios de los fenicios, cartagineses y cananitas. Era considerado el símbolo del fuego purificante, que a su vez simboliza el espíritu. Se le identifica también con Cronos y Saturno. Como resultado de una catástrofe ocurrida en el origen de los tiempos, el espíritu de Moloch se había transformado a sí mismo en oscuridad al convertirse en materia. De acuerdo con las creencias fenicias y la herejía gnóstica, el hombre era la encarnación de esa misma tragedia, y para redimirse de ese pecado era necesario ofrecer sacrificios a Moloch. Generalmente Moloch es representado como una figura humana con cabeza de carnero o becerro, sentado en un trono y con una corona u otro distintivo de realeza, como un báculo. Los sacrificios preferidos por Moloch eran los niños, especialmente los bebés, por ser los seres más impregnados de materia, característica que los adultos perdían con el tiempo al desarrollar su espíritu. En los templos en los que se rendía culto a Moloch se encontraba una enorme estatua de bronce del dios. Dicha estatua era hueca y la figura de Moloch tenía la boca abierta y los brazos extendidos, con las manos juntas y las palmas hacia arriba, dispuesto a recibir el holocausto. Dentro de la estatua se encendía un fuego que se alimentaba continuamente durante el holocausto. En ocasiones los brazos estaban articulados, de manera que los niños que servían de sacrificio se depositaban en las manos de la estatua, que por medio de unas cadenas se levantaban hasta la boca, introduciendo a la víctima dentro del vientre incandescente del dios. Durante el sacrificio, los sacerdotes del templo hacían sonar tambores, trompetas y tímbalos, de manera que no oían los llantos de los niños. ¡Realmente terrorífico! Lilit (o Lilith) es una figura legendaria de origen mesopotámico. Se le considera la primera esposa de Adán, anterior a Eva. Abandonó el Edén por propia iniciativa y se instaló junto al Mar Rojo, uniéndose allí con Asmodeo, que sería su amante. Más tarde, se convirtió en una bruja que raptaba a los niños en sus cunas por la noche y se unía a los hombres como un súcubo, engendrando hijos (los lilim) con el semen que los varones derraman involuntariamente cuando están durmiendo. Se la representa con el aspecto de una mujer muy hermosa, con el pelo largo y rizado, generalmente pelirroja, y a veces alada. El origen de Lilit parece hallarse en Lilitu y Ardat Lili, dos demonios femeninos mesopotámicos, relacionadas a su vez con el espíritu maligno Lilu. En los nombres de esta familia de demonios aparece la palabra lil, que significa ‘viento’, ‘aire’ o ‘espíritu’. Los judíos exiliados en Babilonia llevaron a su tierra de origen la creencia en esta criatura maligna, cuyo nombre, adaptado a la fonética del hebreo como Lilith, se puso en relación con la palabra parónima hebrea ‘noche’. El origen de la leyenda que presenta a Lilit como primera mujer se encuentra en una interpretación rabínica del Génesis.untitled.png5

Antes de explicar que Yahvéh dio a Adán una esposa llamada Eva, formada a partir de su costilla, el texto dice: «Creó, pues, Dios al hombre a su imagen; a imagen de Dios lo creó; varón y mujer los creó». Si bien hoy suele interpretarse esto como un mismo hecho explicado dos veces, otra interpretación posible es que Dios creó en primer lugar una mujer a imagen suya, formada al mismo tiempo que Adán, y sólo más tarde creó de la costilla de Adán a Eva. La primera mujer a la que alude el Génesis sería Lilit, la cual abandonó a su marido y el jardín del Edén. Esta leyenda está vinculada a una tradición judía: la costumbre de poner un amuleto alrededor del cuello de los niños recién nacidos, con el nombre de tres ángeles (Snvi, Snsvi, Smnglof). El Génesis Rabba, recopilado en el siglo V en Palestina, señala que Eva no existía todavía en el sexto día de la Creación. Entonces Yahvéh había dispuesto que Adán diese nombre a todas las bestias, aves y otros seres vivientes. Cuando desfilaron ante él en parejas, macho y hembra, Adán, que ya era un hombre de veinte años, sintió celos de su amor, y aunque copuló con cada hembra por turnos, no encontró satisfacción en el acto. Por ello exclamó: «¡Todas las criaturas tienen la pareja apropiada, menos yo!», y rogó al Dios que remediara esa injusticia. El símbolo del búho puede encontrarse en el billete de un dólar si se observa con una lupa muy potente. Y pueden ser identificadas estrellas de cinco puntas en el plano de calles de Roma, en la ciudad vieja de Jerusalén, en la región alrededor de Rennes-le-Chateau, famosa como posible escondrijo de un tesoro templario, en la zona de las pirámides en Giza, en Londres y otras ciudades y lugares. Cruzando el río Potomac desde Washington encontramos el edificio del Pentágono, que fue alineado a la constelación de Tauro. Es un pentágono que está en el centro de una estrella de cinco puntas. Si nos movemos a través del centro de la estrella de cinco puntas de la Casa Blanca se llega a un edificio con el aspecto de un templo egipcio, en que pueden verse dos representaciones de esfinges y una imagen enorme del Sol naciente. Este extraño edificio es la Oficina Central Suprema del grado 33º del Rito Escocés de la Masonería. Y todo parece indicar que muchos jefes de gobierno son masones de grado 33. En el jardín detrás de este edificio hay un busto de George Washington como el primer francmasón Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. Este edificio contiene la mayor colección de reliquias francmasónicas del mundo. En el museo Smithsoniano hay una extraordinaria estatua de mármol de George Washington que fue exhibida una vez en Capitol Hill. Fue encargada por el Congreso en el siglo XIX y esculpida en Florencia, Italia, por Horatio Greenough. Cuando la estatua fue descargada en el Patio de la Marina de Washington en 1840, las personas estaban horrorizadas ante lo que vieron.untitled.png6

Washington fue retratado sentado en una silla, desnudo hasta la cintura, con una hoja colocada en sus partes púdicas. ¿Por qué se representaría de esta extraña manera? En realidad hicieron la estatua a la imagen de Asmodeo, que se dice era el guardián del Tesoro de Salomón y una representación del cual fue encontrada entre las pertenencias del Abad Sauniere, el misterioso sacerdote de Rennes-le-Chateau, que colocó una estatua de Asmodeo en la entrada de su iglesia. Asmodeo es nombrado como el demonio principal en el Talmud hebreo. El diseño de calles de Washington ha sido ampliado con el paso de los años, pero ha sido hecho de acuerdo con un plan que parece haber sido determinado desde el principio. Lo mismo ha ocurrido con algunas estructuras en el mundo antiguo, como la zona de Giza. Los monumentos de Jefferson y Lincoln fueron añadidos al plano de calles de Washington temprano en el siglo XX. El edificio de Jefferson está basado en un diseño del Panteón en Roma. Como todos estos edificios clave, están construidos al lado de espacios con agua. El edificio representa el Sol y el agua es la Luna que refleja el Sol. El monumento de Washington, de 169 metros, completado en 1885, es el mayor obelisco de piedra del mundo. La piedra angular había sido puesta por la Gran Logia de Francmasones del Distrito de Columbia. Las ubicaciones de las ciudades y centros de la Hermandad se relacionan con lugares donde la energía solar y cósmica es más poderosa. El antiguo símbolo del círculo y la cruz todavía es usado hoy en el lenguaje simbólico secreto. Representa el progreso del Sol a través de los 12 meses y de los 12 signos del zodíaco. Esto ha motivado la cruz celta, que sorprendentemente es el logotipo de la OTAN y el emblema de la CIA. En el centro financiero de la Ciudad de Londres, frente a la catedral de Saint Paul, hay representado un círculo del zodíaco con un Sol negro en el centro. El Sol negro es de simbolismo inverso e indica el uso negativo de la energía solar y del Sol galáctico. Los Nazis también se refirieron al Sol negro. El caballo blanco era un símbolo del Sol fenicio. Este mismo símbolo del círculo y la cruz fue usado por los fenicios y puede ser visto en las representaciones de su diosa Barati. El Arco del Triunfo, en Paris también es un símbolo de la Hermandad. Se relaciona en parte con la piedra en la cima que mantiene el arco unido y le da la fuerza.

El Arco de Triunfo está en el centro de un círculo del que salen 12 calles. Sobre el círculo alrededor del Arco de Triunfo hay 12 puntos que dibujan una estrella de 12 puntas. Otra vez el Sol en el centro del círculo dividido en 12 segmentos. La calle principal que pasa por este dibujo son los famosos Champs Elysees. Si estamos debajo del Arco de Triunfo, junto a la “llama eterna” del soldado desconocido, pueden verse los Champs Elysees hasta el obelisco egipcio de la Place de Concorde. En la misma línea se encuentra otro arco, similar al Arco de Triunfo, pero mucho más pequeño que, a su vez, está en línea con la gran pirámide de vidrio negro construida delante del Museo del Louvre. En su momento levantó gran polvareda el que se construyera tal estructura al lado de la arquitectura clásica del Louvre. La razón no tenía nada que ver con la arquitectura sino con la energía ligada al diseño geométrico de la ciudad. Una pirámide negra similar, con una esfinge enorme y un obelisco, ha sido construida en Las Vegas, ciudad también relacionada con la Hermandad. La representación del león figura a menudo en la heráldica porque es un símbolo antiguo del Sol, como probablemente se representa en la Esfinge. El pez simboliza el signo de Piscis y también al legendario Rey de Babilonia, Nimrod, que era representado como un pez. La paloma simboliza su pareja, la Reina Semíramis. Mientras la paloma representa la paz para la mayoría de la gente, se dice que simboliza la muerte y la destrucción para la Hermandad. Los romanos solían venerar a una deidad a quien llamaron Venus Columba. Venus y la paloma son asociados a la Reina Semíramis, en Babilonia. Columba es también la diosa Afrodita, que simboliza muerte y destrucción, los aspectos negativos de la energía femenina. De aquí que figure en tantos sitios significativos el nombre de Columbia. El más obvio es Alejandría justo sobre la frontera del Distrito de Columbia, en Virginia (la virgen = Isis o Semíramis). Y si miramos algunos logotipos de organizaciones con el nombre de Columbia podemos ver a una dama sosteniendo la antorcha encendida. Tres símbolos principales de la Hermandad son la antorcha encendida, la rosa roja y la paloma. Las palomas pueden ser vistas junto a cruces maltesas en los cetros que utiliza la Reina de Inglaterra en sus ceremonias.

Cetros y varas eran símbolos del poder en el antiguo Egipto. La cruz maltesa o extendida fue encontrada en cuevas en las anteriores tierras fenicias de Cappadocia, ahora Turquía, que se remontaban a muchos miles de años y se hizo la cruz de los Caballeros Hospitalarios de San Juan de Jerusalén (Caballeros de Malta), de los Caballeros Templarios y, curiosamente, también de los nazis. En efecto, los nazis utilizaban toda una parafernalia de símbolos: la Cruz de Malta, la esvástica invertida, la calavera y huesos y el águila. Los símbolos de los tres partidos políticos principales en el Reino Unido son la antorcha encendida (Conservadores), la rosa roja (Laboristas) y la paloma (Liberal-demócratas). Las hojas de laurel y las 33 secciones en el círculo que figuran en el símbolo de Naciones Unidas son una herencia de los francmasones. El logotipo es azul, un color masónico. El símbolo de la Unión Europea es también azul. En el uniforme de fuerzas policiales británicas y estadounidenses se encuentran los cuadrados negros y blancos de los francmasones y los Templarios, así como también en el suelo de las grandes catedrales y de la iglesia en Rennes-le-Chateau. Cuando los presidentes estadounidenses ponen su mano sobre su pecho mientras escuchan el himno nacional también están llevando a cabo parte del ritual masónico. Otra señal de la Hermandad es extender su brazo con los dos dedos exteriores señalando hacia arriba y los dos dedos del medio sostenidos abajo por el pulgar. Éste es el símbolo de los cuernos de Nimrod o Baphomet, que es también el símbolo de los Observadores, como Azazel, la “cabra. Un cuadrado encima de otro significa el control de todo lo que es correcto y todo lo que es equivocado, todo lo que es justo y todo lo que es injusto, todo lo que es positivo y todo lo que es negativo. El cuadrado doble, u estrella de ocho puntas, puede ser visto en el vestíbulo del Parlamento británico y una lista larga de fuerzas policiales mundiales rodean su insignia con el mismo símbolo. La cruz doble de la Casa de Lorena es el origen de la frase hacerle “double cross“, indicando traición o manipulación. Este mismo símbolo puede ser encontrado en algunas grandes corporaciones. También resultan curiosos los nombres muy simbólicos dados a naves espaciales, a aviones militares, y embarcaciones navales como Hermes, Nimrod, Atlantis, y el Columbia.untitled.png7

 La flor de lis es otro antiguo símbolo que es extensamente utilizado por la realeza y puede verse en las cercas alrededor de muchos edificios. También puede verse en una delas puertas de la Casa Blanca. Fue usada por los Merovingios en Francia y simboliza al dios babilónico Nimrod, y a Lilith. La rosa roja es otra firma de la Hermandad. Pero el símbolo más evidente son los haces, de los que viene la palabra fascismo. Era un símbolo usado extensamente en el Imperio Romano y consta de varillas atadas juntas alrededor de un hacha. El simbolismo es de personas y países unidos juntos bajo una dictadura centralizada común: el hacha. El simbolismo del Sol y del rito sexual son usados constantemente en publicidad por las corporaciones relacionadas con la Hermandad. Estas palabras y símbolos se comunican con el subconsciente humano y afectan a las personas sin que ellos sean conscientes de eso. Pero el simbolismo no tiene que ser negativo. Es sólo una forma de comunicación y también ha sido usado para mantener vivos los conocimientos por ésos que tienen una intención positiva para la humanidad. El Conocimiento es neutral; es el uso de él lo que es positivo o negativo. Las cartas del Tarot fueron usadas para pasar conocimientos prohibidos. De aquí la razón de porqué la iglesia ha condenado las cartas del Tarot. En los siglos que siguieron a la eliminación de los Cátaros, en Francia, el tarot fue utilizado por artistas viajeros y gitanos. Algunos investigadores dicen que las cartas del Tarot fueron introducidas a Europa por los cruzados que regresaban de Oriente y que las habían adquirido a sectas místicas en el Medio Oriente. Pero lo que se olvida a menudo es el papel jugado por los gitanos y por qué han sido perseguidos tan a menudo, sobre todo por Adolf Hitler. Existe la leyenda de que sacerdotes de Alejandría salvaron lo que pudieron cuando la gran biblioteca esotérica en Alejandría fue quemada y se hicieron nómadas, con su propia lengua, y simbolizaron sus conocimientos en el Tarot.

Cuando los gitanos son mencionados en registros ingleses en la época de Enrique VIII, son descritos como “personas estrafalarias, que se llaman a sí mismos egipcios“. El término Tarot se cree que se deriva de dos palabras egipcias: Tar que significa camino, y Ro que significa real. Indicaría el camino real a la sabiduría si el conocimiento es usado apropiadamente y no malévolamente. El juego del ajedrez también es muy simbólico. Fue jugado en China e India mucho antes de que llegase a Europa. Una forma del ajedrez, más parecido a las damas, fue jugada por los faraones en Egipto. El tablero de ajedrez consta de 64 cuadrados negros y blancos, simbolizando el piso de la Casa de los Misterios. Los “equipos” del ajedrez negros y blancos simbolizan la lucha eterna entre lo negativo y lo positivo. Los 64 cuadrados en un tablero de ajedrez se relacionan con el sistema esotérico chino conocido como el I Chin, que consta de 64 hexagramas. Los cantautores conocidos como trovadores durante los siglos doce y trece cantaban las alabanzas a su “dama“. El nombre trovador mismo nos lleva de regreso al Norte de África porque viene del término árabe “tarab dour“, significando Casa del Deleite, un vestigio de la ocupación musulmana del sur de Francia. Escondieron a su “dama” detrás de la María bíblica para que no los condenaran a muerte, pero el significado verdadero de su “dama” era Isis. Después vendrían las leyendas del Rey Arturo y su búsqueda del Santo Grial, historias que claramente se harían eco de los mitos de Mithra, Horus, etc., en su simbolismo del Sol, Isis y la Mesa Redonda astrológica. Como podéis ver, el simbolismo es básico para hacer un seguimiento de las sociedades secretas basadas en la antigua Hermandad de Babilonia.untitled.png8

 

Pareciera haber una continuidad esotérico-histórica a través de las edades. Por lo pronto, hay que establecer la relación causal entre las distintas asociaciones, para sacar conclusiones. Todas, hablan de las raíces del Nuevo Orden Mundial. Posiblemente el origen deba remontarse a la época de la erección del Templo de Salomón, cuando el rey judío ordena a Hiram y Lamek la construcción del mismo. De Hiram, ya sabemos cómo terminó: tres aprendices celosos dieron cuenta, tal vez físicamente, tal vez, simbólicamente, de su vida. Y, dicen sus seguidores, allí nació la Masonería. Ciertos historiadores dicen que esto es pura leyenda y que para hallar sus fundamentos más remotos tenemos que esperar hasta el siglo XVIII, casualmente, el siglo que vio nacer la orden de Los Iluminados, pero las influencias esotéricas de hebreos y caldeos tuvieron tierra fértil entre los egipcios, de muchos de cuyos rituales también se alimenta esa orden. Los Templarios y, siglos después, los Rosacruces, se dicen herederos. Si unos primeros que los otros, es ahora una discusión bizantina. Si la Masonería es tan remota como se atribuye, los Templarios pueden ser sus sucesores. Si no lo es, muchas investigaciones reivindican para aquella la heredad de éstos últimos, que nos hacen recordar el grado de “Caballero Rosacruz”, tan caro en ciertas elevadas esferas masónicas. Mientras todo parece apuntar a que los Templarios, tras su persecución,  buscaron refugio en su “Secretum Templi”, seguramente América, donde ciertos antropólogos e historiadores los rastrean hasta el Amazonas y tal vez el propio Cono Sur sudamericano, los Rosacruces se basaron en la Orden de Cristo (en Portugal), la de los Hospitalarios (en Francia) y el llamado “Colegio Invisible” en Gran Bretaña, docta cofradía de sabios que luego devendría en la Real Sociedad de Ciencias de Gran Bretaña, que, por muy “científica” que pareciera, era sin embargo fuertemente esotérico. Allí es donde se difunde el primer manifiesto rosacruz.

Recordemos que a esta sociedad perteneció Francis Bacon, genio científico y presunto autor de las obras de Shakespeare, cuya mansión es llamada por sus allegados “el Temple”,  y que sostenía en sus obras que el verdadero poder mundial estaba en manos de quienes él denominaba los tres Superiores Desconocidos, líderes de una sociedad conocida como el Templo de Salomón. La Orden de Cristo, a partir del descubrimiento “oficial” de América, tuvo plena influencia en el devenir político de las nuevas colonias, no sólo portuguesas, como lo prueba la constitución en tierras americanas de la Logia de San Juan, a la que perteneciera Benjamín Franklin, creador del Gran Sello característico de los billetes de dólar y “factótum” de la independencia de Estados Unidos, en 1776, casualmente el mismo año en que queda constituida en Europa la Orden de Los Iluminados. A Franklin, está claro, lo acompañaron 56 firmantes de la Constitución, de los cuales 53 eran masones. Mientras tanto, en Europa, la orden de Los Iluminados tenía enorme influencia en Francia y en la Revolución, tanta como en la misma, y en el modelo librepensador heredado después, tendrían Danton y Lafayette,  quienes venían de hacer algo parecido en América. Los Iluminados y la Revolución Francesa despertaron honda pasión en Italia y la constitución de los carbonarios, a la que pertenecieron Mazzini y Garibaldi quien, preanunciando quizás a sus remotos descendientes espirituales, se encargó de dejar unas cuantas cuentas pendientes en Argentina; al frente de buques ingleses y franceses. A ellos se sumó también el general sudista norteamericano Albert Pike, reconocida autoridad también de la Masonería Escocesa.  Pero no nos desviemos de nuestro hilo conductor: Mazzini funda la Logia P1, de la cual devienen, con el tiempo, la Logia P2, que en tiempos recientes cierto caballero apellidado Gelli usó para blanqueo de dinero, ocasionando la casi bancarrota del Vaticano y, lo que es más penoso, de muchas economías tercermundistas. Asimismo, debemos mencionar  la Liga de los Hombres Justos, que bajo la advocación del barón Rothschild fomenta y difunde los trabajos de Engels y Marx y que en 1848 provocaría el nacimiento de la Liga Comunista y en 1864 la Primera Internacional. Otra facción de la Liga de los Hombres Justos, con el poeta W. B. Yeats a la cabeza, decide dedicarse a actividades más esotéricas y funda la “Golden Dawn” o “Amanecer Dorado”, que en los años 20 del siglo XX constituye su filial alemana bajo el nombre de Sociedad Thule. De ella deberíamos escribir extensamente en otra oportunidad.untitled.png9

Durante muchos años fue Secretario de Actas de la Sociedad Thule un oscuro ex cabo del ejército alemán, de nombre Adolf y de apellido Hitler. Pero volvamos un poco atrás. Estábamos hablando de los amigos de Franklin. Muchos de ellos fueron los artífices de la asunción de quien fuera el segundo presidente de los Estados Unidos, John Quincy Adams, ocultista que formaba parte de la llamada Sociedad de los Dragones. Miembros de esta sociedad fueron responsables del diseño urbanístico de la ciudad de Washington, en el cual se reconoce un indudable sello metafísico. Y a la misma sociedad perteneció Abraham Lincoln, confeso ocultista y espiritista, cuyo pensamiento siempre influyó, y no precisamente por sus ideales libertarios de la esclavitud, en otro presidente, grado 33 de la Masonería, llamado Franklin D. Roosevelt. Sí, el mismo que internacionalizó el concepto del “New Deal”, identificable en las propuestas escritas por Los Iluminados de Baviera. Con respecto a Lamek, tras la construcción del templo de Salomón partió con las tribus “perdidas” de Israel,  con rumbo a América. Jacques de Mahieu y el nunca hallado Coronel Fawcett los supusieron en la Amazonia o más al sur también. Hay huellas extrañamente templarias en el centro de Argentina y en la Patagonia. Y, desde hace décadas, la Municipalidad de Gualeguaychú, en la provincia de Entre Ríos,  que tratara de destruir Garibaldi, viene inútilmente tratando a nivel oficial de conseguir subvenciones para exhumar, en sus parajes, lo que historiadores locales sostienen son “restos de un probable barco fenicio y un puerto de ultramar de más de tres mil años”. ¿Fenicios en América? De Mahieu y Fawcett ya habían especulado sobre ello, y no conocieron Gualeguaychú. No sabemos si hubo fenicios en América y mucho menos si los hubo en Argentina. Pero, el sur de la Argentina fue un gran mar primigenio y su ondulada geografía habla de actividad orogénica muy reciente, muy diferente del resto de la región. Hace unos años se encontró un esqueleto parcialmente fosilizado de una ballena y, remontándonos mucho más atrás en el tiempo, se han encontrado desde antiquísimos trilobites y amonites hasta calcáreos restos de conchas marinas en las colinas circundantes.  Parece que hay una especie de continuidad escondida desde los tiempos de Salomón hasta los actuales

Una de las historias que se repiten en el mundo antiguo es la figura del héroe o semidios que toma el fuego o el conocimiento de los “dioses” y lo ofrece a las personas elegidas. Los llamados Observadores, entre los que ya indicamos que figuran Azazel y Shemyaza, dieron conocimientos avanzados a seres humanos, de acuerdo con el Libro de Enoc. Se pueden encontrar sus raíces ideológicas en lord Shelburne y en sus discípulos Jeremy Bentham, pensador inglés y padre del utilitarismo, John Stuart Mill, filósofo, político y economista inglés representante de la escuela económica clásica y teórico del utilitarismo, David Hume, filósofo, economista , sociólogo e historiador escocés, Anne Robert Jacques Turgot, barón de Laune, más conocido como Turgot,  político y economista francés,  François Quesnay, economista francés de la escuela fisiocrática, Thomas Robert Malthus, clérigo anglicano y erudito británico con gran influencia en la economía política y la demografía,  David Ricardo, economista inglés de origen judío sefardí-portugués, y  Adam Smith, economista y filósofo escocés, uno de los mayores exponentes de la economía clásica. William Petty FitzMaurice (1737, Dublín –1805, Londres), estadista británico, es conocido con el sobrenombre de conde Shelburne de 1761 a 1784 fecha en la cual le nombraron marqués de Lansdowne, transmitido por su esposa Sophia Carteret hija de John Carteret, segundo conde Granville por herencia de la familia Granville. Hijo de John FitzMaurice, primer conde de Kerry (Irlanda) y de Anne Petty, hija y heredera de William Petty. William Petty no tuvo descendencia masculina, así que transmitió el apellido y los títulos a John, que se convirtió así en conde de Shelburne. Fue nombrado vizconde FitzMaurice en 1751 y conde de Shelburne en 1753. Después de estudiar en Christ Church (Oxford) de la Universidad de Oxford, entró en el ejército para servir en la Guerra de los siete años como coronel y ayudante de campo del rey (1760). Fue elegido diputado por Wycombe en 1761 y entró en la Cámara de los Comunes, pero la muerte de su padre le llevó a la Cámara de los Lores como segundo conde de Shelburne y barón de Wycombe. Formó parte del gobierno de William Pitt, obteniendo el cargo de Secretario de Estado (1766-1768), donde defendió una política de conciliación hacia las colonias norteamericanas, lo que motivó que fuera relevado del cargo. En 1782, aceptó formar parte del gobierno de Lord Rockingham si el rey reconocía a los Estados Unidos de América. En el curso de su mandato, Lord Rockingham murió; Shelburne le reemplazó como Primer Ministro. Su proposición de ley sobre el libre cambio entre Inglaterra y los Estados Unidos le puso en dificultades por la oposición de Fox y Lord North. Tuvo que dimitir en 1783.untitled.png10

Casi todos ellos pertenecieron al servicio secreto de inteligencia británico y trabajaban para la Compañía de las Indias Orientales. Ya en nuestros días, este programa está presente en instituciones tan reconocidas como el Club de Roma, la Comisión Trilateral, el Club Bilderberg, la Fundación Giorgio Cini, instituida el 20 de abril 1951 en memoria del conde Giorgio Cini, y de la que han salido muchas de las corrientes ocultistas, el Instituto Aspen, un tipo de think tank, y varias decenas de organizaciones cuya finalidad es extender los movimientos neomalthusianos bajo una apariencia de progresismo y de modernidad post-industrial. La operación ha triunfado y aparentemente es un éxito, pues parecía que el imperio soviético no podría caer por acciones desde dentro y que fiar su desmoronamiento a una intervención exterior equivaldría a asumir un riesgo de destrucción nuclear compartido. Las acciones desde dentro fueron protagonizadas por las fuerzas políticas agrupadas en torno a la figura de Gorbachov y de su enigmática esposa Raisa, quienes, a cambio del aparente harakiri del sistema, han puesto en marcha los mecanismos necesarios para hacer saltar por los aires la Alianza Atlántica, los Estados-Nación europeos, y la voladura controlada del Partido Comunista, que se inició hace años con el debate chino-soviético y con la lenta sustitución de los partidos comunistas europeos por la socialdemocracia en la hegemonía de la izquierda mundial. La Europa pro-feudal, ocultista, financiera, volvió a encontrar el camino de Moscú para meter definitivamente a Lenin en la tumba. El revolucionario se había reído de ellos. Hizo peligrar los intereses coloniales de Gran Bretaña y los intereses financieros de las grandes familias oligárquicas radicadas en Venecia, Génova y Lombardía. Para estos círculos había resultado prioritaria, a comienzos de siglo XX,  la mutua destrucción de Rusia y de Alemania.untitled.png12

Antes habían orquestado la guerra ruso-japonesa e inducido a Rusia a librar guerras contra Austria y Turquía para que se destruyeran mutuamente. El servicio de inteligencia del Kaiser recurrió a los servicios de Parvus para tratar de parar la guerra. Aleksandr Izrail Lazarevich Gelfand (Parvus) nació en el seno de una familia judía el 8 de setiembre de 1867 en Berezino, hoy parte de la República de Belarús y entonces, del Imperio Ruso. No creció en dicha ciudad, sino en el puerto ucraniano de Odessa, sobre el Mar Negro, una ciudad donde había una colectividad judía muy importante, inclinada a expresar su frontal rechazo al autoritarismo y el antisemitismo oficiales través de la adhesión a ideales de izquierda. Aleksandr se sintió atraído por ellos desde muy joven y, tras doctorarse en filosofía en Zürich, Suiza, decidió radicarse en Alemania y unirse al poderoso partido socialista. Cuando comenzó a trabajar como periodista en medios cercanos a la agrupación, adoptó el seudónimo literario de Alexander Parvus. Su trabajo le sirvió para conocer a importantes líderes de la izquierda europea, como Lenin, León Trotsky, Gueorgui Plejánov, Rosa Luxemburgo y Wilhelm Liebknecht. Pronto se reveló como un intelectual sumamente agudo. Prefigurando la explicación de los ritmos del capitalismo, debida a Josef Schumpeter, señaló en 1901 que, con la maduración de determinadas áreas de la economía (debidas a nuevas tecnologías y al aumento del comercio internacional y de las transacciones financieras globales) “el capital inicia un período de avance extraordinario“. Semejante tesis bordeaba la herejía para un marxista, supuestamente convencido de la inevitable declinación del capitalismo, pero fue una adecuada previsión de un ciclo de crecimiento global que sucedió a la Depresión de 1873-1896 y se prolongó hasta el comienzo de la Gran Guerra de 1914. Su análisis de la Guerra Ruso – Japonesa de 1904-1905 fue también extraordinariamente penetrante. Contra la creencia general de toda Europa, afirmó que Rusia perdería la guerra y que, a consecuencia de ella, se vería afectada por un estallido revolucionario. La perspicacia del enfoque no sólo le dio un enorme prestigio en los círculos socialistas (su amigo y discípulo Konrad Haenisch lo llamó “la mente más brillante de la Segunda Internacional“), sino que también despertó la atención de otros inesperados lectores, tales como los servicios secretos del Imperio Alemán, que consideraban a Rusia como a un muy probable enemigo futuro. Desde ese momento, Parvus sería un hombre a quien seguirle los pasos.

Y quien lo hiciera detectaría con facilidad dos debilidades que se llevaban mal con la militancia en los austeros partidos de los trabajadores: la buena mesa y la compañía femenina de pago. Para cultivar ambos placeres hacía falta dinero, un dinero que no le sobraba. A partir del análisis del conflicto ruso – japonés, Parvus desarrolló la idea de que se podía usar una guerra contra un enemigo exterior para provocar una revuelta interior, y también sentó las bases del concepto de “revolución permanente” que desarrollaría su amigo Trotsky. Tras la derrota rusa, volvió a su país natal usando falsos pasaportes austrohúngaros, y participó en la Revolución de 1905. La intentona fue un fracaso, pero esto no lo desanimó. Aprovechando la crisis que la derrota había causado en la economía y en la confianza de la población, Parvus publicó un artículo, en diciembre de ese año, en el que anticipaba un inminente colapso. El análisis partía de datos reales, pero era notablemente exagerado. La intención de su autor, sin embargo, no era describir adecuadamente el estado de las finanzas de la odiada autocracia de los Romanov, sino desatar una crisis bancaria y crear condiciones propicias para una nueva revuelta. Nuevamente fracasó, y en 1906 fue arrestado y condenado a cumplir tres años de exilio en Siberia. Logró escapar a Alemania, pero no sabía entonces que nunca más podría pisar el suelo de su país de origen.  Al regresar a Alemania, escribió un libro, “En la Bastilla Rusa durante la Revolución“, a partir de sus experiencias en las cárceles zaristas. Entonces sobrevino un acontecimiento decisivo en su futuro, ya que llegó a acuerdo con el escritor marxista ruso Máximo Gorki para administrar los derechos de representación teatral de su obra “Los bajos fondos“. La obra superó las 500 representaciones y arrojó un considerable beneficio de 130 mil marcos oro alemanes, que Gorki había decidido ceder, en su mayor parte, al Partido Social Democrático de Rusia, reservándose para sí apenas un 25 %. Pero pasaban las semanas y el dinero no aparecía. Parvus se había fugado con el dinero. Gorki estuvo a punto de demandarlo por estafa, pero fue disuadido por Rosa Luxemburgo, que lo convenció de que esa disputa judicial era un desastre para la reputación del partido.untitled.png13

Parvus se radicó en Estambul, donde residió por cinco años. Allí se enriqueció notablemente con el comercio de armas y suministros durante las sucesivas guerras balcánicas que comenzaron en 1912 y que serían el preludio de la Gran Guerra. Para ello fue vital su estrecha vinculación con los Jóvenes Turcos, un movimiento nacionalista que buscaba revitalizar el Imperio Otomano. Se convirtió en editor de su diario, Turk Yurdu, y en el principal asesor político y financiero de los jefes del movimiento, conocidos como el triunvirato de los Pashás. Uno de ellos era Enver Pashá, que aparece en la historieta “La casa dorada de Samarcanda”, de la serie Corto Maltés del año 1980, creada por Hugo Pratt. También fue asesor de su ministro de Finanzas, Djavid Bey. Sus excelentes contactos no se limitaban a la elite otomana, sino que también era socio de la compañía alemana Krupp y de la británica Vickers. Esto despertó automáticamente las sospechas de que, además de ser muy hábil para conseguir socios, Parvus colaboraba con los servicios secretos de Su Majestad. Desatada la Gran Guerra en el verano europeo de 1914, y con ella las hostilidades entre Alemania y Rusia, Parvus vio llegar una oportunidad de oro para derribar al odiado régimen zarista. Hizo llegar al Estado Mayor alemán, a través del embajador en Estambul, Barón Hans Freiherr von Wangenheim, un plan para paralizar a Rusia mediante una huelga general, financiada por servicios secretos del Káiser.  La colaboración entre los círculos revolucionarios rusos y el conservador Imperio Alemán podía resultar paradójico y hasta inverosímil,  pero no carecía de lógica. Convenía al propósito alemán de derrotar o, al menos, debilitar a su gigantesco enemigo, y convenía a los propósitos bolcheviques de toma del poder. Para Lenin y otros socialistas radicales, la guerra no era más que un inútil conflicto inter-imperialista al que habían llamado, infructuosamente, a boicotear. Los trabajadores europeos, en vez de masacrarse entre sí para beneficio de sus respectivas burguesías parasitarias, debían unirse para acabar con el capitalismo. En este marco conceptual, la derrota militar de Rusia era el mal menor. La caída de la autocracia zarista era el primer episodio de la revolución mundial de los trabajadores. ¿Qué importaba la derrota si, más temprano que tarde, los camaradas alemanes se harían con el poder en Berlín?untitled.png14

Pero Parvus no sólo recomendaba apoyar a los bolcheviques, sino también fomentar brotes separatistas entre las minorías étnicas oprimidas por el imperio zarista, como los finlandeses, los polacos, los ucranianos y los georgianos. Los alemanes hasta le dieron un nombre a esta política de fomentar revoluciones en la retaguardia de sus enemigos: Revolutionerungspolitik, un enfoque que pronto comenzaron a aplicar con los irlandeses, por entonces todavía forzados a ser parte del Imperio Británico. Pero sus enemigos replicaban con pueblos sojuzgados por Berlín y sus aliados como los polacos, los checos o los árabes, a través del legendario Lawrence de Arabia.  Von Wagenheim ayudó a Parvus a viajar a Berlín, adonde llegó el 6 de marzo de 1915. El plan fue aceptado, y entonces Parvus pasó a Suiza en mayo de 1915. Allí, según el espionaje austrohúngaro, se dedicó primero a canalizar millonarios fondos alemanes para financiar diarios publicados por exiliados rusos en París. En Berna hizo contacto con un receloso Lenin, que, pese a reconocer su utilidad, desconfiaba de sus intenciones y trató de evitar el trato directo todo lo que le fue posible. Parvus le ofreció financiamiento, y llegó a planear con Lenin la ruta de los fondos, a través de empresas pantalla, como el Instituto para el Estudio de las Consecuencias Sociales de la Guerra, que Parvus estableció en Copenhague, en la neutral Dinamarca. Propuso asignarle el manejo de la operación a Nikolai Bujarin, pero Lenin dudaba de su capacidad y discreción, y entonces propuso a Yakov Ganetsky, Karl Radek y Moisei Uritsky. Parvus también montó una compañía de comercio exterior que sirvió de pantalla para el envío de información y de fondos. Lavaba dinero de los servicios secretos alemanes comprando mercancías en Europa Occidental, que luego vendía en Rusia. La operatoria fue muy eficaz y, además de alcanzar sus fines, hizo a su cerebro aún más rico. Pero la vinculación de Ganetsky con el tráfico de armas llamó la atención de los siempre eficientes servicios secretos británicos, quienes pronto detectaron sus conexiones con Parvus y con la embajada alemana en Estambul. Cuando Lenin se dio cuenta de que se había descubierto que estaba siendo financiado por los servicios del Káiser, ordenó suspender la operación.untitled.png21

Por lo que se sabe, Lenin no llegó a recibir el dinero. Las pruebas que se han esgrimido en ese sentido, los Documentos Sisson, son considerados una falsificación debida a los separatistas finlandeses, ansiosos de conseguir apoyo de Estados Unidos para su independencia de Rusia. La reputación de Parvus sufrió otro golpe en 1916, pero esta vez entre los alemanes. En el invierno de ese año fracasó una operación coordinada por él para desatar una crisis bancaria en San Petersburgo, y a consecuencia de ello, los servicios secretos le retiraron su apoyo. Entonces fue a buscarlo en la Marina germana, que le aceptó un plan para debilitar a la flota rusa del Mar Negro, mediante una serie de sabotajes. El éxito le permitió recobrar su prestigio, y entonces tuvo un golpe de suerte. Tras una sucesión de desastres militares, amotinamientos de tropas y protestas masivas, el Zar Nicolás II decidió abdicar el 15 de marzo de 1917. Lo sucedió un gobierno provisional centrista, encabezado por Aleksandr Kerenski, que cometió el tremendo error de continuar una lucha irremediablemente perdida. El Estado Mayor alemán decidió que era un momento ideal para aplicar el plan de Parvus, y lo llamó para que sirviera de contacto con Lenin. Pero esta vez no se trataba de financiar sus actividades, sino de algo mucho menos comprometedor para ambas partes: dejarlo cruzar Alemania en su camino de regreso a Rusia desde Suiza. Lenin aceptó tras algunas vacilaciones, ya que pensaba que, al llegar a Rusia, sería arrestado de inmediato, algo que no sucedió. Y, por su parte, el Estado Mayor le puso como condición que no hablara con socialistas alemanes. El tren partió de Suiza el 8 de abril y, tras un par de combinaciones vía marítima hacia y desde Suecia, Lenin y una veintena de sus compañeros llegaron a San Petersburgo (entonces Petrogrado). Antes de cumplirse siete meses, estaba en el poder.untitled.png15

Uno podría suponer que el prestigio de Parvus se acrecentase enormemente, pero sucedió todo lo contrario. Lenin nunca le perdonó haberlo relacionado con los reaccionarios generales prusianos y no le dejó retornar jamás a Rusia. Y, por su parte, los socialistas alemanes lo consideraron un traidor. Para ellos, como es fácil de entender, su principal preocupación no era derrocar al Zar sino a su enemigo, la dictadura militar, que gobernaba Alemania tras reducir al Káiser a la condición de títere. Sin embargo, y pese a estas severas y casi unánimes imputaciones de deslealtad, justo es decir que jamás hubo prueba alguna de que Parvus hubiera entregado a un camarada a las autoridades de ninguna nación.  En marzo de 1918, Lenin pidió la paz a Alemania y sus aliados. Así, Rusia salió de la guerra europea, pero sólo para caer en una guerra civil todavía más cruel y desesperada. A fines de 1918 se derrumbaron las Potencias Centrales, al Káiser le llegó el turno de la abdicación al igual que el Zar Nicolás II, que, para ese entonces, ya había sido ejecutado junto con toda su familia, y los socialistas alemanes se lanzaron a imitar a sus camaradas rusos. Pero Alemania no era Rusia. Los propios socialdemócratas de Fiedrich Ebert y Gustav Noske, compañeros de partido y de lucha antes de la guerra y en el poder debido a ella, desataron una brutal represión que se cobró la vida de miles de revolucionarios, entre ellos la de la famosa Rosa Luxemburgo.  Inmensamente rico y todavía joven, ya que apenas había pasado los 50 años, Parvus se compró un castillo en las afueras de Zürich, la ciudad de su juventud. Allí dio rienda suelta a un apetito libertino que horrorizaba a sus ascéticos camaradas de antaño. Organizaba fastuosas cenas que, invariablemente, terminaban en orgías escandalosas; fue por esa razón que los suizos lo deportaron a su patria de adopción. En 1920 se retiró a vivir a una mansión situada en las afueras de Berlín, en la Isla del Cisne. La misma tenía 32 habitaciones, además de un mayordomo, un ejército de criados de librea y un chef a su exclusivo servicio. Parvus, el amigo de Trotsky, el antiguo prisionero del Zar, hasta estableció una rigurosa etiqueta propia para todos aquellos que lo quisieran visitar. Que, por cierto, eran muchos y muchas. En sus salones, a resguardo de la hiperinflación y de las hordas revanchistas de ultraderecha, bellezas del cine de la República de Weimar y la alta sociedad alemana intimaban con miembros del cuerpo diplomático, mientras antiguos ministros del Imperio departían amablemente con sus antiguos perseguidos, los curtidos militantes de la socialdemocracia, ahora gobernante.untitled.png21Entre una delicatessen y la siguiente, el anfitrión se permitía criticar el Tratado de Versalles, anunciaba que una nueva guerra, aún peor que la de 1914-18, era inevitable, y hasta enmendaba un error y le devolvía a Gorki el dinero del que se había apropiado. Su principal preocupación, más allá de sus negocios editoriales, entre ellos, el semanario socialista muniqués Die Glocke, pasó a ser la escritura y publicación de sus memorias. Era un personaje bastante conocido y era uno de los blancos favoritos de las operaciones de prensa de la ultraderecha alemana, que le imputaban desde organizar una supuesta revuelta paneuropea a mediados de 1919 hasta reunirse con el presidente alemán Ebert, un socialista moderado, al que pretendían descalificar. Olvidado, execrado por una historia oficial soviética que, durante el estalinismo, hasta cayó en la ignominia de cargar las tintas en su origen judío, Parvus murió el 12 de diciembre de 1924. Su cuerpo fue incinerado e inhumado en un cementerio berlinés. Se esperaba que Lenin sirviera de elemento desestabilizador del estado zarista, que ayudaría a extender a Alemania el fermento radical, que se adheriría a la estrategia anglo-veneciana de desmembrar a Rusia, a Turquía y al Imperio Austrohúngaro, para hacer de ellos un amasijo balcanizado de pequeños estados regionales en permanente conflicto. Parvus, patrón de Trotsky, en 1905, y de otros muchos líderes bolcheviques en 1917, trabajaba en realidad para el más importante y hermético político veneciano de la época, el conde Volpe di Misurata, el artífice de ese enclave ficticio llamado Libia y coordinador de las guerras balcánicas que condujeron a la Primera Guerra Mundial. Giuseppe Volpi di Misurata, conde di Misurata (Venecia, 1877-Roma, 1947), fue un político y financiero italiano. En 1906 aseguró para Italia el monopolio del tabaco de Montenegro. Presidió el Comité de Movilización Industrial, creado al estallar la I Guerra Mundial, y en 1919 formó parte de la delegación de su país en el Tratado de Versalles. Gobernador general de Tripolitania (1921- 1925). Afiliado al Partido nacional fascista (1922), fue ministro de Hacienda de Mussolini (1925-1926). Lenin se montó en el tren de Parvus, entró clandestinamente en Rusia, pero no respondió a lo que se esperaba de él. Curiosamente, el siglo XX acabó casi como empezó, si se mira atentamente el mapa.untitled.png17

Muy pocas de las grandes familias oligárquicas que dirigían el mundo entonces dejan de hacerlo hoy. Disponen de más poder y más sofisticado. Lo que está en juego son decenas y decenas de países cuyo destino creen construir en libertad, sin advertir quizás que se hallan en las mismas manos que consideran inacabada la obra iniciada por sus perversos antepasados, tal vez desde hace miles de años. También hay que referirse a la relación que existía entre uno de los integrantes más importantes del discutido proyecto Majestic-12, el doctor Vannevar Bush, antepasado de la familia homónima que ha ocupado, hasta hace poco, el poder en Estados Unidos. Majestic-12 es el nombre en clave, según los creyentes del origen extraterrestre del fenómeno ovni, de un presunto comité secreto de científicos, líderes militares y oficiales del gobierno formado en 1947, bajo la dirección del presidente estadounidense Harry S. Truman.  En 1801, conforme a las reglas establecidas, la Orden entró en los Estados Unidos en un período de silencio. Sin embargo, seguía con una fuerte actividad en Francia, Alemania, Inglaterra, Suiza, Rusia, España y en Oriente. En 1892, en Europa , donde La Orden estaba activa y bajo la tutela de la Rosacruz Kabalistica, se celebran en Paris los Salones de La RosaCruz, una exposición de Arte y Pintura, donde Joséphin Péladan (1858-1918), es el encargado de promover su difusión. En 1909, Harvey Spencer Lewis, estudiante de esoterismo y especialmente interesado por la filosofía rosacruz, se trasladó a Francia con el fin de encontrarse con los responsables de la Orden. Después de pasar numerosos exámenes y diversas pruebas, fue iniciado en Toulouse y encargado oficialmente de preparar el resurgimiento de la Orden de la Rosa-Cruz en América. Cuando todo estuvo preparado para este resurgimiento, fue publicado en los Estados Unidos un Manifiesto para anunciar el nuevo ciclo de actividad de la Orden que, a partir de ese momento, es conocida por el nombre de Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz” (A.M.O.R.C.). Nombrado Imperator, Harvey Spencer Lewis desarrolló las actividades de la Orden en América y comenzó a poner las enseñanzas rosacruces por escrito, utilizando para ello los archivos que le habían sido confiados por los rosacruces de Francia. Después de la segunda guerra mundial, este método de enseñanza fue ampliado en el mundo entero. Así fue como la A.M.O.R.C. se convirtió en la depositaria de la auténtica Tradición Rosacruz en todos los países en los que podía ejercer libremente sus actividades. Desde 1939 a 1987 Ralph M. Lewis fue el Imperator de La Orden Rosacruz. Gran místico, escritor y filósofo, fortaleció la Orden a nivel espiritual y la expandió a nivel material hasta ser hoy una Gran Fraternidad Internacional.  Elegido por unanimidad por los miembros del Consejo Supremo para la función de Imperator, en el momento actual es Christian Bernard, un francés, quien asume la más alta responsabilidad de la A.M.O.R.C. Cómo tal, y ayudado por todos los Grandes Maestros, él es quien garantiza las actividades rosacruces en todos los países del mundo.

 

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL 

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

 

LOS HEREDEROS DE LOS INICIADOS DEL ANTIGUO EGIPTO 1/3

A mediados del siglo XVI a. C., el faraón Kamosis se rebeló contra los invasores hicsos que dominaban el país desde hacía dos siglos. Esta rebelión sería continuada por sus sucesores que, tras vencer a los invasores, también ampliaron las fronteras de Egipto hasta Nubia, hacia el Sur, y extendiéndose también por los reinos asiáticos limítrofes. untitled

Con Amenofis II (siglo XV a. C. aproximadamente) se comienzan a establecer alianzas y tratados mediante enlaces entre príncipes y faraones egipcios con princesas asiáticas, consiguiendo así mantener buenas relaciones entre Egipto y sus aliados consiguiendo grandes períodos de paz. Con su sucesor, Tutmosis IV las cosas marcharon bien para Egipto, ya que se había entrado en un período largo de paz en el que los reinos vasallos de Egipto recurrieron de nuevo a los enlaces matrimoniales para ganarse la amistad del faraón. Su sucesor fue Amenofis III, quien se casó siendo aún un niño con la princesa Teye de Mitanni, hija de los príncipes Yuya y Tuya, que consiguieron una posición preeminente en la corte faraónica. Amenofis III fue promotor de grandes monumentos, gracias a que su reinado estuvo marcado por la paz establecida antes de su llegada al trono. Su reinado fue uno de los más largos sin que se produjeran conflictos internos o guerras con los países vecinos. Con él la figura del faraón alcanza su cenit. Es ahora cuando se le considera como todo un dios, llegándose al punto de adorarle en algunas capitales. Amenofis III consiguió centrar en su persona un claro concepto de unidad y majestad sublime.

A su vez, él debía gran parte de su prestigio y de sus más prudentes y sabias decisiones a su esposa Teye. El papel desempeñado por Teye en el reinado de Amenofis III fue fundamental, ya que su gran talento y dotes de mando hicieron que durante muchos años fuese ella la que prácticamente llevase las riendas del gobierno. Los últimos años del faraón estuvieron marcados por una notable indolencia del monarca en los asuntos públicos. Durante los últimos años su salud fue muy precaria y se había convertido en un anciano decrépito, lo que favoreció que la reina aumentase aún más su papel de corregente, no sólo en los últimos años del faraón sino también en los primeros años del reinado de su hijo. El faraón y su hijo no mantenían buenas relaciones, lo que provocaba largas ausencias del príncipe que aprovechaba para viajar por Oriente Medio, donde seguramente fue influido por muchas de las ideas que después desarrolló en Egipto.

La Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz (AMORC) es, según su propia definición, una organización tradicional, iniciática y fraternal de carácter rosacruz, no sectaria y apolítica, fundada en 1915 por Harvey Spencer Lewis, Está formada por hombres y mujeres que se dedican a la investigación, estudio y aplicación práctica de enseñanzas espirituales, esotéricas y místicas. Los miembros de la Orden reciben el nombre de estudiantes rosacruces y reciben mensualmente monografías o lecciones graduadas para estudiarlas en su hogar, preferentemente una cada semana. Su símbolo tradicional es una rosa roja en el centro de una cruz dorada. En este símbolo, que no tiene connotaciones de tipo religioso, la rosa roja simboliza el alma del hombre evolucionando progresivamente en contacto con el mundo material, y la cruz dorada representa al cuerpo físico del hombre. untitled.png3

Según la propia Orden Rosacruz AMORC, el propósito de la misma es la de proporcionar a todos sus miembros los medios físicos, mentales y espirituales para que todos vivan en armonía con las fuerzas cósmicas, creativas y constructivas del Universo, y lograr obtener como última meta la salud, la felicidad y la Paz Profunda. Según la Orden Rosacruz AMORC, ésta habría sido fundada en el antiguo Egipto por el faraón Tutmosis III (1504-1447 a.C.) quien agrupo a los Iniciados de las antiguas escuelas Osirianas en una fraternidad única. Bajo su impulso los iniciados que trabajaban entonces en escuelas de misterios con reglamentos propios e independientes, se convirtieron en una única orden regida por un solo código. Cerca de setenta años después, el faraón Amenhotep IV nacía en el palacio real de Tebas y estaba destinado a convertirse en uno de los hombres más importantes de su época. Según la AMORC fue admitido muy pronto en la Orden secreta fundada por Tutmosis III y más tarde se convertiría en su Gran Maestro.

Osiris es el dios egipcio de la resurrección, símbolo de la fertilidad y regeneración del Nilo; es el dios de la vegetación y la agricultura; también preside el tribunal del juicio de los difuntos en la mitología egipcia. Su nombre egipcio es Asir o Usir. En castellano suele nombrársele con la forma helenizada Osiris (del griego Όσιρις). A Osiris se le representa casi siempre momificado, con la piel verde o negra, una corona Atef, el cayado (heka) y el látigo (mayal o nebeh) o el cetro uas. El pilar dyed era su objeto sagrado. Aunque raramente, también se le representó con forma cocodrilo, toro negro, garza, can o de gran pez. Osiris, como dios agrario, tiene la piel de color verde pues simboliza el color de la vegetación y la regeneración. El negro está asociado a la tierra negra y fértil que en cada inundación del Nilo aportaba nueva vida al campo. Hay una fuerte conexión simbólica entre el negro y la tierra fértil de Egipto: Kemet. Era el jefe de la tríada Osiriaca, formada por Osiris, Isis (su mujer) y Horus (su hijo). El mito de Osiris introduce en la religión las nuevas ideas del bien y del mal. En el mito inicial, Osiris (el bien), es asesinado por su hermano Seth (el mal), quien lo arroja al Nilo, en donde lo encontrará Isis que con su amor le devuelve la vida. Con esa resurrección se establece el triunfo del bien sobre el mal. Osiris fue un héroe cultural, rey mítico, fundador de la nación egipcia, que enseñó a los hombres la civilización, las leyes, la agricultura y cómo adorar a los dioses. Muere como hombre pero resucita como inmortal gracias a Thot. Es el responsable de juzgar a los muertos en la Duat, donde está acompañado por 42 dioses-jueces (uno por cada nomo) que dictaminarán lo que acaecerá al difunto. Fuentes que se hacen eco de este mito son: Tratado de Isis y Osiris de Plutarco, textos de Diodoro de Sicilia, y los Textos de las Pirámides.untitled.png4

Osiris es hijo de Geb y Nut, fruto de una intriga amorosa. Cuando Ra se entera de la infidelidad de su esposa, decreta la imposibilidad de parirlo en ningún mes del año. Thot, otro amante de Nut, jugando una partida con la Luna (Jonsu), consiguió ganarle una 72ª parte de cada día del año, con la que compuso cinco días que añadió al año egipcio de 360 días. Es el origen mítico de los cinco días epagómenos, considerados fuera del año, y exentos de la maldición de Ra. Por eso, Osiris nace el primer día de ellos. En los días epagómenos, nacieron en orden de días: Osiris, fue considerado un día desafortunado; Horus “El Viejo”, fue considerado un día afortunado o desafortunado; Seth, fue considerado un día desafortunado. Nació rasgando el costado de su madre; Isis, fue considerado un día afortunado; Neftis, fue considerado un día desafortunado. Mediante una trampa artera, su hermano Seth lo asesinó, cortando su cuerpo en catorce pedazos que esparció por todo Egipto. Su esposa y hermana Isis recuperó amorosamente todos los miembros, excepto el viril, que se había comido el pez oxirrinco. Con la ayuda de su hijo adoptivo, Anubis lo embalsamó y, posteriormente, Isis con su poderosa magia logró insuflar nueva vida al cadáver momificado de Osiris, quedando embarazada de él. Engendraron así a su único hijo, Horus, quien vengó la muerte de su padre, desterrando a Seth al desierto y recuperando el trono de Egipto, mientras que Osiris permanecería como rey de los muertos, en los fértiles campos de Aaru. En los textos funerarios, como el Libro de los Muertos, el faraón difunto se identifica con Osiris, rey de los muertos, del mismo modo que en vida lo había hecho con su hijo Horus. En el Reino Nuevo, en los textos funerarios se funde con Ra; así Osiris es el sol difunto y, en Heracleópolis Magna, se le denomina Osiris Naref.

Otro nombre por el que se le conoce es Unnefer (“el que pone de manifiesto el bien“). “Príncipe de los dioses de la Duat” como dios de la muerte y del Más Allá, aunque, en un principio era un dios agrario que fue adoptando rasgos de otros dioses; genio de los cereales, espíritu de la vegetación y ante todo dios de la resurrección; los Textos de los Sarcófagos del Reino Medio lo identifican con el grano y con el trigo, símbolo de la semilla que muere para renacer más tarde en forma de espiga. Entre las creencias del Antiguo Egipto destaca el mito de la inmortalidad humana. Durante el Imperio Antiguo se creía que sólo el faraón, al morir, se convertían en un dios, alcanzando la inmortalidad en la Duat con todas sus prerrogativas. Durante el Primer Periodo Intermedio estas creencias también se extienden a los altos funcionarios que al morir se convertían en un Osiris, gozando de la inmortalidad en la Duat con todos sus derechos. Sólo en el último periodo, el resto de los mortales se harían merecedores de alcanzar una vida inmortal en el Más Allá, siempre que pudieran cumplir unos rituales muy precisos. Hay que precisar que Thutmosis III fue el primer soberano que llevó el título de faraón, lo que es muy significativo en el plano místico. Cerca de setenta años después, nacía en el palacio real de Tebas el faraón Amenhotep IV. Admitido muy tempranamente en la Orden fundada por Thutmosis III, se convirtió en su Gran Maestro y se dedicó a estructurar sus enseñanzas y rituales. Paralelamente, instauró oficialmente el monoteísmo en una época en que el politeísmo estaba extendido por toda la faz de la Tierra. Entonces cambió su antiguo nombre por el de Akhenaton, que significa “Servidor de Atón“.untitled

Además, fue el promotor de una revolución que marcó la religión, el arte y la cultura. Profundo humanista, dedicó toda su existencia a luchar contra las tinieblas de la ignorancia y a promover los más elevados ideales. En la arenosa llanura de Tell el Amarna tuvo lugar la gran herejía que conmovió al Antiguo Egipto. Los nombres de los dioses fueron borrados de los templos y tan sólo permaneció el dios sol Atón al que Akhenatón y el resto de la familia real rendían culto diariamente. Tras la muerte del faraón, los sacerdotes restablecieron la antigua religión y todo lo relativo a Akhenatón fue borrado de las páginas de la Historia. Tan concienzudo fue el trabajo de los sacerdotes que poco más que el nombre del faraón llegó hasta nosotros.

Fue en 1824 cuando John Wilkinson realizó las primeras excavaciones en la zona y dos años más tarde realizó los primeros dibujos y anotaciones de todo lo que había descubierto. Debido al pobre conocimiento que se tenía entonces de la escritura jeroglífica no se pudo identificar el lugar, y Wilkinson creyó que se trataba de un enclave romano. Sorprendió la estética de las figuras halladas en Amarna. pinturas y esculturas estaban dotadas de un aire de realismo y familiaridad que brillaban por su ausencia en el resto de Egipto. Esto atrajo a numerosos investigadores. en 1842 y 1845, Lepsius investigó la zona y fue el primero en establecer que las enigmáticas figuras de Amarna correspondían a un faraón y su familia y aunque no se supo leer el nombre del faraón como Akhenatón, no hubo duda sobre la identidad de la reina: Nefertiti. En 1883 una expedición francesa descubrió numerosas tumbas de personajes de la corte y pronto se supo el nombre de la misteriosa ciudad, Akhetatón (“El Horizonte de Atón“).

En Egipto fue el promotor de una revolución en materia de arte, religión y cultura sin precedentes. Desafiando al clero de Amon, proclamó por primera vez que no existía más que un solo Dios, y esto en una época en la que el politeísmo estaba expandido por toda la superficie de la tierra, e hizo del disco solar el símbolo del Dios único al que veneraba. Sin embargo poco tiempo después de su muerte (1.350 a.C.) el poderoso clero de Tebas restauró el culto a Amon, pero su obra ya formaba parte de la historia. Este movimiento místico surgido en Egipto, es el que se convertirá con el transcurrir de los siglos en el Rosacrucismo. Algunos autores del siglo XVII hacen referencia igualmente a los orígenes egipcios de la Orden Rosacruz. untitled.png1Así por ejemplo Michael Maier (1568-1622), filósofo y médico alemán, que sirvió como consejero de Rodolfo II de Habsburgo, en su obra “Silentium Post Clamores” publicada en Frankfurt en 1617, sitúa el origen de la “Orden und Fraternität des Rosen Creutzes” (Orden y Fraternidad de la Rosa-Cruz) en el antiguo Egipto. Según Arthur E. Waite, reconocido escritor e historiador de la Rosa-Cruz, en esta obra Maier precisa que los Rosacruces son “los sucesores de los colegios de Brahamanes hindús, de los egipcios, de los misterios de Samotracia de Orphos y de Eleusis, de los Magos de Persia, de los Pitagóricos (…)” y otros. De igual forma en su obra Tractatus Apologeticus Integritatem Societatis de Rosae Cruce (Tratado de Apología sobre la Rectitud de la Sociedad Rosa Cruz), Robert Fludd (1574-1637), médico parecélsico, astrólogo y místico inglés, afirma que “su sabiduría [de los Rosacruces] fue extraída de los jeroglíficos egipcios, que pueden contemplarse en las pirámides de Memphys, donde los filósofos antiguos la escribieron”.Desde un punto de vista histórico y cronológico, queda claro sin embargo que la tradición rosacruz comienza en el siglo XVII con los primeros Manifiestos Rosacruces publicados en Europa, concretamente en Kassel (Alemania), titulados la “Fama Fraternitatis”, publicado en 1614, y la “Confessio Fraternitatis”, publicado un año más tarde, a las que le siguen las “Bodas Químicas de Christian Rosenkreutz”, obras todas ellas de autor desconocido pero atribuidas a Johann Valentin Andreae (1586-1654 d.c.), escritor, matemático, teólogo, místico y reformador social alemán.

Según la tradición rosacruz estos manifiestos constituían en realidad uno de los elementos preparatorios para el resurgimiento cíclico de la Orden, conforme a la ley que la rige, según la cual, después de un período activo de 108 años, entra en un período equivalente de sueño, para reiniciar 108 años más tarde sus actividades públicas. En 1693, bajo la dirección del Gran Maestro Johannes Kelpius (1673-1708), rosacruces de todos los países de Europa embarcaron hacia el Nuevo Mundo a bordo del “Sarah María“. A principios de 1694, desembarcaron en Filadelfia donde se establecieron. Unos años más tarde, algunos se desplazaron hacia el Oeste de Pensilvania y fundaron una nueva colonia. Después de haber creado su propia imprenta, editaron un gran número de obras de la literatura mística e introdujeron en América las enseñanzas de la Rosa-Cruz. Bajo el impulso de estos rosacruces europeos nacieron también numerosas instituciones americanas y el mundo de las artes y de las ciencias conoció un progreso sin precedentes en los Estados Unidos. untitled.png3

Personajes eminentes como Benjamín Franklin (1706-1790) y Thomas Jefferson (1743-1826) habrían estado en estrecho contacto con la obra rosacruz de este país. Según Reuben Swinburne Clymer, la orden sucesora de estos grupos rosacruces en América es la Rosicrucian Fraternity in America y no la Orden Rosacruz AMORC, y documentó este hecho en un voluminoso libro titulado Rosicrucian Fraternity in America. Según la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz, desde que el hombre hizo su aparición sobre la Tierra, no ha cesado de enfrentarse a los misterios de su propia naturaleza y de su entorno. Al comienzo de la prehistoria, vivía día y noche con el temor de ser devorado por los animales salvajes, de perecer bajo el desencadenamiento de los fenómenos naturales o de morir a manos de sus semejantes. Incapaz de reflexionar sobre el pasado para mejor prever el futuro, su memoria y su imaginación eran prisioneras de un eterno presente. En cuanto al espacio en el que se movía su actividad consciente, no sobrepasaba el marco de lo que podía percibir por medio de sus sentidos. El horizonte marcaba los límites de su mundo terrestre, y la bóveda de los cielos, los de su universo celeste. Pero el tiempo es el maestro de la evolución y, finalmente, después de numerosas generaciones, el hombre consiguió ejercer cierto dominio sobre su entorno y acceder definitivamente a un estatus superior al de los animales.

El descubrimiento del fuego parece que fue uno de los acontecimientos que más revolucionaron la vida del hombre prehistórico. En el plano físico y emocional, esto, le proporcionó un bienestar inestimable, ya que le permitió vencer las tinieblas, calentarse cuando tenía frío, cocinar los alimentos, protegerse más eficazmente contra los depredadores y prolongar sus horas de vigilia. Progresivamente el temor en el que vivía constantemente fue dando lugar a un sentimiento de seguridad. Fue entonces, cuando comenzó a meditar sobre el lugar que ocupaba en el Universo y sobre el sentido que debía dar al nacimiento, a la vida y a la muerte. Poco a poco fue adquiriendo consciencia de sí mismo y, sin apenas darse cuenta, dio sus primeros pasos por el sendero del “Conócete a ti mismo“. Es decir, se inició a su alma y puso las bases de su propia evolución espiritual. Muchos siglos han pasado desde que el hombre comprendió por primera vez que era algo más que una simple criatura viviente. Sin embargo, continúa preguntándose sobre el cómo y el porqué de su existencia, y estas preguntas no siempre encuentran una respuesta satisfactoria. Es cierto que la ciencia ahora puede explicar la mayor parte de los procesos fisiológicos que hacen posible la vida orgánica de un ser humano, desde el momento de su concepción hasta su muerte. untitled.png5Pero no siempre es capaz de responder a los misterios que rodean el momento último, cuando el soplo vital le abandona. Sin embargo, la partida hacia el más allá constituye uno de los mayores enigmas planteados a la consciencia humana. No existe duda alguna de que para nuestros lejanos antepasados el nacimiento de un niño era un acontecimiento milagroso que suscitaba a la vez admiración y temor. Al no poder comprenderlo y explicarlo, lo atribuían a un espíritu invisible que había tomado posesión del cuerpo de la mujer y que lo abandonaba en un momento dado bajo la forma de un bebé. El fenómeno de la muerte debía dejarles más perplejos todavía, ya que, a la inversa del nacimiento, iba acompañado de una inercia total y definitiva. Debió constituir, en ambos casos, una experiencia interior considerable. Después, nunca más pudo olvidar lo que había visto y experimentado en aquellas circunstancias. En el transcurso de la evolución, el hombre fue comprendiendo que también él había nacido de la misma manera. Por otra parte, llegó igualmente a la conclusión de que también él moriría un día y caería en ese estado de inercia total que había observado en otros.

Probablemente, el hecho de haber nacido no le asustaba tanto como el presentimiento de que algún día moriría, pues sabía lo que ocurría en el primero de los casos, pero no tenía idea alguna de lo que acontecía después de la muerte. De esta manera, el final de la vida terrenal se convirtió para el hombre en uno de los mayores misterios y aún continúa siéndolo. Esto se debe a que encierra la respuesta a la pregunta fundamental que todos nos planteamos, es decir: ¿Por qué y para qué estamos en la Tierra? Quienes tienen una visión materialista de la existencia enfocan la muerte de una manera negativa, pues no ven razón alguna para entenderla de otra forma. Consideran que el hombre no es sino una masa de carne mantenida con vida por ciertas funciones físico-químicas y controlada por una consciencia puramente cerebral. Limitan la vida humana a un proceso mecánico que conoce su fin definitivo con la parada de dichas funciones y con la aniquilación de esta forma de consciencia. O dicho de otra manera, piensan que la muerte sólo conduce a la nada. Además, creen que el destino de cada ser humano está determinado por el azar y que la humanidad evoluciona únicamente bajo el efecto de un instinto colectivo de supervivencia.untitled.png6

Para quienes niegan la dimensión espiritual del ser humano, todo lo que ocurre en el escenario de la existencia es incoherente e injusto. Si piensan así, es porque viven constantemente en el mundo de los efectos, ignorando por completo el reino de las causas. Dicho de otra forma, no comprenden que el universo de las ilusiones y de las apariencias en el que permanecen, procede de una Realidad Cósmicadonde reina el orden y la armonía. No son capaces de captar que lo visible es la proyección de lo invisible y que lo finito no es sino una emanación de lo infinito. Prisioneros de la razón, construyen su vida sobre bases que juzgan racionales pero que, sin embargo, son tan frágiles como los ideales que persiguen. Ven transcurrir sus días inexorablemente, y avanzan con angustia hacia la muerte, ese fin último que ha sido como una cruz a lo largo de su vida. Desde hace muchos siglos, los rosacruces afirman que el destino humano sobrepasa ampliamente el intervalo consciente que transcurre entre el nacimiento y eso que llamamos impropiamente “muerte“. Para ellos, el ser humano es dual. En efecto, posee un alma que se encarna en el niño cuando inspira por primera vez, haciendo de él una entidad viva y consciente. En el instante en que el hombre exhala su último suspiro, el alma se disocia del cuerpo que había animado a lo largo de la vida terrenal y se reintegra a la Gran Alma Universal.

Así, la muerte no es sino el paso de un plano de consciencia a otro, el retorno a una condición que existía antes de la encarnación en este mundo de materia. O dicho de otra manera, corresponde a un renacimiento en el mundo invisible. Esta es la razón de que los rosacruces consideren que la muerte no es más que una transición del alma y que constituye uno de los dos aspectos de la Vida Universal. Cuando el alma abandona el cuerpo físico en el momento de la transición, continúa siendo consciente de su identidad y se eleva gradualmente hacía su nueva morada guiada por seres espirituales dedicados a este fin, así como por las almas de los seres queridos que ha conocido en la tierra. Cuando alcanza el plano de consciencia que corresponde a su evolución, continúa en lo invisible una existencia basada en las grandes lecciones extraídas de la vida terrenal que acaba de abandonar. A partir de este balance y de los decretos kármicos resultado del mismo, establece las grandes líneas de su próxima encarnación. Si decimos “próxima encarnación” es porque es difícil imaginar la muerte de una forma mística sin asociarla a la convicción de que irá seguida de otras vidas en la Tierra. Basta con observar la actitud de nuestros contemporáneos ante la muerte para comprender que la idea que se hacen de ella influye considerablemente en su manera de vivir. Sin embargo, lo que la hace tan angustiosa para la mayoría de las personas, es lo poco que saben de ella debido a la ignorancia en la que se les mantiene. Por eso es tan importante romper los tabúes que rodean a este importante acontecimiento de la vida humana. untitledLa ciencia materialista no puede hacerlo, puesto que en su intento de explicar todo racionalmente, considera que la muerte corresponde al cese de un proceso biológico y a la desaparición definitiva de la entidad consciente que se beneficiaba de dicho proceso. La religión, por su lado, predica la existencia del alma y de la vida futura, pero se pierde en conjeturas contradictorias sobre el cómo y el porqué de la dimensión espiritual del hombre. En el interludio consciente que discurre entre el nacimiento y la muerte, el hombre vive su destino tratando de soportar lo mejor posible las vicisitudes de la existencia. Desde lo más profundo de su ser, aspira a la felicidad. Sin embargo, no sabe dónde ni cómo encontrarla. La busca en los placeres que puede procurarle su entorno material, pero la realidad cotidiana le demuestra que estos placeres son efímeros y dejan siempre un gran vacío interior.

Este vacío es la dimensión del abismo existente entre el alma y el cuerpo en la mayoría de los hombres. Precisamente, para que el hombre pueda reconciliarse consigo mismo, la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz perpetúa desde hace siglos todo lo que la filosofía mística y la ciencia espiritualista ponen a disposición de aquellos que quieren dominar su vida y hacerla más conforme a sus aspiraciones. La Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz, conocida mundialmente bajo las siglas de A.M.O.R.C., no es un movimiento filosófico de reciente creación. Tal como hemos indicado, su tradición hace que su origen se remonte a las escuelas de misterios del antiguo Egipto. En estas antiguas escuelas, se reunían regularmente los místicos iluminados para estudiar los misterios de la existencia. Precisamente por esa razón se las llamó “escuelas de misterios“. En ella se reunían todos los buscadores que aspiraban a una mejor comprensión de las leyes naturales y universales.

La palabra “misterio” en la antigüedad, es decir, en el tiempo de las antiguas civilizaciones egipcia, griega, y romana, no tenía el significado que se le da hoy en día. En otras palabras, no era sinónimo de “insólito” o de “extraño“, sino que designaba más bien, una gnosis, una sabiduría secreta. Una de las primeras escuelas de misterios del antiguo Egipto fue la Escuela Osiriana. Sus enseñanzas se basaban en la vida, la muerte y la resurrección del dios Osiris. Se presentaban bajo la forma de piezas teatrales, o más exactamente, de dramas rituales. untitled.png2Sólo podían asistir a ellas quienes habían dado prueba de un sincero deseo de conocimiento. En el transcurso de los siglos, las escuelas de misterios añadieron una dimensión aún más iniciática al conocimiento que transmitían. Sus trabajos místicos tomaron entonces un carácter más hermético, llevándose a cabo exclusivamente en los numerosos templos construidos para ese fin. Las enseñanzas rosacruces dicen que las más sagradas, a los ojos de los iniciados, eran las pirámides de Gizeh. Contrariamente a lo que afirman los historiadores, estas pirámides nunca sirvieron de tumba a ningún faraón, sino que eran un lugar de estudio y de iniciaciones místicas. Las iniciaciones a los misterios egipcios incluían una fase última en la que el candidato atravesaba la experiencia de una muerte simbólica. Tumbado en un sarcófago y mantenido en un estado especial de consciencia por procedimientos místicos, debía experimentar un desdoblamiento momentáneo entre su cuerpo y su alma.

Esta separación tenía como finalidad demostrarle que era un ser dual. Cuando lo experimentaba, ya no podía dudar de la naturaleza espiritual del hombre y de que está destinado a reintegrarse en el Reino Divino. Después de haber hecho la promesa de no revelar lo que había ocurrido en la iniciación y de consagrar toda su existencia al misticismo, era gradualmente instruido en las enseñanzas más esotéricas que pueda recibir un ser mortal. Los Iniciados de antiguo Egipto resumieron una parte de su sabiduría en los muros de sus templos y en numerosos papiros. Otra parte no menos importante era la que transmitían secretamente de boca en boca. El célebre egiptólogo E.A. Wallis Budge, en una de sus obras nos dice: “Debió producirse un desarrollo progresivo en las escuelas de los misterios, y parece que algunas de ellas eran totalmente desconocidas en el antiguo reino“. No hay duda de que estos “misterios” formaban parte de los ritos egipcios. En cualquier caso, se podía afirmar que la noble Orden de los Kheri-Hebs (Altos Sacerdotes del Templo, poseía conocimientos esotéricos y secretos que los Maestros guardaban celosamente. Si interpreto bien lo que es evidente, todos ellos poseían una gnosis, un conocimiento superior que nunca fue transcrito, con lo que podían incrementar o disminuir su campo de acción según las circunstancias. Por consiguiente, es absurdo esperar encontrar en los papiros egipcios la descripción de los secretos que constituían los conocimientos esotéricos de los Kheri-Hebs. La Tradición Rosacruz dice que el faraón Thutmosis III, (1504-1447 a.C.), considerado por los historiadores como uno de los más importantes de la XVIII dinastía, formaba parte de los Iniciados que frecuentaban las escuelas de misterios de Egipto. En su época, estas escuelas funcionaban de una manera totalmente independiente y cada una poseía sus propios reglamentos. Cuando fue designado por los Kheri-Hebs para suceder a su padre en el trono, Thutmosis III decidió reagrupar todas esas escuelas en una sola Orden regida por unas únicas reglas. Debido a su inteligencia y a su sabiduría, fue elegido Gran Maestro, conservando este cargo hasta su muerte.untitled.png3

En 1887 Flinders Petrie descubrió las cartas de Amarna, más de 300 tablillas de arcilla escritas en caracteres cuneiformes, que contienen la correspondencia entre el faraón con los monarcas de su época y que demuestran que el faraón no sólo se dedicó a una actividad religiosa, sino que mantuvo una relación constante con los países limítrofes. Es muy posible que el príncipe Amenofis no se hallara presente en Tebas durante los últimos días del reinado de su padre, aunque se baraja la hipótesis que regresara a la corte tras los funerales de su padre. Es indiscutible que entre padre e hijo existieron diferencias notables en temas políticos y religiosos. Aún así, seguramente compartió con el faraón las tareas de gobierno durante los últimos años de éste; aunque debido a las largas ausencias del príncipe es muy probable que fuera la reina Teye la que aconsejara al faraón en muchos asuntos de estado. Durante los últimos años de su padre, y tras su debida coronación, el príncipe se convierte en la figura más importante del reino, aunque se sigue teniendo en cuenta al viejo faraón. A pesar que el nuevo corregente se había rodeado de personas de su confianza, no se desecharon a los consejeros y altos cargos nombrados por el faraón, quienes trataban de ignorar el advenimiento del nuevo corregente. Amenofis III mantuvo una política religiosa de no enfrentamiento con el poderoso clero de Amón, aunque parece que en los últimos años aceptó algunos cambios establecidos por su hijo. Amenofis IV subió al trono con 16 años, clamando entonces, no a Amón, sino a Atón, una nueva versión de la deidad solar, que tenía cada vez más aceptación entre los círculos cortesanos. Amenofis IV lo eleva a la categoría de dios del estado. Ese mismo día se proclama sumo sacerdote deHorakhte, dejando bien claro que, a partir de entonces, este dios habrá de ser invocado como Atón. Ordena decorar con relieves alusivos el que todavía sigue siendo templo de Amón en Karnak. Amenofis IV empieza a dar claros síntomas de que su concepción de la divinidad es muy diferente de la mantenida hasta entonces en Egipto.untitled.png4

Toda la pléyade de dioses había ido dejando paso y lugar preeminente al poderoso Amón, que junto a Mut y su hijo Jonsu, presidían en todo Egipto el vasto y desconocido imperio del otro mundo. Amenofis no estaba dispuesto a continuar la pauta de sus antecesores en el trono y seguir viendo toda esa legión de divinidades como iconos. El dios que él anunciaba, era un dios que se había creado a sí mismo y que se mantenía gloriosamente vivo y palpitante. Enfrentarse al poderoso Amón era algo prácticamente inconcebible, por los riesgos que conllevaba, y mantenía su prestigio gracias también a la influyente casta sacerdotal que le servía y que había gozado siempre del apoyo de los monarcas reinantes. El cambio religioso que se estaba forjando en la mente del joven faraón no podía ser llevado a la práctica sin serias complicaciones. Ningún faraón se había atrevido a suprimir divinidades ya establecidas para instaurar un culto de tipo monoteísta. Amenofis IV tenía fama de individuo un tanto especial, amigo de viajar y conocer gentes y culturas diversas. No mostraba interés alguno por los asuntos militares, pues en realidad tiene todo el aspecto de un joven delicado, frágil, más interesado en preservar su aislamiento y soledad que en vivir los oropeles del trono. El joven Amenofis manifestó interés por las cuestiones artísticas. Es probable que, en calidad de sumo sacerdote de Ptah, fuera el promotor de numerosos trabajos de talla y escultura. Es por esta época cuando aparece la figura del arquitecto Bek, que tendrá un importante papel en la corte de Amarna. Parece que ya entonces las doctrinas vigentes en la ciudad de Heliópolis, sede de un culto solar de notable importancia, hicieran profunda mella en su mente. Es más que probable que fuera en Heliópolis donde tomaran cuerpo las nuevas ideas religiosas del joven príncipe, que con seguridad habían nacido de sus viajes y contactos con culturas asiáticas. No obstante, los cambios que habrían de producirse todavía se mantenían en un discreto silencio.

Un papel importante lo juega la reina Nefertiti. En un primer momento se pensó que la reina sería hija del visir Eye. Sin embargo, todo apunta a un origen bien distinto: Mitanni. Esta teoría está avalada por diversos detalles, empezando por el mismo nombre de la reina, cuyo nombre sería Taduyepa hasta su llegada a Egipto, en que se cambió a Nefertiti, “la belleza que viene a nosotros” en idioma egipcio. También está la circunstancia de que el rey Tushratta nunca mencionó a otra reina que no fuera Teye, puesto que lo contrario habría sido quebrantar el ceremonial palaciego por parte de un pariente. Y siempre enviaba presentes idénticos a ambas damas, lo que sería algo impropio si Taduyepa hubiera sido simplemente una mujer del harén real. Además está el tocado conoidal de Nefertiti, única reina egipcia que lo utiliza, semejante a las tiaras de las divinidades asiáticas, por no dejar de mencionar la diferencia entre el tipo étnico de la reina y el resto de los egipcios. En la época de Amenofis III, el rey de Mitanni estaba en excelentes relaciones con Egipto. Tushratta continuaba con sus campañas militares y para financiarlas necesitaba oro; ese oro, que según todos los reyes asiáticos, Egipto tenía en grandes cantidades. Posiblemente fue entonces cuando tuvo la idea de estrechar lazos con Amenofis IV. Tushratta ya había ido creando expectación en torno a la joven princesa y ante los encantos que describían los mensajeros del rey asiático, Amenofis III no puede resistirse y le comunica que envíe a la princesa Taduyepa a Egipto pues quiere desposarla. Así pues, Amenofis III entrega a Mitanni dos ciudades fronterizas, restablece las fronteras de forma que Mitanni salga beneficiada y entrega a Tushratta tanto oro y plata como sea necesario a cambio de la princesa Taduyepa. Hacia el año 1365 a. C., Taduyepa parte hacia Egipto donde se desposaría con el faraón Amenofis III y adoptaría el nombre de Nefertiti. Como ya se ha dicho, es muy posible que la reina Teye asumiera el control de Egipto durante los últimos años del faraón, y esto pudo ocurrir coincidiendo con la llegada de Nefertiti, con la que la unió una gran amistad, asistiendo ambas a ceremonias oficiales.untitled.png4

Tras la muerte de Amenofis III, Nefertiti es desposada por Amenofis IV, pasando a ser la consorte real. La relación del matrimonio con Tushratta dejaba mucho que desear e hicieron enfurecer en más de una ocasión al monarca mitannio por el desdén que le mostraban. Aunque los primeros años de su matrimonio se debieron dedicar más a la vida familiar. En el segundo año de su ascensión al trono, nace la primera hija, la princesa Meritatón, a la que seguirán Maketatón yAnjesenpatón, que comparten gran parte del tiempo de sus padres. Nefertiti comenzó a ganar nuevas cotas de poder, al tiempo que reducía la influencia de Teye sobre su hijo. Se empieza a ver a la reina en ceremonias oficiales no sólo acompañando al faraón sino figurando muchas veces con Teye o sola. Esta consolidación del poder de Nefertiti ha dado pie a la suposición de que fuera ella la que incitara a Amenofis IV a la instauración del culto a Atón. La reina, por su origen, debía conocer bastante bien los cultos solares de Asia central. En el cuarto año de su reinado, Amenofis IV decide que ha llegado la hora del cambio de acabar con un culto que considera caduco y falso en favor del dador de toda vida, Atón. Las primeras referencias a Atón se encuentran en el Imperio Medio, aunque entonces no designaba a ningún dios sino simplemente al Sol. Atón era ese astro todopoderoso gracias al cual era posible la vida. En un principio no sorprendió demasiado la implantación de un nuevo culto; Atón era una fuerza casi divina, representado con numerosos brazos, y podría deducirse que el joven faraón estaba dejándose llevar por un capricho. Sin embargo Amenofis IV insistía en afirmar que desde los primeros monarcas de Egipto, los dioses habían existido simplemente como iconos, pero el dios que él anunciaba no había sido construido por las especulaciones y las ideas peregrinas de los sacerdotes y teólogos: Atón era un dios que se había creado a sí mismo y que estaba permanentemente vivo.

Para demostrar su completa entrega a este dios, en el quinto año de su reinado, Amenofis cambia su nombre por el de Akhenatón. A partir de este momento su ruptura con el pasado fue definitiva. Quedaron prohibidas todas las divinidades, incluidos los dioses de ultratumba, con lo que la vida del más allá estaba sufriendo un fuerte y duro cambio. Es ahora al faraón al que hay que dirigirse para que medie con las fuerzas del otro mundo. El culto a Atón resulta más accesible y más alegre que sus antecesores en cuanto al tratamiento con el otro mundo. El antiguo drama del recorrido diario del Sol, queda reemplazado por el glorioso amanecer de Atón, con el despertar de sus adoradores a la vida y la felicidad, renovando así el concepto de la inmortalidad presente en los primitivos cultos. El culto a Atón trata de racionalizar un tipo de creencias desarrolladas desde tiempos remotos en Egipto. Se genera así un vínculo entre el muerto y el vivo, entre el mundo material y el invisible. Es un culto en el que predomina la sencillez y al mismo tiempo la elevación mística. La familia real es la primera en acatar el nuevo culto con total devoción. Inmediatamente se adhieren a él los cortesanos más allegados, unos por fe en el nuevo culto otros por simple conveniencia. El pueblo, aunque sorprendido por este cambio, no opuso ninguna resistencia a la implantación del nuevo culto. Esto es debido, seguramente, a que la nueva religión no rompe abiertamente con todos los ritos referentes al culto del más allá, y seguían practicándose ritos como la apertura de la boca para el ka o la ofrenda de alimentos, enseres y otros elementos que debían acompañar al difunto en su viaje al más allá. Pese a ello las tumbas del período Amarnita son menos suntuosas que sus precedentes tebanas, e incluso las tumbas de la familia real carecieron de la solemnidad de las tumbas de sus predecesores.untitled.png5

Akhenatón manda construir una nueva ciudad en honor a Atón y que sería la nueva capital de Egipto. Su nombre es Akhetatón “El horizonte de Atón“. Los trabajos de construcción se encargaron al arquitecto Bek, en quien la pareja real tenía puesta su confianza, aceptando cualquier sugerencia suya por muy innovadora que esta fuera. La ciudad se construyó en la margen oriental del Nilo y estaba orientada hacia la salida del Sol. De Norte a Sur tenía una longitud de 15 Km. lo que demuestra su importancia. En su centro geométrico se construyó un gran templo a Atón de 800 metros de longitud y 300 de anchura, cuya característica principal, compartida con todos los templos construidos en honor a Atón, era la de la ausencia de techo para que los rayos solares pudieran llegar hasta el mismo corazón del templo en el que se adoraba al dios. En el séptimo año de su reinado, Akhenatón se trasladó junto a la corte a la nueva capital y en cuya inauguración el faraón declaró que su tumba, la de la reina Nefertiti y la de su hija Meritatón, se hallaría en algún punto de las colinas que había cerca de la ciudad. Los cortesanos protestaron ante esta decisión, ya que este cambio significaba que sus restos mortales se situarían lejos de las tumbas familiares que sin duda ya tenían preparadas, pero el faraón se mostró inflexible. Sin embargo esta decisión, tenía otro cariz más importante. Hasta entonces las tumbas de los faraones habían estado en Tebas, en las colinas de Amón, per Akhenatón rompía la tradición una vez más. Mientras tanto las princesas crecían en una atmósfera de estrechos y armoniosos lazos familiares. Es posible que la pareja real tuviera otras tres hijas, aunque su existencia crea ciertas dudas, ya que podrían ser fruto de las relaciones entre Akhenatón y su hija Maketatón. Este tipo de relaciones entre el faraón y sus hijas se consideraba como algo natural y formaba parte del ritual sagrado, especialmente en la situación vivida por Akhenatón, ya que no tenía hijos varones a los que legar el trono a su muerte. A pesar de esto, parece que la falta de descendientes varones no fue ninguna causa de desdicha para él o Nefertiti.

La ciudad crecía y prosperaba rápidamente, engalanándose con nuevas avenidas y hermosos palacios, con suntuosas dependencias y templos. Destaca el palacio que el faraón mandó construir para Nefertiti, el Palacio Septentrional. Era un magistral conjunto de estancias palaciegas, jardines, estanques, huertas y cuidadas granjas, por donde se movían en completa libertad animales domésticos y exóticos. Se dice que si el palacio hubiera logrado sobrevivir unos años más se habría convertido en una de las maravillas arquitectónicas de la antigüedad. Akhenatón se había desentendido totalmente de cualquier tipo de empresa militar y, lo que fue más grave, de cuidar las relaciones con sus antiguos aliados. Como ejemplo sirva Babilonia, cuyo rey Burnaburiash se quejaba de que, a pesar de haber estado gravemente enfermo, el faraón ni tan siquiera le había escrito una línea. Convencido de reinar sobre un país sumamente poderoso, no concedió importancia a las relaciones exteriores, solucionando cualquier problema que pudiera surgir sobre la marcha. Ante esta situación, las antiguas castas sacerdotales no tardaron en mostrar su descontento. En el año cuarto de su reinado, las castas sacerdotales de Amón se rebelaron. Pero Akhenatón, apoyado por sus oficiales y por una masa popular deseosa de liberarse de las imposiciones seculares de un clero ocioso y omnipotente, acabó no sólo con el clero, sino que eliminó todo lo que había representado. Símbolos, relieves, pinturas y efigies fueron destruidas, se prohibió su culto y se ordenó a los escribas que borraran de los archivos reales el nombre de Amón. El arte de la corte de Akhenatón duró poco más de 20 años. El arte amarniense constituye una brusca ruptura con las corrientes anteriores. Hasta entonces el hieratismo y la monumentalidad habían sido los pilares en que se sustentaba cualquier concepción artística. En Amarna todo cambia y se buscan nuevas fórmulas más sensibles y humanas. Lo más característico son las exageraciones y deformaciones corporales con las que se trata de eliminar todo tipo de idealización falsa, que corresponde a la mitad del reinado de Akhenatón.untitled.png6

 

Posteriormente se produce otra etapa donde se atenúan las exageraciones físicas que tanta confusión crearon en los egiptólogos a la hora de identificar a los personajes de esta época. Todo el estilo de la corte de Amarna está impregnado por esa concepción religiosa revolucionaria que fue el patrimonio indiscutible de este reinado. Aunque este estilo no era sólo una deformación estética, a partir del año cuarto de reinado se produjeron anomalías anatómicas en el faraón: brazos y piernas muestran una gran delgadez mientras que se abultan el torso y las caderas hasta el punto de crear confusión acerca de su sexo y la cabeza se asemeja cada vez más a la de un hidrocéfalo. Se manifiestan también alteraciones hormonales que le causan una extraña enfermedad -lipodistrofia progresiva- caracterizada por una acumulación de grasas en la parte baja del cuerpo, abdomen, caderas y muslos, mientras que se produce un enflaquecimiento de la parte superior. En cuanto a la hidrocefalia, los neurólogos afirman que puede tener un carácter ambivalente, es decir, bien puede ser síntoma de idiotez como de una inteligencia superior a lo normal. El desarrollo físico de quienes la padecen suele ser precario y la vida de los pacientes más bien corta. Uno de los momentos más gloriosos de la familia real en Akhetatón fue la recepción de regalos y ofrendas enviados por los soberanos de naciones extranjeras a los monarcas de Egipto. Fue en el año 12 del reinado de Akhenatón y sería la última vez que se pudo ver a la familia real unida y feliz. El amor que se profesaron Akhenatón y Nefertiti está fuera de toda duda, al menos durante gran parte del reinado del faraón. Juntos crearon las condiciones óptimas para instaurar en Egipto una época de paz y de elevación espiritual. La vida familiar de la pareja real era motivo de asombro por la armonía que manifestaban. Sin embargo esto no iba a durar mucho tiempo.

En el año 12 del reinado se introduce en la corte un personaje sobre el que se han establecido todo tipo de hipótesis. Se trata de Semenkare, que terminará casándose con Meritatón, lo que no impidió que su relación íntima, tal vez homosexual, con el faraón se viera interrumpida. He aquí uno de los personajes más enigmáticos de la Historia del Antiguo Egipto. Hay miles de sombras que hacen imposible seguir el camino que nos lleva a la vida de este personaje y que fue de él. Algunos dicen que fue hermano de Tutankamon , otros que la reina Nefertiti, esposa del rey hereje Akhenaton, era el mismoSemenkare haciéndose pasar por Faraón tras la muerte de su marido. Históricamente, Semenkare fue el sucesor del faraón Akenaton tras su muerte. Fue nombrado corregente en el año decimoquinto compartiendo con el faraón el gobierno del país durante dos años. Subió al trono tras la muerte del Faraón, enterrándolo en el Valle Real de Amarna. El nuevo faraón trasladó a la corte a la antigua capital de Menfis. Su parentesco con el rey Akhenaton no se conoce con certeza, aunque algunos afirman que fue hijo, otros que fue hermano y otros que tenían una relación de consanguineidad entre ellos. Esta última teoría fue muy aceptada en los últimos tiempos , ya que se basa en el hecho de que Semenkare hubiese sido en realidad la reina Nefertiti, que hubiese asumido la corregencia. El que Semenkare fuese coronado como corregente con el nombre de Nefernefruaton (“amado de Akhenaton”) invita a sopesar la idea de que realmente fuese la propia Nefertiti, que se llamaba en realidad Nefertiti-Nefernefruaton ( “Hermosa es la belleza de Atón“) y que también gozaba del título de “Amada de Akhenaton“, al igual que Semenkare. Todo ello unido a que, a partir del decimocuarto año de reinado, no se vuelven a tener noticias de Nefertiti, lo que ha llevado a que algunos investigadores defiendan la teoría de que Nefertiti ySemenkare fuesen la misma persona. Hay otro enigma que refuerza el misterio de Semenkare y es la del misterio de la tumba nº 55, donde se hallaron restos de una momia con el nombre de Akhenaton. Lo que sí se sabe, por investigaciones recientes del ADN, es que el cuerpo de la momia nº 55 está emparentada directamente con el rey niño Nebkeprerure Tutankamonuntitled.png7

Pero la versión oficial dice que, a partir del momento en que aparece Semenkare, Nefertiti queda relegada. Se dice que en su contra juegan dos factores decisivos: no ha dado un descendiente varón al faraón y su carácter independiente, que la había llevado a mantener posibles relaciones extramatrimoniales que no debieron gustar nada a su esposo. De hecho, la reina mantenía su propia corte en Akhetatón donde muy pocos podían acceder. El enfriamiento de las relaciones matrimoniales tuvo que ser paulatino, aunque la presencia de Semenkare sin duda constituyó el golpe definitivo. Poco a poco se fueron definiendo dos grupos enfrentados: el de los que apoyaban al faraón y con él a Semenkare y Meritatón y el de quienes eran fieles a Nefertiti. Finalmente llegó el día en que el faraón repudió a Nefertiti, que se refugió en el palacio septentrional, del que apenas volvería a salir en vida. Mientras, Akhenatón, llevado por una furia que sólo podría justificar por su desequilibrio emocional, mandó destruir todas las inscripciones en las que aparecía el nombre de la reina. Las cosas iban cada vez peor para Egipto. Debido a la despreocupación de Akhenatón por los asuntos políticos y militares, las fronteras se fueron debilitando y los tradicionales enemigos de Egipto se fortalecían. En los últimos años del reinado de Akhenatón murieron su madre Teye y sus hijas Maketatón y Meritatón. Poco después una plaga de peste asolaría Egipto arruinando las reservas agrícolas, diezmando a la población y acabando con nietos y parientes directos del faraón. La corregencia del faraón con Semenkare no gozaba de la menor simpatía entre las capas populares y la situación interna del estado se deterioraba a pasos agigantados.

Akhenatón murió el año 1347 a. C., tras 17 años de reinado. Su muerte fue oscura, especulándose aún sobre su causa, sin relatos que nos hablen del hecho y tampoco parece que representara una gran tragedia para el pueblo. Le sucedióSemenkare, que se apresuró a sepultar a su antecesor de forma apresurada. Da la impresión que se tenía prisa por olvidar al faraón hereje y recuperar las viejas tradiciones. Semenkare gobernó durante poco tiempo y apenas puede decirse nada sobra su reinado, excepto que se volvió tímidamente a la religión tradicional. A su muerte, subió al trono un joven príncipe del que no se había hablado hasta entonces, un niño de unos ocho años que recibió el nombre de Tutankhamón. El joven faraón contrajo matrimonio con Anjesenpatón, la tercera de las hijas de Akhenatón, y desde el primer momento se dispuso a restaurar el culto a Amón y a los demás dioses. Se reforzaron las castas sacerdotales, se restauraron los templos abandonados y se erigieron numerosas estatuas y obeliscos. La magnífica ciudad de Akhetatón fue abandonada y la corte se trasladó nuevamente a Tebas. Se quería borrar todo vestigio de un faraón y una reina que se habían comportado como herejes e impíos. Sus nombres fueron borrados de todas las inscripciones, los templos a Atón fueron destruidos y los palacios abandonados. Nada debía quedar del faraón hereje. La figura y personalidad de Akhenatón ha fascinado a estudiosos e investigadores desde que Petrie hizo los primero sondeos en Tell el Amarna en el siglo XIX. Desde entonces la figura del faraón ha sido ensalzada y criticada. Seguramente si Akhenatón no hubiera acostumbrado a mostrarse junto a su familia con semejante naturalidad y sencillez no se habrían establecido tantos juicios sobre su persona. La vida personal e íntima de Akhenatón y Nefertiti no sólo era conocida por sus más allegados sino por todos los que tenían acceso a la corte, incluyendo a embajadores de países extranjeros que se sorprendían de encontrarse ante un monarca tan poco amigo de protocolos. Todo esto resulta aún más sorprendente por el hecho de encontrarse ante el fundador de un nuevo culto, lo que en principio induciría a auto-considerarse un ser sublime e inaccesible. Por su parte el pueblo conocía muy bien esta particularidad de su monarca y se congratulaba de que las cosas fueran así.untitled.png8

Esta familiaridad con que el monarca se mostraba ante sus súbditos tenía mucho que ver con el talante de su esposa Nefertiti. La reina, mientras gozó del favor del faraón, apoyó una manera de ser, en la que la tranquilidad y la sencillez doméstica se mostraban a las claras. Esta sencillez se extiende a todos los planos de la actividad real, incluidos discursos y arengas del faraón. El Himno a Atón, obra poética que constituye el ápice de la capacidad literaria que tenía Akhenatón, echa por tierra el calificativo de frívolo y decadente que algunos especialistas le han otorgado. Hay presente un gran fervor religioso y una gran calidad estilística que nos muestran a este faraón como un rapsoda. A Akhenatón se le ha tachado de fanático y, en esta especie de locura fervorosa, se le veía acompañado por su esposa Nefertiti, de quien también se han dicho muchas cosas. Algunos la han considerado cruel, lujuriosa y orgullosa y otros incluso han visto en ella una segunda Hatshepshut, cuya sola ambición era apoderarse del trono. Hay que reconocer que tales juicios no dan la imagen de un faraón como Amenofis IV, cuya fuerte individualidad le permitió discrepar del sacerdocio y reducirlo a la posición que le correspondía, la de meros servidores del culto. También da muestras de una gran elevación moral, además de sensibilidad hacia la belleza y el arte. Su reinado fue una época de paz lo que permitió cierta prosperidad a sus súbditos, aunque su fervor hacia la paz tuvo su contrapartida. Era costumbre hacer periódicos paseos triunfales por los dominios faraónicos, lo que entrañaba la posibilidad de servir de árbitros en disputas de las dinastías locales. Es decir, la presencia del faraón servía de elemento de cohesión nacional. Esta costumbre no fue seguida por Akhenatón. El ejército pasó a ser un mero instrumento de vigilancia local o a ser un conjunto de funcionarios encargados del control de las canteras y proyectos de edificaciones. Los servidores de los templos había visto reducida su función y también sus ingresos. Además se creó un cuerpo de recaudadores de impuestos entre los arrendatarios de los templos, que generó una serie de abusos que tuvieron que ser reprimidos duramente. Tal estado de cosas debilitaba el poder del imperio.

El ejército estaba desmoralizado y se había tenido que recurrir a tropas mercenarias para fortalecerlo. En las Cartas de Amarna se mencionan las frecuentes derrotas y retiradas de las tropas egipcias. Palestina y Siria eran algunas de las zonas más conflictivas donde, hasta entonces, habían dominado los egipcios, que tuvieron que retirarse. Las Cartas de Amarna es una gran colección de más de 300 tablillas de arcilla, escritas en cuneiforme. Se trata de correspondencia de los estados vasallos de Egipto a los faraones Amenofis III, Akhenatón y Tutankhamón y abarcan un período de unos 30 años. Estos documentos muestran las relaciones existentes entre el monarca egipcio y sus vasallos. Aún hoy se está trabajando en su clasificación cronológica y se investiga sobre los remitentes de dichas cartas, lo que arrojaría luz sobre las relaciones mantenidas por Egipto con los reinos vecinos durante el reinado de Akhenatón. En cuanto a las princesas, la documentación hace referencia a tres de ellas: Meritatón, Maketatón y Anjesenpatón. Meritatón, la primogénita, sería el tema de algunas de las cartas de Amarna, debido al importante papel que jugó en el proceso sucesorio durante los últimos años del reinado de su padre. Meritatón se casaría con Semenkare, posterior corregente y sucesor de Akhenatón, en quien el faraón veía una salvaguarda del credo establecido. Sin embargo, Semenkare no reinó mucho y murió de una epidemia de peste que asolaba Egipto y los reinos vecinos desde tiempos de Amenofis III. Maketatón murió por la misma época, seguramente al dar a luz al primero de sus hijos. En cuanto a Anjesenpatón, se casó con el joven Tutankhamón. La importancia de Nefertiti es indiscutible. El binomio Akhenatón – Nefertiti constituye el primer ejemplo de monarcas unidos, no sólo por lazos sentimentales, sino por un proyecto común de trascendencia histórica. La era de Amarna constituye una especie de salto en el vacío, sin apenas conexión histórica con las etapas que la precedieron o la continuaron. Tal fractura se debe a todo lo que implica la instauración de un nuevo credo en un país en el que la religión impregna toda la vida del pueblo. También está el hecho de que pocas veces se generó en la historia de Egipto una fiebre artística como la vivida durante esos años, tratándose de un arte revolucionario, informal, cargado de misticismo y simbología; aunque poco a poco la suavidad de las líneas que lo caracterizan evolucionan a un tipo de exageraciones y deformaciones que, aunque en parte reflejan algunas características físicas del faraón, son aún hoy un misterio.untitled.png9

El ocaso de Akhenatón fue total. Aparentemente, nada de lo que hizo le sobrevivió. Tras el idealizado paréntesis de Amarna, todo volvió a su cauce habitual, excepto el sueño de un hombre que entró en la eternidad. Poco después de su muerte, que tuvo lugar 1.350 años a.C., el poderoso clero de Tebas restauró el culto a Amón, pero su obra ya formaba parte de la historia. Desde Egipto, la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz se propagó a Grecia a través de Tales yPitágoras (572-492 a.C.). Después pasó a Roma bajo el impulso de Plotino (203-270). El filósofo Arnaud fue el primer Maestro de dicha logia en el año 804 d.C. y Frees fue el primer Gan Maestro de Francia cuyo mandato duró desde el año 883 al 889, recibiendo el año 898 un año antes de morir, la autorización para establecer otras logias en Francia e inmediatamente se fundó la segunda en Lyon la cual fue muy floreciente. Mientras la Orden se propagaba en Francia, por ella se interesaron algunos monjes de los varios Monasterios y conviene consignar que los Católicos prestaron un excelente servicio a la santificación de la Orden con hermosos principios morales y espirituales. La Orden se difundió por Alemania poco después de establecida la Gran Logia en Francia. Carlomagno fue el primero en introducirla pero no vivió bastante para ver el fruto de su obra, creándose en el año 1100, en Worms, una logia que llegó a ser posteriormente Gran Logia. Durante el siglo XII, creció rápidamente la Orden en Alemania, contando con mayor número de miembros que en Francia y Egipto, donde continuaba la Sede Central con relativamente pocos miembros. En este punto conviene aludir a una de las más misteriosas y enigmáticas leyes de la Organización, cuyo origen se pierde en las tradiciones, cual es la periodicidad de 108 años de actividad externa de la Orden y 108 años siguientes de oculta y silente actividad.

Durante los siglos siguientes, fueron los Alquimistas y los Templarios quienes contribuyeron a su expansión por Occidente y Oriente. La frecuente falta de libertad de conciencia hizo que la Orden tuviera que ocultarse adoptando diversos nombres, llevando a cabo sus actividades bajo el sello del secreto. Sin embargo, en todas las épocas y en todos los países, nunca cesaron sus actividades, perpetuando sus ideales y sus enseñanzas, participando directa o indirectamente en el progreso de las artes, de las ciencias y de la civilización, proclamando siempre la igualdad de los sexos, así como una verdadera fraternidad entre los hombres. Tenemos así a ilustres Rosacruces del pasado: Roger Bacon, (1214 d.C.), con el “Libro de las Seis Ciencias“; Ramon Llull, (1229 d.C.) con “Clavícula“; Arnau de Vilanova, (1245 d.C.), con “Rosarium Philosophorum“; Nicolas Flamel, (1330 d.C.), con “Tresor du Philosophie“; Tomas Norton, (1477 d.C.), con “Ritual de Alquimia“; Pico de la Mirandola, (1463 d.C.), con “De Auro“; Paracelso, (1493 d.C.), con “Kábala de los mundos físico, astral y espiritual“; Simón Studión, (1543 d.C.), con “Naometria“; Henry Khunrath, (1560 d.C.), con “Amphitheatrum Sapientiae“; Sir Francis Bacon, (1561 d.C.), Imperator de la Orden, con ” La Nueva Atlántida“; Michel Maier, (1567 d.C.), con “Revelatan de Fraternitatis Rosae Crucis“; Robert Fludd, (1574 d.C.), con “Tractatus Theologophilosophicus“; Jacobo Boehme, (1575 d.C.), con “Verdaderos Principios y Mysterium Magnum“.

Roger Bacon (Ilchester,1214 – Oxford, 1294) fue un filósofo, científico, y teólogo inglés, de la orden franciscana. Es conocido por el sobrenombre de Doctor Mirabilis (“doctor admirable“). Las fuentes bibliográficas suelen castellanizar su nombre como Rogerio Bacon. Inspirado en las obras de autores árabes anteriores, herederos y conservadores de las antiguas obras del mundo griego, puso considerable énfasis en el empirismo y ha sido presentado como uno de los primeros pensadores que propusieron el moderno método científico, poniendo en crisis la escolástica. Se piensa que Bacon nació cerca de Ilchester, en Somerset, aunque según algunos fue en Bilsey, Gloucester. La fecha de nacimiento es igualmente incierta. La única fuente es su afirmación en el Opus Tertium, escrito en 1267, en que se dice “cuarenta años han pasado desde que aprendí el alfabeto“. La fecha de 1214 asume que significa que 40 años han pasado desde que se matriculó en Oxford a la edad de 13. Si no quería decir esto, la fecha de nacimiento sería más probable alrededor de 1220. Parece que la familia de Bacon era acomodada, pero durante el tormentoso reinado de Enrique III de Inglaterra perdieron sus propiedades y varios miembros de la familia fueron desterrados. Roger Bacon estudió en Oxford, donde leyó a Aristóteles. No hay evidencia de que obtuviera un doctorado, ya que el título Doctor Mirabilis fue póstumo. Viajó a Francia, en 1241, a la Universidad de París, entonces el centro de la vida intelectual de Europa, donde la enseñanza de Aristóteles, hasta ese momento prohibida porque Aristóteles era sólo accesible a través de comentaristas islámicos, había sido recientemente reiniciada. Tras completar sus estudios, fue profesor de Artes en esta Universidad, entrando en contacto con Alejandro de Hales y Guillermo de Auvernia.untitled

En 1247 retornó a Oxford y estudió intensamente durante muchos años, omitiendo mucha vida social y académica. Allí fue discípulo de Roberto Grosseteste y Adam Marsh. Encargó caros libros, que tenían que ser copiados a mano en ese tiempo, e instrumentos. Posteriormente se hizo franciscano. Probablemente tomó los hábitos en 1253, después de 10 años de estudio que le habían dejado física y mentalmente exhausto. Las dos grandes órdenes, Franciscanos y Dominicos, habían empezado a conducir la discusión teológica. Alejandro de Hales lideraba a los Franciscanos y Alberto Magno y Tomás de Aquino a la orden rival. La habilidades de Bacon fueron pronto reconocidas, y se benefició de la amistad de hombres eminentes como Adam Marsh y Roberto Grosseteste, obispo de Lincoln. En el curso de su enseñanza e investigación realizó y describió varios experimentos. El entrenamiento científico que Bacon había recibido le mostró los defectos del debate académico existente. Ninguno de los profesores aprendía griego. Aristóteles era conocido solamente a través de malas traducciones. Y lo mismo era cierto para las Sagradas Escrituras. La ciencia física no estaba dirigida por experimentos a la manera aristotélica, sino por argumentos basados en la tradición. Bacon se retiró de la rutina escolástica y se hizo devoto del estudio de las lenguas y la investigación experimental. Al único profesor que respetaba era un tal Petrus de Maharncuria Picardus, o “de Picardie“, que es quizás cierto matemático, llamado Petrus Peregrinus de Picardie, que parece ser el autor de un tratado, De Magnete, guardado en la Biblioteca Imperial de París. El contraste entre la oscuridad de ese hombre y la fama de la que se beneficiaban los jóvenes doctores despertó la indignación de Bacon. En la Opus Minus yOpus Tertium arremete contra Alejandro de Hales y otro profesor, que, dice, adquirieron su aprendizaje enseñando a otros, y adoptó un tono dogmático, que originó que fuese recibido en París con aplausos, como alguien igual a Aristóteles, Avicena o Averroes.

Bacon fue siempre fiel a sus opiniones. Mantenía lo que creía que era verdad y atacaba a quien estaba en desacuerdo, lo que le causó repetidamente grandes problemas. En 1256 fue designada una nueva cabeza de la rama científica de la Orden Franciscana: Richard de Cornwell, con quien Bacon había estado fuertemente en desacuerdo en el pasado. Pronto Bacon fue trasladado a un monasterio en Francia, donde durante cerca de 10 años solo pudo comunicarse con sus colegas intelectuales mediante escritos. Bacon escribió al cardenal Guy le Gros de Folques, que se interesó por sus ideas y le pidió que escribiese un tratado completo. Bacon, que estaba restringido por una regla de la orden franciscana, que le prohibía publicar trabajos sin un permiso especial, inicialmente dudó. El cardenal se convirtió en el Papa Clemente IV y urgió a Bacon a que ignorase la prohibición y a escribir el libro en secreto. Bacon lo hizo y envió su trabajo, el Opus Maius, un tratado sobre las ciencias (Gramática, Lógica, Matemáticas, Física y Filosofía), al Papa en 1267. Fue seguido el mismo año por elOpus Minus (conocido también por Opus Secundum), sumario de los principales pensamientos de su primer trabajo. En 1268 envió su tercer trabajo, el Opus Tertium, al Papa, que murió ese mismo año, aparentemente antes de ver, incluso, el Opus Maius, aunque sabía que el trabajo había llegado a Roma. Algunos claman que Bacon cayó en desgracia y fue más tarde encarcelado por la Orden Franciscana en 1278, en Ancona, por su difusión de la Alquimia árabe. Y, sin duda, sus protestas por la ignorancia e inmoralidad del clero favorecieron las acusaciones de brujería. Supuestamente permaneció en prisión durante diez años, hasta que la intercesión de un noble inglés promovió su liberación.untitled.png1

Sobre este episodio, la famosa Historia de la Ciencia de David C. Linberg, mencionado por James Hannam, dice que su encarcelamiento, si es que ocurrió, probablemente fue consecuencia de sus simpatías por el ala radical “de pobreza” de los Franciscanos, una cuestión completamente teológica, más que de cualquiera de las novedades científicas que pudo haber propuesto. Bacon murió sin seguidores distinguidos o discípulos y fue rápidamente olvidado durante mucho tiempo. En sus escritos, pide una reforma de los estudios teológicos. Proponía poner menos énfasis sobre cuestiones filosóficas menores, como en el Escolasticismo. En su lugar, la Biblia debería volver al centro de atención y los teólogos estudiar las lenguas en que sus fuentes originales fueron escritas. Él entendía varias lenguas, y lamentó la corrupción de las Sagradas Escrituras y los trabajos de los filósofos griegos por numerosas malas traducciones y malas interpretaciones. Además urgió a todos los teólogos estudiar intensamente todas las ciencias y añadirlas al currículum universitario. Poseía uno de los intelectos más autorizados de su tiempo, y a pesar de todos los infortunios que sufrió, hizo muchos descubrimientos y acercó muchos otros. Rechazó el seguimiento ciego de las autoridades, tanto en el campo en el estudio teológico, como en el científico. Roger Bacon es considerado por algunos como el autor del Manuscrito Voynich, debido a sus estudios en los campos de la Alquimia, Astrología y Lenguas. A Bacon también se le atribuye el manual de Alquimia Speculum Alchemiae. Fue un entusiasta proponente y practicante del Método Experimental para adquirir conocimiento sobre el mundo. Planeó publicar una enciclopedia completa, pero solo aparecieron fragmentos. Su frase más famosa fue «la matemática es la puerta y la llave de toda ciencia».

Ramon Llull (en castellano: Raimundo Lulio) (1232 – 1315), también conocido como Raimundus o Raymundus Lullus en latín, como رامون لیول en árabe, como Raymond Lully por los ingleses o como Raymond Lulle por los franceses, fue un laico próximo a los franciscanos, ya que pudo haber pertenecido a la Orden Tercera de los frailes Menores. También fue filósofo, poeta, místico, teólogo y misionero mallorquín del siglo XIII. Fue declarado beato y su fiesta se conmemora el 27 de noviembre. Se le considera uno de los creadores del catalán literario y uno de los primeros en usar una lengua neolatina para expresar conocimientos filosóficos, científicos y técnicos, además de textos novelísticos. Se le atribuye la invención de la rosa de los vientos y del nocturlabio. Conocido en su tiempo por los apodos de Arabicus Christianus (árabe cristiano),Doctor Inspiratus (Doctor Inspirado) o Doctor Illuminatus (Doctor Iluminado), Llull fue una de las figuras más avanzadas de los campos espiritual, teológico y literario de la Edad Media. En algunos de sus trabajos (Artificium electionis personarum, 1247, y De arte electionis, 1299) propuso métodos de elección, que fueron redescubiertos siglos más tarde por Condorcet (siglo XVIII). Fue escritor, cabalista, divulgador científico, misionero, teólogo, fraile franciscano, alquimista entre otras cosas, dejando una obra ingente, variada y de muy alta calidad escrita en catalán, árabe y latín. La mayor parte de ella aún no ha sido traducida al español.

Nació en Palma, la capital del Reino de Mallorca, que el rey Jaime I acababa de conquistar, uniendo políticamente en la Corona de Aragón los recientemente conquistados territorios baleares. No se conoce la fecha exacta de su nacimiento, pero debió ser entre finales de 1232 y comienzos de 1233. Ramon era hijo de Ramon Amat Llull e Isabel d’Erill, miembros de una importante familia de Barcelona. Según Umberto Eco, el lugar de nacimiento fue determinante para Llull, pues Mallorca era una «encrucijada en la época de las tres culturas, cristiana, islámica y judía, hasta el punto de que la mayor parte de sus 280 obras reconocidas fueron escritas inicialmente en árabe y en catalán». Antes de casarse, ingresó en la corte del rey de Aragón en calidad de paje de su hijo segundo Jaime, futuro Jaime II de Mallorca. Pronto los nobles fueron conscientes de la brillante inteligencia de Ramon y lo convirtieron en preceptor del infante don Jaime, hijo de Jaime I de Aragón. Su ascenso en la corte de Aragón fue meteórico: fue sucesivamente senescal y mayordomo real del infante Jaime. Durante sus años en la corte, Ramon se dedicó a llevar una vida mundana, licenciosa y alegre, disfrutando lujos con gran ostentación y teniendo amoríos con doncellas, incluso adulterios declarados. A menudo se ha exagerado esta faceta de Llull para, por comparación, exaltar su posterior conversión mística. Durante este período la obra de Llull se reduce a canciones de amor, picarescas y divertidas, aptas para ser cantadas por los trovadores. Hacia 1267, a sus 30 años, la vida de Ramon sufrió un vuelco trascendental. Él mismo describe cómo tuvo una serie de cinco visiones de Cristo crucificado en cinco noches consecutivas. La profunda impresión que le causaron estas visiones lo llevó a vender sus propiedades y patrimonio para adelantar la herencia de su mujer e hijos, a los que abandonó por sentirse llamado por Dios para predicar en los caminos.untitled.png3

Su etapa de nueve años de formación teológica y moral duró hasta 1275. En Palma de Mallorca conoció y compró un esclavo musulmán de quien se sirvió como maestro para aprender el árabe. Luego se retiró a una cueva en el Monte Randa(Mallorca), donde se entregó a la meditación y la contemplación. Y, por último, entró (aún laico) en el Monasterio cisterciense de La Real, donde los monjes le enseñaron latín, gramática y filosofía, tanto islámica como católica. En 1274 el infante Jaime, que reinaría como Jaime II de Mallorca, antiguo alumno de Llull, lo llamó a su castillo de Montpellier, donde, bajo el mecenazgo del príncipe, el estudioso pudo escribir su Ars demostrativa (‘El arte demostrativa’), obra que le valió ser recompensado con un dinero que invirtió de inmediato en la construcción del monasterio de Miramar en su isla natal. El objetivo de este monasterio era adiestrar misioneros para cristianizar a los árabes, enseñándoles las técnicas misioneras, métodos para desautorizar la filosofía islámica, enseñanza del árabe, etc. La combinación exclusivamente luliana de estudios lingüísticos y teológicos para que los misioneros pudiesen evangelizar a fieles de otras religiones e idiomas encantó al papaPetrus Hispanus (Juan XXI), quien felicitó públicamente a Ramon en 1276. El Papa siguiente, Nicolás IV, escuchó las exigencias de Llull para la convocatoria a una nueva Cruzada sobre territorios dominados por los musulmanes, pero el pontífice se mostró remiso. El estudioso decidió, entonces, emprender su propia cruzada personal, que lo llevaría a Europa (Alemania, Francia e Italia), Tierra Santa, Asia Menor y el Magreb. Le interesaba sobremanera convertir a los musulmanes y judíos de esas regiones, por lo que no dudaba en predicar en las puertas de las mezquitas y sinagogas, lo que no siempre era recibido con agrado por los fieles de esos templos.

Durante estos viajes escribió gran cantidad de obras, destinadas principalmente a señalar los errores de los filósofos y teólogos de las otras religiones. Intentó fundar, asimismo, nuevos monasterios católicos en las zonas que visitaba. En 1286 Ramon Llull recibió su título de profesor universitario (magister) por la Universidad de París. Un año después viaja a Roma para someter a pontífices y dignatarios sus proyectos de reforma de la Iglesia, pero, una vez más, nadie lo escucha, porque iba a solicitar financiación para la Cruzada que ambicionaba para poder convertir a todos los infieles de Tierra Santa. Viendo que sus ruegos no obtenían el eco que él esperaba, ingresó en 1295 en la orden franciscana, acaso pensando que un monje verdadero podría convencer mejor a los prelados que un simple laico. Fue aceptado en la Orden Tercera Franciscana, una de las tres ramas fundadas originalmente por San francisco de Asís, llamada Hermanos y Hermanas de la Penitencia. En 1299, su antiguo discípulo, el ahora rey de Mallorca Jaime II, lo autoriza a predicar en las mezquitas y sinagogas de su reino. Será la primera vez que Ramon Llull podrá cruzar los umbrales de los templos para expresar sus ideas ante los cristianos. En 1305 propuso su segunda versión sobre cómo recuperar Tierra Santa: el proyecto Rex Bellator, de unificación de las órdenes militares bajo el poder de un príncipe cristiano, soltero o viudo. La conquista se efectuaría partiendo de Almería, Granada, el norte de África y Egipto, bajo la protección de una flota. Parece claro el papel que en todo ello habría de jugar el rey Jaime II de Aragón, que acababa de conquistar Murcia y que había establecido contactos para mercaderes de la Corona de Aragón en Alejandría.

La caída de los restos del reino de Jerusalén (San Juan de Acre, 1291 y Arwad, 1302) sacudió las conciencias de muchos cristianos, que sólo podían explicarse el desastre a causa de pecados o vicios colectivos de la cristiandad que había que erradicar con profundas reformas. El más activo, con tres libros principales y muchas cartas y viajes a lo largo de treinta años, de los tratadistas de esta corriente de reformas fue Ramon Llull, que elaboró el proyecto Rex Bellator de unificación de las órdenes militares bajo un príncipe: Tal como se indica en el documento Quomodo Terra Sancta recuperari potest, elaborado bajo la impresión de la caída de Acre. Lo empezó siendo Papa Nicolás IV y lo acabó con la Sede Pontifícia vacante. La propuesta principal era la unificación de templarios, hospitalarios, teutónicos y caballeros de las órdenes peninsulares bajo un mando único y la creación de una escuela de misioneros versados en lenguas orientales. La obra Liber de Fine, fue dedicada al futuro Papa, que acabaría siendo Clemente V. La coyuntura era la caída de Arwad y la captura del último mariscal del Temple, fray Dalmau de Rocabertí. La estrategia ahora se concretó: la unificación de las órdenes bajo unRex Bellator; la expedición por la ruta Almería, Ceuta, Norte de África hasta Egipto y Jerusalén, apoyada por la flota y con los almogávares como tropas de choque. Se adivina claramente el protagonismo de Jaime II de Aragón y de su hijo mayor, el príncipe Jaime de Aragón y Anjou, que renunció al matrimonio y a la corona para vestir el manto blanco y la cruz roja. El documento Liber de Acquisitione Terrae Sanctae, aparecido tras la caída del Temple. Llull proponía ahora dos vías para la reconquista de Tierra Santa: al norte, los franceses con los hospitalarios y al sur Jaime II con las órdenes peninsulares. Finalmente, nada se llevó a cabo, excepto una cruzada fracasada de Jaime II sobre Almería.untitled.png5

En 1307, Ramon Llull viajó al norte de África a continuar predicando, pero, enfrentado con un grupo de musulmanes, estuvo a punto de ser lapidado. Deseoso de salir de allí, se dirigió a la ciudad italiana de Pisa. Pero el buque que lo transportaba se hundió, y el monje mendicante fue uno de los pocos supervivientes del naufragio, logrando alcanzar la costa italiana después de una dura lucha contra la tempestad. El 14 de noviembre de 1305, tras un año sin lograr elegir pontífice, el rey Felipe IV de Francia, llamado el Hermoso, haría coronar papa al obispo de Burdeos, el dominico Raimundo Bertrand de Got, bajo el nombre pontificio de Clemente V, aunque su elección se había producido el 5 de junio de 1305. Este Papa, falto de decisión y poder, trasladaría la sede papal de Roma a Aviñón y se convirtió en un títere del monarca francés. Entre ambos habían decidido terminar con los Caballeros Templarios, a los que encarcelaron en 1307 y acusaron, en medio de espantosas torturas, de blasfemia y herejía bajo el látigo de la Inquisición conducida por los dominicos. En 1308 Clemente V, prácticamente obligado por Felipe IV de Francia, convoca a través de la bula Faciens misericordiam cum servo suo un Concilio, que tendría lugar en la ciudad de Vienne, en 1311, para tratar variados temas que interesaban al soberano. Uno de ellos era hacer exhumar y quemar por herejía los huesos de su anterior enemigo, el papa Bonifacio VIII, que hacía siete años que había muerto. También se decidiría si correspondía hacer una nueva Cruzada, si procedía efectuar ciertas reformas de la Iglesia y, lo más terrible, se juzgaría si correspondía entregar a los templarios al brazo seglar para ser ejecutados en la hoguera. Ramon Llull fue convocado y estuvo presente en las tres sesiones del Concilio, pero no han llegado hasta nosotros noticias acerca de cómo votó en cada uno de los graves asuntos que allí se ventilaron. Nos consta que la Cruzada y la reforma eclesiástica le interesaban particularmente, ya que habían sido el objeto de sus prédicas y ruegos durante décadas. Sin embargo, respecto del castigo a los templarios quedan numerosas dudas.

Los franciscanos solían ser designados en los tribunales inquisitoriales para moderar la tendencia a condenar de los dominicos, normalmente en proporción de uno por cada dos dominicos. En ese sentido, la lógica nos dice que Ramon debe haber defendido a los prisioneros. En segundo término, los partidarios de las Cruzadas, como Llull, conocían y amaban a los templarios por el valor, el coraje, el espíritu de sacrificio y la enorme piedad que habían demostrado en los 187 años de su existencia, así como por su arrojo en la segunda cruzada y las sucesivas. No tenemos, como se ha dicho, su voto escrito, pero es muy improbable que hubiese votado por la hoguera. Si así fue, lamentablemente no fue escuchado por tercera vez, ya que los templarios fueron suprimidos como orden y muchos de ellos murieron en la hoguera, encabezados por su último Gran Maestre Jacques Bourguignon de Molay en 1314. La Orden como institución fue suprimida por Clemente V en el mismo acto como decreto papal y no como decisión del Concilio, a causa del descrédito en que había incurrido por las acusaciones recibidas, y no por su culpabilidad. Una de las propuestas presentadas por el franciscano, a saber, crear colegios para enseñar a los misioneros el idioma hebreo, el árabe y las lenguas orientales fue aceptada, mientras que la otra, marchar a una nueva cruzada, fue rechazada. Terminado el Concilio, Ramon viajó a Túnez para continuar su labor misionera. Es este trayecto escribió Liber de Deo et de mundo (“Libro acerca de Dios y el mundo“) yLiber de maiore fine intellectus amoris et honoris (“Libro acerca del fin mayor de la inteligencia: el amor y el honor“). Ambas obras están fechadas en diciembre de 1315 y serían sus últimas obras. Ramon Llull murió el 29 de junio de 1315, cuando regresaba de su viaje a Túnez hacia Mallorca. Ciertos cronistas afirman que fue linchado por una turba de airados musulmanes. Está enterrado en la iglesia del Convento de San Francisco de Palma de Mallorca.

Seguidor, como buen franciscano, del pensamiento de Roger Bacon y San Buenaventura, Llull introdujo una gran innovación al incluir el pensamiento moral caballeresco dentro de la filosofía y la teología de su tiempo. Por ello Llull se embarcó también en una cruzada en pro del pensamiento místico y caballeresco y en contra del racionalismo a ultranza, representado por el pensador cordobés Averroes. Ramon insistió en la doctrina de la Inmaculada Concepción de María, contra la opinión, entonces ortodoxa, de Santo Tomás de Aquino. La esencia divina había de tomar una primera materia perfecta para poder formar el cuerpo de Jesús. Ello era impensable si María misma había nacido sujeta al Pecado Original, por lo que ella tenía que haber sido concebida sin pecado. Estas ideas llevaron al Inquisidor Nicolau Eymeric a perseguir póstumamente las obras de Ramon Llull. Sin embargo, el rey Pedro el Ceremonioso protegió la memoria del beato y expulsó al Inquisidor de Catalunya, y, finalmente, la Iglesia católica terminó por establecer la opinión de Llull como dogma. A pesar de ser un activo misionero cristiano, Llull amaba y comprendía el pensamiento árabe y respetaba en gran medida sus avanzados sistemas. Así, en su primer libro utiliza la lógica de los científicos árabes, su simbología, su álgebra y sus razonamientos. Escribía y hablaba perfectamente en catalán, latín y árabe; y utilizaba indistintamente cualquiera de estas lenguas para dirigirse a quien la comprendiera mejor. Si el público de su nuevo libro era de baja condición, no vacilaba en expresar los más elevados conceptos filosóficos en alegres versos, y siempre preconizó la conversión de los infieles por la vía del cariño, del amor y sin ningún tipo de coerción ni de violencia.untitled.png6

Sir Francis Bacon, primer Baron Verulam, Vizconde de St Albans KC (1561 – 1626), canciller de Inglaterra, fue un célebre filósofo, político, abogado y escritor. Es considerado el padre del empirismo. Sus obras y pensamientos ejercieron una influencia decisiva en el desarrollo del método científico. Era hijo menor de Sir Nicholas Bacon, nombrado guardián del Gran Sello por la reina Isabel I. Su madre, Ann Cooke Bacon, segunda esposa de Sir Nicholas, era sobrina de Sir Anthony Cooke, hablaba cinco idiomas y estaba considerada como una de las mujeres más ilustradas de su época. Aunque no se haya establecido con seguridad, hay razones para creer que Bacon recibió tutorías en su casa durante sus primeros años, y que su salud durante aquel periodo, al igual que con posterioridad, era delicada. En 1573, a la edad de 13 años, ingresó en el Trinity College de Cambridge, institución en la que cursó estudios hasta 1576, periodo que pasó en compañía de su hermano mayor, Anthony. En Cambridge, sus estudios de las diversas ciencias le llevaron a la conclusión de que los métodos empleados y los resultados obtenidos eran erróneos. Su reverencia por Aristóteles, del que, a pesar de todo, no parecía tener excesivo conocimiento, contrastaba con su desapego por la filosofía aristotélica. A su juicio, la filosofía precisaba de un verdadero propósito y nuevos métodos para alcanzarlo. Con el primer germen de la idea que le consagraría, Bacon abandonó la universidad. El 27 de junio de 1576 ambos hermanos ingresaron en de societate magistrorum y unos meses más tarde fueron destinados a Francia como agregados del embajador Sir Amyas Paulet. La situación política y social en la Francia de aquella época, durante el reinado de Enrique III, le proporcionó al joven Francis una valiosísima experiencia política al verse en la necesidad de llevar a cabo algunas comisiones diplomáticas delicadas. Aunque vivió en Poitiers, durante su estancia en el continente visitó París y las principales ciudades francesas, además de recoger informes sobre los recursos y la situación política de los diferentes países europeos. Estos informes se han venido publicando en sus obras, bajo el título de Notes on the State of Christendom (“Notas sobre el estado de la cristiandad“), a pesar de que como apuntara el historiador James Spedding, el trabajo parecía ser autoría de uno de los ayudantes de su hermano Anthony.

En 1579, al conocer la muerte de su padre, Francis regresa a Inglaterra. La modestísima herencia que le deja su padre, al no poder cumplir el deseo de dejarle a su hijo menor en posición acomodada por sorprenderle la muerte repentinamente, obliga a Francis a adoptar una profesión que a la postre sería el derecho. Con sus estudios en derecho, literatura y diplomacia, Bacon aspira a conseguir un puesto político de importancia. Esto lo logra cuando Jacobo I de Inglaterra asciende al trono en 1603, el cual lo designa procurador general en 1613. Su carrera política avanza y es nombrado canciller de Inglaterra en 1618. Posteriormente, Bacon se ve envuelto en intrigas políticas que lo acusan de desprestigiar al rey, y luego, en 1621, fue acusado de corrupción y maltrato a sus subordinados. Sin embargo, Bacon logra salir airoso de esta situación, acumulando una fortuna durante el ejercicio de la labor pública, con la cual se retira para ocuparse de sus estudios en filosofía y ciencias. Murió en Londres en 1626, debido a una neumonía. Se propuso ante todo reorganizar el método de estudio científico. Percibió que el razonamiento deductivo destacaba entonces a expensas del razonamiento inductivo y creyó que, eliminando toda noción preconcebida del mundo, se podía y debía estudiar al hombre y su entorno mediante observaciones detalladas y controladas, realizando generalizaciones cautelosas. Para ello, el estudio que el hombre de ciencia hace de los particulares debe realizarse mediante observaciones que deben validarse. Los científicos deben ser ante todo escépticos y no aceptar explicaciones que no se puedan probar por la observación y la experiencia sensible (empirismo). Los escritos de Bacon se engloban en tres categorías: filosófica, literaria y política. Sus mejores obras filosóficas son El avance del saber (1605), y Novum Organum o Indicaciones relativas a la interpretación de la naturaleza(1620).untitled.png7

La filosofía de Bacon influyó en la creencia de que la gente es, a la vez, sierva e intérprete de la naturaleza y de que la verdad no se deriva de la autoridad, mientras que el conocimiento es fruto ante todo de la experiencia. Se le reconoce haber aportado a la Lógica el método experimental inductivo, ya que anteriormente se practicaba la inducción mediante la simple enumeración, es decir, extrayendo conclusiones generales de datos particulares. El método de Bacon consistió en inferir a partir del uso de la analogía, desde las características o propiedades del mayor grupo al que pertenece el dato en concreto, dejando para una posterior experiencia la corrección de los errores evidentes. Este método representó un avance fundamental en el método científico al ser muy significativo en la mejora de las hipótesis científicas. Su Novum Organum influyó mucho en la aceptación en la ciencia de una observación y experimentación precisas. En esta obra mantenía que había que abandonar todos los prejuicios y actitudes preconcebidas. Los principios que se plantean enNovum Organum tuvieron gran importancia en el subsiguiente desarrollo del empirismo. Como escritor, se le debe además la creación del género ensayístico en inglés, con sus Essays, (1597) que siguen la estela de Montaigne, en los que muestra un estilo en apariencia poco ornamentado, y una gran capacidad aforística. En su Nueva Atlántida ofrece la primera utopía tecnológica, donde los gobernantes serán los científicos de la “Casa de Salomón“, una especie de gran universidad donde se concentraría el conocimiento. Previó en su época grandes adelantos científicos como máquinas voladoras, submarinos y telecomunicaciones.

La teoría baconiana sobre la autoría de la obra de Shakespeare, propuesta por primera vez a mediados del siglo XIX, sostiene que Francis Bacon escribió las obras de teatro que se atribuyen en forma convencional a William Shakespeare, en contra del punto de vista aceptado de que fue William Shakespeare de Stratford quien escribió los poemas y obras que llevan su nombre. La principal evidencia baconiana se funda en la presentación de un motivo para el ocultamiento, las circunstancias que rodean la primera puesta en escena de La comedia de las equivocaciones, así como la proximidad de Bacon a la carta de William Strachey, a partir de la cual muchos estudiosos creen que se basó La Tempestad. También la interpretación de alusiones en las obras al conocimiento legal de Bacon, así como los numerosos supuestos paralelismos con las obras publicadas de Bacon y anotaciones en el Promus (su libro de notas personal). Asimismo, el interés de Bacon en las historias civiles y alusiones ostensiblemente autobiográficas en las obras de teatro. Como Bacon contaba con conocimiento de primera mano de los métodos de codificación del gobierno, muchos baconianos piensan que él escribió pistas de su autoría de la obra de Shakespeare en forma codificada. La mayoría de los estudiosos de fuste rechazan todos estos argumentos en favor de Bacon, y critican la poesía atribuida a Bacon como demasiado diferente de la de Shakespeare, como para haber sido escrita por la misma persona.

A menudo Francis Bacon se encontraba con otros hombres en el Gray’s Inn para discutir sobre política y filosofía, y para ensayar actos de obras de teatro que estaba escribiendo. La supuesta conexión de Bacon con los Rosacruces y los Francmasonería ha sido ampliamente comentada en numerosos libros por distintos autores y estudiosos. Sin embargo, otros, entre los que se encuentra Daphne du Maurier (en su biografía de Bacon), han sostenido que no existe evidencia sustancial que avale la teoría de su relación con los Rosacruces. Frances Yates no indica que Bacon fuera un rosacruz, pero, presenta pruebas de que se encontraba vinculado con algunos de los movimientos intelectuales más secretos de su época. Ella sostiene que la iniciativa de Bacon sobre la promoción de la enseñanza se encontraba muy ligada con el movimiento Rosacruz alemán, mientras que en la obra New Atlantis, Bacon presenta una tierra que es gobernada por los Rosacruces. Probablemente Bacon consideraba que su movimiento por la promoción del aprendizaje se encontraba alineado con los ideales de los Rosacruces. La influencia de Francis Bacon es evidente sobre un conjunto variado de autores religiosos y espirituales, y en grupos que han utilizado sus escritos en sus propios sistemas de creencias. Dentro de la doctrina Baconiana se hallan dos grandes e importantes tópicos que se van desarrollando durante su estudio. El primero de ellos es un estudio exhaustivo sobre los problemas del método científico; el segundo hace referencia a la técnica aplicada a la vida humana. Bacon emprende una lucha decisiva focalizada en Aristóteles, debido a que éste había, según él, imposibilitado el progreso de la ciencia aplicada. Tanto la antigüedad como la edad Media no concibieron la posibilidad de mejorar las condiciones de vida humana por medio de los descubrimientos de la ciencia aplicada; por ello Bacon orientó su atención a tal problema, proclamando una ruptura concentrada específicamente en la doctrina de Aristóteles, pues éste pensador, según Bacon, es quien manifestó los más grandes errores que alimentaban a la época renacentista, hasta tenerlo como modelo.untitled

Theophrastus Phillippus Aureolus Bombastus von Hohenheim, o Theophrastus Bombast von Hohenheim, conocido como Paracelso o Teofrasto Paracelso (1493 –1541), fue un alquimista, médico y astrólogo suizo. Fue conocido porque se creía que había logrado la transmutación del plomo en oro mediante procedimientos alquimistas y por haberle dado al zinc su nombre, llamándolo zincum. El nombre Paracelso (Paracelsus, en latín), que escogió para sí mismo y por el que es generalmente conocido, significa «semejante a Celso», un médico romano del siglo I. Se trata de una de las figuras más contradictorias e interesantes de la historia de la medicina. Su incesante búsqueda de lo nuevo y su oposición a la tradición y los remedios heredados de tiempos antiguos le postulan como un médico moderno, adelantado a sus contemporáneos. En cambio, en su concepción del misticismo y la astrología, se podría decir que mantuvo una postura inmovilista sobre los conceptos más arcaicos. Nació y fue criado en Einsiedeln (Suiza), hijo del médico y alquimista suabo Wilhelm Bombast von Hohenheim y de madre suiza. En su juventud trabajó en las minas como analista. Comenzó sus estudios a los 16 años en la Universidad de Basilea, y más tarde en Viena. Se doctoró en la Universidad de Ferrara. Discrepaba con la idea que entonces tenían los médicos de que la cirugía era una actividad marginal relegada a los barberos. Sus investigaciones se volcaron sobre todo en el campo de la mineralogía. Viajó bastante, en busca del conocimiento de la alquimia. Produjo remedios o medicamentos con la ayuda de los minerales para destinarlos a la lucha del cuerpo contra la enfermedad. Otro aporte a la Medicina moderna fue la introducción del término sinovial; de allí el líquido sinovial, que lubrica las articulaciones. Además estudió y descubrió las características de muchas enfermedades (sífilis y bocio entre otras) y para combatirlas se sirvió del azufre y el mercurio. Se dice que Paracelso fue un precursor de la homeopatía, pues aseguraba que «lo parejo cura lo parejo» y en esa teoría fundamentaba la fabricación de sus medicinas.

El orden cósmico era lo que le interesaba a Paracelso en primera instancia y lo halló en la tradición astrológica. La doctrina del Astrum in corpore es su idea capital y más querida. Fiel a la concepción del hombre como microcosmos, puso el firmamento en el cuerpo del hombre y lo designó como Astrum o Sydus (en español, astro o constelación). Fue para él un cielo endosomático, cuyo curso estelar no coincide con el cielo astronómico, sino con la constelación individual, que comienza con el «Ascendente» u horóscopo. Se le atribuye la paternidad del término Espagiria, producción de medicinas a partir de plantas utilizando procedimientos alquímicos. Uno de los principios de Paracelso fue: «Únicamente un hombre virtuoso puede ser buen médico». Para él la Medicina tenía cuatro pilares: Astronomía; Ciencias naturales; Química; El amor. Introdujo el uso del láudano. Su principal libro fue La gran cirugía (Die Grosse Wundartzney). A pesar de que se ganó bastantes enemigos y obtuvo fama de mago, contribuyó en gran manera a que la Medicina siguiera un camino más científico y se alejase de las teorías de los escolásticos. También aportó datos alquímicos. A Paracelso le atribuimos la idea de que los cuatro elementos (tierra, fuego, aire y agua) pertenecían a criaturas fantásticas que existían antes del mundo. Así pues, la tierra pertenecería a los gnomos, el agua a las nereidas (ninfas acuáticas), el aire a los silfos (espíritus del viento) y el fuego a las salamandras (hadas de fuego). Igualmente, Paracelso aceptó los temperamentos galénicos y los asoció a los cuatro sabores fundamentales. Esta asociación tuvo tal difusión en su época que aún hoy en día, en lenguaje coloquial, nos referimos a un carácter dulce (tranquilo, flemático), amargo (colérico), salado (sanguíneo, dicharachero) y el carácter ácido pertenecería al temperamento melancólico.

Nicol o Nicholas Flamenco (Flamel), (1330 – 1418), fue un burgués parisino del siglo XIV, escribano público, copista y librero jurado. Aunque sin duda un personaje histórico, las leyendas lo describen como alquimista de suficiente habilidad para ejecutar las dos obras más complejas del arte alquímico: la transmutación de los metales en oro gracias a la elaboración de la piedra filosofal, y la inmortalidad. Flamel era un hombre letrado para su época. Tomo parte de esta época del renacimiento y había aprendido el oficio de copista de su padre, quien había sido un sofer antes de su conversión forzada al cristianismo, y comprendía correctamente el hebreo y el latín. De acuerdo a la leyenda, cuando se hallaba en plena guerra de los Cien Años trabajando de librero en París, Flamel se hizo alrededor de 1355 con un grimorio alquímico, que excedía con creces sus conocimientos, y empleó 21 años en intentar descifrarlo. Diferentes versiones aseguran que lo recibió de un desconocido, que lo compró casi al azar o que le fue entregado por un ángel en sueños. Para ello viajó a España, donde consultó tanto a las autoridades sobre Cábala como a los especialistas en el mundo antiguo, ya que en aquella época y bajo la influencia andalusí, las mejores traducciones del Griego antiguo se producían en las universidades españolas, hasta encontrar en León, después de preguntar a muchas personas, a un anciano rabí, el Maestro Canches, quien identificó la obra como el Aesch Mezareph del Rabí Abraham, y enseñó a Flamel el lenguaje y simbolismo de su interpretación.untitled.png2

La narración de todos estos hechos tiene lugar en su Libro de las figuras jeroglíficas (1399), que describe brevemente al comienzo dichas peripecias, explicando a lo largo de dicha obra el magisterio filosofal, descrito como si de la peregrinación a Santiago de Compostela se tratara. Sin embargo algunas teorías apuntan a que dicho entramado tiene un significado mucho más profundo, siendo reflejo de los misterios iniciáticos que se ocultan tras esta obra. Entre estos misterios estaban el descubrimiento de la Piedra Filosofal y la creación de homúnculos, mediante la palingenesia de las sombras, lo que implica crear un cuerpo astral, animal o vegetal. Flamel regresó a París en 1382, y en 1407 se hizo construir una casa, aún en pie, en el actual 51, rue de Montmorency, además de financiar capillas, asilos y hospitales. El rey Carlos VI de Francia le pidió que le aportara oro a las arcas reales mediante su sistema de transmutación. Se asegura que durante esos años elaboró también una piedra, gracias a la cual él y su mujer, Perenelle, obtuvieron la inmortalidad. Aunque aparentemente falló, ya que se dice que fallecieron y fueron enterrados entre 1410 y 1418, en el cementerio de St. Jacques de la Boucherie, al intentar exhumarlo, se encontraron con una tumba vacía. Aunque bien pudo deberse al saqueo de la misma en busca de objetos de valor o de textos, esto no hizo más que reforzar los rumores de su inmortalidad, al igual que las historias sobre su vida en juventud y recorriendo lugares como India y Turquía después de su supuesta muerte, recopiladas por Paul Lucas (1664-1737). Su lápida, ricamente grabada, se conserva en el Museo de Cluny.

Robert Fludd, también conocido como Robertus de Fluctibus (1574 – 1637), fue un eminente médico paracélsico, astrólogo y místico inglés. Robert Fludd era el quinto hijo de Elisabeth Andros y Sir Thomas Fludd, funcionario de alto rango del gobierno y tesorero de guerra para la armada de Isabel I. Se educó en el anglicanismo, la religión de sus padres. Pero considerando que su formación era insuficiente, y con objeto de perfeccionar sus conocimientos, emprendió un viaje al continente europeo que duró seis años. Entre 1598 y 1604 Fludd recorrió España, Francia, Italia y Alemania, estudiando medicina, química y lo oculto, aunque es principalmente conocido por su investigación en el campo de la filosofía oculta. Fue sin duda en Alemania donde Fludd entró en contacto directo con el movimiento rosacruz. De retorno a Inglaterra, el 16 de mayo de 1605 obtuvo su doctorado en medicina en la Universidad de Oxford. Más adelante se instaló en Londres. A partir de los 42 años (1616) empezó a escribir y publicar, y hasta su muerte no paró de escribir voluminosas obras herméticas. Fludd es considerado como uno de los grandes humanistas del Renacimiento: su conocimiento se apoyaba en el conjunto de las Humanidades, y consagró una parte importante de sus voluminosos escritos a defender la reforma de las ciencias. En tanto que médico y alquimista, se interesó por las ideas de Paracelso. En materia de medicina, es reconocido como un precursor. A él se debe la descripción del primer barómetro. Fludd fue la primera persona en tratar acerca de la circulación de la sangre, y de hecho llegó a la conclusión correcta. Sin embargo, su conclusión se basaba en la analogía delmacrocosmos-microcosmos, una teoría en la que todo cuanto acontece en el microcosmos (hombre) está bajo la influencia del macrocosmos (cielo). Su teoría planteaba que la sangre debe circular puesto que el corazón es como el Sol, y la sangre como los planetas; en esa época ya era conocido que los planetas orbitan alrededor del Sol. Posteriormente, William Harvey explicó la circulación de la sangre en términos más modernos y experimentales, aunque el trabajo de Harvey todavía hacía referencias a la analogía macrocosmos-microcosmos de Fludd.

Fludd era ante todo un espiritualista que establecía una distinción entre la parte física mortal y la parte anímica inmortal del hombre. Para él, el alma está unida a Dios, mientras que el cuerpo físico es una parte de la naturaleza. El espíritu de la vida, la fuerza esencial de la vida o fuerza vital, etérea y unida al alma, constituye a la vez la conciencia y el espíritu animal en nosotros. Esta fuerza vital es la causa de todas las funciones vitales. Fludd practicaba la sanación a distancia, mediante un sistema descrito anteriormente por Paracelso y que Fludd denomina en sus tratados el ungüento de simpatía. Este método era usado por varios médicos rosacruces de la época, especialmente Jan Baptist van Helmont y Kenelm Digby. Mantuvo un célebre intercambio de opiniones con Johannes Kepler relativas a los enfoques científico y hermético del conocimiento. Su filosofía está expuesta en Utriusque Cosmi, Maioris scilicet et Minoris, metaphysica, physica, atque technica Historia (La historia metafísica, física y técnica de los dos mundos, a saber el mayor y el menor, publicado en Alemania entre 1617 y 1621); según Frances Yates, su sistema de memoria (que describe con detalle en The Art of Memory) podría reflejar el esquema del Globe Theatre de Shakespeare. En 1617, Fludd escribió De Musica Mundana(Música Mundana), libro tercero de la Historia metafísica, física y técnica de los mundos mayor y menor, donde describe sus teorías de la música, y del macrocosmos, además de su monocordio (también conocido como “divino” o “celestial“).untitled.png4

Un año después publicaría De Naturae Simia (la historia técnica) ampliando sus teorías acerca de la música humana y siguiendo la pitagórica estela que Boecio había trazado en el siglo VI. En sus libros, Robert Fludd se ocupó asimismo de presentar la armonía entre el macrocosmos y el microcosmos. Continuando con un conocimiento universal, se interesó en las correspondencias armónicas que existen entre los planetas, los ángeles, las partes del cuerpo humano y la música. Sus libros son verdaderas obras maestras, magníficamente adornados con grabados que ilustran sus ideas. En 1630, Fludd ideó una máquina de movimiento perpetuo. En la década de 1870 se hicieron varios intentos de patentar variaciones de la máquina de Fludd. Esta máquina funcionaba mediante recirculación, por medio de una noria de agua y un tornillo de Arquímedes. El dispositivo bombea continuamente el agua a su depósito de origen.Según los Dossiers Secretos, de Henri Lobineau, Fludd era un Gran Maestre del Priorato de Sion. Fludd defendía la filosofía de los alquimistas y de los Rosacruz, y se sirvió de sus doctrinas para describir al hombre, la naturaleza y el universo. Se dice que no era miembro de los Rosacruz, como sostenía a menudo, pero defendió su pensamiento en su Tractatus Apolegeticus integritatem Societatis de Rosea Cruce defendens, donde describió el origen del conocimiento de los Rosacruz. La obra trata de sus ideales, de su integridad y su sabiduría. Fludd era descendiente de Cunedda Wledig ap Edern, Rey de Gwynedd, actualmente parte de Gales. Gwynedd es una de las dos zonas de Gales que fue gobernada por monarcas irlandeses; la otra es Dyfed.

Jakob Böhme (1575 – 1624) fue un místico y teósofo luterano. Importante vínculo de transmisión entre el maestro Eckhart y Nicolás de Cusa, por un lado, y Georg Wilhelm Friedrich Hegel y Friedrich Schelling, por otro. Su extensa obra, nacida de la intuición intelectual, ha influido durante siglos sobre todo en filósofos y teólogos. Su motivación fueron las cuestiones acerca del origen del Bien y del Mal. Escribió obras como “Árbol matutino naciente” o “Sobre los tres principios de la esencia divina“. Nació en una familia campesina de filiación luterana, en una aldea cercana a Görlitz. Desde pequeño se dedicó a labrar la tierra, y en su adolescencia trabajó remendando zapatos de forma ambulante. Tuvo noticia de la división religiosa de Alemania, y de cómo la gente buscaba consuelo en las doctrinas herméticas y teosóficas. A los 18 años tuvo una “visión” que le cambió la vida. Fueron 7 días en los que dijo estar “rodeado de la divina luz“. Se casó a los 19 años con la hija de un carnicero y trabajó como zapatero. Tuvo sucesivas visiones, hasta que en 1610 se decidió a escribir sus experiencias durante su tiempo libre. “Aurora” es la obra de la que dice Böhme que fue redactada “bajo el impulso de Dios“. Algunos ven en dicha obra la influencia de Valentín Weigel (1533-1588), pastor protestante que fundó una secta mística basada en las enseñanzas de Taulero y Paracelso. El pastor Gregorius Richter, primado eclesiástico de Görlitz, prohibió a Böhme escribir bajo pena de destierro. Böhme obedece durante 5 años, y vuelve a tomar la pluma en 1619, no soltándola hasta su muerte, 5 años después, consiguiendo discípulos y acrecentándose su fama en Alemania. Sus libros eran publicados de forma clandestina por sus amigos. Cuando Richter lo acusó de herejía, y lo expulsa de la ciudad, Böhme ya tenía seguidores y aliados entre los magistrados municipales. Acató la orden no sin antes defenderse de los cargos. Pudo volver a Görlitz en 1624 cuando ya había muerto Richter. No obstante, Böhme murió ese mismo año.

Giovanni Pico della Mirandola (1463 – 1494), humanista y pensador italiano. Mientras estudiaba en la Universidad de Bolonia publicó, a los catorce años, Las decretales. Luego viajó por el territorio italiano y más tarde por Francia, donde también asistió a la universidad. Estudió sobre todo lenguas: griego, árabe, hebreo y caldeo, con el propósito de entender la Cábala, el Corán, los oráculos caldeos y los Diálogos platónicos en sus textos originales. En 1485, durante su estancia en París, leyó los trabajos de Averroes (1126-1198), el filósofo y teólogo asharí hispanoárabe que introdujo el pensamiento aristotélico en Occidente. Allí concibió la idea de unificar las tradiciones culturales sobrevivientes en aquella época. Al año siguiente, ya de regreso en Italia, con sólo 23 años, raptó en Arezzo a la esposa de Giuliano Moriotto dei Medici, un pariente pobre de los Medici florentinos, por lo que fue perseguido, atacado y herido. Luego, hacia finales del año 1486 publicó en Roma sus Conclusiones philosophicae, cabalisticae et theologicae, conocidas como Las 900 tesis. Se trata de novecientas proposiciones recogidas de las más diferentes fuentes culturales, tanto de filósofos y teólogos latinos como de los árabes, los peripatéticos y los platónicos. No excluyó tampoco a los pensadores esotéricos, como Hermes Trimegisto, ni a los libros hebreos. La obra iba precedida de una introducción, que tituló Discurso sobre la dignidad del hombre, texto que se ha convertido en clásico y donde Pico della Mirandola formula tres de los ideales del Renacimiento: el derecho inalienable a la discrepancia, el respeto por las diversidades culturales y religiosas y, finalmente, el derecho al crecimiento y enriquecimiento de la vida a partir de la diferencia. En cuanto a las tesis, su intención era demostrar que el Cristianismo era el punto de convergencia de las tradiciones culturales, religiosas, filosóficas y teológicas más diversas. Su intención era que estas novecientas conclusiones se discutieran en Roma, después de la Epifanía de 1487, por los doctos de todo el mundo, para entablar una paz filosófica entre los cultivadores de todas las doctrinas.untitled.png5

Un ejemplo es esta interpretación de la creación basada en el Génesis y el Timeo de Platón: “Cuando Dios terminó la creación del mundo, empieza a contemplar la posibilidad de crear al hombre, cuya función será meditar, admirar y amar la grandeza de la creación de Dios. Pero Dios no encontraba un modelo para hacerlo. Por lo tanto se dirige al primer ejemplar de su criatura, y le dice: “No te he dado una forma, ni una función específica, a ti, Adán. Por tal motivo, tendrás la forma y función que desees. La naturaleza de las demás criaturas la he dado de acuerdo a mi deseo. Pero tú no tendrás límites. Tú definirás tus propias limitaciones de acuerdo con tu libre albedrío. Te colocaré en el centro del universo, de manera que te sea más fácil dominar tus alrededores. No te he hecho mortal, ni inmortal; ni de la tierra, ni del cielo. De tal manera, que podrás transformarte a ti mismo en lo que desees. Podrás descender a la forma más baja de existencia como si fueras una bestia o podrás, en cambio, renacer más allá del juicio de tu propia alma, entre los más altos espíritus, aquellos que son divinos“. Sin embargo trece de esas tesis fueron consideradas “sospechosas de herejía“. El Papa las vinculó con la magia cabalística y prohibió seguir adelante con el debate. Pico della Mirandola no tuvo mejor idea que escribir una Apología en la cual defendía esas tesis cuestionadas, lo que los doctores eclesiásticos consideraron un acto de soberbia y obstinación. Juzgado y condenado por herejía, Pico della Mirandola fue excomulgado, por lo que huyó a Francia, donde fue detenido y conducido a la cárcel de Vincennes. El heredero del trono de Francia, y futuro rey, Carlos VIII, intercedió en su favor y fue liberado. Tiempo después aceptó una invitación de Lorenzo el Magnífico de Medicis (1449-1492), banquero, político y mecenas italiano, y se instaló en Florencia. En el año 1489 finalizó el Heptaplus, relato místico de la creación del universo, en el que bucea sobre el Génesis, buscando desentrañar sus significados más recónditos. Dos años después, con veintiocho años de edad, renunció a sus cuantiosos bienes y a su parte del principado familiar y se entregó a un profundo fervor religioso. Viajó por toda Italia como mendicante hasta que, en 1493, el papa Alejandro VI lo absolvió de cualquier imputación de herejía y lo admitió de nuevo en la Iglesia católica.

Pico della Mirandola, sin embargo, no abjuró de ninguna de sus tesis. Ingresó en la Orden de los Dominicos, cuyos hábitos llegó a vestir poco antes de su muerte, acaecida a los treinta y un años, el 17 de noviembre de 1494. Una parte de suDisputationes adversus astrologiam divinatricem fue publicada en Bolonia tras su muerte. En este libro Pico della Mirandolapresenta argumentos contra la práctica de la astrología que han tenido una enorme importancia durante siglos, hasta nuestras fechas. Disputationes está influido por los argumentos contra la astrología expuestos por su admirado San Agustín de Hipona, y también por ideas mantenidas por su maestro, Marsilio Ficino, que le habría animado a escribirlo. La enemistad de Pico della Mirandola contra la astrología parece deberse principalmente al conflicto con las nociones cristianas de libertad de elección. Pero los argumentos de Pico della Mirandola van más allá de las objeciones de Ficino (que era astrólogo). El sobrino de Pico della Mirandola, un ferviente seguidor de Savonarola, editó el manuscrito para su publicación tras su muerte, y posiblemente fue corregido para ser aún más crítico. Esto explica el hecho de que Ficino promocionara el manuscrito y lo apoyara con entusiasmo antes de su publicación. Pico della Mirandola llegó a reunir una de las bibliotecas personales más ricas del Renacimiento, que legó a un amigo, con la condición de no cederla a ningún convento, como era lo usual en la época entre los hombres de su condición, lo que coincide con su talante independiente y sus firmes y sostenidas convicciones de eterno rebelde ante la autoridad eclesiástica. Su fama era grande a su muerte, como demuestra su epitafio: “Hic situs est PICUS MIRANDOLA, cætera norunt/Et Tagus et Ganges, forsan et Antipodes” (“Aquí yace Pico della Mirandola: el Tajo, el Ganges, aun las Antípodas saben el resto“).untitled.png6

Arnau de Vilanova (en catalán y provenzal), denominado también Arnaldo de Vilanova o de Villanueva en castellano,Arnaldus de Villa Nova o Arnaldus Villanovanus en latín y Arnaud de Villeneuve en francés, (1238 – 1311), posiblemente nacido en Villanueva de Jiloca, antiguamente Villanueva de San Martín, Zaragoza, fue médico, teólogo y embajador de grandes figuras de la monarquía y del clero de su época. Escribió obras claves para la medicina europea medieval, comoRégimen Sanitatis ad regum Aragonum, Medicinalium introductionum speculum y algunos tratados de patología general, entre otros. Se le conocía como el “médico de Reyes y Papas” y se le han atribuido obras de alquimia, aunque muchas de las obras que se le adjudican podrían no ser suyas. De formación políglota dominó el hebreo, árabe, probablemente el griego, algunas lenguas vulgares de Francia, el latín y el catalán, siendo estas dos últimas las que usó para escribir sus obras. Probablemente fue el médico más importante del mundo latino medieval, implicado también en cuestiones político-religiosas de su tiempo. Las referencias acerca del origen de fray Villanueva son especialmente oscuras y embrolladas; referencias ocasionales y contradictorias hacen de Francia, Catalunya o Valencia la patria de fray Villanueva. Menéndez Pelayo escribió, ya en 1880, que “el referir y contrariar los yerros cometidos por los biógrafos de Arnaldo sería prolijo y enfadoso“. Descubrimientos documentales recientes apuntan a Villanueva de Jiloca, cerca de Daroca, como el lugar de nacimiento del personaje aragonés, sin que se conozca la fecha exacta, aunque rondando el año 1240. Sin embargo, muy pronto emigró, presumiblemente con su familia, al vecino reino de Valencia, poco tiempo antes conquistado por el rey Jaime I (entre 1225 y 1262) para los cristianos. En su capital fue tonsurado, y vivió y ejerció su profesión como médico. Tuvo propiedades y profesó como monja dominica a su hija María (1291).

En 1260 estudiaba Medicina en Montpellier y en 1280 era ya un médico prestigioso. Diez años más tarde se halla de nuevo en Montpellier como maestro de su pujante Escuela médica, aunque no por ello deja de atender sus intereses valencianos y la salud de la familia de Jaime II de Aragón. Este rey, gran amigo de Vilanova, le enviaría, en 1299, a la corte de Francia, en misión diplomática. Y en París iba a dar a conocer las ideas que había ido desarrollando acerca del próximo fin del mundo y de la necesaria reforma de la Iglesia. La repulsa de los teólogos de la Sorbona, que condenan su Tractatus de tempore adventu Antichristi (Tratado sobre el tiempo en que ha de venir el Anticristo), va a marcar un giro en su vida. Herido por la afrenta y convencido de su verdad, se lanzó a una campaña vindicativa que mengua, aunque no elimina, su labor profesional. Le vemos en 1301 apelando al papa Bonifacio VIII y remitiendo un opúsculo apologético a destacadas personalidades de la cristiandad; en 1302, polemizando violentamente con los dominicos que rechazan sus ideas; y en 1304, protestando ante el cónclave reunido en Perusa. La elección de Clemente V, antiguo amigo de Vilanova, a cuyo examen somete la colección de sus escritos religiosos, le trae unos años de calma (1305-1309) en los que Vilanova realiza gestiones a favor de sus reyes en la corte pontificia de Aviñón y lleva a cabo una amplia propaganda espiritual entre las comunidades laicales de la Provenza. El prestigio de que goza le permite intervenir en problemas tales como el proceso de los templarios, los proyectos de Cruzadas, las disidencias del franciscanismo estricto o las tensiones entre la Santa Sede y el rey de Sicilia.

El rey de Sicilia era el joven y caballeroso Federico II, en el que el maestro Vilanova hallaría un discípulo fiel y ferviente. A su dictado había emitido disposiciones para el buen orden de su casa y reino. Y, en 1309, le confiaba unos sueños misteriosos, cuyo significado interpretaría Vilanova, relacionándolo con otros tenidos por Jaime II, en el sentido de que ambos reyes hermanos habían de promover la acción renovadora de la Iglesia preconizada por él. La exposición que de todo ello hiciera Vilanova en público iba a provocar su ruina. Ante la protesta de la curia y la indignación del rey de Aragón, Vilanova tuvo que refugiarse junto al de Sicilia. De una longevidad inusual para la época, murió septuagenario en Génova el 8 de septiembre de 1311, cuando realizaba gestiones para evitar la ruptura de hostilidades con Roberto I de Nápoles. Vilanova tuvo una activa intervención en la vida política de su tiempo, casi siempre movida por sus ideales religiosos y apoyada en su prestigio profesional. Sobre todo en la amistad de Jaime II, en la tolerancia de Bonifacio VIII o en la benevolencia de Clemente V subyace la gratitud del paciente eficazmente tratado, aunque se vea también fomentada por la lealtad del súbdito y la fidelidad del cristiano. Hay en la obra religiosa de Vilanova más de celo indiscreto, de ingenuidad idealista o de fantasía exaltada que de heterodoxia formal. Implicado en el movimiento de los espirituales, en la línea de las extrañas especulaciones de Joaquín de Fiore, busca la salvación del mundo en sus lucubraciones escatológicas, en sus exigencias de reforma eclesiástica y en sus exhortaciones ascéticas. Pero aunque las fantasías de la especulación o las violencias de la polémica le lleven a expresiones desafortunadas, nunca cae en la herejía. La sentencia de la Junta de Teólogos de Tarragona, que en 1316 ordenó la destrucción de sus obras espirituales, fue anticanónica y desmesurada.untitled.png8

Pero Vilanova fue ante todo magister medicinae. Por una parte, clínico práctico de amplia experiencia y fama bien acreditada. Por otra, profesor destacado de la mejor Facultad del Medievo. Por otra, autor de una importante obra médica, muy difundida y apreciada a lo largo de tres siglos y a lo ancho de toda la cristiandad. Apenas hay biblioteca importante que no cuente con copias medievales o ediciones renacentistas de algunos de sus escritos científicos. En el siglo XVI se hizo una colección que trataba de recoger sus obras completas, cuyo éxito denotan las reimpresiones que se sucedieron. Puede decirse que la obra médica de Vilanova responde a su condición de médico escolástico, un sabio formado en los textos clásicos de Hipócrates y Galeno, recibidos a través de su versión arábiga y completados con las mejores producciones de los autores que escribieron en árabe. Aunque no le hubiera sido preciso el conocimiento de este idioma, pues la mayor parte de esos libros habían sido ya traducidos al latín, sabemos que Vilanova lo poseía a la perfección y que en sus años de médico regio en Barcelona había traducido opúsculos de Galeno, Avicena y otros. El grueso de su obra original es fruto de su época de Montpellier. Hay un conjunto de tratados extensos y bien elaborados que reflejan el estilo y responden a la utilidad de la docencia impartida en las Escuelas de Medicina. Comentarios eruditos, varios de los cuales se han perdido o permanecen inéditos, a los autores exigidos en el plan de estudios; colecciones de aforismos de intención nemotécnica, entre los que destacan las populares Parábolas de la medicación, de las que se conservan 40 copias de los siglos XIV y XV y que fueron editadas 15 veces en el XVI; obras de doctrina médica, unas estrictamente especulativas —De humido radicale—, otras que desembocan ampliamente en la práctica —como De considerationibus operis medicinae—, todas ellas coronadas por esa admirable síntesis de los principios de la ciencia médica que es la llamadaSpeculum medicinae; densas exposiciones de farmacología básica, como el tratado De graduatibus medicinarum, tan importante en la línea de los intentos medievales de una teorización de la dosificación medicamentosa, etc.

Junto a este bloque de escritos está el tan conocido Regimen sanitatis, escrito en 1308, para tutelar la salud del rey de Aragón, pero que pronto se difundió amplísimamente por toda Europa, siendo traducido al hebreo, y los extensos catálogos de medicamentos simples y compuestos —Simplicia y Antidotarium—, y las monografías, breves y expresivas, que abordan los más diversos problemas clínicos. En cambio, puede afirmarse el carácter apócrifo de obras tan ligadas al nombre de Vilanova como son el Breviarium practicae y el comentario al Regimen sanitatis salernitanum. Y, desde luego, del conjunto de los libros de alquimia que le han sido atribuidos. Hay motivos suficientes para despojar la figura de Vilanova del manto de alquimista de que fue revestido por autores o copistas del siglo XV y que tanto se suele destacar en la visión habitual que se da de su persona. No parece que fuera alquimista, ni mago, ni rebelde innovador. Más bien, fue un médico galenista que, sobre la base de un profundo conocimiento de la ciencia transmitida por los antiguos, elaboró una doctrina tan propia como tradicional, que procuró celosamente preservar de toda cavilación filosofizante y dirigir a la práctica clínica concreta. Sus obras sobre medicina constituyen un bien forjado eslabón en la cadena de transmisión perfeccionadora del saber médico clásico. En total, su obra médica se compone de 27 títulos auténticos más otros 51 atribuibles al maestro, según las investigaciones publicadas en la Arnaldi de Vilanova Opera Medica Omnia. Versan sobre medicina teórica con fines docentes (Speculum medicinae), aforismos (Aphorismi de gradibus), regímenes de sanidad (Regimen sanitatis ad regem Aragonum y Regimen Almeriae, encargados ambos por el rey Jaime II), medicina práctica, estudios monográficos, farmacia y traducciones (de Avicena, Galeno, etc). También se ocupó de la Astrología, la cábala y alquimia, aunque la mayoría de las obras que se le atribuyen en estos campos se consideran apócrifas.untitled

En ciertas tesis relativas a la historia rosacruz, se cita a un personaje cuyo nombre es Christian Rosenkreutz (1378-1484) y se le muestra como fundador de la Orden de la Rosa-Cruz. Pero en realidad la Orden existía desde hacía varios siglos, pero funcionaba por ciclos de actividad de 108 años, seguidos de un periodo inactivo de igual duración. Cuando llegaba el momento de proceder a su resurgimiento, se tomaban las disposiciones necesarias para anunciar la apertura de una tumba en la que se encontraba el cuerpo de un Gran Maestro, con joyas raras y manuscritos que habilitaban a los autores del descubrimiento a proceder a su despertar para un nuevo ciclo de actividad. Este anuncio era alegórico y las iniciales “C.R.C.” no designaban a una persona que existiera realmente. Es a la luz de estas explicaciones como hay que considerar la leyenda e historia de Christian Rosenkreutz. En el siglo XVII, la Orden alcanza su más alta reputación a partir de la publicación y de la amplia difusión de tres Manifiestos impresos en Alemania y atribuidos a Juan Valentín Adreae (1586-1654). Se trata de la “Confessio Fraternitatis“, “La Fama Fraternitatis” y de “Las Bodas Químicas de Christian Rosenkreutz“, que datan respectivamente de 1614, 1615 y 1616. Juan Valentín Adreae nació el 17 de agosto de 1.586 en Herrenberg, ducado de Wutemberg (Alemania), en el seno de una familia noble. Su abuelo fue canciller y teólogo. Su padre, era superintendente de Herrenberg. Desde pequeño supo aprovechar de excelente forma las oportunidades educativas que se le fueron presentando. Cuando tenía 15 años, falleció su padre y toda la familia se trasladó a Tubinga. En la universidad de esta ciudad, estudió durante seis años, combinando sus estudios con el trabajo de profesor particular, ayudando así al sostén familiar, ya que tenía seis hermanos menores, además de costear su carrera. En 1.605, ya graduado como profesor, comenzó sus estudios de teología, al mismo tiempo que predicaba. Por causas que no están muy claras, se cree que por alguna juerga un tanto descontrolada, perdió su empleo y la posibilidad de ingresar en la carrera eclesiástica. Durante varios años se dedicó a viajar.

De vuelta en Tubinga intentó recuperar su antiguo trabajo, pero fue en vano, ya que no había un puesto para él, así que empezó a trabajar como preceptor de jóvenes de la nobleza. El año 1614 fue un año importante en la vida de Valentín, por un lado pudo retomar sus actividades en la universidad de Tubinga, y fue nombrado Diaconus, en Vaihingen. Además, contrajo matrimonio con Isabel Grüninger. Pero hay algo mucho más interesante. Según se cree, en uno de sus múltiples viajes, habría entrado en contacto con una serie de misteriosos personajes que le habrían encomendado la misión de dar a conocer al mundo la Hermandad Rosa Cruz. Se sabe con certeza que perteneció, entre 1614 y 1619, al llamado Capítulo de Cassel, sociedad secreta fundada por el conde Mauricio de Hesse-Cassel. Durante esta época publicó multitud de documentos destinados a dar a conocer el ocultismo verdadero. Sin duda, su obra fundamental fue “Las Bodas Alquímicas de Cristian Rosenkreutz”, una maravillosa alegoría de la transmutación alquímica del alma humana. En realidad, estos tres Manifiestos, en los que se mezclan los textos históricos y alegóricos, fueron redactados por un Colegio de Rosacrucesmarcando el comienzo de un nuevo ciclo de actividad de la Orden, que, a partir de ese momento, se dio a conocer públicamente bajo el nombre de “Orden de la Rosa-Cruz“. En 1693, bajo la dirección del Gran Maestro Johannes Kelpius (1673-1708), rosacruces de todos los países de Europa embarcaron hacia el Nuevo Mundo a bordo del “Sarah María“. A principios de 1694, desembarcaron en Filadelfia donde se establecieron. Unos años más tarde, algunos se desplazaron hacia el Oeste de Pensilvania y fundaron una nueva colonia. Después de haber creado su propia imprenta, editaron un gran número de obras maestras de la literatura mística e introdujeron en América las enseñanzas de la auténtica Rosa-Cruz. Bajo el impulso de estos rosacruces europeos nacieron también numerosas instituciones americanas y el mundo de las artes y de las ciencias conoció un progreso sin precedentes en los Estados Unidos. Personajes eminentes como Benjamín Franklin (1706-1790) y Thomas Jefferson (1743-1826) estuvieron en estrecho contacto con la obra rosacruz de este país.untitled.png1

El Sistema de iniciación denominado Rojismo y sus órdenes derivadas, como la Orden Illuminati y la Orden O.T.O. (Ordo Templi Orientis), centran la iniciación en el dios de la Luz Baphomet. Por tanto, nada mejor que conocerlo un poco mejor. Baphomet (también Bafomet, Bafumet, Bafometo o Baffometo) es una supuesta deidad cuyo culto se le atribuye a losCaballeros de la Orden del Temple. Su nombre apareció por primera vez cuando los templarios fueron enjuiciados por herejes. Durante el proceso, muchos de los caballeros de la orden fueron sometidos a tortura, y confesaron numerosos actos heréticos. Entre ellos se incluyó la adoración a un ídolo de Baphomet, que tenía una cabeza barbada y con pequeños cuernos. Esto explicaría por qué razón los templarios fueron acusados de herejes tras haber tomado contacto, en Tierra Santa, con los sarracenos y sus creencias. Los templarios acusados de herejes vivían en Occitania, cuya lengua local era el occitano. En las lenguas vecinas se usaron los términos Mahomet (francés) y Mafumet (catalán). Esta hipótesis se apoya en que en el acta contra los templarios no se dan mayores explicaciones, apuntando a que era un término de uso habitual. Otras fuentes más aventuradas sostiene que la testa barbuda en cuestión correspondería a Jesucristo. Esto último estaría contradiciendo la creencia en la Resurrección. Destacan que esta cabeza, que no era una mera representación, sino una cabeza humana embalsamada, no era otra que la de Juan el Bautista. Suele relacionarse también el nombre Baphomet con la fusión de dos términos griegos cuyo significado aproximado es el de bautismo de sabiduría. Se decía que Baphomet era el encargado del purgatorio de los siete infiernos y de los diferentes demonios de los siete pecados capitales. En 1589, Peter Binsfeld asoció cada pecado capital con un demonio, que tentaba a la gente por medios asociados al pecado. Según“La Clasificación de los Demonios por Binsfield”, los demonios asociados son: Asmodeo, Belcebú, Mammon, Belfegor, Satanás, Leviatan y Lucifer.

Asmodeus (Asmodai, Sydonai, Chammadai, Asmodeo, o Asmodaeus) es un demonio, conocido comúnmente por aparecer en el Libro de Tobit o Libro de Tobías, que no forma parte del Antiguo Testamento protestante ni del judío, pero si del católico. También es mencionado en el Talmud y en los tratados de demonología. Su origen se halla en la religión mazdeísta (Zoroastrismo) de los persas. Probablemente, llega al judaísmo durante el tiempo en el que este pueblo se halló bajo la dominación persa (siglo VI a.C), y más tarde, pasaría al cristianismo, aparentemente en el siglo II a.C. En el Libro de Tobit, Asmodeus se enamora de Sarah, hija de Raguel, y cada vez que aquella contrae matrimonio, mata al marido durante la noche de bodas. Así llega a matar a siete hombres, impidiendo que consumen el matrimonio. Más tarde, Sarah se promete a un joven llamado Tobías, hijo de Tobit. Éste recibe la ayuda del arcángel Rafael, el cual le enseña cómo librarse del demonio. De este modo, Tobías coge un pez y le arranca el corazón, los riñones y el hígado, colocándolos sobre brasas. Asmodeus no puede soportar los vapores así desprendidos, y huye a Egipto, en donde el arcángel Rafael le encadena. No se sabe más de la suerte que corre este demonio, pero se lo presenta como símbolo del deseo carnal. En el Talmud, Asmodeus no parece ser una criatura tan maligna como en otros libros, sino que relata historias sobre su trato con el rey Salomón. Al parecer, Salomón llegó a atrapar al demonio y le obligó a construir el Templo de Jerusalén. En otra leyenda, Asmodeus y Salomón se cambiaron el uno por el otro durante varios años. En otra Asmodeus es presentado como el rey de todos los demonios, similar al concepto cristiano de Satán, y como amante de Lilith después de que ésta abandonara a Adán. Asmodeus y Samael “El Veneno de Dios” son algunos de los nombres que se le da a Lucifer tras tentar a Eva con el fruto de uno de los árboles prohibidos, el del conocimiento del bien y del mal. Tras su caída se emparejó con Lilith, la primera mujer de Adán, y con ella engendró miles de demonios. En ocasiones se atribuye a Asmodeo la paternidad del mago Merlín. En la Edad Media, cuando se quería asociar los 7 pecados capitales con sus “demonios responsables“, se le indicó como el demonio de la lujuria.untitled.png2

Leviatán (del hebreo לִוְיָתָן, liwyatan, enrollado) es una bestia marina del Antiguo Testamento, a menudo asociada con Satanás y creada por Dios.(Génesis). El término Leviatán ha sido reutilizado en numerosas ocasiones como sinónimo de un gran monstruo o criatura. En el Génesis, Leviatán es mencionada de forma implícita (Job): “Dios creó los grandes monstruos marinos – Taninim“. En este verso Rashi declara: “De acuerdo a la leyenda esto se refiere al Leviatán y su pareja. ya que esta es la reencarnación de la serpiente de Adán y Eva. Dios creó un Leviatán macho y una hembra, entonces mató a la hembra y la dio de comer para los honestos, ya que si los leviatanes llegaran a procrear, entonces el mundo no podría interponérseles.” Jastrow traduce la palabra “Taninim” como “monstruo marino, cocodrilo o gran serpiente“. La palabra “Leviatán” aparece en los siguientes libros bíblicos: “Aquel día Yahveh castigará con su espada firme, grande y pesada a la serpiente Leviatán, que siempre sale huyendo, a Leviatán, que es una serpiente astuta, y matará al dragón del mar” (Isaías). “Rompiste las cabezas del Leviatán; y lo diste por comida a las tortugas de mar” (Salmo 74). “Por allí circulan los navíos y Leviatán que hiciste para entretenerte” (Salmo 104). “¿Sacarás tú al Leviatán con el anzuelo, o con cuerda que le eches en su lengua?” (Job). En el Talmud, el Leviatán es mencionado en el Avoda Zara: “Rav Yehuda dice, hay doce horas en un día. En las primeras tres horas Dios se sienta y aprende el Torá, las segundas tres horas él se sienta y juzga el mundo. Las terceras tres horas Dios alimenta al mundo entero… el cuarto periodo de tres horas Dios juega con el Leviatán“. También se menciona en el Moed Katan: “Rav Ashi le dijo a Bar Kipok: ¿qué será dicho en mi entierro? Él contestó: “¿si una llama puede derrumbar a un cedro, qué esperanza tiene un árbol pequeño? Si un Leviatán se puede enganchar y acarrear a la tierra, qué esperanza tiene un pescado en un charco?“

El festival Judío de Sucot concluye con un rezo recitado antes de abandonar el sukkah (cabina): “Mayor sea su voluntad, Señor nuestro Dios y Dios de nuestros antepasados, que apenas pues he satisfecho y he morado en este sukkah, así pueda yo tener mérito en el año que viene para morar en el sukkah de la piel de Leviatán. El año próximo en Jerusalén.”. Un comentario en este rezo en el libro de rezos de Artscroll agrega: “El Leviatán era un pez monstruoso creado en el quinto día de la creación“. Su historia se relaciona largamente en el Baba Bathra del Talmud, donde se dice que “el Leviatán será destruido y su carne será servida como banquete para ser honrado en el tiempo por venir, y su piel se usará para cubrir la tienda donde ocurrirá el banquete“. La leyenda dice que en el banquete después del Armagedón, el caparazón del Leviatán será servido como comida, junto con el Behemoth (buey) y el Ziz. El Ziz (hebreo: זיז), también conocido como Renanim (el cantante celestial), Sekwi (el vidente) o hijo del nido, es un pájaro gigante de la mitología judía, del cual se dice que puede bloquear el sol con sus alas. Es considerado un arquetipo de animal gigante o monstruoso. Hay otro himno religioso que recitado en el festival de Shavuot (celebrando el Torá), conocido comoAkdamut, en donde dice: “… el deporte con el Leviatán y el buey Behemoth… cuando se engancharán el uno con el otro y comenzarán el combate, con sus cuernos, el Behemoth corneará con fuerza, el pez [Leviatán] saltará para confrontarlo con sus aletas, con poder. Su creador se les aproximará con su espada poderosa [y los matará a ambos].” Así, “de la hermosa piel del Leviatán, dios construirá los pabellones para abrigar al honrado, que comerá la carne del Behemoth [buey] y el Leviatán en medio de gran gozo y alegría, en un enorme banquete que será dado para ellos.” Algunos comentaristas rabínicos dicen que estos pasajes son alegóricos.

Igualmente en el apócrifo Libro de Enoc Leviatán es descrito junto a Behemot: “Y en ese día se separarán dos monstruos, una hembra llamada Leviatán, que morará en el abismo sobre donde manan las aguas, y un macho llamado Behemot, y ocupará con sus pechos un desierto inmenso llamado Dandain“. El Leviatán también puede ser interpretado como el mar en sí mismo, con sus contrapartes, Behemoth que es la tierra y el Ziz que son el aire y el espacio. Algunos eruditos han interpretado al Leviatán, y otras referencias al mar en el Viejo Testamento, como referencias altamente metafóricas a los merodeadores del mar que aterrorizaron alguna vez el Reino de Israel. Algunas leyendas judías consideran al Leviatán como un dragón andrógino que en su forma masculina sedujo a Eva, y a Adán en su forma femenina. La interpretación cristiana del Leviatán le considera a menudo como un demonio asociado con Satán o el Diablo, y algunas especulan que éste es el mismo monstruo que Rahab (Isaías). Las referencias bíblicas a Leviatán parecen haberse desarrollado de una leyenda canaanita que implica una confrontación entre Hadad (Baal) y un monstruo marino de siete cabezas, al cual Hadad logra derrotar. También se asemeja a la épica de la creación babilónica “Enuma Elish“, en la que el dios de las tormentas, Marduk, mata a su madre, el monstruo marino y diosa del caos y la creación, Tiamat, y crea la tierra y los cielos de las dos mitades de su cuerpo. Algunos eruditos bíblicos consideran que Leviatán representa las fuerzas preexistentes del caos: “Tú con tu poder, dividiste el mar y aplastaste las cabezas de monstruos marinos Rompiste las cabezas de Leviatán y lo diste por comida a las tortugas de mar” (Salmo 74). “Dios hizo retroceder las aguas de la tierra preexistente y destruyó al caótico monstruo marino Leviatán, para formar lo deformado y moldear la tierra a su gusto: La tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas estaban sobre la faz del abismo y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas” (Génesis). Algunos intérpretes sugieren que el Leviatán es un símbolo de la humanidad en oposición a Dios, y no es más literal que las bestias mencionadas en Daniel y Revelación. En la demonología medieval un Leviatán es un demonio acuático que intenta poseer a las personas, siendo éstas difíciles de exorcizar.untitled.png4

Belfegor es un demonio que ayuda a la gente a hacer descubrimientos. Las seduce a través de inventos ingeniosos que supuestamente les proporcionará riquezas. De acuerdo a demonólogos del siglo XVI, su poder es más fuerte en abril. El arzobispo y caza-brujas Peter Binsfeld creía que Belfegor tentaba a la gente a través de la pereza. Belfegor se originó en Asiria como el dios moabita que era asociado al libertinaje y orgías. Se le alababa en forma de pene y se le describía en escrituras cabalísticas como El disputador, enemigo del sexto sephiroth. Su trabajo fue esparcir discordia y guiar a los hombres hacia el mal a través de promesas de bienes terrenales. Belcebú o Beelzebub, derivado de Baal Zebub o más propiamente Ba‘al Z’vûv, era el nombre de una divinidad filistea Baal Sebaoth (deidad de los ejércitos) en hebreo. Adorada, en épocas bíblicas, en la ciudad filistea de Ecrón, fue posteriormente asimilada a la tradición cristiana. Se cree que Belcebú o Beelzebub deriva etimológicamente de “Ba’al Zvuv“, que significa “El Señor de las Moscas“. Por otro lado, el nombreBeelzebub era usado por los hebreos como una forma de burla hacia los adoradores de Baal, debido a que, en sus templos, la carne de los sacrificios se dejaba pudrir, por lo que estos lugares estaban infestados de moscas. Sin embargo, la palabra que compone este nombre suena en hebreo tsebal, morada, especialmente en el sentido de la Gran Morada, los infiernos. Y en boca del pueblo se confundió con tsebub, mosca. Y se pasó de este imponente nombre de “Señor de la Gran Morada” o “Señor del Abismo” a “Señor de las Moscas“, que es la traducción que suele darse en los textos evangélicos. Belcebú, en sus formas alegóricas, toma a veces una apariencia colosal; de rostro hinchado, coronado con una cinta de fuego, cornudo negro y amenazante, peludo y con alas de murciélago.

En la literatura cristiana se empleó para designar al Príncipe de los Demonios, de acuerdo a la antigua costumbre hebrea de representar deidades ajenas en forma maligna. El escritor inglés y premio Nobel de literatura en 1983, William Golding, escribió una novela alegórica, titulada El señor de las moscas (epíteto de Belcebú). En la novela se le representa mediante la cabeza de un jabalí, clavada en una pica en un claro de un bosque, y cortejada por miles de moscas que revolotean a su alrededor mientras se va pudriendo. En el relato bíblico el demonio asume diversos nombres, que corresponden a distintas manifestaciones de su maldad y de las tentaciones de pecado que nos ofrece incesantemente. Sin embargo originalmente, en la tradición judeocristiana existen desde el demonio del dinero, Mammón, hasta el que produce olores fétidos, Belial. Es frecuente que a Belcebú se lo denomine Satanás, y también Lucifer, y tantos otros nombres y especializaciones en el mal como creó, con fines didácticos, la imaginación de los predicadores. Pero en un diccionario sobre demonología podremos comprobar que son distintos demonios. Este semi-dios raramente vagaba por la tierra; siempre se mantuvo distante. Se dice que en su templo violaba menores que eran traídas por esclavos. En este sentido, también hay tradiciones que indican que Lucifer, Satanás y Belcebú conforman el triunvirato que gobierna al infierno y sus legiones. Las ideas expresadas en el libro de ficción El Código Da Vinci, escrito por Dan Brown, nos dice que la palabra Baphomet en el idioma del Abtash, código hebreo sin vocales, nos refiere a lo siguiente: En las letras del Abtash las primeras 11 letras (A–B–G–D–H–V–Z–Ch–T–Y–K) deben ser intercambiadas por sus consiguientes 11 (Th–Sh–R–Q–Tz–P–O–S–N–M–L). Así pues, B-P-V-M-Th, intercambiando las letras, nos da: H-A-Z-A-E-L, que a su vez nos da el nombre de la “última”descendiente del linaje fruto de la relación entre María Magdalena y Jesús de Nazareth.

A Baphometh también se le relaciona con el “dios pagano de la fertilidad” o como se dice: “En las mesas estadounidenses tradicionales, durante la celebración del día de Acción de Gracias, aún se veían símbolos paganos de la fertilidad, con sus respectivos cuernos. La cornucopia o «cuerno de la abundancia» era un homenaje a la fertilidad de Baphomet y tenía su origen en el mito de Zeus amamantado por una cabra a la que se le rompía un cuerno que, milagrosamente, rebosaba frutas…“. Por lo demás, a partir de 1854, con la aparición de la obra “Dogma y ritual de la alta magia”, del célebre ocultista francés Eliphas Lévi, la figura de Baphomet ha sido, en gran medida, tergiversada. Desde entonces, su vinculación con el macho cabrío de los aquelarres, como así también Satanás u otros demonios menores ha sido inevitable. La fraternidadSkull & Bones, en la Universidad de Yale, a la cual pertenecieron (o pertenecen) los Bush, tiene como patrono a Baphomet. La figura de Baphomet ha estado sujeta a diversas interpretaciones. Montague Summers, presunto experto en demonología y brujería, derivaba la palabra del término griego Baph Metis, “bautismo de Luz”. La ocultista Madeline Montalban, fundadora de la Orden de la Estrella de la Mañana, defendía la hipótesis de que el nombre se derivaba de la exótica palabra Bfmaat, que significaba “el Abridor de la Puerta”. Y el ocultista francés Eliphas Lévi aseguraba en sus obras que el secreto de tan misterioso nombre se descubría al invertir sus letras. Probablemente Baphomet significa bautismo de Luz y Sabiduría.untitled.png5

Eliphas Lévi dibujó a Baphomet con cabeza de cabra, rasgos andróginos y símbolos iniciáticos, sentado sobre un cubo. Entre los cuernos de la entidad dibujó un pentragrama y una antorcha. En su cuerpo añadió unos pechos femeninos y un falo con forma de vara de Hermes, un brazo masculino y otro femenino y una mano hacia arriba y otra mano hacia abajo, señalando una luna creciente y otra menguante. Cada brazo tenía una palabra en latín: solve et coagula. Limpiar y renovar,solve et coagula, conocida frase de la alquimia medieval, en la que se quiere decir que nada nuevo se puede construir si antes no hacemos sitio, deshaciendo lo viejo. El cuadrado, que se relaciona con el cubo, es el símbolo del mundo y de la naturaleza. En él encontramos el nombre del dios hebreo, YHVH, así como los cuatro elementos y las cuatro estaciones. Tenemos, pues, a un Baphomet sentado sobre el mundo, como el dios de la Creación. La antorcha simboliza la Luz divina y es llevada por aquél que porta la Luz a la humanidad. Baphomet es, por tanto, según la simbología, el dios que porta la Luz, lo que concuerda con la condición de dios de la iniciación de Baphomet. El pentagrama o estrella de cinco puntas ha sido utilizado desde los albores de la humanidad. Los pitagóricos lo denominaban Pentalfa y algunos iniciados lo vinculan a Sirio. Kenneth Grant, jefe de la OTO inglesa y último discípulo de Aleister Crowley, apuntaba que “para los egipcios Sirio fue expresado por el jeroglífico de los dientes y la serpiente, siendo ella la madre primordial que parió a los siete planetas conocidos como los determinadores del tiempo”. Sirio está representada también por el perro y es la “estrella de la mañana”, la estrella que da origen a la Creación… Baphomet, por todo ello, se presenta con un símbolo ligado al primer dios, a la Luz Primordial. El estado derecho del pentagrama simboliza el triunfo del espíritu sobre la materia; el estado inverso, por contra, simboliza lo contrario. El pentagrama de Baphomet indica que su figura es divina e iniciática, no material como es el caso de Satanás. untitledDe hecho, las sectas satánicas actuales utilizan el pentagrama invertido.El resto de simbología de Baphomet, sin embargo, debe observarse desde el hermetismo y sus siete principios herméticos. Eso indica que éste es el dios de la Luz y la iniciación. El hermetismo invita a descubrir todos los misterios del Universo y Baphomet posee su ciencia desvelada en símbolos, que se relacionan con los siete principios herméticos. El principio de mentalismo, en que las palabras en latín de los brazos de Baphomet, solve et coagula, dan la idea de creación y disolución, principio de la hermética que dice que el universo está en la mente, por lo que es posible crear y disolver cualquier cosa con la capacidad mental-espiritual-corporal. El principio de correspondencia, en que la hermética habla de una dualidad universal, en que para una luz hay una oscuridad. La posición de las manos de Baphomet, una arriba y otra hacia abajo, representaría este principio. El principio de vibración, en que las manos en movimiento de Baphomet y el ambiente que le rodea dan la sensación de movimiento. El tercer principio de la hermética dice que todo el universo está en movimiento constante. El principio de polaridad, que expresa la dualidad de opuestos, masculino-femenina, oscuro-claro, y que es muy visible en la representación de Baphomet, en los pechos de mujer y el falo masculino o en la luna blanca y la negra. Elprincipio de ritmo, que se corresponde a la idea de que todo fluye y refluye como la marea del mar. Las lunas en diferentes fases representarían este principio. El principio de causa y efecto, que expresa la idea universal de que para toda acción existe una reacción. Además de ser uno de los principios de la hermética es una ley de la física actual, así como del principio de la teoría del caos y la causalidad. Las palabras solve et coagula significarían la reacción y la correspondencia entre las dos, para que exista una debió existir antes la otra. El principio de generación, representada por la composición andrógina de Baphomet, que significaría el principio hermético de que todo es masculino y femenino al mismo tiempo.

 

Fuente: http://oldcivilizations.wordpress.com/

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL 

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

ACTIVACION DE LOS CENTROS ENERGETICOS CON ACEITE ESENCIAL

La unción de los chakras del cuerpo regula y potencia la energía corporal de cada uno de estos; a continuación se mencionan rápidamente los más importantes, ya que se encuentran explicados a profundidad en el último Módulo de aprendizaje.bba702_6f55fce33092aa5f03e11978d622a5fd

CHAKRA CORONARIO: se localiza en la parte superior de la cabeza, en lo que se ha denominado la “coronilla”. Regula las energías cerebrales.
CHAKRA FRONTAL: se localiza en la parte del entrecejo, conocida como el tercer ojo o glándula pineal. Regula la mente y emoción, facilita las visualizaciones.
CHAKRA DE LA TIROIDES O GARGANTA: se define también como chakra faríngeo. Se localiza en la base del cuello, algo más debajo de la nuez, entre las dos tiroides. Activa pulmones, bronquios y el canal alimenticio.
CHAKRA DEL CORAZON O SOLAR: está ubicado unos cinco dedos más abajo del anterior, en el centro de los dos pulmones. Este chakra regula el sistema circulatorio y el corazón.
CHAKRA UMBILICAL: se localiza a la altura del ombligo; regula todo lo referente al estómago, hígado y sistema nervioso.
CHAKRA PUBICO: localizado entre el ombligo y el sexo, entre éste y el ano, y rige los riñones y la espina dorsal.
Para la activación de las citadas zonas mediante unción, deberemos realizarla siempre con la misma mano y con dos dedos de esa misma mano. Este proceder no es ni mucho menos un capricho, sino una forma de ajustar y centralizar nuestras energías, que al utilizar casi siempre la misma mano y dedo, potenciarán mucho más la emisión energética.
A modo de orientación diremos que los dedos corazón o índice son los mejores emisores energéticos, y que la mano izquierda está mejor conectada con lo insondable y desconocido que la derecha; pero insistimos debe ser la persona como individualidad la que escoja qué mano y qué dedos serán los que habitualmente harán la unción.
La unción siempre la realizaremos con las manos limpias, las cuales deberemos lavarlas con abundante jabón y frotarlas después de su limpieza. Antes de pasar a la aplicación del aroma tomaremos una pequeña toalla fina y le pondremos un chorrito de alcohol. Cuando hayamos terminado la unción, salvo que el perfume deba quedarse impregnado en las manos deberemos lavarnos de nuevo.
Por último diremos que siempre que realicemos una unción deberemos visualizar la salida de nuestra energía corporal a través de los dedos que están tocando el cuerpo, ello nos facilitará mucho los resultados.horoscopo-egipcio
¡Jamás deberemos realizar una unción sobre una herida!

 

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA LA BRUJA VERDE

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 — 925536069

 

LA TRADICIÓN EGIPCIA

Quizás el más antiguo pueblo que ha ejercido una mayor influencia en las culturas de todos los tiempos fue el Antiguo Egipto, tierra de grandes iniciados, considerada como la cuna de los misterios, donde la verdad fue cubierta con el velo de la alegoría y en donde los dogmas de la religión fueron comunicados por primera vez en forma símbolos.tradición-egipcia

La historia antigua de Egipto parte de la primera Dinastía, fundada por Manú o Mena unos 5.000 años A.C. Pero la historia antigua de Egipto se extiende más allá, a la era de los Reyes Divinos de las Dinastías Atlantes que gobernaron ese país durante miles de años y de los cuales nos han llegado tradiciones, en forma de mitos y leyendas que ya eran antiguas a la llegada de Mena. Fue en este pueblo donde el Gran Maestro del Mundo llegó de la Gran Logia Blanca, usando el nombre de Tehuti o Thoth, cuyo nombre helenizado nos ha llegado como HERMES, EL TRIMEGISTO (el tres veces sabio).

La iniciación de los Egipcios, conocidos con el nombre de Misterios de Isis y de Osiris según Vasal se remontan a uno 2.900 a.C, fueron grandes instituciones publicas sostenidas por el Estado, su enseñanza comprendía todas la Artes y Ciencias del Oriente. El centro principal de los trabajos estaba en la ciudad de Menphis, cerca de la Gran Pirámide. Esta pirámide fue construida basándose en ele-vados cálculos matemáticos y astronómicos, de manera que ella representaba el Universo, y los iniciados estuvieron dedicados simbólicamente a su construcción. Los Misterios estaban agrupa-dos en menores y mayores divididos en tres grados y era impartida a los iniciados bajo solemnes juramentos de secretos, su instrucción estaba envuelta en los rituales de Iniciación, Paso y Elevación.

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 — 925536069

 

A QUE DIOS EGIPCIO CORRESPONDE TU FECHA DE NACIMIENTO

A QUE DIOS EGIPCIO CORRESPONDE TU FECHA DE NACIMIENTO

Como sabemos la astrología, tiene sus orígenes en el origen de los tiempos y las distintas culturas han generado sus propios estudios sobre la misma, la cultura griega, nos ha brindado el horóscopo mas difundido, hasta la fecha. Pero en la actualidad las personas que se encuentran en la búsqueda de sus destinos, se han comenzado a inclinar por los distintos puntos de vista astrológico, de las culturas mas antiguas del mundo, entre ellas la Egipcia. El Misterio que envuelve a la civilización egipcia, no deja de asombrar a las mas activas imaginaciones, siendo esta muy especial y única, considerando su posible origen en los conocimientos atlantes. Sus conocimientos sobre el mas allá, el mundo de los muertos, paralelo al conocimiento del mundo de los cielos o estelar, era muy profundo, con enigmas que todavía hoy no se pueden descifrar. Un ejemplo del misticismo egipcio es el conocimiento que brindan las cartas del Tarot, que encierran la sabiduría antigua, que demuestra su sapiencia de la conducta humana, en todos los aspectos emocionales, psicológicos o contractuales de los hombres, demarcando sus destinos. Estas formas de conductas que las cartas nos enseñan abarcan casi todas las posibilidades de las vivencias por las que pueda atravesar un ser humano, representando entonces un Oráculo del que los Faraones se servían, para orientar sus vidas y los destinos de su civilización. El origen de este oráculo, procedía del Gran Libro de Thot, a quien se lo considera el mas grande de todos los maestros de la historia, habiendo llegado de las estrellas, mas precisamente de la constelación de Sirio. Arribó en una nave con siete sabios, los cuales tenían como destino, transmitir a los seres humanos su sabiduría para el bienestar de la vida sobre todo el planeta. BASTET (Del 16 de enero al 15 de febrero) Planeta: Saturno Día: Sábado Símbolo: Bastet, la diosa gato Color: Violeta Número: 7 Gema: Amatista Flor: La orquídea Palabra de poder: Yo Sé Elemento: Aire Bastet era la diosa del hogar y representaba el poder benéfico de los rayos del Sol. Una de las esposas de Rá, ella era la divinidad de los gatos salvajes, admirada por su agilidad y por su vigor. Según el mito, Bastet defendía a Rá de la serpiente maligna, Apofis, con la cual el dios supremo luchaba todas las noches durante su pasaje por el reino de la oscuridad. Bastet era celebrada en grandes procesiones de barcas en el río Nilo y en ceremonias orgiacas en los templos consagrados a la diosa. En general, a divinidad era representada como una mujer con cabeza de gato, con un cencerro en una mano y un cesto la otra. A pesar de que esté relacionada con el fuego y el Sol, parece que también tiene alguna relación con el disco lunar, ya que su hijo es Khonsu el dios de la Luna. Nacidos en Bastet: Valiente, inteligente, y provisto de recursos. Posee gran astucia, es escurridizo y se las ingenia para encontrar siempre una morada abundante para sus necesidades. Es saludable y prudente. Se dice que Bastet encuentra sus alimentos sólo en los lugares donde hay prosperidad y riqueza, de modo que donde quiera que establezca su morada habrá abundancia. Tiene el don de despertar curiosidad y polémica entre los demás. Combina calidez, diplomacia y rapidez mental atrayendo como un faro en la oscuridad, tiene el don innato de la armonía, el equilibrio y el sentido estético, sabe dónde y cómo actuar, es un mago que intuye el momento exacto para entrar en acción y crea en el otro lazos sutiles y profundos. Marca su territorio al igual que el gato con su olor, su mirada y energía, pero, cuidado al invadirlo, pues detesta que se inmiscuyan en su intimidad, sólo lo permite cuando esta inspirado en noches de luna llena o en éxtasis.Su planeta regente es Saturno, y su diosa Bastet, la gata, el cual le vuelve rebelde, independiente y poco convencional.Ama la libertad y no soporta las imposiciones y la rutina, por eso su estilo es netamente personal, informal o formal, lento o acelerado. Es muy curioso y se ve atraído por lo distinto y misterioso. Dueño de un instinto y clarividencia realmente fantásticos. Posee gran facilidad para comunicarse y hacer amistades. Su actitud independiente permite relacionarse con todo el mundo sin comprometerse. Su mente es rápida y aprende a mucha velocidad las cosas que le interesan, lo demás le aburre. Su vida estará llena de cambios y sorpresas y muchas serán fortuitas. Es muy creativo y siempre le dará un toque personal a todo. Nació para cambiar el mundo, aportar nuevas ideas, tarot_amor, convenciones y eliminar lo viejo y obsoleto. Para quebrar las reglas y las imposiciones. Su visión humanitaria y altruista del mundo le permitirá pensar en función de grupos y masas. Su misión es crear, inventar, innovar y desarrollar su creatividad e imaginación. Para evolucionar, su espíritu necesita desarrollar paciencia con aquellas cosas que no puede cambiar y con las personas que no sigan su ritmo. Debe controlar su rebeldía, excentricidad y mal genio para que no malgaste sus energías. Tiene una gran capacidad para inventar, transformar y cambiar su entorno de forma única, su estilo será siempre impredecible, así como el rumbo de su vida. Aunque ama la libertad, el amor le hará buscar un compañero/a fuerte y dominante, al cual le será fiel toda la vida. Salvaje por naturaleza, rápido y eficaz con un secreto propio de eterna juventud que logra despertar respeto y admiración. Poseedor de una gran imaginación, lo cual hace de estos nativos, grandes escritores y actores . Su buena estrella unida a su encanto personal lo convierten en un ser muy apreciado, pero ni bien la fama aparece en su vida suelen esquivarla con mucha habilidad, sorteando todo aquello que los encadene a la sociedad y las posturas frívolas. Forma su familia a través de sus amigos, amantes o socios muchas veces desconociendo su familia o seres mas allegados, por contrapartida, cuando logras armar su hogar, este es el centro de su mundo y lo defenderá a brazo partido contra cualquier interferencia que le separe de su familia.

Detesta los malos ratos, climas de tensión o agresión en el ambiente, por lo que muchas veces se sacrifica en aras de la paz, mayor sueño a alcanzar por estos nativos. Probablemente sea muy criticado por su manera de pensar y actuar, pero de esa forma estará enseñando a los demás a ampliar sus criterios y mentalidad. Su misión es tener una visión humanitaria, altruista y futurista. La cual le permitirá pensar en función de grupo y aportar ayuda al mismo. Creará, inventará, innovará con su gran imaginación y creatividad. Evitará caer en actitudes caprichosas e infantiles que le hagan cambiar sus sentimientos con mucha rapidez y desapego, actuando con frialdad hacia las personas que le quieren. Debe aprender a ser flexible con las opiniones de los demás. SELKET (Del 16 de febrero al 15 de marzo) Planeta: Neptuno Símbolo: Escorpión Día: Miércoles Color: Blanco Número: 9 Gema: Ópalo, jade, perla Flor: La Rosa Palabra de poder: Yo doy Elemento: Agua Es la contra parte femenina del dios Ptah, era la personificación del calor de los rayos del Sol, tenía la cabeza de una leona, y se puede considerar que tuviera la misma relación con Bastet que Neftis con Isis. Uno de sus nombres es Nesert, la llama, en el que personifica al elemento fuego. Nacidos en Selkhet: Íntimamente asociado con la agricultura, el trabajo y la paciencia. También es relacionado con las estaciones de la siembra. Siempre va hacia delante con paso firme y lento pero muy seguro y perseverante. Incansable de gran fortaleza física, posee mucha energía vital. Simboliza la prosperidad a través del trabajo; son metódicos, confiables, pacientes y se adhieren a la rutina. Es obstinado y suele tener fuertes prejuicios, aunque a veces sabe escuchar. Bajo su apariencia algo modesta y pulcra estas personas poseen una mentalidad resuelta y lógica. Aunque son bastante introvertidos, la energía natural que poseen, los convierten en excelentes oradores, siendo elocuentes y persuasivos cuando la situación lo amerita. En cuanto a las cosas mas intimas, es lento y necesita tiempo para revelar sus verdaderos sentimientos. Si se encuentra con alguien Selkhet, posiblemente nunca se decepcione, aunque quizá no nade en la riqueza, siempre éste le proveerá una vida cómoda y sin necesidades.En el campo de la economía, estas personas son muy buena paga, por lo que no soportan deber a alguien: éste hará lo inimaginable por quedar bien. Suceda lo que suceda, es fuerte y luchador, por lo que ganara muchas batallas gracias a su esfuerzo y persistencia. Poseen Inspiración, misticismo, sensitividad y emotividad, generosidad, compasión, imaginación. Su planeta regente es Neptuno el cual le dota de gran bondad, espiritualidad, misticismo y sensibilidad. Es una persona suave, romántica, idealista y servicial. Sentirá compasión por las personas con carencia. Siempre estará dispuesto a sacrificarse por los suyos. Su realización en la vida apunta más al plano material que al espiritual. Posee una gran intuición. Le brindará apoyo moral y material a sus amistades y familiares. Sentirá emoción ante los animales, la naturaleza, el arte y la música. Actúa por inspiración y casi nunca ve la realidad en las demás personas por lo que sufre decepciones muy a menudo. Cuando se enamora está dispuesta a darlo todo, es capaz de cambiar toda su vida, trabajo, residencia, etc. Disfruta la vida cuando se enamora y es correspondido. Necesita que su compañero/a sea fuerte, dinámico y que le proteja resolviéndoselo todo. Hará todo lo que este a su alcance para mantener la felicidad. Nació para servir, ayudar, colaborar, entender y curar. Una de sus misiones es enseñarles a otros a actuar de corazón y desinteresadamente .Sobresaldrá en las actividades de servicio, artísticas y humanitarias donde podrá desarrollar su sensibilidad y compasión. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a ser más realista, práctico y concreto. Evitar la postergación, la indolencia, la evasión, la timidez y el escapismo. Aprender a organizarse bien para evitar el caos. No asumir la posición de víctima, ni buscar la aprobación de los demás. Se conoce como el signo del poeta y del místico. Tanto el poeta como el místico tratan con el mundo de la imaginación o del espíritu que se halla más allá del mundo material. Tiene una inclinación natural a hundirse en si mismo, hasta descender a las profundidades de la subconsciencia. Le atrae lo oculto, y se identifica con algo más allá del mundo cotidiano que vemos y conocemos con nuestros sentidos físicos. Es modesto, servicial y, sobre todo, sensible. Está abierto a toda clase de impresiones, lo cual puede dificultar su facultad de discriminación. De hecho, a menudo le cuesta tomar una decisión, indicando una tendencia a pensamientos vagos. De ahí el riesgo de buscar una escapatoria de la cruda realidad de este mundo mediante las drogas. Le conviene intentar ser más determinado, canalizando sus energías hacia objetivos concretos. No debe permitir que se vuelva dependiente de la buena voluntad de otros, sino que debe insistir en estar sobre sus propios pies. Su reto consiste en superar su miedo y volverse consciente de su enorme potencial creativo. Gracias a su extraordinaria sensibilidad, es capaz de percibir el más mínimo cambio de humor en su entorno. A veces es difícil decir si es una bendición o una maldición, porque una perspicacidad tan desarrollada puede causar confusión interna. Actúa como una esponja absorbiendo todo sin discriminación, y luego se pregunta cuáles son sus propias emociones y opiniones. Por el lado positivo, puede destacar en las bellas artes, especialmente la pintura y la música, porque sabe expresar intuitivamente sus sentimientos delicados por medio del color, de la forma, del ritmo y del sonido, elevando su audiencia a los niveles más sublimes de la existencia. Puede llegar en este caso a convertirte en una persona con un mensaje espiritual o místico. La simpatía, tolerancia y compasión que son cualidades invariablemente conectadas con Selkhet, le otorgan la capacidad de comprender y ayudar a su prójimo con máxima eficacia. Ningún otro signo posee la cualidad del auto sacrificio tan desarrollada como Selkhet, y su mayor fuerza es su capacidad de inspirar, apoyar, elevar y curar a otros. APEP del 16 de Marzo al 15 de Abril Planeta Marte Color: Rojo Número: 6 Día: Viernes Símbolo: Apep, la serpiente sagrada Gema: Rubí Flor: Clavel rojo Palabra de poder: Yo poseo Elemento: Fuego A este signo algunos astrólogos egipcios le denominan Sekheme. Según el horóscopo personalizado egipcio, los nacidos bajo el signo de Apep, son luchadores, orgullosos, fuertes, complacientes, impulsivos y pasionales. Las personas de éste signo, luchan incansablemente hasta conseguir sus objetivos, son seres que tienen un temperamento muy fuerte, y necesitan complacer a sus íntimos o amigos. A veces son impulsivos, y se enojan con mucha facilidad. En el trabajo, se dedican a dirigir, aportar ideas y se sienten capacitados para iniciar empresas o proyectos. El hombre del signo de Apep, en el amor es un tanto intolerante, no le gusta que su mujer sea la parte dominante de la pareja y conquista siendo muy apasionado y protector. La mujer de éste signo, en el amor es muy complaciente, desea que a su hombre no le falte nada, seduciendo con su fuerza de carácter y su lucha por defender lo suyo.Desea un hombre, que sea muy tierno y le agrade la vida familiar. PTAH (Del 16 de abril al 15 de mayo) Elemento: Tierra Tendencia: Positiva Colores: Verde Planeta: Venus Metal: Bronce Gema: Ágata Número: 5 Día: Viernes Símbolo: Ptah, El que abre Palabra: Yo Soy Era el más grande de los dioses de Menfis. Personificaba al Sol naciente, o más bien, a una fase, representaba al Sol cuando empieza a subir por el horizonte, o inmediatamente después de haber ascendido. El nombre de Ptah quiere decir “escultor” o “grabador”, ya que era el dios de todas las artesanías. Ptah suele estar representado como un hombre calvo con barba, vistiendo ropas estrechas, de su cuello cuelga un Menat, el símbolo de la feli
cidad, y junto con la insignia común de la soberanía y la divinidad lleva el símbolo de la estabilidad. Nacidos en Ptah: Es símbolo de fertilidad, asociado con la madre, emblema de moral y longevidad. Se le relaciona con la Venus. Es un ser que busca seguridad, tranquilidad. Es callado y se puede decir que dócil y humilde. A veces tierno y tímido, con miedo. Representa la humildad y la bondad. Se dice que las personas nacidas bajo Ptah, son alegres, populares y de rápido entendimiento. Son además, sexuales, mundanos, charlatanes y observadores, pero mal geniosos y testarudos. Se enamoran fácilmente, es algo impredecible en sus gustos, no sigue patrones porque es un enamorado del amor. Seguro de si mismo, vivaz y enérgico, se viste en forma elegante. Ellos son identificables por sus rápidos pero graciosos movimientos, además, hablan usando muy bien las palabras, aunque a veces suelen ser hirientes. Los nacidos bajo este signo, a veces son vanidosos, o engreídos. A pesar de ello son bien recibidos en altos círculos sociales, aún siendo tercos e impulsivos, pero las demás personas olvidan rápidamente esos estallidos quedando emanados por sus encantos. Para poder entenderlos bien, hay que aceptar abiertamente que ellos creen firmemente en el principio de la vida, la libertad y la lucha por ella y se manifiestan algo agresivos cuando no consiguen salirse con la suya. La mayoría de las veces, se marcha de casa siendo muy joven para empezar a trotar por la vida a su libre albedrío; ellos son aventureros y buenos administradores del dinero, aunque se les considera gastadores. Cuando se está hablando con él, hay que imitarlo e ir al grano, pues de lo contrario pierde interés la conversación para él. No importa si hay que decirle si o no, lo importante es no hacerles perder su tiempo. No se ofenderá por la franqueza que se utilice, al final se mostrará agradecido y sobre todo, el sentirá que su tiempo vale y que se tuvo en cuenta. En cuanto al amor, no le gustan los amoríos y complicados. Prefieren uno simple y para toda la vida, amantes por naturaleza del hogar y la familia. Es suspicaz y astuto y no se dejará atrapar fácilmente, a menos que le convenga. Son muy prácticos. Su planeta regente es Venus, el que le dotará de belleza y amor. Será romántico, sensible y suave en su trato. Se sentirá a gusto con personas delicadas y suaves en su trato. No soportará los bullicios ni el desorden. Será activo y muy trabajador. Tendrá siempre una actitud práctica ante los problemas de la vida. Posee una gran resistencia y perseverancia. No le interesa dominar a nadie ni tampoco permitirá que nadie maneje su vida. Su voluntad será de hierro y una vez que haya tomado una determinación nadie podrá hacerle cambiar. Será posesivo y buscará seguridad y estabilidad en las relaciones sentimentales. No soporta las mentiras, las intrigas, indecisiones ni los cambios rápidos e imprevistos. Poseerá habilidades manuales y artísticas. Nació para llevar ideas a la práctica, organizar, trabajar y hacer los sueños realidad. Su misión es brindar estabilidad a los suyos, echar raíces, mantener las costumbres y las tradiciones. Será el eje de su familia y le dará su mano a todo el que la necesite. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a controlar la terquedad, la rigidez en sus opiniones y su visión tan materialista de las cosas. Tiende a ser posesivo y absorbente con sus seres queridos, con cierta tendencia a la pereza física y los placeres desmedidos. ATUM (Del 16 de mayo al 15 de junio) Elemento: Madera Tendencia: Positiva Colores: Naranja, Dorado y Marrón Número: 5 Día: Miércoles Símbolo: Autum Gema: Cristal de Roca Flor: Gardenia Palabra de Poder: Yo Pienso Elemento: Aire El nombre de este dios primigenio puede significar en la teología heliopolitana tanto “no ser” como también “ser completamente”. Esta ambigüedad se eligió de manera consciente y hace referencia a la situación original de la creación, que se manifestaba en Atum. El fue quien surgió de las aguas primordiales, preexistentes, como singularidad y quien de si mismo creo los elementos del universo y la pluralidad de la forma de los seres. En ello surgió el espacio (aire, agua ,cielo ,tierra), se activo el tiempo cíclico y a continuación el tiempo lineal mediante la creación del mas allá. los dioses y los hombres fueron considerados como lagrimas y sudor emanados por este dios. En heliopolis, su lugar de culto, se considero al dios Atum de formas humanas y tocado con la doble corona real también como la forma vespertina del dios-sol. Nacidos en Autum: Posee la potencia de los cinco elementos dentro de sí mismo. Simboliza la sabiduría, el entendimiento más profundo, el corazón más elevado y la virtud más incorruptible. La personalidad es muy peculiar, adoran a los animales, la música movida y el baile. Los de Autum, cuando se comprometen con algo, su compromiso es total, pues ellos se entregan cien por ciento y jamás dejan una empresa a medias. Los hay muy sensuales y muchos han tenido una vida bohemia en su juventud, pues en una etapa de sus vidas, se burlan de lo convencional, de tradiciones esclavizantes y gustan dar rienda suelta a sus impulsos. Suelen dejar a los demás boquiabiertos por su osadía, lo cual nos obliga a rezar por ellos y a respirar tranquilos cuando han triunfado.Como dato interesante, ellos son los más curiosos del Zodiaco, pueden estar todo el tiempo ante la televisión, se concentran en todo aquello que les interesa, alejándose del mundo, nada los distrae. Su planeta regente es Mercurio, el regente de las comunicaciones y el intelecto, el cual le dotará de habilidades extraordinarias para comunicarse y expresar sus ideas. Le gustará conocer gente, lugares diferentes, viajar y estar en continuo movimiento. Será muy curioso y su mente necesitará de mucha información. Su actitud ante la vida será juvenil y jovial y contará con una capacidad de adaptación que le permitirá amoldarse a los cambios que enfrente. Puede que su actitud sea bastante ingenua y hasta infantil en las relaciones humanas y por eso se verá enredado en problemas o relaciones complejas. Su mente siempre concebirá ideas y soluciones que nadie hubiera pensado. Será muy suspicaz. Amará la libertad y deseará vivir en un cambio constante ya que se aburre con facilidad de la gente, pero podrá llegar a ser muy dependiente de aquellos que admire o ame. Disfrutará de la compañía de sus mejores amigos, con los cuales pueda intercambiar ideas y conocimientos. Siempre tendrá una gran necesidad de hablar y comentar lo que le está pasando. Se verás atraído por los viajes a lugares diferentes y novedosos. El amor llegará a su vida primero por la mente y después descenderá a su corazón. Será seductor y estará siempre listo para la conquista. Para enamorarse necesita admirar a su pareja, que se estimulen su curiosidad y su fantasía, a veces esto le puede alejar de la realidad llevándole a vivir decepciones. Sus estados anímicos y su humor tenderán a ser cambiantes, por eso le conviene la pareja de carácter fuerte para que le contenga. Nació para estudiar, escribir, aprender y comunicar. Su misión principal es recibir y dar información tanto oral como escrita. Podrá conectar a la gente entre sí, propiciando negocios y creando equipos de trabajo. Para evolucionar necesita aprender a dominar la impaciencia, ansiedad y nerviosismo que a veces no le permiten finalizar adecuadamente sus planes. Deberá aprender a ser más perseverante y menos influenciable, ser más reservado con sus proyectos, concretar y mantener su mente objetiva en sus deseos. Evitar involucrarse en chismes y discusiones. ISIS (Del 16 de junio al 15 de julio) Elemento: Agua Tendencia: Positiva Color: Blanco Planeta: Luna Número: 2 Metal: Plata Gema: Ópalo, jade, perla Día: Lunes Símbolo: trono, escalón Flor: Ibis Palabra de Poder: Yo Puedo La diosa antropomorfa Isis, que se representaba con el jeroglífico del trono o con cuernos de vaca y un disco solar entre ellos( Isis-Hathor), representaba al poder real que había recibido como esposa
de Osiris y que había reencarnado al dar a luz a su hijo Horus. Vinculaba así “las dos orillas” y simultáneamente era la diosa de la maternidad y de la muerte. Aunque originalmente no disponía de un lugar de culto propicio, se le rindió culto en todo el país en relación con su esposo Osiris. Un rasgo esencial de Isis era que disponía de poderes mágicos especiales. En el periodo grecorromano jugo un papel que lo trascendía todo y fue adorada en todo el imperio romano. Su culto en la isla de Filae se puede documentar como todavía existente en el siglo VI d.c. Nacidos en Isis: Posee sagacidad y astucia, prevención y destreza. Es temido, de pocos amigos. Ha sido símbolo de la inteligencia y la sabiduría. Isis es considerada la patrona de las artes, pues ella hará aflorar todo lo que encuentra de creativo en la naturaleza, así como en lo artístico y lo imaginativo, es sin duda, la que lleva la delantera. Los nacidos bajo Isis, gustan de la armonía, la coexistencia y el entendimiento para con los demás, lo cual hace que sus enemigos se mantengan menos belicosos. De todas formas, esta actitud es ensombrecida un poco por el pesimismo y la lentitud. Es el signo más femenino y de buen gusto. Se le considera buen samaritano, algo retraído y tímido. Ellos perdonan con facilidad, son comprensivos con las faltas ajenas, aunque no soportan las cosas muy estrictas ni tan disciplinadas.Aman la naturaleza, gustan de los niños y los animales, siendo dedicados a sus responsabilidades, pero no soportan las presiones y son cambiantes de ánimo. Aunque son pacíficos y de suaves maneras, cuando se encuentran amenazados son capaces de pelear con determinación y firmeza, aunque les resulta más fácil poner mala cara que entablar la discusión frente a frente. Cuando usted no tenga a donde ir o sus bolsillos estén vacíos, de seguro un Isis no lo rechazará, ya que ellos son de buen corazón y son bondadosos; al menos le brindará comida, techo y ropa. Quizá por tan buenas cualidades son tan beneficiados por la buena suerte, ya que muchas veces heredan fortunas por testamentos y hasta el más pobre de los nacidos en este signo, siempre recibirá regalos o algo material de algún familiar o amigo. Si alguno cae, será sobre un cojín, nunca al suelo. Una persona nacida bajo este signo, será romántica y una cena bajo la influencia de la Luna, unas velas encendidas y música suave, será el paraíso. El signo expresa de la forma más vistosa las características femeninas de la maternidad. Simboliza, igualmente, las aguas originales, las aguas-maternas. Isis es particularmente prolífico; vive bajo un caparazón como los gérmenes, huevos, fetos y brotes, esbozo y prefiguración de la vida que va a renacer (concha, matriz, costra, envoltura); y también anda hacia atrás, símbolo de un retorno, de un reflujo hacia el pasado. El planeta regente es la Luna, que ha estado desde siempre simbólicamente ligada a la naturaleza y a todo aquello que pertenece al seno materno. Isis es, por esto, el signo asociado a la gestación, a la madre, al agua original, a la leche materna, al útero y, en consecuencia, a la casa, al hogar como refugio, como lugar protector. Representa los orígenes, las relaciones con la madre, el calor del hogar, la patria.Isis simboliza los valores de reproducción como el dios egipcio Anubis, símbolo del instinto de la conservación de la vida, protectora de las aguas, de la vegetación y de la maternidad. RA (Del 16 de julio al 15 de agosto) Elemento: Fuego Tendencia: Positiva Planeta: Sol Color: Dorado Número: 1 Día: Domingo Símbolo: El Sol Gema: Topacio Flor: Girasol Piedra: Ojo de Tigre Metal: Oro Palabra de Poder: Yo Reino Dios solar, concebido como espíritu puro, se le consideraba la divinidad que no podía representarse por carecer de todo tipo de materia, muchas veces se asimiló con otros dioses como Amón y Horus, esta identificación representó para Ra, la materialización de su espíritu, para convertirse en un dios representable que en la barca diurna recorría el cielo superior, mientras que con la barca nocturna lo hacia por el cielo inferior, donde tenía que enfrentarse a terribles monstruos que siempre eran vencidos. Era representado en forma de Sol y cuando otro deidad representaba a Ra en alguna de sus formas o expresiones, se le colocaba el disco solar sobre la cabeza, símbolo de su identidad con este dios. Nacidos en Ra: Representa la velocidad y la gracia del movimiento. Gran coordinación, belleza y nobleza. Tiene un porte elegante y un andar garboso. Es dócil, amigable y muy fiel. Símbolo de la solidaridad y la colaboración. Suspicaz y astuto.Hay dos tipos distintos de Ra: los rápidos y charlatanes y los solemnes y observadores, con una aguda visión. Ambos son distintos de tratar y se jactan de ser pulcros, precisos, organizados, decididos, honrados, alertas y objetivos. Su espíritu crítico puede llegar a la hostilidad, de manera que pedirle una opinión franca y sin tapujos conlleva oír comentarios difíciles de olvidar. A ellos les encanta discutir, demostrar lo bien enterados que están sobre algún asunto, llegando a ser despiadados con los demás. Pero también cuando los molestan, se ponen insoportables, pues no tienen el molde de ser diplomáticos y el tacto exige delicadeza y control en un momento dado. Los nacidos bajo Ra, tienen una personalidad imponente y gustan de ser el centro de las miradas del público. El Ra es muy divertido y jamás dejará pasar una oportunidad sin relatar sus aventuras y logros, cosa fácil para él, pues es capaz de hablar de cualquier tema. Enfrascarse en alguna polémica con él, sería demoledor. En cuanto a la parte económica, los Ra son buenos ganadores de dinero, llevan las finanzas y son los guardianes de la caja fuerte y todo cuanto pase por sus manos será presupuestado y eso incluye el tiempo de él, el de usted, el de la compañía y el de todo el mundo. Con sus muchas condiciones administrativas y su pasión por el trabajo, el joven Ra tendrá éxito en la vida, pues su aplomo en las tareas y su tesón le garantizará el éxito. Una familia grande será lo ideal para el Ra, pues el necesita que lo estimulen y le alaben sus cualidades Su planeta regente es el Sol, el cual le dotará de un gran orgullo personal, autoridad y vitalidad. Será un hombre noble, que actuará siempre de frente y con franqueza. Poseerá una gran seguridad personal y sobresaldrá con facilidad. Asumirá la posición de líder en cualquier área en que se desenvuelva. Llevará su vida con mucha intensidad, expresando sus emociones ampliamente. No soportará la soledad, buscando siempre que se le preste atención a todo lo que haga. Será muy creativo y siempre pondrá un toque personal a sus cosas. Compartirá sus logros con todos los que le rodeen y su generosidad no tendrá límites. La gente disfrutará el estar a su lado por su sentido del humor y su gran carácter. A veces será víctima de envidias y críticas. En el amor necesitará un compañero/a la cual admire por sus cualidades personales. Requerirá que sea diferente, inteligente, con poder de decisión y que sobresalga de alguna forma. Siente que merece lo mejor y lo buscará hasta encontrarlo. Le gusta la seducción y los juegos del amor, pero cuando se enamora es muy leal. Será muy ambicioso ya que tiene mentalidad de triunfador. Nació para ocupar puestos de importancia, e influyentes. Su imagen y sus palabras convencerán a otros con mucha facilidad y podrá ser guía de muchos. Podrá dirigir, imponer justicia y comunicar con soltura. Enseñará a otros con su ejemplo a amar y a luchar por sus objetivos. Su misión es mostrar al mundo que el amor verdadero comienza por uno mismo, su actitud positiva, alegre y objetiva será lo que le ayude a lograr sus propósitos.Para evolucionar su espíritu necesita controlar la vanidad personal, el egoísmo y la tendencia a dramatizar todo. A no depender tanto de la aprobación de los demás. Evitar actitudes arrogantes y de ostentación. OSIRIS 16 de octubre al 15 de noviembre Elemento: Agua Planeta: Plutón Tendencia: Positiva Colores: Negro y ver
de Número: 8 Día: Martes Símbolo: Pilar Djed Gema: Topacio Amarillo Flor: Crisantemo Piedra: Obsidiana Palabra de Poder: Yo Deseo Hijo de los dioses de la Tierra y el Cielo, Gheb y Nut, Osiris se convirtió en el dios del Amenti (Más Allá) y en este aspecto gozó de gran popularidad, siendo tanto ésta que reemplazó al mismo Anubis en el ritual de pesaje de corazones y juicio de almas. Se le representaba con cabeza de toro, algunas veces con cabeza de ave, etc, con el cetro y el látigo entre las manos y la corona sobre su cabeza. Algunas veces el rito de Osiris se extendía de manera tal que incluso en ciertas regiones se le llegó a considerar un dios agrario y patrono de los labradores de tierra. Nacidos en Osiris: Se le considera de gran honorabilidad y muy sobresaliente. Representa liderazgo y autoridad, por su postura y entereza. Posee seguridad en sí mismo, defiende su territorio valientemente y es capaz de dirigir a los demás.Una persona del signo Osiris, es sincera, inteligente y directa. Posee un gran sentimiento de lealtad y son de jugar limpio y con justicia. Estos nativos suelen ser animosos y atractivos, además de sexuales. Generalmente el Osiris se lleva bien con los demás, porque no es demasiado exigente. En ocasiones ellos protegerán más de lo ajeno que lo de ellos y jamás ignorarán un pedido de auxilio. Son muy apegados, por lo que aún estando al lado de una pareja que no sea la ideal para ellos, ahí estarán, fiel a su lado. Un hijo Osiris no abandona su casa fácilmente, a no ser por algo grande, y es difícil que se encolerice personalmente contra alguien; puede que te llame la atención, pero con cautela y sin odio. Ellos pueden ser algo explosivos en un segundo pero con la misma rapidez se tranquilizan.Su planeta regente es Plutón el cual le dotará de una gran energía que lo volverá invencible. Será una persona intensa, fogosa, pasional y extremista. No le gustarán las situaciones a medias e indefinidas. Vivirá cada momento con mucha intensidad y sus emociones serán profundas y duraderas. Contará con una fuerte intuición que le permitirá percibir los resultados antes de que ocurran; también podrá descubrir mentiras y situaciones ocultas a su alrededor. Será muy directo con sus opiniones, no temerá decir la verdad en el momento adecuado. Se brindará por completo a la persona que ame y esperará la misma respuesta. Cuando sufra alguna decepción corta por completo con la persona. Contará con un caudal de energía que le llevará a estar en acción constante. Podrá perder la paciencia con facilidad y sus enojos serán temibles. A lo largo de su vida, vivirá crisis profundas que le harán cambiar su rumbo por completo, pero renacerá con más fuerzas y tenacidad. En el amor será pasional y posesivo. Buscará un compañero/a fuerte, decidida, con iniciativas propias y a la vez que sea femenina y/o masculina, y sensual. Necesitará que su relación sea continúa, a todas horas. No soportará las esperas, indiferencia o indecisiones. Sus celos pueden llegar a ser desmedidos, perdiendo a veces el control, llevándole a vivir situaciones tensas. Cuando ama lo hace sin limites y necesita la misma repuesta. Nació para dirigir, crear, investigar y curar. Sus ideas fijas y su perseverancia le vuelven líder en cualquier lugar donde se desenvuelva. Una de sus misiones es proteger a otros, enseñar con valentía y coraje a vivir el amor con toda intensidad. Tendrá la capacidad para descubrir secretos, investigar temas profundos, sanar a otras personas y regenerar su entorno. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a controlar la agresividad, la ansiedad, intolerancia y la tendencia a ser vengativo. Evitar las actitudes extremistas e inflexibles, el querer manipular a otros y la tendencia al egoísmo y la destrucción. HATOR (Del 16 de noviembre al 15 de diciembre) Planeta: Júpiter Símbolo: Hator Palabra de poder: Yo veo Simbología: Defensora y protectora de las mujeres, del amor y del placer. Color: Azul Turquesa Los hijos de Hator desprenden una gran sensualidad y una considerable capacidad de amar. Además, una permanente jovialidad y la alegría son una constante en las personas nacidas bajo el signo de la vaca sagrada. Casi siempre están felices, mas basta que surja el menor de los problemas para que se sientan desgraciados. Por eso, deben aprender a convivir mejor con la realidad y con los distintos hechos que marcan la vida. Cuando comprenden que la alegría es también necesaria en los malos momentos, los protegidos de la diosa Hator alcanzan la felicidad plena.Son personas que les gusta estar en movimiento, por eso participan en viajes e intentan mantener una vida social intensa. Pueden llegar a tener conductas bastante infantiles y espontáneas, ronzando incluso la ingenuidad. Nacieron Para: Conquistar nuevos horizontes, descubrir, viajar, conectar y relacionar a personas diferentes. Aprender y enseñar. Su misión es enseñar a otros a tener una mente positiva, ser optimista, alegre y defender las causas justas imponiendo la justicia. Su entusiasmo y acción serán contagiosos. Para evolucionar, su espíritu necesita aprender a dominar la impaciencia y la ansiedad. Deberán incorporar actitudes más maduras y evitar ser influenciable. Aprender a asumir responsabilidades y cumplir con ellas, no dejando las cosas al azar. Evitar la postergación, ser más realistas y no exagerar. Amor: Para enamorarse necesitarán un compañero/a dinámico/a que estimule su curiosidad y ansias de conocimiento. Que sea alegre y capaz de compartir sus aventuras y diversiones. Les encanta la conquista y la seducción, y a lo largo de su vida vivirán muchos romances. Para que le dure el amor, su pareja deberá ser fuerte, activa y que siempre les esté estimulando. ANUBIS (Del 16 de diciembre al 15 de enero) Planeta: Saturno Elemento: Tierra Color: Azul Oscuro Número: 4 Día: Sábado Símbolo: Anubis El Chacal Gema: Onix Flor: Pasionaria Palabra de Poder: Yo Uso Según el horóscopo personalizado egipcio, las personas nacidas bajo el signo de Anubis, son líderes, responsables, energéticas y celosas.Estos seres nacieron para liderar su círculo social o el ambiente laboral. Ellos se sienten muy responsables con su familia y por eso, son solidarios con ella. En el campo laboral, los del signo de Anubis, se ocuparán de cargos elevados como jefe de alguna empresa o se inclinarán por el arte, como diseñador.A ellos les gusta la perfección y tratarán de no equivocarse en lo que hacen. En el amor, según el horóscopo personalizado egipcio, los hombres son emocionales y afectuosos. Ellos buscarán una relación estable, pero siempre pasarán por varios amores, hasta encontrar el verdadero.Las mujeres nacidas bajo el signo de Anubis, son apasionadas y celosas.Se entregan totalmente a su pareja y no tiene ninguna complicación en mostrar lo que sienten. Muchas veces sus celos traerán problemas en la pareja y nunca perdonarían una infidelida MAAT del 16 de Septiembre al 15 de Octubre Planeta: Venus Elemento: Aire Color: Rosado Número: 6 Día: Viernes Símbolo: Maat, La Justicia, Balanza Gema: Jaspe Rosado Flor: Rosa Metal: Cobre Según el horóscopo personalizado egipcio, los nacidos bajo el signo de Maat, son astutos, hábiles, oñadores, orgullosos, tranquilos, encantadores y tímidos. Las personas nacidas bajo éste signo, son muy hábiles para los negocios, su orgullo supera todo los esquemas. Son tranquilos a la hora de tomar decisiones y les gusta soñar todo el tiempo. En el trabajo son bastante astutos, y se dedican a manejar empresas que requieran de su habilidad e inteligencia. El hombre nacido del signo de Maat, en el amor, es muy hábil para seducir a una mujer y lo hace con su encanto y paciencia. Desea una mujer que sea tan soñadora como él y que posea un temperamento fuerte, además de su feminidad y distinción. La mujer, en el amor, es bastante tímida, muy delicada y seduce con su sencillez y belleza. Necesita un hombre que sea muy tranquilo, que la contenga en momentos difíciles y que se dedique por entero a ella. Horus 16 de agosto al 15 de septiembre Planeta: Mercu
rio Color: Marrón Número: 5 Día: Miércoles Símbolo: El Halcón, Horus Gema: Turmalina Flor: Lirio Elemento: Tierra Metal: Mercurio De acuerdo al horóscopo personalizado egipcio, los nacidos bajo el signo de Horus, son trabajadores, sinceros, generosos, gastadores, exigentes y apasionados. Los del signo de Horus, son personas muy luchadoras y trabajan con todo su esfuerzo. Son seres generosos con sus amistades y seres queridos y se exigen demasiado consigo mismos. En el plano laboral, se desempeñan en puestos de trabajo en donde requieran de su esfuerzo y dedicación inclinándose por la medicina o la investigación científica. El hombre del signo de Horus, en el amor es muy apasionado y demasiado generoso con su pareja hasta tal punto que llega a malgastar su dinero.Necesita una mujer que sea muy intelectual, culta y le brinde la protección que tanto necesita. En el amor, la mujer de éste signo, es bastante sincera con su amor y conquista con su dulzura y frescura. Necesita un hombre que la trate con delicadeza y la mime siempre.

 

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA MAGIA DE LUZ Y AMULETOS EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069

LAS IMÁGENES SON DE INTERNET SI ALGUIEN CONSIDERA QUE TIENE DERECHO DE AUTOR SOLO TIENE QUE COMUNICÁRMELO Y LAS QUITO.

 

 

 

SIGNOS EGIPCIOS

SIGNOS EGIPCIOS


Los egipcios los signos son cada uno de los doce dioses que gobernaron durante parte del año . Se cree que cada uno de estos dioses influyen en el destino y el carácter de los que nacen en cada periodo correspondiente a un año de signos.
Las Señales
• Anubis, el dios de la muerte ( diciembre 16-enero 15 . ) .
Conocer el valor de la lucha y la batalla en sí , el aprovechamiento de su potencial intelectual para lograr el éxito .
• Bastet : Diosa del Placer , Dance ( enero 16 a febrero 15 . ) .
Altruista , con un excelente estado de ánimo y los regalos especiales que pueden variar con cada uno.
• Taweret : La diosa del nacimiento y la fertilidad ( 16 febrero-15 marzo ) .
Tiene varios nombres incluyendo Apet y Opet . Personalidades que poseen son una gran intuición , constantemente confundido con premonición.
• Sekhmet : Diosa de la Guerra y Batalla (16 de marzo 15 de abril. ) .
Son personas que tienen un poder de atracción e importancia entre la gente, que cautiva con su estilo único.
• Ptah , El Dios de Artistas y Artesanos y el inventor de las artes (16 de abril 15 de mayo. ) .
Se suele representar por una persona momificada sosteniendo un cetro con los emblemas de la omnipotencia , la vida y la estabilidad. Son personas que parecen vivir infelices con ellos mismos y con todo lo que implica y rodea .


• Toth, El Dios de la Escritura (16 de mayo 15 de junio. ) .
Son personalidades muy energéticos que parecen siempre tener la necesidad de estar en movimiento para tranquilizar .
• Isis : Diosa de la magia (16 de junio 15 de julio. ) .
Son fuertes personalidades con múltiples cualidades, el principal es la preocupación real por los seres que los rodean, un regalo para los fenómenos paranormales .
• Ra: El Dios Sol , el Rey de los Cielos ( julio 16 hasta agosto 15 . ) .
Tiene varios nombres, tales como Re y Phra .
Ra tiene la sabiduría y la fuerza que gobierna la Tierra y el Universo. En consecuencia , la fuerza de los impactos que se rigen y envidia a los demás. Fluid atrae bueno para ti y los que te rodean por estar dotado de gran poder carismático .
• Neith : La diosa de la caza – sales de protección (16 de agosto 15 de septiembre. ) .
Personalidades son profesionales con un sentido exacto de la justicia y la seguridad , la adopción de la practicidad en todo lo que implica , o es emocionalmente.
• Maat : Diosa de las legislaciones – la Verdad y la Justicia (16 de septiembre 15 de octubre. ) .
Son personalidades que siempre están rodeados de otras personas, porque parece que necesitan la armonía que implica una relación con su pareja , haciendo hincapié en su dependencia.
• Osiris : Dios del Inframundo ( 16 octubre-15 noviembre ). .
Personalidades están dotados de carácter muy rígido y obstinado , precisamente porque tienen una comprensión efectiva del valor real de sus sentimientos y los sentimientos de los demás .
• Hathor : diosa del amor y del placer (16 de noviembre 15 de diciembre. ) .
Son personas que tienen un gran sentido de la sensualidad y la confianza en sí mismo.

 

SI TE GUSTO ESTE ARTICULO PON UN ME GUSTA

SIGUEME EN FACEBOOK  PAGINA EL GRIAL DEL TAROT

SI TIENES DUDAS DE AMOR, TRABAJO O QUIERES CONTACTAR A NIVEL ESPIRITUAL

NO TE OLVIDES ME PUEDES CONSULTAR : 696422736 – 925536069